10 Dinámicas de Motivación para Estudiantes y Trabajadores

Las dinámicas de motivación son muy usadas por los profesionales de los recursos humanos en el ámbito empresarial y, también, por los docentes y otras personas que trabajan en el escolar.

Cuidar la motivación de los estudiantes y de los trabajadores, en función del contexto en el que estamos realizando una actividad, es una tarea imprescindible y que, sin lugar a dudas, repercutirá en el rendimiento y los resultados obtenidos, así como en el estado de ánimo.

La motivación y otros factores relacionados pueden ser trabajados a través de dinámicas realizadas por un grupo de trabajo cohesionado y gestionado por un buen líder.

A lo largo de este artículo, veremos 10 dinámicas que contribuirán a una mejora de la motivación que pueden aplicarse en distintos ámbitos, adaptándonos al nivel del grupo. Que la motivación de los integrantes de un equipo sea mayor, provocará una serie de repercusiones positivas a nivel personal, además de mejorar el funcionamiento como grupo.

La motivación debe entrenarse todos los días, mandándonos a nosotros mismos mensajes positivos y proponiéndonos pequeños retos alcanzables. En definitiva, aprendiendo a creer en nosotros mismos.

Distintos estudios demuestran que un equipo que está motivado alcanza mayores éxitos y rendimiento laboral. Por el contrario, el trabajo se convierte en rutinario y, de esta manera, se produce un descenso de la productividad, además de los sentimientos relacionados con la alienación laboral.

10 Dinámicas de motivación para usar en grupos y equipos

A continuación, pasamos a ver distintas dinámicas y técnicas que pueden ser usadas para incrementar la motivación de los equipos. Es muy importante tener en cuenta cuáles son los objetivos de una dinámica cuando se aplica para obtener el mayor rendimiento en la misma.

1- El alambre pelado

Objetivos:

Lograr animar el grupo.

Contribuir a la concentración en momentos de dispersión.

Tiempo necesario:

Treinta minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Reducido, como máximo diez personas.

Lugar:

Espacio amplio en el que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios:

Ninguno.

Pasos a seguir:

1- Se le pide a un compañero que se vaya de la habitación.

2- El resto de los compañeros, se sientan en círculo y se cogen de las manos. El facilitador cuenta que el círculo funciona como un circuito eléctrico y que hay un alambre pelado. Entre todos, eligen quién funcionará como alambre pelado.

3- Cuando han tomado la decisión, se le pide al compañero que está fuera de la sala que entre. El facilitador de grupo le explica que el grupo es un circuito eléctrico y que en éste hay un alambre pelado. Deberá usar su ingenio para descubrir quién es.

Discusión

No existe un resultado correcto o único en esta dinámica. El facilitador debe prestar atención a cómo se desarrolla la actividad y cómo es la participación de los distintos miembros del equipo. A modo de reflexión final, puede preguntarles cómo se han sentido cada uno a lo largo del ejercicio.

Otros comentarios

Esta dinámica resulta muy útil en momentos de dispersión y estrés para generar un ambiente relajado y distendido entre los integrantes de un grupo.

2- Sondeo de Motivaciones

Objetivos:

Comenzar a conocerse.

Conocer las motivaciones de los compañeros que conforman un grupo.

Tiempo necesario:

Media hora, aproximadamente. En función del tamaño del grupo.

Tamaño del grupo:

Cualquier grupo, lo ideal es que sean más de diez personas.

Lugar:

Espacio amplio, cubierto o al aire libre.

Materiales necesarios:

Papel y bolígrafo para cada persona.

Pasos a seguir:

1- El facilitador del grupo contextualizará, a modo de presentación, que cada vez que iniciamos una actividad nueva, la hacemos por un motivo. Les pedirá a los integrantes del grupo cuál ha sido la motivación que les ha hecho estar allí.

2- De manera individual, los integrantes del grupo responderán a una serie de preguntas de este tipo: ¿por qué he venido a esta actividad?, ¿cuál es mi estado de ánimo hoy?, ¿qué espero obtener en el día de hoy?, ¿qué estoy dispuesto a aportar en el día de hoy?

3- Todo el mundo comparte con el resto del grupo, sus inquietudes y qué ha respondido a las preguntas que planteó en un primer momento el facilitador del grupo.

Discusión:

Es importante que la persona que dirija la actividad, sepa gestionar de manera adecuada los comentarios de los distintos miembros del grupo.

