Cómo Ser Asertivo en Cualquier Situación: 11 Consejos Infalibles

Ser asertivo en el trabajo, amor, con la pareja y en cualquier situación es una de las habilidades más importantes a aprender. Para tener asertividad en la comunicación, uno tiene que tener confianza en sí mismo, de lo contrario es fácil caer en posiciones pasivo-agresivas. 

A veces se confunde la asertividad con la agresividad. Las personas que siempre dicen lo que piensan caiga quien caiga y se autodenominan muy sinceras, aunque parezcan ser asertivas, no lo son. Ser asertivo no es decir siempre lo que uno piensa. Ser asertivo implica, entre otras cosas, saber cuándo es necesario decir las cosas y cuando no.

cómo ser asertivo

Kelly (1992) define la asertividad como “la capacidad de un individuo para trasmitir a otra persona sus posturas, opiniones, creencias o sentimientos de manera eficaz y sin sentirse incómodo”.

11 consejos para ser asertivo en la comunicación

1-Permítete enfadarte

cómo controlar la ira

Ser asertivo no consiste en no enfadarte ante las cosas que te molestan o te duelen. No tienes que reprimir tus emociones, sino canalizarlas de una forma adecuada.

Por tanto, permitete enfadarte, si has sentido rabia o dolor por algo que ha ocurrido, no puedes obligarte a sentir serenidad y armonía porque sería ir en contra de tu naturaleza humana.

La rabia no es una emoción negativa y perjudicial, sino que es necesaria, funcional y adaptativa como cualquier otra. La rabia nos sirve para combatir las injusticias, así como la tristeza nos sirve para tener un momento de reflexión e introspección con nosotros mismos.

Por tanto, enfádate, siente rabia, pero racionaliza esta rabia y responde a ella en vez de reaccionar.

2-Expresa tus pensamientos y sentimientos negativos de una forma positiva y saludable

chica satisfecha

Piensa en un conflicto reciente en el que tus deseos, necesidades y sentimientos no fueron respetados.

A solas o con un amigo practica cómo hubieras manejado la situación de una forma más asertiva. ¿Qué le dirías ahora? ¿Cómo se lo dirías? ¿Cuál es tu objetivo?

Cuida las palabras, el tono de voz y el lenguaje corporalTe resultará más efectivo si lo practicas con otra persona para qué esta pueda darte feedback.

Hay técnicas que pueden ayudarte a ser más asertivo:

  • Disco rayado: consiste en repetir una frase una y otra vez hasta que el mensaje llegue al interlocutor.

Esta conducta asertiva nos permite insistir en nuestros deseos sin caer en trampas verbales o artimañas manipuladoras del interlocutor y sin dejarnos desviar del tema que nos importa, hasta lograr nuestro objetivo.

Por ejemplo, un vendedor para que colabores económicamente en una fundación y tú no quieres colaborar con esa fundación, decirle “gracias, pero no me interesa”.

El vendedor puede decirte que con esta colaboración ayudarás a personas que lo necesitan, y tú repites la frase: “gracias, pero no me interesa” una y otra vez hasta que le llegue el mensaje.

  • Banco de niebla: consiste en encontrar algún punto de acuerdo con tu interlocutor como facilitador para que luego puedas expresar tu visión del asunto.

Se trata de reconocer que estás de acuerdo en que la otra persona tiene motivos (que no tienen por qué parecerte razonables) para mantener su postura pero sin dejar de expresar que mantendrás la tuya, puesto que también tienes motivos para hacerlo.

Con esto, harás entender a la otra persona que estás siendo razonable y buscando puntos de equilibrio, y que, por tanto, tu objetivo no es atacar su postura sino demostrar la tuya.

Para ello, puedes utilizar expresiones del tipo: “es posible que…”, “quizás tengas razón en que…” “puede ser que…”. Y a continuación: “pero sigo
pensando que…”, “pero lo siento, no lo veo de la misma forma”.

3-Comunica tus sentimientos

jóvenes hablando

Explícale a la otra persona cómo te sientes con total honestidad en vez de hacer acusaciones y culpabilizar al otro (si tiendes a ser agresivo) o en vez de callar para evitar discusiones (si tiendes a ser pasivo).

Recuerda que no se trata de ver quién gana la batalla sino de llegar a un entendimiento mutuo que lleve a prevenir posibles conflictos y a mantener una buena relación (o al menos cordial).

