Disfunción Erectil: Síntomas, Causas, Tratamientos

La disfunción eréctil es definida habitualmente como la incapacidad para mantener una erección -en jóvenes y adultos- suficientemente firme y durante un cierto tiempo. Esto impide poder mantener relaciones sexuales satisfactorias.

Tener una vida sexual satisfactoria es muy importante para ambos. Por eso, si tu pareja o tú mismo estás teniendo problemas de erección, entonces debes buscar ayuda profesional.

A man is seated on the bed in a bedroom. He has his head in his hands and is looking away from the camera. Horizontally framed shot.

Hoy en día hay muchos tratamientos efectivos para la impotencia masculina. Continúa leyendo para saber más sobre este problema y para saber cómo solucionarlo.

Es importante destacar que no se considera disfunción eréctil si la impotencia se presentó o se presenta en ocasiones aisladas.

Cuando la dificultad para lograr o mantener una erección es frecuente y ocurre durante un tiempo prolongado, entonces se considera que hay una disfunción.

Estadísticas sobre la disfunción erectil

Se estima que en todo el mundo unos 20 o 30 millones de hombres padecen impotencia o disfunción eréctil.

Este problema aparece más frecuentemente a medida que se avanza en la edad. Aproximadamente un 5% de los hombres de 45 años tienen impotencia y este porcentaje aumenta al 25% en hombres de 65 años.

Además, también se calcula que hasta un 35% de los hombres que padecen diabetes tienen disfunción eréctil.

Como ves, se trata de un problema bastante frecuente, aunque hace algunas décadas atrás no era una afección referida frecuentemente en los consultorios médicos.

Pero desde finales de los años 80, las consultas por problemas de erección comenzaron a aumentar gradualmente, debido a que poco a poco se empezaba a hablar más sobre temas de sexualidad a nivel popular.

El surgimiento del Viagra en el año 1998 también suscitó un marcado aumento en las consultas sobre cómo utilizar este medicamento, lo que dejó en descubierto la alta incidencia de la disfunción eréctil en la población.

¿Cuándo debo consultar al médico?

pareja sin hablar

Si estás teniendo problemas para lograr o mantener una erección en varias oportunidades a lo largo de un cierto tiempo, es probable que necesites consultar con tu médico de cabecera.

Si te avergüenza plantearle a él tu problema, puedes pedirle que te recomiende a alguien más.

Pero antes de ir a la consulta, es importante que distingas cuál es tu situación, entre estas dos posibilidades:

  • Supongamos que estás con serios problemas en el trabajo. A raíz de esa situación estás muy preocupado, no duermes bien durante la noche, y tal vez te estás excediendo con el consumo de alcohol o fumas más cigarrillos. La situación con tu pareja está bien, y te sigue resultando tan atractiva como al comienzo de la relación. Pero llegado el momento de la intimidad, no ocurre lo que ambos desean.

  • Otro caso muy distinto al anterior, es cuando no existe un factor de estrés en tu vida o no hay grandes cambios en tus rutinas habituales, pero a pesar de ello cuando estás en la intimidad con tu pareja no logras tener una erección lo suficientemente prolongada, como antes tenías.

Si tu situación se aproxima a la primera descripción, entonces lo más probable es que el estrés y los hábitos poco saludables sean la principal causa que explica el problema. Alcanzará con eliminar el estrés y sus causas, y retomar un estilo de vida saludable para volver a tener erecciones normales.

Sin embargo, si te identificas con segundo caso, lo más conveniente es que ya no pierdas más tiempo y consultes a un profesional. Probablemente hay una causa orgánica para tu disfunción eréctil, y hay que encontrar y solucionar el problema para volver a tener una vida sexual satisfactoria.

Causas más frecuentes de la disfunción erectil

Básicamente, existen causas orgánicas y causas psicológicas. A continuación presentamos las más relevantes:

Causas orgánicas

Aproximadamente el 70% de los casos de disfunción eréctil se deben a causas orgánicas. Enfermedades o lesiones que afectan los nervios o los vasos sanguíneos se encuentran entre las más importantes, porque la erección depende del estímulo y la respuesta nerviosa, y de la irrigación sanguínea del pene.

Entre las causas orgánicas más frecuentes se encuentran las siguientes

  • Diabetes
    La diabetes puede lesionar los nervios del pene y alterar el funcionamiento de los vasos sanguíneos de la zona genital.

