El Cerebro Infantil: la Gran Oportunidad (Opinión)

Acabo de terminar de leer el libro de José Antonio Marina llamado “El cerebro infantil: la gran oportunidad”. He decidido hacer una reflexión en este artículo sobre lo que esta obra nos ofrece.

Su autor, José Antonio Marina es un filósofo, ensayista y pedagogo nacido en Toledo en 1939. Su gran objetivo es adentrarse en el ámbito de la inteligencia, desarrollando su teoría sobre ésta basándose en la neurología y en la ética.

El cerebro infantil la gran oportunidad

Gracias a esta investigación, ha escrito varios libros sobre el tema defendiendo una nueva forma de ver la inteligencia: un medio para obtener felicidad y desarrollar una vida plena.

Algunos de sus libros son “El aprendizaje de la creatividad”, “Los secretos de la motivación” o “La educación del talento”.

Por otro lado, José Antonio Marina ha recibido varios premios por su trabajo como el Anagrama de Ensayo, el Premio Giner de los Ríos de la innovación Educativa o el Premio Nacional de Ensayo.

Mi opinión sobre El cerebro infantil: la gran oportunidad

El libro del que quiero hablar aquí parte de una idea central: el conocimiento del funcionamiento del cerebro infantil puede ser de gran ayuda para crear o mejorar las prácticas educativas.

No hay duda que la educación es fundamental para que las personas se desarrollen y construyan una sociedad mejor. Pero, entonces, ¿por qué no le dedicamos más tiempo a mejorarla?

Es evidente que, conociendo los mecanismos cerebrales, cómo se desarrollan y cómo pueden estimularse para aprender de manera más efectiva; conseguiremos una mejor formación por parte de los alumnos.

Por eso es útil aprovecharnos de las múltiples investigaciones emergentes que existen sobre el cerebro en desarrollo, para así aplicarlas al ámbito educativo y obtener mejores resultados. José Antonio Marina defiende que la ciencia debe ser práctica, aplicable.

Esta es la labor que ha desarrollado y detallado el autor en su libro, lo que considera como un gran cambio en la educación. Lo ha llamado como “la Nueva Frontera Educativa”.

José Antonio Marina torga un papel muy importante a la inteligencia. De hecho, la considera como un fenómeno complejo, que tiene varios elementos y que en gran parte puede moldearse (en contra de aquellos que la han considerado como algo genético que no puede cambiar). Sobre todo, defiende que la inteligencia puede mejorarse en personas que no presenten un retraso intelectual grave.

Una de las frases que más me ha sorprendido dice así:

“Tengo una visión poética de la inteligencia, porque se crea continuamente y produce cambios y novedades sin parar”

Aclara que la inteligencia está movida por las necesidades e intereses de cada persona. Depende así de muchos factores diferentes, como puede ser el estado de activación, emociones, ambiente, apego… y por supuesto, la educación.

Otro asunto del que habla es que nacemos programados para aprender. Está claro que tenemos una predisposición a aprender, de hecho, para los niños la exploración del mundo se considera como un premio.

El truco está en hacernos dueños poco a poco de ese proceso de aprendizaje y explotarlo al máximo para obtener una vida satisfactoria. No se considera el aprendizaje como un cúmulo de conocimientos memorizados, sino como la adquisición de un conjunto de estrategias y esquemas –“las herramientas”- para construir nuestro ser.

Además, la forma de enseñar debe ser personalizada, flexible y adaptada a las características de cada niño, ya que cada uno es diferente.

Al principio, los educadores deberán ser los guías para ayudar a los niños a alcanzar el conocimiento, y poco a poco, ir haciéndonos independientes en esa tarea.

Otro aspecto positivo que he visto en esta obra es que intercala ideas sobre la educación adecuada para los niños con hechos y descubrimientos históricos en el ámbito de la neurociencia y la psicología. Emprendemos un viaje a lo largo de los conceptos fundamentales de estas disciplinas, con explicaciones fáciles de entender y que despiertan nuestra curiosidad.

Justifica las diferentes teorías con famosos estudios, detallándonos desde lo que es una neurona hasta cómo funcionan nuestras estructuras cerebrales más complejas.

Nombra, además, a figuras fundamentales que todos debemos conocer como Antonio Damasio, Iván Pavlov, Santiago Ramón y Cajal, Eric Kandel o Alexander Luria y sus principales teorías o descubrimientos.

