Anhedonia: Síntomas, Causas y Tratamientos

La anhedonia es el bloqueo de la capacidad de recompensa ante estímulos habitualmente reforzantes y la pérdida del interés o placer en todas o casi todas las actividades.

Ambas definiciones hacen referencia a lo mismo: la perdida de la capacidad de experimentar placer. Este término fue acuñado por Ribot en el año 1897.

anhedonia

Así pues, una persona que sufre anhedonia ve reducida su capacidad para disfrutar de las cosas de su entorno.

Es muy frecuente confundir este problema con una depresión, ya que la persona se muestra sin ganas de hacer cosas, cuando las hace las hace sin apetencia, y nunca parece tener ningún tipo de motivación ni se muestra contenta o feliz.

Sin embargo, a pesar de que la anhedonia suele ser un síntoma presente en las depresiones, (una persona con depresión puede perder su capacidad para experimentar placer), el hecho de sufrir anhedonia por sí mismo no implica sufrir una depresión.

Características de la anhedonia

Es importante delimitar que la anhedonia se caracteriza por la incapacidad de experimentar placer, nada más.

Del mismo modo, es importante diferenciar la anhedonia de la falta de motivación (apatía).

hombre negro triste

La apatía se caracteriza por la falta de voluntad o interés por las actividades diarias y de ocio. La pérdida de interés sobre estas actividades la marca una ausencia total de motivación.

Una persona que sufre anhedonia también puede mostrar poco interés por actividades de ocio (aparentemente placenteras) pero el motivo que le lleva a perder el interés en ellas es saber que no experimentará ningún placer en realizarlas.

Al no experimentar ningún placer en nada, es comprensible que la persona con anhedonia opte por quedarse inactiva en vez de realizar actividades.

Si lo pensamos bien… ¿Irías al cine si cuando estuvieras ahí no experimentaras ningún tipo de placer? ¿Quedarías con los amigos si no lo pudieras disfrutar?

Estos pueden ser los pensamientos de una persona con anhedonia, por lo que es muy probable que también se muestre apática y sin ninguna motivación, pero su problema principal seguirá siendo la incapacidad de experimentar placer.

Dicho de otra forma: la pérdida de motivación suele ser una consecuencia de la anhedonia.

Para seguir delimitando bien el término de anhedonia, debemos formularnos otra pregunta:

¿Una persona que no experimente placer en varias actividades pero tenga algunas que sí disfrute se libra de sufrir anhedonia? La respuesta es no, ya que existen distintos tipologías de anhedonia.

Por una parte tendríamos la anhedonia total (la que hemos explicado hasta ahora), la cual, aparte de ser el tipo de anhedonia más grave, se caracteriza por perder la capacidad de experimentar placer en absolutamente todos los ámbitos de la vida, y en todas las actividades.

Sin embargo, existen lo que podríamos denominar “anhedonias parciales“, es decir, incapacidad de experimentar placer en algunas actividades o en algunos aspectos concretos.

Entre ellas, encontramos la anhedonia social, cuando la persona no disfruta del contacto con los demás y es totalmente incapaz de experimentar placer cuando se relaciona con gente.

En estos casos, la persona opta por evitar los contactos sociales y se va aislando socialmente.

También existen anhedonias sexuales, donde se pierde el placer por las actividades amatorias, anhedonias en el apetito, en las que se pierde el interés por la comida, o anhedonia en actividades de ocio y situaciones que anteriormente resultaban placenteras para la persona.

Así pues, en la anhedonia existen grados. Hay gente que puede sufrir una incapacidad total de disfrutar de cualquier cosa, y hay gente que sufre un descenso de disfrute por algunas actividades.

No obstante, siempre que se presencie una alteración en la capacidad de experimentar placer en una persona, estamos ante un caso (de mayor o menor gravedad) de anhedonia.

Síntomas de la anhedonia

niña pequeña triste

La anhedonia no se considera hoy en día una enfermedad en sí, sino un síntoma que puede aparecer en distintas enfermedad mentales.

No obstante, hay una serie de características que se pueden asociar a la anhedonia y existen una serie de síntomas que pueden aparecer junto a ella.

Con el objetivo de delimitar un poco mejor el concepto de anhedonia, a continuación comentaré algunos de los que son, a mi parecer, más relevantes.

  1. Incapacidad para experimentar placer: como hemos dicho, esta sería la definición de anhedonia, por lo que es el síntoma principal que aparece cuando nos referiremos a esta problemática psicológica.

  2. Pérdida de interés: al no ser capaces de experimentar placer con las actividades, las personas con anhedonia pierden el interés en ellas.

  3. Inactividad: la incapacidad para experimentar placer en las actividades produce una disminución de la actividad de la persona.