Otros comentarios:

Se puede añadir algún objeto, con el fin de que se respete el turno de palabra de cada compañero. Es decir, la única persona que puede hablar es la que tiene en su mano tal objeto.

3- Voluntarios para formar un grupo

Objetivos:

Mostrar la importancia de crear la motivación en el grupo.

Pensar maneras de despertar el interés y la inquietud de los participantes ante una tarea determinada.

Tiempo necesario:

Quince minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Resulta indiferente.

Lugar:

Espacio amplio y cómodo.

Materiales necesarios:

Ninguno en especial.

Pasos a seguir:

1- El facilitador pedirá, sin dar ninguna explicación, voluntarios para realizar una actividad.

2- Cuando haya salido el número de voluntarios requeridos (este número variará en función del número de integrantes del grupo), preguntar al resto por qué no salieron.

3- Preguntar a las personas que se ofrecieron voluntarias por qué lo hicieron.

4- Reflexionar, en grupo, sobre las inquietudes y los temores que pueden experimentar las personas ante una situación determinada. Además, es importante reflexionar sobre qué estrategias se pueden utilizar para motivar a que las personas se presten como voluntarios a realizar una actividad.

Discusión:

Es normal que sin saber qué actividad van a realizar y sin ningún tipo de motivación por parte del facilitador, no se presenten voluntarios. Por ello, hay que concienciar al grupo sobre qué herramientas se pueden utilizar para crear un clima participativo.

4- El lazo

Objetivos:

Aumentar la motivación del grupo a través del trabajo en equipo.

Fomentar la cohesión del grupo.

Tiempo necesario:

45 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

El grupo no debe superar las 15 personas. 

Lugar:

Salón amplio.

Materiales necesarios:

Lazo o cordel.

Pasos a seguir:

1- Se crean dos grupos con el mismo número de participantes. Se les da la orden de que no pueden hablar a lo largo de la dinámica.

2- Una vez que ya estén divididos, se pone un lazo o cordel de un lado a otro de la habitación a la altura de la cintura de la persona más alta del grupo. Además, se marcará una línea por el suelo que no se podrá pisar.

3- Disponen de 30 minutos para pasar de un lado al otro del salón, pasando por encima del cordel y sin pisar la línea marcada en el suelo.

Discusión:

El equipo ganador será el que hayan pasado todos sus integrantes antes de un lado a otro y cumpliendo las normas. En caso de que hayan pasado los treinta minutos y ninguno haya acabado, gana el equipo que más miembros se encuentren al otro lado.

Tras la finalización, se realizará una reflexión en grupo para ver cómo se han sentido y qué obstáculos han tenido que superar para alcanzar el objetivo.

5- ¿Qué me aporta el grupo?

Objetivos:

Reflexionar sobre los puntos fuertes y débiles sobre el trabajo que se realiza en ese grupo.

Fomentar los recuerdos motivadores.

Tiempo necesario:

30 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Se puede hacer en cualquier grupo, incluso de manera individual.

Lugar:

Lugar de trabajo.

Materiales necesarios:

Papel y bolígrafo.

Pasos a seguir:

1- Escribir en un papel diez cosas buenas que aporta la empresa y el trabajo en equipo dentro de la misma.

Discusión:

Si se realiza en grupo, no de manera individual, se propiciará un espacio para que cada uno pueda compartir su opinión y ver cuáles son los puntos que el equipo ha de trabajar más para mantener alta la motivación de los integrantes.

6- Limitaciones personales

Objetivos:

Recapacitar en los puntos débiles de cada uno.

Comprobar que todos tenemos limitaciones y que, realmente, no son tan graves.

Pensar estrategias y qué herramientas se pueden utilizar para mejorarlos.

Tiempo necesario:

45 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Resulta indiferente. A mayor cantidad de personas, más tiempo.

Lugar:

Espacio amplio que permita que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios:

Papel y bolígrafo.

Pasos a seguir:

1- El facilitador del grupo pide que cada persona escriba en un papel tres limitaciones o puntos débiles de cada uno. No se pondrá el nombre en ese papel. Tras unos minutos, recoge todos los papeles.

2- Distribuye estos papeles de manera aleatoria de manera que cada persona, haya recibido uno.

3- Por orden, cada persona va leyendo los puntos débiles que aparecen en el papel como si fueran propios. Además, pueden exagerarlos. A la vez que los dice, comenta qué estrategias puede usar para corregirlos o cómo podría mejorarlos.

Discusión:

con esta dinámica, se ofrecerán puntos de vista nuevos sobre problemas que nos afectan de manera personal. Además, se reparará en que todos tenemos defectos.

