Cómo Ser Feliz en el Trabajo: 17 Consejos Probados

Es muy importante conseguir la felicidad en el trabajo, ya que pasamos hasta el 33% del día en el. Eso si tu jornada son de 8 horas al día. Si preguntásemos por la calle a la gente si son felices con su empleo, seguramente la mayoría dirían que no.

A continuación, te explico cómo ser feliz en el trabajo con 17 consejos que harán tu jornada laboral más llevadera, aumentando además tu productividad.

business, office, success and victory concept - happy business t

Dedicamos la mayor parte de nuestra vida a trabajar y en principio nos encantaba. Sin embargo, poco a poco nos vamos desencantando con lo que hacemos y lo vemos como un deber. Pero, ¿no crees que deberíamos disfrutar del trabajo?

Al fin y al cabo es el lugar donde pasamos más tiempo de nuestro día y seguro que si lo mirásemos desde otra perspectiva las horas que le dedicamos se nos pararían más rápidas y reduciríamos nuestro estrés.

17 indicaciones para ser feliz en el trabajo

1- Piensa en positivo

La forma en la que afrontamos a los demás o las situaciones que vivimos depende completamente de nuestra actitud. Si constantemente alimentamos las emociones negativas siempre vamos a tener malos días en el trabajo ya que todas nuestras energías se van a concentrar en alcanzar ese fin.

Tenemos que ser conscientes de que donde quiera que dirijamos nuestros pensamientos es ahí donde irán también nuestras energías.

¿No os ha pasado nunca que habéis hecho alguna actividad estresados o siendo negativos y al final no ha salido bien?.

Si tenemos energía para pensar en negativo ¿por qué no pensamos en positivo?, al final el resultado seguro que será diferente (Strano, 2002).

2- Haz actividades con tus compañeros de trabajo

¿Y por qué no hacer actividades fuera del horario laboral con tus compañeros?, ya sea ir a cenar o a comer después de terminar la jornada laboral o incluso ir un día de picnic fomentará la pertenencia al grupo y mejorará vuestros lazos de unión.

Así os podréis conocer más y estar más cómodos en el trabajo los unos con los otros. Como resultado, el ambiente se verá mejorado enormemente y os ayudará a ser más productivos e incluso a apoyaros y a preguntaros dudas siempre que sea necesario (García y otros, 2014).

3- No te obsesiones con el trabajo

Desde que éramos pequeños hemos soñado con tener un trabajo en el que nos sintamos realizados y nos haga sentir felices.

Sin embargo, cuando llegamos a la etapa adulta y comenzamos a trabajar, en muchas ocasiones nuestro sueño puede verse transformado en estrés, exigencias por parte de nuestro jefe y pocas horas en el día para atender todas nuestras responsabilidades laborales.

Tenemos que intentar que esto no nos afecte de forma negativa. Vale que tengamos que realizar muchas tareas durante nuestra jornada laboral, pero tenemos que darnos prioridad a nosotros mismos y no al proyecto que no nos ha dado tiempo de hacer hoy por muy urgente que sea.

Es cierto que esto lo podemos hacer una vez y que no siempre podremos posponer nuestras actividades, pero recuerda que no sólo se vive para trabajar (Gil-Monte y Moreno-Jiménez, 2005).

4- Ve cada día como una nueva oportunidad

Aunque no te sientas bien en tu trabajo, tenemos que intentar cambiar esos pensamientos negativos y levantarnos cada día con las mejores de nuestras sonrisas.

Hacer esa tarea que siempre se nos resistió o marcarnos nuevos retos laborales harán que miremos a nuestra jornada de trabajo como una oportunidad de sentirnos realizados y no como un suplicio.

Recuerda que un simple cambio de actitud puede cambiar nuestra manera de ver el mundo y cómo no, de enfrentar un nuevo día en tu puesto. Por ello, te invito a que cambies tu forma de pensar y de ver tu jornada laboral. Siempre tienes que hacerlo en positivo e intentar marcarte nuevos retos.

En palabras de Winston Churchill “Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”.

5- Saca lo mejor de ti mismo

¿Y por qué no sentirse bien consigo mismo en el trabajo? Recuerda todo lo que has trabajado para llegar hasta ahí, eres tú el que está en ese puesto y no otra persona. Es hora de sentirnos orgullosos de nosotros mismos y de dar lo mejor en cada tarea que realicemos.

Si estás haciendo ese trabajo es porque en un principio te gustaba, intenta recordar porqué lo elegiste y ten presente que puedes ser tan bueno como tú quieras serlo, esto marcará una gran diferencia en cómo te sientes con respecto a tu trabajo.