  4. Disminución de la expresividad: la personas con anhedonia suelen tener dificultades para expresar emociones positivas como el entusiasmo o la felicidad.

  5. Cambios de apetito: pueden producirse alteraciones en el apetito y la ingesta debido a la incapacidad de experimentar placer cuando comen.

  6. Aislamiento: las personas con anhedonia suelen separarse de su círculo social ya que no disfrutan de sus relaciones personales ni de las actividades sociales.

  7. Problemas sexuales: la pérdida de interés y la incapacidad de disfrutar de las actividades sexuales puede ir acompañada de otras problemáticas como la disfunción eréctil.

  8. Ausencia de energía: la personas con anhedonia puede ver disminuida su capacidad para hacer cosas y cansarse más fácilmente.

  9. Falta de atención: personas con esta problemática pueden mostrarse menos activas, menos atentas y con problemas para prestar atención y concentrarse.

  10. Malestar generalizado: la anhedonia puede producir una sensación global de malestar.

Diagnóstico de la anhedonia

mujer asiática triste

Según investigadores, parece que la anhedonia es causada por una alteración en el sistema de recompensa del cerebro.

El sistema de recompensa sería como “una red de neuronas” dentro de nuestro cerebro, la cual cumple la función de producir sensaciones de placer.

Por ejemplo: cuando realizamos una actividad que nos gusta, comemos cuando tenemos hambre o bebemos cuando estamos sedientos, el sistema de recompensa de nuestro cerebro se activa, e inmediatamente experimentamos la sensación de placer.

Este sistema de recompensa de nuestro cerebro funciona con el neurotransmisor dopamina (una sustancia química que modula la actividad de nuestro cerebro), por lo que las investigaciones sobre la aparición de la anhedonia se centra en posibles alteraciones de estas sustancia.

No obstante, hoy en día no se ha encontrado ningún mecanismo para detectar este fenómeno de forma clara en el cerebro de las personas que sufren anhedonia, por lo que el diagnóstico de esta problemática sigue siendo puramente clínico.

Para poder diagnosticar anhedonia, un profesional de salud mental debe evaluar la capacidad real que tiene el paciente para experimentar placer, examinando las relaciones personales del paciente, su actividad diaria, sus pensamientos y su comportamiento.

Trastornos relacionados con la anhedonia

chico con gorra triste

La incapacidad para experimentar placer es un síntoma que suele estar muy presente en una serie de trastorno mentales.

No todos los casos de anhedonia están relacionadas con una de estas enfermedades, sin embargo, la incapacidad de experimentar placer cobra especial importancia en estos contextos.

Vayamos a ver cuáles son:

Depresión

La depresión es la psicopatología en la que más frecuentemente aparece la anhedonia, de hecho, en estos casos la anhedonia constituye un síntoma importante de la sintomatología depresiva.

La depresión se caracteriza por la presencia de un estado de ánimo decaído y la disminución de hacer cosas, por lo que la capacidad de disfrutar en esas situaciones suele ser compleja.

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar se caracteriza por sufrir episodios depresivos seguidos de episodios maníacos, los cuales serían todo lo contrario a la depresión: el estado de ánimo se eleva por encima de lo normal y la actividad es mucho mayor.

La personas con trastorno bipolar puede sufrir anhedonia en sus episodios depresivos, presentándose de forma similar a la depresión unipolar.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno psicótico en el que aparecen síntomas como los delirios, las alucinaciones, el comportamiento desorganizado o el aumento de la velocidad del habla (síntomas positivos).

Sin embargo, junto a estos síntomas también aparecen síntomas opuestos como el empobrecimiento del lenguaje, la apatía, la pérdida de energía, y evidentemente la anhedonia (síntomas negativos).

Adicción a sustancias

La adicción a ciertas sustancias también puede provocar anhedonia.

De todas las sustancias, la cocaína es la que suele causar un mayor número de casos, debido a la alteración directa que realiza sobre la dopamina y sobre el sistema de recompensa de nuestro cerebro.

Causas de la anhedonia

mujer apagada

Como hemos comentado anteriormente, el origen de la anhedonia parece estar en el funcionamiento de la dopamina, especialmente en su participación dentro del sistema de recompensa del cerebro.

Parece bastante claro que perder la capacidad de experimentar placer tiene que estar relacionado con esas zonas del cerebro que se encargan de “generar” esa sensación.

Como acabamos de ver, hay ciertas enfermedades mentales que pueden causar esta disfunción en el cerebro y producir anhedonia.

Sin embargo, no todos los casos de anhedonia tienen que estar directamente relacionados con una de estas psicopatologías.

Así pues, independientemente de estas enfermedades, ¿cuáles son las causas y cuáles son los mecanismos que tiene que hacer nuestro cerebro para padecer anhedonia?