A la hora de ser asertivo es importante que hables desde tu sentimiento y no desde el juicio a la conducta del otro: “me siento menospreciada cuando te hablo y miras hacia otro lado” en vez de “cuando te hablo miras hacia el otro lado para menospreciarme”.

De esta forma haces que el otro pueda empatizar más fácilmente contigo y no sentirse juzgado y atacado.

4-Usa un lenguaje asertivo

Qué es la asertividad

El lenguaje que utilizas a la hora de gestionar un conflicto es de gran importancia. Conseguirás mejores resultados si utilizas frases como “Yo siento o yo creo” más que verbalizar una verdad absoluta.

El uso de “tú siempre o tú nunca” es también una forma de acrecentar el conflicto innecesariamente.

El lenguaje corporal es también de gran importancia. Las personas percibimos mucho más de lo que nos pensamos la posición, gestos y posturas de los demás y nos aportan mucha información.

Una persona puede querer ser asertiva en el contenido del lenguaje pero si su lenguaje corporal es de estar cabizbajo y de hombros encogidos, el receptor puede percibir su inseguridad y no tomarse en serio el contenido asertivo.

Para tener una actitud asertiva te sugiero que cuides estos aspectos no verbales de la comunicación:

  • Mira a la persona a los ojos.

  • Mantén tu cuerpo en posición recta.

  • Relaja los hombros de forma consciente.

  • Respira con normalidad sin tratar de contener la respiración.

  • Trata de mantener tu cara relajada.

  • Habla con un tono normal, ni un tono bajo, ni un tono alto.

5-Respeta los deseos, necesidades y sentimientos del otro

contar a amigo

Esta es una clave fundamental para ser asertivo. Trata de entender el punto de vista del otro, escucha de forma activa y no le interrumpas.

Recuerda que si no respetas los deseos y necesidades de los demás es cuando adquieres una actitud agresiva.

Hazle saber que entiendes su sentimiento. Una vez el otro se sienta comprendido dejará de ponerse a la defensiva y conseguirás llegar más fácilmente a una solución.

6-Entiende que las personas son responsables de su propio comportamiento
chico responsable

No cometas el error de hacerte responsable de cómo las personas reaccionan ante tu asertividad (con rabia, enfado, resentimiento). Tú sólo puedes controlarte a ti mismo.

Siempre y cuando respetes las necesidades de los demás, tienes el derecho de decir o hacer lo que quieras.

7-Hazlo para que la relación mejore

amigas en abrazo

No se trata de ver quién tiene razón, de conseguir más poder o de ver quién gana. En realidad, te sentirás empoderado cuando seas capaz de expresar tus deseos, necesidades y sentimientos respetando las necesidades y sentimientos de los demás.

Sé asertivo para mejorar tus relaciones, hacerlas más sinceras, más justas, más honestas y más profundas.

Estilo de comunicación pasivo, agresivo y asertivo

Sí que es cierto que la línea entre asertivo y agresivo es fina, y a veces uno no sabe en qué momento acaba la asertividad y empieza la actitud agresiva.

Veamos en qué se diferencian:

  • La asertividad se basa en el equilibrio. Requiere ser directo con tus deseos y necesidades siempre teniendo en cuenta los derechos, necesidades y deseos de los otros (Sheldon y Burton, 2004). Cuando eres asertivo, pides lo que tú quieres pero sabiendo que no necesariamente lo vas a obtener.

  • La actitud agresiva se basa en ganar. Requiere que tú luches por tus intereses sin tener en cuenta los derechos, sentimientos y deseos de los demás. Cuando eres agresivo, consigues lo que quieres sin miramientos y sin preguntar.

  • La actitud pasiva requiere que pongas por delante los deseos, necesidades y sentimientos de los demás a los tuyos propios. Aquellas personas que no expresan sus opiniones para evitar conflictos, aquellos que no saben decir no por miedo a que el otro se ofenda, y aquellas personas que siempre se esperan para hablar al final, porque creen que los demás tienen mayor prioridad.

En ocasiones, el pasivo acaba siendo agresivo cuando ha llegado al límite de sus capacidades de tolerancia.

puño enfado

Según Brandt, autor de 8 claves para eliminar la pasividad-agresividad, aprendemos a ser pasivo-agresivos de pequeños. Suele ocurrir en hogares en los que uno de los dos padres es dominante y el otro sumiso. El niño aprende que si eres dominante consigues todo lo que quieres del otro porque nadie se ve capaz de decirte nada, y si eres sumiso puedes esconder las cosas y mentir al otro para conseguir lo que quieres.