6- Diviértete con lo que haces

Si disfrutas con lo que haces y le intentas encontrar el sentido divertido a tus tareas, no te costará ir al trabajo con una sonrisa y la jornada laboral se te pasará volando. Prueba a tener sentido del humor durante las horas en las que estés trabajando, cuanto más sonrías menos estresado estarás y con más claridad podrás pensar.

Pasamos la mayor parte de nuestra vida trabajando, ¿no crees que nos merecemos ser felices también en nuestro puesto de trabajo? Tú tienes el control de las situaciones que vives y aunque no todos los días son buenos puedes hacer que dentro de lo malo no esté tan mal (Jáuregui y Fernández Solís, 2004).

7- Dedícale un tiempo pequeño al día a tu grupo

Tener amigos en el trabajo ayuda a aumentar la productividad y la satisfacción personal, es decir, mejora tu bienestar y así lo afirman Buckingham y Coffman en su libro “First, Break All The Rules: What the World’s Greatest Managers Do Differently”.

Como hemos dicho anteriormente, no hay nada de malo en realizar con tus compañeros de trabajo actividades fuera del entorno laboral, al igual que tampoco lo hay en disfrutar de cortos períodos de tiempo juntos en el propio trabajo, como por ejemplo en la hora del desayuno.

Si tienes una buena relación con tus compañeros de trabajo sólo obtendrás beneficios ya que no sólo disminuirá el estrés que puedas sentir en el trabajo sino que además aumentará tu productividad e incrementará el compromiso hacía tu empresa.

8- Haz actividades fuera del trabajo

No sólo puedes dedicar tu tiempo a trabajar las 24 horas del día, el descanso también forma parte del trabajo y como tal, si queremos ser productivos y disfrutar de lo que hacemos también tenemos que cuidarnos y para ello, tenemos que descansar.

Ya sea yendo al gimnasio o saliendo a tomar algo con tus amigos o tu pareja. Tienes que dedicarte tiempo y hacer cosas que te gustan para poder tener un equilibrio en tu vida y sentirte bien contigo mismo.

9- Márcate unas normas

Si analizas lo que durante el día te hace sentir emociones negativas en tu trabajo, estaría bien que te hicieras una lista de ellas para saber exactamente cuáles son y posteriormente, al lado de cada una de ellas, unas posibles pautas o normas que tienes que hacer para impedir o reducir el efecto negativo que causan en ti.

Si por ejemplo te agobia mucho y te impide ser feliz en tu ámbito laboral que todas las mañanas tu zona de trabajo no esté ordenada, puedes plantearte dedicar 10 minutos antes de irte todos los días a ordenarlo.

10- Ten una zona de trabajo confortable

Intenta que tu escritorio o mesa de trabajo sea cómoda y esté ordenada. Muchas veces, tener un mobiliario adecuado a nuestro gusto nos puede ayudar a sentirnos bien e incluso motivarnos a trabajar.

No es lo mismo pasar ocho horas en una mesa y en una silla incómoda con todos los papeles desordenados, a tener un escritorio ordenado y limpio ajustado a nuestra altura, ¿cuál te motiva más a trabajar?.

Por ello, recuerda siempre en la medida en la que puedas poner tu zona de trabajo a tu gusto, incluso si lo ves necesario con post-it con frases motivadoras o alguna que otra planta. Todo sea por hacer de tu zona de trabajo un sitio cálido en el que te sientas motivado para dar lo mejor de ti mismo.

11- Utiliza una buena música

Algo que me suele funcionar cuando no me siento muy motivada o feliz en mi trabajo es la música. Cualquier canción puede cambiar tu estado de ánimo en cuestión de minutos y hacer que tus peores días no lo sean tanto.

Por otro lado, para evitar que te sientas estresado o agobiado por la cantidad de trabajo que tienes que realizar en tu jornada laboral, recuerda que también puede sernos de gran utilidad escuchar música en nuestro despacho, como por ejemplo la clásica.

Según un estudio elaborado por la universidad estadounidense de Maryland, los trabajadores se sienten mucho mejor si escuchan música suave de fondo durante su jornada.

Además, también encontramos otros beneficios en su uso ya que nuestro sentido del humor se puede ver mejorado si escuchamos música de forma continuada en nuestro trabajo. Por otro lado, crea un entorno de bienestar y alegría, favoreciendo las relaciones entre los compañeros de trabajo, la atención al cliente… (FISO, S/F).

