¿Qué es la Drogodependencia? (Abuso de Drogas)

La drogodependencia o abuso de drogas es una adicción, específicamente basada en el abuso de drogas, en su consumo frecuente y conllevando sus consecuencias.

Si eres dependiente de las drogas, necesitas cantidades cada vez mayores de una sustancia para experimentar sus efectos.

A esto se le conoce como tolerancia, es decir, tu organismo se ha acostumbrado a los efectos de la droga/sustancia y necesita mayores cantidades para producir sus efectos.

Por otra parte, si eres drogodependiente experimentarás abstinencia; respuestas negativas y malestar cuando no consumes la sustancia.

abuso de drogas

Esto lo puedes observar fácilmente en la vida cotidiana:

  • Si tienes dolores de cabeza al no tomar café por la mañana.
  • Si estas nervioso por no fumar durante varias horas.

También existen abstinencias mucho más graves:

  • En el delirium tremes (abstinencia al alcohol), en el que puedes experimentar alucinaciones y extrañas sensaciones corporales.
  • En la abstinencia a la cocaína se experimenta ansiedad, hastío y falta de motivación.

Sin embargo, no todas las sustancias provocan abstinencia. Por ejemplo, dejar la marihuana o el LSD no produce abstinencia física.

Algo importante a señalar es que puede haber dependencia sin abuso. Por ejemplo, los pacientes de cáncer se pueden volver dependientes a la morfina y no abusar de ella.

Por otra parte, también puede haber consumo de drogas sin que se cree dependencia. Por ejemplo, hay personas que beben alcohol socialmente o que consumen de vez en cuando cocaína.

1-¿Cómo se desarrolla la drogodependencia?

Si experimentas con una droga y continúas su uso es porque la sustancia te hace sentirte mejor o te disminuye un dolor.

Existe una fina línea entre las personas que son adictas y las que consumen de manera normal. Además, algunos adictos tienen dificultades para reconocer que han pasado esa línea.

1-El consumo de drogas suele incrementarse gradualmente: puedes iniciar consumiendo un pequeño porro de marihuana, luego pasar a hacerlo semanalmente y luego diariamente.

2-Si la droga resuelve una necesidad, es más probable que su consumo aumente. Por ejemplo, si tienes falta de energía o te sientes depresivo y una droga hace que te sientas con más energía, es más probable que te vuelvas adicto a ella. 

3-Cuando el consumo de la droga se hace necesario para resolver el problema (depresión, ansiedad, soledad, falta de energía…) y no se puede controlar su uso, llega la depedencia.

4-Se produce la tolerancia del organismo hacia la droga. Es decir, es necesario que tomes cantidades mayores para que la droga provoque sus beneficios en ti (sentirte más animado, sin ansiedad, tranquilo, enérgico…).

5-Tomas cada vez mayores cantidades, lo que te hace más dependiente y más difícil salir del círculo vicioso. La tolerancia y dependencia hacen que el consumo pueda ser diariamente y hasta varias veces por día.

6-El aumento del consumo y la dependencia deteriora el funcionamiento social: vida laboral, vida social, familia…

7-El deterioro del funcionamiento pueden provocar más problemas, lo cual hace que sea más probable el consumo de drogas.

Como puedes ver, el consumo de drogas se puede volver un círculo vicioso. Un simple paso como probar una pequeña cantidad puede llevar al consumo frecuente.

Las buenas noticias son que tiene solución con el correcto esfuerzo, apoyo y tratamiento.

El primer paso es admitir que se tiene un problema y permitir que las personas cercanas e interesadas ayuden a superar la adicción.

2-¿Por qué algunas personas se vuelven adictas y otras no?

La gente toma drogas por causas muy diferentes:

  • Curiosidad.
  • Pasarlo bien o sentirse aceptados socialmente.
  • Mejorar el rendimiento físico.
  • Aliviar estrés ansiedad o depresión.

No importa la cantidad de drogas que estés consumiendo. Si su uso esta provocando problemas en tu vida, probablemente tienes un problema de adicción.

La vulnerabilidad a volverse adicto es diferente de una persona a otra. Los factores de riesgo que aumentan tu vulnerabilidad son:

  • Experiencias traumáticas en la infancia, abusos o negligencias.
  • Historial familiar de adicciones.
  • Trastorno como ansiedad o depresión.
  • Uso temprano de drogas.

