Autoconfianza: 10 Formas de Ganar Confianza en uno Mismo

La autoconfianza o confianza en uno mismo es de extremada importancia en casi todos los aspectos de nuestras vidas pero, aun así, muchas personas encuentran problemático encontrar la confianza necesaria en sí mismos.

Por desgracia, se trata de un círculo vicioso: las personas con una baja autoconfianza tienden a encontrar extremadamente difícil mejorarla (obviamente, porque carecen de la confianza en sí mismos para considerar que pueden convertirse en personas de éxito y alta confianza en si mismos).

Autoconfianza

Una buena noticia: la autoconfianza puede ser construida, entrenada y trabajada.

Lo más seguro para convertirnos en personas de mérito y valor es confiar en nosotros mismos” (Miguel Ángel).

¿Qué es la autoconfianza confianza en uno mismo?

Según Antonio Estanqueiro, licenciado en Filosofía y autor de un conocido libro acerca de comunicación interpersonal, la autoconfianza es señal de autoestima y base de la motivación, es una actitud que ejerce una influencia positiva en el desarrollo personal y en la relación con los otros1.

El autor defiende que el grado de éxito de una persona es proporcional a la fuerza con la que ésta cree en sí misma y en sus capacidades.

Una persona sin autoconfianza es una persona que se pone límites a sí misma, una persona que conduce siempre con los frenos pisados.

El temor al fracaso y la falta de perseverancia ante las dificultades son ingredientes que siempre van de la mano de una baja autoconfianza.

En conclusión, poseer una potente autoconfianza es de extremada importancia para alcanzar una vida satisfactoria en la que nos sintamos a gusto con nuestros logros. ¿Por qué a gusto?

Porque sabremos que, lo que hemos alcanzado en nuestras vidas, es el fruto de nuestra insaciable ansia de superación y esfuerzo diario por querernos a nosotros mismos y amar aquello que hacemos.

¿Cómo es una persona con autoconfianza?

Steve Jobs confiado

Las personas que confían en sí mismas inspiran confianza en los demás: su audiencia, sus compañeros, sus jefes, sus clientes, sus amigos y su familia. Ganar la confianza de los demás es una de las claves a través de las cuales una persona con una alta autoconfianza consigue éxito en su vida.

Las personas que tienen una férrea confianza en sí mismos ven los problemas como desafíos y persisten a pesar de los posibles obstáculos. Es de este modo que las personas con una poderosa autoconfianza siempre consiguen alcanzar sus objetivos, por difíciles que resulten.

La autoconfianza nos hace más fuertes, más aptos para inspirar confianza y más capaces de influir en los demás.

Aprende a conocerte y visualiza tu objetivo

diana objetivos

¿Qué es lo que propicia tu baja autoconfianza?

Cada persona es diferente y las razones por las cuales no confías suficientemente en ti es lo primero que debes conocer para poder encaminarte hacia el cambio.

A través de la identificación y análisis de las emociones que sientes cuando piensas acerca de ti mismo, obtendrás la primera clave para trabajar tu autoconfianza. Ésta va de la mano de la autoestima, por lo que piensa acerca de ti mismo e intenta describirte.

Una vez que hayas logrado plasmar por escrito una descripción de ti mismo, te pido que la rehagas. Ésta vez, basándote en tu texto anterior, describe a la persona en la que quieres convertirte. Por cada característica negativa, plantea una positiva.

Con esta descripción en mano, tienes tu objetivo conceptualizado. Guarda preciadamente esta escritura y consúltala cada vez que sientas debilidad o inseguridad. Manteniendo tu objetivo en vista, serás más fuerte para dar cada paso hacia tu meta final.

Antes de emprender tu camino hacia el cambio, pregúntate cuándo deseas que éste se produzca: ¿en qué contextos necesitas aumentar tu autoconfianza? ¿Cómo debo adaptar mi autoconfianza en las distintas situaciones?

Después de haber realizado este trabajo de auto reflexión, estás preparado para comenzar tu camino hacia una autoconfianza poderosa.

¿Cómo trabajar en la construcción de tu autoconfianza?

Son tres los componentes clave que necesitarás trabajar para alcanzar una poderosa autoconfianza1:

  • A) Desarrollo de competencias.
  • B) Pensamiento positivo.
  • C) Adopción de una postura de seguridad.

Para trabajar cada uno de estos tres puntos, te proporcionaré ejercicios y consejos de fácil aplicación.

A) Desarrollo de competencias

Cuanto más trabajo, más suerte parece que tengo” (Ralph Emerson)

Es completamente normal y humano sentirse inseguro ante situaciones difíciles o desconocidas como fruto de la incertidumbre y de la incompetencia. Dado que no podemos actuar sobre la incertidumbre de las situaciones novedosas (ésta es una propiedad intrínseca de las mismas), deberemos trabajar sobre la competencia en dichas áreas a priori desconocidas.