José Antonio Marina nos llena de esperanza respecto a la libertad que tenemos de moldearnos a nosotros mismos respaldados por teorías científicas. Así, nos demuestra que nuestras capacidades no están determinadas desde el nacimiento. Más bien, apoya la idea de que nacemos con unas bases pero, que en gran parte, las habilidades y conocimientos se pueden adquirir con el aprendizaje adecuado.

“La genética juega un papel importante, pero cada uno puede cambiar y mejorar.”

De esa forma, el autor nos hace entender que nacemos con ciertos elementos: reflejos, un esquema de nuestro propio cuerpo, una programación que nos permite aprender a caminar, aprender el lenguaje, tener miedo ante los extraños, capacidad de empatizar o comprender a los demás, etc.

Sin embargo, cada niño es diferente y sus recursos son distintos. Por tanto, en palabras del autor: “El objetivo de la educación es que el niño desarrolle una personalidad triunfante.”

Esta personalidad se define por saber aprovechar las posibilidades, elegir las metas, ser capaz de esforzarse por obtenerlas, disfrutar las oportunidades y lograr vencer los conflictos.

Para ello, entre otras cosas, defiende que es útil actuar en las creencias de la persona, llamándolo conciencia de posibilidad. Significa que el niño construya un pensamiento que le capacite conseguir sus metas o de solucionar los problemas.

Por otro lado, destaca algo sobre la personalidad muy atractivo: parte de ella es innata, otra parte se educa por la sociedad y tutores, y la otra es elegida por nosotros mismos. Aquí vuelve a destacar el importante papel que tiene la persona como dueño y director de su propia vida.

El cerebro es, por tanto, la gran oportunidad que tiene cada bebé cuando llega al mundo. El cerebro es un órgano que se cultiva. Y esto está apoyado por los mecanismos de plasticidad cerebral.

Por ejemplo, como se indica en el libro, se ha demostrado que:

El entrenamiento mental puede aumentar el peso del cerebro un 5% en la corteza de animales y hasta un 9% en las áreas directamente estimuladas mediante el ejercicio. Neuronas entrenadas y estimuladas pueden desarrollar un 25% de ramificaciones y aumentar su tamaño, número de conexiones por neurona y su riego sanguíneo”.

Este y otros muchos datos interesantes podemos encontrarlos en esta obra. Otra característica especial es que dentro de cada capítulo incluye un apartado llamado “hablando con expertos” donde invita y dialoga con distintas figuras importantes de la historia.

Para finalizar cada capítulo, introduce un punto llamado “En la cafetería del campus” donde plasma curiosos debates entre distintos personajes: padres, psicólogos, filósofos, alumnos, personalidades históricas importantes, etc.

A lo largo de su libro, José Antonio Marina también nos habla de la importancia de la memoria, de la creatividad, la atención, concentración y su posible entrenamiento. Además, destaca el papel de las emociones, algo muy curioso ya que suelen olvidarse en la enseñanza y resultan esenciales para aprender. De hecho, se sabe que se aprende mejor la información que tenga un significado personal.

En conclusión, este libro es muy interesante si quieres aprender psicología y neurociencia de una forma sencilla y amena. Además de ser adaptado al desarrollo del ser humano y su vinculación con la forma que tenemos de aprender, memorizar y adquirir distintas habilidades.

Para finalizar, me gustaría incluir una cita muy representativa de este libro:

“Suelo decir a mis alumnos que cada vez que aprenden algo no es que metan información en un ordenador. Es que adquieren un nuevo tentáculo para agarrar la realidad”

Si te ha gustado la reseña y te gustaría conseguir el libro, aquí es donde yo lo encontré.

Si quieres saber más del autor, José Antonio Marina tiene una página web propia.

También tiene otra página muy interesante llamada BibliotecaUp, donde incluye mucha información sobre sus libros, los índices de cada uno y vídeos.

Por otro lado, este autor ha desarrollado un proyecto llamado Universidad de Padres que tiene como objetivo formar a éstos para ayudarles a sacar el talento de sus hijos. Aunque también se llevan a cabo labores de investigación.

¿Has leído este libro? ¿Qué te ha parecido a ti?

DEJA UNA RESPUESTA