3-Síntomas del abuso de drogas

Si eres una persona dependiente a las drogas la dependencia mostrará tres principales efectos: dependencia psicológica (síntomas psicológicos), comportamientos de búsqueda de sustancias/drogas (síntomas conductuales) y síntomas físicos.

Síntomas de la dependencia psicológica

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Cambios en la personalidad o en la actitud.
  • Periodos de hiperactividad o agitación inusual.
  • Falta de motivación.
  • Incapacidad para concentrarse.
  • Aislamiento social.
  • Apariencia temerosa, ansiosa, paranoica.
  • Se puede desear parar el consumo aunque no se puede.

Síntomas físicos

  • Debilidad muscular.
  • Pesadillas.
  • Dolor de cuerpo.
  • Transpiración.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Hemorragias nasales frecuentes.
  • Cambios en patrones del apetito o del sueño. Pérdida o aumento repentino de peso.
  • Ojos “inyectados en sangre” .
  • Convulsiones sin antecedentes de epilepsia.
  • Deterioro de la apariencia física.
  • Lesiones o accidentes sin poder dar explicaciones.
  • Olores en cuerpo, ropa o aliento.
  • Temblores, dificultad para hablar, coordinación inestable.

Síntomas conductuales

  • Necesidad desesperada de ingerir más la sustancia.
  • Problemas financieros, robar dinero para consumir drogas.
  • Disminución de la asistencia al trabajo, escuela o universidad.
  • Escasez de realización de actividades de ocio, deportes, ejercicio.
  • Quejas por parte de compañeros de trabajo, supervisores o profesores.
  • Aislamiento social, participar en comportamientos sospechosos o extraños.
  • Cambio repentino de relaciones personales, amigos o aficiones.
  • Participar frecuentemente en problemas: discusiones, accidentes, actividades ilegales…

Signos de drogas comunes

  • Marihuana: ojos rojos, hablar en voz alta, risa inapropiada, somnolencia, pérdida de interés, desmotivación, aumento o pérdida de peso.
  • Tranquilizantes (valium, xanax): pupilas contraidas, dificultades para concentrase, juicio pobre, somnolencia, dificultad para hablar, torpeza, falta de criterio.
  • Estimulantes (anfetaminas, cocaína): pupilas dilatadas, hiperactividad, euforia, irritabilidad, ansiedad, hablar demasiado seguido por depresión, largos periodos de tiempo sin dormir o comer, pérdida de peso, boca y nariz seca.
  • Inhalantes (aerosoles, pegamentos): ojos llorosos, alteraciones de la visión, secreciones de la nariz, dolores de cabeza, náuseas, somnolencia, control muscular, cambios en el apetito, irritabilidad.
  • Alucinógenos (LSD, PCP): pupilas dilatadas, pensamiento irracional, paranoia, agresiones, alucinaciones, cambios de humor, desapego de la gente, absorción con objetos o consigo mismo, confusión, dificultades para hablar.
  • Heroína: sin respuesta de las pupilas a la luz, pupilas contraídas, marcas de agujas, dormir en horas inadecuadas, vomitar, toser, pérdida de apetito, espasmos, mocos.

4-Las drogas más adictivas

La siguiente clasificación (Franklin, 1990) esta basada en el potencial adictivo inherente de las sustancias.  

La vulnerabilidad de una persona a desarrollar dependencia depende de rasgos individuales; fisiología, psicología y presiones sociales y económicas.

Aunque hay fármacos en la lista, hay que tener en cuenta que también son drogas, debido a que producen cambios a nivel neuronal.

  1. Nicotina.
  2. Mentanfetaminas inhaladas.
  3. Crack.
  4. Metanfetaminas inyectadas.
  5. Valium (diazepam).
  6. Melacualona.
  7. Seconal (Secobarbital).
  8. Alcohol.
  9. Heroína.
  10. Crank (anfetamina ingerida por vía nasal).
  11. Cocaína.
  12. Cafeína.
  13. Fenciclidina.
  14. Marihuana.
  15. Éxtasis (MDMA).
  16. Hongos de psilocibina.
  17. LSD.
  18. Mezcalina.