Uno de los remedios para la superar la inseguridad y aumentar nuestra autoconfianza consiste en desarrollar nuestras competencias (conocimientos y aptitudes) para hacer frente a los diversos desafíos de la vida social y profesional.

Cuando una persona se reconoce como competente, no cultiva sentimientos de incapacidad ni se deja paralizar por el miedo. La competencia favorece la autoconfianza.

No se llega al máximo haciendo lo mínimo. Sin esfuerzo, no hay competencia y, sin competencia, no hay autoconfianza.

¿Qué puedo hacer para desarrollar mis competencias aumentando mi autoconfianza?

1-No te obstaculices a ti mismo: las creencias limitantes

creencias limitantes

Nuestras dudas son delatorias de bienes que a menudo podríamos conseguir si no tuviésemos miedo al intento” (William Shakespeare)

Quien no confía en sí mismo no puede estar seguro de sus decisiones ni de su camino, vacilará y a menudo se obstruirá el camino a sí mismo.

Quien confíe en sí mismo no sólo conseguirá éxitos con mayor facilidad, sino que le ayudará a reaccionar mejor ante las adversidades y a no desanimarse.

Las creencias limitantes son parte del pensamiento de una persona con una baja autoconfianza: “soy un fracasado”, “no soy importante”, “no soy
suficientemente fuerte como para imponerme”, etc.

Las personas con una baja confianza en sí mismos se formulan y repiten continuamente este tipo de afirmaciones limitantes, cerrándose puertas y acabando
creyendo que son reales.

¿Cómo librarnos de las creencias limitantes?

El siguiente método fue formulado por la PNL: Programación Neurolinguística2:

  1. Formula y verifica tus creencias limitantes, ¿qué sentimientos despierta en ti mismo enunciar en voz alta dichas creencias?
  2. Intenta cambiar la forma en la que sueles hablar acerca de tus creencias limitantes, hacia un modo más positivo.
  3. Verifícalas: ¿Qué sentimientos se despiertan en ti ahora que has reformulado positivamente tus creencias limitantes?

2-Intenta aquello que no creas posible

salto paracaidas

¿Lo conseguiré o no?

Probablemente esta sea la primera pregunta que te venga a la mente cuando te plantees un desafío que te parezca imposible.

La respuesta es: qué más da, no importa.

No importa el resultado, lo relevante es el camino. Intentar es en sí mismo conseguir: adquirirás nuevas habilidades y te querrás más a ti mismo por el simple hecho de luchar.

¿Y si fracaso? No importa. Los fallos son necesarios para mejorar. Céntrate en todo aquello que hayas conseguido en tu camino hacia el logro de tu meta.

3-Refuerza cada uno de tus éxitos y sé constante

celebrar éxito

No importa que sean éxitos pequeños porque cada uno de ellos te acercará más y más a tu meta. Detrás de la frase que incluí anteriormente, “cuanto más trabajo, más suerte parece que tengo”, se esconde la eficacia de esta técnica.

La acumulación de éxitos ocurre de forma exponencial. Así, aunque el primer éxito logrado te parezca pequeño, si consigues reforzar tu autoconfianza y motivación como consecuencia de éste éxito, el segundo de tus éxitos será mucho mayor: estará potenciado con el desarrollo personal que has alcanzado con el anterior.

B) Pensamiento positivo

Según el escritor y profesor Anthony Strano, “somos lo que pensamos”. Todo lo alcanzado por el hombre comenzó por un pensamiento, por una idea. La línea temporal es pensamiento→planificación→acción.

Según el autor, existen cuatro tipos de pensamientos:

  1. Pensamientos necesarios: aquellos que se refieren a nuestras rutinas diarias y que son necesarios para el desarrollo normal de nuestra vida. Por ejemplo “qué tengo que hacer hoy”.
  2. Pensamientos inútiles: aquellos que no son ni útiles, ni constructivos, ni particularmente negativos. Pensamientos sobre cosas sobre las que no demos actuar. Por ejemplo, “si no hubiese hecho a, no hubiese ocurrido b”.
  3. Pensamientos negativos: aquellos especialmente dañinos basados en emociones negativas que envenenan nuestra mente y nuestro entorno. Por ejemplo “soy un inútil, no lo conseguiré”.
  4. Pensamientos positivos: aquellos que nos permiten acumular fuerza y confianza en nosotros mismos. Nos capacitan a ser productivos siendo a la vez realistas y beneficiosos para alimentar nuestra capacitación ante una tarea o situación. Por ejemplo: “esto es demasiado difícil, pero daré mi máximo para lograr el mejor rendimiento posible”.

¿Qué puedo hacer para potenciar mis pensamientos positivos aumentando mi autoconfianza?

4-Clasifica tus pensamientos en estas cuatro categorías y modifícalos activamente

anotar pensamientos

Me gustaría proponerte la técnica del autorregistro para alcanzar esta meta. Los autorregistros son una técnica muy extendida y efectiva en la práctica de la psicología clínica.