  • Hipertensión arterial
    Puede afectar el funcionamiento de los vasos sanguíneos que irrigan el pene.

  • Colesterol alto
    Obstruye las arterias del pene, dificultando la erección.

  • Consumo abusivo de drogas y alcohol
    Todo lo que es perjudicial para tu corazón y sistema cardiovascular, puede provocar problemas de erección.

  • Tabaquismo.

  • Sobrepeso.

  • Sedentarismo

  • Ciertas cirugías en la zona de la pelvis pueden afectar los nervios de la región y provocar disfunción eréctil.

  • Los traumatismos de pelvis y las lesiones en la médula espinal también pueden ser la causa de los problemas de erección.

Algunos medicamentos, entre los que se encuentran ciertos antidepresivos o remedios para bajar la presión arterial pueden causar disfunción eréctil.

Con menor frecuencia, este problema puede ser causado por un bajo nivel de una hormona llamada testosterona.

Causas psicológicas

Ciertos factores como sentimientos de inseguridad, frustraciones sucesivas, traumas acarreados desde la infancia pueden traducirse en un problema de impotencia sexual.

Cuando el problema es debido a este tipo de causas, el tratamiento puede ser complejo. Esto no significa que no existan alternativas efectivas, por el contrario, la psicología ha avanzado mucho en este sentido.

Pero el gran enemigo en estos casos es la falta reconocimiento del problema por parte de quien lo padece. Se estima que solo un 18% de los que tienen disfunción eréctil por razones psicológicas, consultan a un terapeuta. Un poco más de un 30% lo habla claramente con su pareja.

Diagnóstico de la disfunción eréctil

disfunción erectil

En la consulta el médico revisará con detenimiento tu historia clínica y antecedentes familiares. Verá si existen enfermedades crónicas que pudieran ser la causa del problema, te preguntará sobre tu estilo de vida y qué medicamentos estás tomando.

También es probable que pregunte lo siguiente:

  • ¿Cuál es tu nivel de confianza para lograr y mantener una erección?

  • ¿Con qué frecuencia logras la penetración?

  • Luego de la penetración, ¿con qué frecuencia logras mantener la erección?

  • ¿Con qué frecuencia te sientes satisfecho con la relación sexual?

  • ¿Cómo calificarías tu nivel de deseo sexual?

  • ¿Con qué frecuencia logras el orgasmo y la eyaculación?

  • ¿Tienes una erección al despertar por las mañanas?

El médico seguramente realizará también un examen físico para descartar anomalías anatómicas. Revisará tu presión arterial y tus reflejos.

Además, es probable que ordene análisis de sangre para descartar diabetes, revisar tu nivel de colesterol en sangre y el nivel de testosterona.

En el caso particular del pene, el médico puede hacerte una ecografía que permita ver todas las arterias de la región. Para ello tomarás previamente medicación que promueva la erección y así el médico obtendrá datos anatómicos.

También existe un análisis, llamado cavernosometría que permite evaluar la capacidad de almacenamiento del pene. Si esta fuera insuficiente, esto podría ser una causa directa
de la disfunción eréctil.

Consulta psicológica

pareja enamorada

En el caso de una consulta psicológica, esta contendrá inicialmente una serie de preguntas relacionadas con las posibles causas del problema.

Después dependiendo del tipo de terapia, el tratamiento de la disfunción eréctil se realizará mediante diferentes técnicas. Debes ser lo más sincero, abierto y claro posible en esta instancia, pues en función de ello, podrás obtener más rápidamente la ayuda que
necesitas.

Principales tratamientos para la disfunción eréctil

Actualmente existen diversos tratamientos para la disfunción eréctil. Para muchos hombres, el tratamiento es tan sencillo como tomar una pastilla.

Cuando la pastilla no da resultado, aún existen medicamentos muy efectivos que se pueden inyectar en el pene o colocar fácilmente en la uretra.

Estos son los tratamientos disponibles:

  • Si la causa de la disfunción es un medicamento betabloqueante, antidepresiva o diurética, deben plantearse alternativas. Siempre será el médico el que resuelva cuáles son los posibles sustitutos.