5-Tipos de drogas/sustancias

  • Tranquilizantes: son sustancias que producen una sensación de tranquilidad y una sedación conductual. Pueden ser los ansiolíticos barbitúricos, benzodiacepinas, alcohol, hipnóticos.
  • Estimulantes: sustancias que hacen que aumente la activación fisiológica y el posible aumento del estado de ánimo. Pueden ser cocaína, anfetaminas, nicotina y cafeína.
  • Opiáceos: sustancias que producen euforia y una reducción temporal del dolor. Pueden ser heroína, codeína, morfina y opio.
  • Alucinógenos: sustancias que alteran la percepción temporal y pueden provocar delirios, alucionaciones y paranoia. Pueden ser LSD y marihuana.
  • Otros: fármacos con o sin prescripción médica, inhalantes (pegamento), esteroides anabólicos.

6-Efectos a nivel cerebral

Aunque cada droga produce un efecto físico diferente, todas las sustancias de las que se abusa tienen algo en común: su uso repetido puede alterar la estructura y funcionamiento cerebral.

  • Tomar drogas recreativas puede provocar un aumento del nivel de dopamina en el cerebro, lo cual desencadena sensaciones de placer. Tu cerebro se vuelve dependiente a esas sensaciones.
  • Al volverte adicto, la sustancia se vuelve de la misma importancia que otros comportamientos como comer o beber.
  • Los cambios en tu cerebro interfieren con tu habilidad para pensar claramente, controlar tu comportamiento o sentirte equilibrado emocionalmente.
  • El uso de la sustancia se hace incontrolable y se vuelve cada vez más importante, incluso que trabajo, amigos o familia.
  • Puedes negar o racionalizar tu adicción.

7-Criterios diagnósticos para la drogodependencia

Un patrón desadaptativo de consumo de la sustancia que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresados por tres (o más) de los siguientes ítems en algún momento de un periodo continuado de 12 meses:

1) Tolerancia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:

a) una necesidad de cantidades marcadamente crecientes de la sustancia para conseguir la intoxicación o el efecto deseado.

b) el efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye claramente su consumo continuado.

2) Abstinencia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:

a) el síndrome de abstinencia característico para la sustancia.

b) se toma la misma sustancia para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

3) La sustancia es tomada con frecuencia en cantidades mayores o durante un periodo más largo de lo que inicialmente se pretendía.

4) Existe un deseo persistente o esfuerzos influctuosos de controlar o interrumpir el consumo de una sustancia.

5) Se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia, en el consumo de la sustancia o en la recuperación de los efectos de la sustancia.

6) Reducción de actividades sociales, laborales o recreativas importantes debido al consumo de la sustancia.

7) Se continúa tomando la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos o físicos recidivantes o persistentes, que parecen causados o exacerbados por el consumo de la sustancia.

Especificar si:

  • Con dependencia fisiológica: signos de tolerancia o abstinencia.
  • Sin dependencia fisiológica: no hay signos de tolerancia o abstinencia.

8-Tratamiento del abuso de sustancia

El abuso de sustancias es no es sencillo de tratar y es recomendable que se realice un diagnóstico, evaluación y seguimiento por parte de un profesional.

El tratamiento comienza al reconocer el problema. Aunque la negación es un síntoma normal de la adicción, es menos probable si la persona adicta es tratada con respeto y empatía.

El objetivo principal del tratamiento es la abstinencias; la sustancia se puede retirar abruptamente o lentamente. El apoyo para afrontar la abstinencia es clave para el tratamiento.

Con esta meta principal, hay diferentes tipos de tratamientos.

Tratamientos biológicos

  • Sustitución por agonistas: consiste en proporcionar a la persona una sustancia segura con una composición parecida a la droga adictiva. Por ejemplo, la metadona se usa como sustitución de la heroína (aunque también provoca dependencia, en la tolerancia pierde sus cualidades analgésicas y sedantes), la nocitina se sustituye por chicles o parches.
  • Tratamientos antagonistas: las sustancias antagonistas bloquean o contraatacan los efectos de las sustancias psicoactivas. Por ejemplo, la naltrexona se ha evaluado como tratamiento para la dependencia del alcohol y de los opiáceos.
  • Tratamientos aversivos: se trata de la prescripción de fármacos que vuelven desagradable la ingestión de sustancias. Por ejemplo, en quienes beben alcohol después de tomar antabuse experimentan náuseas, vómito y alta frecuencia cardíaca. De esta manera se asocia el alcohol a las sensaciones desagradables.