Si tus ocupaciones diarias te lo permiten, la mejor manera de utilizar la técnica de los autorregistros, es llevar siempre contigo una libretita en la que puedas anotar los sucesos en el mismo instante en el que ocurren. Anota en tu libretita algunos ejemplos de pensamientos que tengas en tu día en forma de frase breve que sintetice esta idea.

Al final del día antes de irte a dormir, haz una relectura de estas frases y clasifícalas en las cuatro categorías de Strano. Te darás cuenta de que:

  • los pensamientos necesarios deben ocurrir y no debes hacer nada por cambiarlos o eliminarlos.
  • los pensamientos inútiles no te ayudan nada en tu día a día y sólo contribuyen a aumentar tu frustración y sentimientos de impotencia de forma indirecta. Lo mejor que puedes hacer con ellos, es eliminarlos de tu vida dado que estos son, en realidad, una pérdida de tiempo y energía muy valiosa.
  • los pensamientos negativos te paralizan y llenan de emociones negativas. Son estos pensamientos los que debes reformular en forma de pensamientos
    positivos.
  • los pensamientos positivos cargan tus energías y te aportan seguridad y confianza en ti mismo.

Una vez clasificados, reformula los pensamientos negativos en forma de pensamientos positivos y repite mentalmente esta forma positiva.

El objetivo de este ejercicio es hacerte consciente de cómo funciona tu mente cuando piensa y automatizar poco a poco el proceso de reformular los pensamientos negativos en positivos.

Al final de tu entrenamiento verás que cuando un pensamiento negativo acuda a tu mente, automáticamente sentirás el impulso de reformularlo en forma de pensamiento positivo. Te sorprenderás de cuánto cambiará tu estado de ánimo y la confianza en ti mismo.

Cambiarás tú y cambiará tu entorno. Si tú eres positivo y aportas positividad a tu entorno verás qué fácil será conseguir todo aquello que te propongas. Esto finalmente, retroalimentará tu autoconfianza elevándola a niveles previamente no imaginados.

5-El ejercicio del silencio

mujer pensando feliz

El objetivo de este ejercicio es el mismo que el de la técnica del autorregistro pero es una versión para aquellos de vosotros que os veáis agobiados en vuestro día a día y no tengas tiempo para realizar autorregistros.

Este ejercicio consiste en experimentar creando un pensamiento positivo acerca de algo que te haya ocurrido recientemente y ver por cuánto tiempo puedes mantenerlo en mente.

Entrenar a tu mente para funcionar de forma positiva es el objetivo final y, ¿qué mejor forma de intentarlo en tu tiempo libre?

C) Adopción de una postura de seguridad

Si quieres tener una cualidad, compórtate como si ya la tuvieses” (William James)

La falta de seguridad en ti mismo va de la mano de la falta de autoconfianza. Una baja seguridad está relacionada con la autocrítica y ésta da la mano a la frustración, creando una barrera hacia la actuación libre y la idea de superación personal, profesional y social.

Por el contrario, poseer seguridad en ti mismo te llevará a la autoeficacia, término introducido por Bandura en el s.XX y que hace referencia a la creencia de que puedes lograr el éxito en todo aquello que te propongas4.

¿Cómo adoptar una postura de seguridad aumentando así mi autoconfianza? Continúa al siguiente paso…

6-La seguridad surge de la acción

mujer segura de si misma

Al contrario de las técnicas anteriores, ahora verás cómo tus acciones te ayudarán a lograr una mayor confianza en ti mismo. Este consejo es sencillo de formular pero difícil de ejecutar: actúa.

Pondré un ejemplo: Estoy en una conferencia. Sé que debería participar para retarme a mí mismo pero todos allí parecen más inteligentes y capaces que yo. Todos plantean preguntas tan inteligentes que me siento abrumado por la idea de plantear yo una pregunta.

Deja de pensar, simplemente ¡hazlo! Piensa tu pregunta de antemano y, cuando sea el momento, ¡dispara!

Una vez que lo hayas hecho, te darás cuenta de que todo se reduce a forzarte físicamente a levantar la mano, mantenerla ahí y soltar palabras. Después, te sentirás bien contigo mismo: lo has conseguido.

La próxima vez verás que estás impaciente por el momento en el que puedas preguntar.

¿Y tú qué problemas tienes para aumentar tu autoconfianza?

Referencias

  1. Estanqueiro, A. (2006). Principios de comunicación interpersonal: para saber tratar con las personas. Colección Sociocultural. Narcea, S.A. De Ediciones.
  2. Schwarz, A.A. y Schweppe, R.P. (2009). Guía fácil de PNL: Técnicas básicas para comprender y practicar la programación neurolingüística en la vida diaria. Robin Book.
  3. Strano, A. (2002). The Power of Positive Thinking. Brahma Kumaris Raja Yoga Centres Inc.
  4. Kay, K y Shipman, C. (2015). La clave de la confianza. Editorial Océano.
  5. Fuente imagen 1.
  6. Fuente imagen 2.
  7. Fuente imagen 4.

DEJA UNA RESPUESTA