Como suele ser habitual entre las enfermedades mentales, debido a su complejidad, hoy en días todavía no se ha descubierto una explicación universal a esta pregunta, sin embargo sí que hay ciertos aspectos que parecen ser importantes.

1. El hecho de sentirse culpable de ser feliz cuando otras personas no lo son y padecen situaciones estresantes como sufrir hambre o dolor, puede ser un factor involucrado en la aparición de la anhedonia.

2. Haber sufrido represión para expresar emociones de pequeño puede predisponer a sufrir anhedonia. Por ejemplo, haber recibido un estilo educativo que impida expresar emociones positivas como alegría o humor, enfatizando en un modo serio e inexpresivo de comportarse.

3. Experimentar habitualmente sentimientos de culpa, ansiedad sexual, tener una personalidad regida por la necesidad de éxito o reconocimiento puede ayudar a distorsionar los pensamientos y los sentimientos acerca del placer.

4. Haber sufrido eventos traumáticos durante la infancia puede empobrecer la capacidad para experimentar placer.

Estos cuatro aspectos no crean ni mucho menos la anhedonia por sí solos, pero sí que son factores que pueden hacer que construyamos una personalidad con dificultades o distorsiones respecto al placer y el disfrute, hecho que podría desembocar (o no) en anhedonia.

¿Se puede curar?

mujer vestida de azul

Sí, la anhedonia se puede curar, o por lo menos mejorar.

Cuando el origen es uno de los trastorno mentales que hemos comentado (depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar y adicción a sustancias), la anhedonia suele mejorar a través del tratamiento de la enfermedad de base.

Así mismo, la anhedonia se puede tratar con farmacología, los antidepresivos suelen ayudar a remitir este problema.

Sin embargo, normalmente, sobreponerse a la anhedonia implica algo más que realizar un tratamiento farmacológico.

Aprender a reconocer y experimentar tus propias emociones negativas suele ser beneficioso. Puedes destinar un rato cada día a imaginar situaciones que te hacen experimentar emociones determinadas. Al sentir emociones negativas valorarás más las positivas.

Así mismo, es de vital importancia que te obligues a ti mismo a realizar actividades. Si te quedas todo el día en la cama no superarás nunca la anhedonia. Queda con amigos, sal a pasear, haz ejercicio… Aunque no disfrutes con ello ahora, llegará un día que sí lo harás.

Para poder hacer estas acciones más fácilmente te puedes beneficiar de la psicoterapia.

Referencias

  1. Barlow D. and Nathan, P. (2010) The Oxford Handbook of Clinical Psychology. Oxford University Press.
  2. Caballo, V.(2011) Manual de psicopatologia y trastornos psicológicos. Madrid: Ed. Piramide.
  3. Michael J. Aminoff … [et al.]( 2008). Neuropsychology and behavioral neurology [Recurs electrònic] / edited by ISBN 9780444518972 Publicació Amsterdam : Academic Press.
  4. TAYLOR, S. (2007). Psicología de la Salud. Madrid: McGraw-Hill.
  5. http://www.netdoctor.es/articulo/anhedonia-falta-apetencia.
  6. http://www.beyondanxietyanddepression.com/social-anxiety/
  7. http://www.healthy-holistic-living.com/anhedonia.html.

4 Comentarios

  1. Hola Marcel. Soy anhedónica diagnosticada hace años, producto de un schock post traumático. Puedo decir que tener anhedonia implica un sube y baja emocional cuando tratas de salir de ella. No es sencillo y no se aún si es factible recuperar la emocionalidad sana Lo que si me ha sucedido luego de muuucho trabajo interno, es recuperar la capacidad de sentir algo de empatía. No es profunda pero a veces logro ser empática aunque de manera superficial. Y eso es parte: Que al perder la capacidad de sentir placer y por consiguiente el interés, entonces termimas perdiendo la capacidad de empatizar porque no hay algo que te estimule realmente. Incluso el placer básico y natural de ayudar se pierde cuando la anhedonia es severa.
    A mi me ha ayudado la actividad física (casi obligarme a hacerlo hasta que al fin lo hago porque quiero) por ejemplo, nadar. También ir a lugares y fotografiar pues era algo que antes me gustaba mucho y ahora trato de enlazarme con eso. También trato de hacer contacto social. No me motiva eso realmente pero trato. No es simplemente “fingirlo”, es tratar de empatizar con eso de relacionarme con personas.
    En fin, para quienes lo tenemos el mensaje es no dejarse arrastrar por la anhedonia y darle batalla porque poco a poco se logran pequeños pero gratificantes logros.
    besos

  2. Hola, muy buen artículo, muy informativo. Una pregunta, ¿qué tan confiable es la Escala Revisada para la Anhedonia Social de Chapman?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here