  • Medicación específica, vía oral
    Tanto es sexólogo como el urólogo pueden prescribirte medicación para favorecer la dilatación arterial. El medicamento más conocido en esta categoría es el Viagra, cuyo compuesto activo se llama sildenafilo. Unos años más tarde surgieron otros medicamentos con acción similar, como el vardenafilo y el tadalafilo. Éste último tiene una acción prolongada y puede actuar hasta 36 hs luego de haberlo tomado.

Todos estos medicamentos tienen contraindicaciones y efectos secundarios adversos. Por eso es importante que sean prescriptos siempre por un médico.

  • Inyecciones
    Si tomar una pastilla no da resultado en tu caso, no te preocupes, también existen medicamentos que se administran directamente en el pene. Caverject y Edex se inyectan en el cuerpo del pene mediante una pequeña aguja. Muse es un medicamento en forma de pastilla pequeña que se coloca en la punta de la uretra y que puede provocar una erección en cuestión de minutos.

  • Disminuir los factores de riesgo
    Si tienes sobrepeso, obesidad, o si tu estilo de vida es sedentario, entonces cambiar estos hábitos puede influir muy positivamente sobre tu problema. Deja de fumar y no consumas alcohol o drogas ilegales.

  • Dispositivos de vacío
    Otra forma de lograr una erección es utilizar un dispositivo de vacío diseñado especialmente para este fin. El pene se introduce en un tubo que está conectado a una bomba. Cuando el aire es bombeado hacia afuera del tubo, la sangre fluye hacia al pene, causando la erección del mismo. Luego se coloca un anillo elástico en la base del pene para que la sangre no vuelva a salir, y se retira el tubo. La falta de naturalidad y espontaneidad es el principal inconveniente en esta opción de tratamiento.

  • Implante peneano
    Cuando otros tratamientos no dan resultado, se puede optar por una cirugía mediante la cual se coloca un implante en el pene. El mismo consiste en dos varillas inflables que se llenan con líquido mediante una bomba que se implanta bajo la piel.

Una vez puesto el implante, la utilización de este dispositivo será la única manera de lograr una erección. Habla con tu médico sobre las ventajas y
desventajas de este tratamiento.

  • Atención psicoterapéutica
    Si la causa de la disfunción tiene un origen psicológico, la terapia cognitiva conductual puede ser un tratamiento efectivo.

El terapeuta te dirá qué actitud tomar cuando estás en la intimidad con tu pareja y qué hacer cuando comienzan los miedos. Sabrás cómo manejar la ansiedad y cómo aumentar tu nivel de confianza para superar el problema.

¿La disfunción eréctil se puede evitar?

pareja amor

Por supuesto, si disminuyes los factores de riesgo, puedes evitar la disfunción eréctil.

Mantén tu peso corporal en un nivel saludable. El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de diabetes y ésta a su vez aumenta el riesgo de tener problemas de erección.

Si tienes colesterol elevado, sigue la dieta indicada por el médico y toma los fármacos que él te prescriba para regularizar los niveles de lípidos en sangre.

Evita los hábitos perjudiciales para tu sistema cardiovascular y tu salud en general, como el tabaquismo, el consumo de alcohol y otras drogas.

Haz ejercicio con regularidad y mantén a raya el consumo de sodio en tus comidas, para evitar la hipertensión arterial.

Si comienzas a tener problemas de erección con cierta frecuencia, no dudes en consultar al médico. Un diagnóstico adecuado y un tratamiento precoz son importantes para encontrar soluciones rápidas y efectivas para los problemas de erección.

En resumen, muchos hombres tienen disfunción eréctil, y no debes sentir vergüenza de hablar de ello con el médico.

Los problemas de erección pueden ser señales de que algo no funciona bien en tu sistema nervioso o cardiovascular. Sin embargo, pueden solucionarse en muchos casos con una pastilla, aunque también es importante tratar la causa de la disfunción.

Nuevamente, no dudes en consultar a un profesional de la salud, quien te guiará sobre las mejores opciones de tratamiento para tu caso en particular.

 

¿Cuál es tu experiencia con la disfunción eréctil? ¿Qué has hecho para superarla? Comenta más abajo, tu opinión ayudará a los lectores. ¡Gracias!

 

Referencias

  1. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/erectiledysfunction.html.
  2. http://www.niddk.nih.gov/health-information/
  3. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007617.htm.
  4. Fuente imagen 1.

DEJA UNA RESPUESTA