12- Comprométete con lo que haces

El sentido de pertenencia a un grupo ayudará a que te comprometas con lo que haces y como resultado nos sentiremos más motivados para trabajar y lucharemos con más fuerzas por alcanzar los objetivos de la empresa.

Por ello, intenta sentirte identificado con el proyecto en el que estás participando y a su vez comparte los valores de la empresa a la que perteneces.

Esto te hará sentir parte de un mismo grupo con el que compartirás alegremente todas aquellas situaciones difíciles del ámbito laboral.

13- No te estreses

El estrés causa grandes estragos en nuestro bienestar y, por lo tanto, en nuestra felicidad en lo que a trabajo y estudio se refiere. El estar continuamente pensando en todas las cosas que tenemos que hacer nos hace olvidar el sentido por el que estamos participando en ese proyecto y el motivo por el que estar ahí y no en otro sitio era tan importante para nosotros.

Cuando nos encontramos sometidos a tal estrés, nos sentimos angustiados e irritables, tenemos dificultad para pensar de forma lógica e incluso para tomar decisiones. Por otro lado, disfrutamos menos de nuestro trabajo y esto nos hace comprometernos menos, entre otras consecuencias negativas para la salud física y mental de la persona que lo sufre.

Por ello, tenemos que tener en cuenta de que de nada servirá estresarnos más de la cuenta en nuestro trabajo, si nos organizamos bien hay tiempo para todo.

14- Haz períodos cortos de descanso

Aunque pienses que trabajando durante más horas seguidas vas a ser más productivo y se va a pasar el tiempo antes, estás muy equivocado. Agobiarse y estresarse no reducirá tu jornada laboral y mucho menos cargarte más de trabajo.

Recuerda que el descanso también forma parte de tu jornada, por tanto también tienes que permitirte parar durante 15 minutos para saborear un rico café y disfrutar de la compañía de tus compañeros. Esto hará que vuelvas a tus tareas de mejor humor y además mejorará tu productividad y creatividad.

15- Utiliza herramientas de trabajo agradables

Como hemos señalado anteriormente, es muy importante gozar de un buen mobiliario para trabajar. Además, también lo es tener las herramientas adecuadas y que éstas nos animen.

Seguro que conocerás a alguien que tiene todo su material con caras sonrientes o incluso de colores muy vistosos.

Imagina que tienes la posibilidad de elegir entre un bolígrafo de color oscuro a uno que irradie bienestar y felicidad. Aunque no te parezca importante con el segundo tendrás más ganas de trabajar y lo querrás usar todo el tiempo.

16- Haz tareas con las que te sientas realizado

No hay nada mejor que realizar tareas con las que nos sintamos orgullosos de nosotros mismos. Uno de los mejores sentimientos que existen es el de terminar algo en lo que hemos dedicado mucho tiempo y que éste haya sido un total éxito ya que nos sentimos felices y realizados.

Si somos conscientes de nuestras habilidades y competencias, sabremos qué se nos da bien y que no. Intenta aprovechar ese autoconocimiento de ti mismo en tu trabajo para desarrollar las actividades que mejor se te den con la intención de fomentar esos sentimientos y emociones positivas.

17- Come sano

Comer bien no sólo puede ser beneficioso para tu salud física, sino también para la salud de tu mente. Esto hará que seas más productivo en tu trabajo y que te sientas bien contigo mismo y dispuesto a dar lo mejor de ti mismo en tu jornada.

Por ello, recuerda siempre el llevarte algún alimento sano para las horas en las que descanses como alguna fruta y olvídate de la máquina expendedora y sus alimentos altos en azúcar y grasa(FISO, S/F).

Y tú, ¿Qué otras pautas o consejos conoces para ser feliz en el trabajo?

Referencias

  1. Anthony Strano. (2002).El potencial del pensamiento positivo. Un curso para alcanzar una mejor calidad de vida. Universidad Espiritual Mundial Brahma Kumaris.
  1. Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional (FISO). (S/F). Los beneficios de la música en el ambiente laboral.
  1. García, M., Escalante, M., & Quiroga, Y. (2014). Importancia del clima laboral en los resultados de una empresa y la competitividad.Contribuciones a la Economía. Extraído, 31.
  1. Gil-Monte, P. R., & Moreno-Jiménez, B. (2005). El síndrome de quemarse por el trabajo (burnout).Una enfermedad laboral en la sociedad del bienestar. Madrid: Pirámide, 36-37.
  1. Jáuregui, E. y Fernández Solís, J.D. (2004). Los beneficios del humor. Razones para tomarse la diversión muy enserio. Capital Humano nº 182.

DEJA UNA RESPUESTA