Para entender mejor las diferencias, pongamos como ejemplo el caso de un trabajador cuyo jefe deja encima de su escritorio una alta pila de informes que debe terminar antes de marcharse de vacaciones.

Está claro que el jefe en cuestión ha llevado a cabo una actitud agresiva. Ante esta actitud el trabajador puede comportarse de tres modos distintos:

  • Actitud pasiva: se queda en el lugar de trabajo hasta que termine los informes priorizándolo a sus vacaciones. Quedando en su interior un sentimiento inmenso de
    injusticia, impotencia y frustración.

  • Actitud agresiva: se deja llevar por el sentimiento de rabia que la situación de por sí genera. El sentimiento de rabia le lleva a gritarle, insultarle e incluso irse definitivamente del trabajo o bien, que sea despedido.

  • Actitud asertiva: decirle “lo haré con mucho gusto cuando regrese de mis vacaciones”.

En este último caso, el trabajador está siendo asertivo ya que, por un lado, está defendiendo sus derechos y, por otro lado, reconoce la necesidad de su jefe de que los informes se hagan.

Sea cual sea la actitud (pasiva o agresiva), en ambas hay un mismo fondo de inseguridad y miedo. La actitud pasiva por miedo a lidiar con los conflictos y la actitud agresiva por miedo a perder poder ante los demás. El problema de todo esto es que ni una forma ni la otra sirve para resolver los conflictos sino al contrario, acrecentarlos.

En base a todo esto, veamos cuales son las características de cada uno de estos estilos:

Estilo pasivo

niña pasiva

– Tiende a desvalorarse a sí mismo.

– No manifiesta lo que desea para evitar problemas.

– Busca constantemente agradar a los demás.

– Acepta órdenes o tareas no deseadas acumulando resentimiento y frustración.

– Utiliza con frecuencia expresiones de sumisión y culpa.

– Tiende a expresar las quejas fuera de contexto y de persona.

Estilo agresivo

hombre enfadado

– Se relaciona con los demás con exigencias.

– Acusa, amenaza, intimida a las personas.

– Interrumpe con frecuencia no dejando que los demás expresen su opinión.

– Tiende al ataque personal.

– Considera que la única opinión válida es la suya.

– Toma decisiones en nombre de otros sin consentimiento previo

Estilo asertivo

mujer de negocios hablando

La asertividad, en cambio, ofrece numerosas ventajas:

  • Sentimiento de empoderamiento.

  • No te hace sentir que eres injustamente tratado por los demás.

  • Proyectas calma y serenidad a la hora de tratar con los otros.

  • Disminuye el estrés.

  • Es proactivo. Hace que las cosas pasen, en vez de reaccionar ante las actitudes y acciones de los demás.

  • Actúa de forma que se respeta a sí mismo. Acepta sus limitaciones consciente de que no siempre puede ganar, sin embargo siempre se afana por hacer el bien de tal manera que gane, pierda o se retire, conserva su autoestima.

  • Conoces tus derechos y responsabilidades en el trato con los demás.

  • Suprimes el lenguaje sumiso o agresivo porque sientes que no lo necesitas.

  • Tienes mayor probabilidad de éxito tanto en el ámbito laboral como en el social.

  • Eres capaz de resistir y lidiar con la agresividad, la manipulación y la estrategia pasiva de los demás (Downing, 1995).

  • Sientes que tienes el control de tu vida.

Como he dicho, ser asertivo no es fácil, pero lo bueno es que es muy entrenable. Para ello, lo primero y más importante es saber quién eres y qué quieres.

Una vez tienes esto, puedes empezar a desarrollar la confianza en ti mismo/a para poder ser asertivo y, además, ser asertivo hará que sientas más confianza en ti.

¿Y tú qué crees que se necesita para ser asertivo?

Referencias

  1. https://www.mindtools.com/pages/article/Assertiveness.htm.
  2. http://www.arenewedlife.com/5-keys-to-assertiveness/.
  3. http://psychcentral.com/blog/archives/
  4. http://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/
  5. https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/healthyliving/assertiveness.
  6. http://psychcentral.com/blog/archives/
  7. http://www.uncommonhelp.me/articles/
  8. http://www.gosmartlife.com/blog/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here