7- Los aspectos destacados de la vida

Objetivos:

Pensar en las motivaciones personales.

Tiempo necesario:

Veinte minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Se puede adaptar a grupos pequeños y grandes.

Lugar:

Espacio amplio que permita que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios:

Ninguno.

Pasos a seguir:

1- El facilitador del grupo pedirá que todo el mundo piense qué 30 segundos de su vida querrían volver a vivir en el hipotético caso de que sólo les quedara ese espacio de tiempo de vida.

2- Reflexionar en ese grupo. Si el pensamiento es íntimo y si no se quiere compartir con el resto del grupo, la persona no debe sentirse obligada.

3- El facilitador podrá guiar la reflexión con las siguientes preguntas: ¿Qué dice tu elección acerca de ti como persona?, ¿qué talentos o pasiones estás descuidando?

Discusión:

La tarea del facilitador en esta dinámica es alentar a las personas a que luchen por sus sueños y que piensen si están actuando de la manera correcta en función a lo que realmente desean en su vida.

8- Estar ahí

Objetivos:

Estimular la discusión y los pensamientos que los integrantes del grupo tengan sobre la motivación y la conciencia.

Tiempo necesario:

Media hora aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Se puede adaptar a grupos pequeños y grandes.

Lugar:

Espacio amplio que permita que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios: ninguno.

Pasos a seguir:

1- Dividir al grupo grande por equipos. En función del número de integrantes serán por parejas o bien, por grupos de 3 ó 4 personas.

2- El facilitador del grupo lanzará preguntas sobre el lugar donde ese grupo en concreto trabaja. Es decir, sobre la oficina, el aula o la escuela, etc. También, sobre las características de los distintos integrantes o bien, de las tareas que realiza cada uno de ellos.

Discusión:

Gana el equipo que más preguntas conteste de manera correcta. Se puede alentar la participación con algún premio.

9- ¿Cómo me ven mis compañeros?

Objetivos:

Fomentar la motivación a nivel individual y la cohesión del grupo.

Tiempo necesario:

Una hora, aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Resulta indiferente. A mayor cantidad de personas, más tiempo.

Lugar:

Espacio amplio que permita que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios: sobres, post-it de dos colores distintos y bolígrafo.

Pasos a seguir:

1- El facilitador del grupo, entrega un nombre por cada uno de los integrantes con el nombre de cada uno de ellos. Se entregarán al azar, sin que nadie reciba el sobre con su propio nombre.

2- Se trata de que los distintos integrantes del grupo, vayan escribiendo en un papel algo positivo y algo negativo de esa persona. Cada una de ellas en el color del post-it que haya dicho el facilitador. Por ejemplo, la cosa buena en un post-it verde y la mala en un post-it rojo.

3- Todos van añadiendo comentarios sobre todos sus compañeros.  

4- Sentados en círculo, se le entrega a cada persona su sobre. Por turnos, cada uno abrirá el suyo y leerá en voz alta las notas que ha recibido. Compartirá con el resto de compañeros cómo se ha sentido.

Discusión:

Es importante que el facilitador propicie la interacción entre los compañeros. Que tengan la oportunidad para expresarse y que puedan decirle a sus compañeros por qué hicieron ese comentario en el post-it.

Otros comentarios:

Es recomendable que los comentarios negativos se acompañen con cómo podrían mejorar ese aspecto para que así, no sea entendido como una crítica.  

10- Creación de un logo

Objetivos:

Fomentar la cohesión grupal.

Crear un elemento identificativo del grupo.

Aumentar la motivación a nivel grupal.

Tiempo necesario:

Media hora aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Se puede usar con grupos pequeños y grandes.

Lugar:

Espacio amplio en el que todos puedan sentirse cómodos trabajando.

Materiales necesarios:

Una cartulina grande y colores (lápices, rotuladores, pinturas de dedos, etc).

Pasos a seguir:

1- El facilitador ofrece la cartulina al grupo y les explica que tienen 15 minutos para elaborar un logotipo que les identifique como grupo.

2- Pasado el tiempo, se preguntará a los integrantes del grupo si están satisfechos con el trabajo realizado, si se han sentido escuchados por sus compañeros, etc.

Otros comentarios:

El resultado final puede ponerse en un sitio visible del aula o la oficina para que lo tengan presente. Además, puede comenzar a usarse como elemento identificativo del grupo.

DEJA UNA RESPUESTA