Otros: la clonidina se utiliza para tratar la hipertensión provocada por la abstinencia a opiáceos, benzodiacepinas para la abstinencia.

Tratamientos psicosociales

Para superar la adicción a las drogas es muy importante el apoyo social o la intervención terapéutica.

  • Internamiento: actualmente la mayoría de instalaciones para el tratamiento de adicciones son privadas y suelen ser muy costosas. La investigación en pacientes alcohólicos o drogadictos sugiere que tal vez no hay diferencia entre estos programas intensivos y los externos.
  • Tratamiento por componentes: gran parte de los tratamientos para las adicciones contienen varios componentes. Por ejemplo, terapia aversiva (asociar el consumo de sustancias a sensaciones desagradables), sensibilización encubierta (asociar negativamente el consumo a sensaciones desagradables, aunque en la imaginación), manejo de contingencias (elegir comportamientos que se necesitan para cambiar y los reforzadores que recompensarán), reforzamiento comunitario (corregir aspectos de la vida de la persona).
  • Grupos de apoyo: grupos como Alcohólicos Anónimos proporcionan apoyo social y ayuda a las personas adictas.

La recuperación de la adicción a las drogas es más sencillo cuando se tiene apoyo social y ánimos de otras personas.

Se puede encontrar apoyos en:

  • Miembros familiares.
  • Amigos cercanos.
  • Terapeutas.
  • Grupos de apoyo o personas que ya se han recuperado.
  • Centros de salud.

9-¿Cómo ayudar a personas drogadictas?

Si crees o sabes que algún familiar tiene adicción a alguna droga, puedes actuar de la siguiente manera:

  • Hablar con él/ella: hablar sobre tus preocupaciones y ofrecer ayuda/apoyo sin juzgar. Cuanto antes se trata la adicción, mejor. 
  • Cuidar de ti mismo: no niegues tus propias necesidades y asegúrate te tener apoyo para ti mismo. No te pongas en situaciones peligrosas.
  • Evita la culpa: es imposible obligar a alguien a que reciba tratamiento, no puedes controlar las decisiones de otra persona. La culpa no es una buena forma de provocar decisiones.
  • Evitar amenazar, sobornar o insultar.
  • Evita hacerte cargo de sus responsabilidades.
  • Evita discutir si están tu compañero/amigo/familiar esta drogado.
  • Evita tomar drogas con el adicto.
  • Evita sentirte culpable por el comportamiento de otra persona.

10-Mitos sobre el abuso de drogas

  1. La adicción es una enfermedad, no se puede hacer nada. Aunque los expertos estén de acuerdo con que la adicción es una enfermedad cerebral, eso no significa que no haya soluciones. Los cambios cerebrales asociados a la adicción pueden ser tratados con terapia, medicación y ejercicio.
  2. Superar la adicción es cuestión de fuerza de voluntad: el uso prolongado de drogas produce cambios cerebrales que hacen extremadamente complicado evitar el consumo simplemente mediante fuerza de voluntad.
  3. Los adictos tienen que tocar fondos antes de recuperarse: la recuperación puede comenzar en cualquier momento del proceso de drogadicción y cuanto antes mejor. 
  4. Solo los que quieren se recuperan: las personas que tienen presión para tratarse por su familia, empresa o sistema judicial tienen tantas probabilidades de recuperarse como las que se tratan voluntariamente. 
  5. Si no se ha logrado antes, el tratamiento no funcionará: la recuperación de una adicción es un proceso largo. La recaída no significa que el tratamiento haya fracasado. Más bien es una señal de que es necesario continuar el tratamiento o reajustarlo.

11-Prevención de recaídas

Para prevenir un consumo futuro se recomienda:

  • Evitar lugares frecuentados por adictos.
  • Evitar relacionarse con adictos.
  • Eliminar o cambiar creencias positivas sobre las drogas. Confrontar opiniones positivas con las consecuencias negativas. Por ejemplo: aunque pueda producir bienestar, a largo plazo provoca problemas familiares y de salud.
  • Estimular hábitos positivos: ejercicio físico, relaciones personales sanas, alimentación sana…
  • Planes formativos y plan de vida: estimular que la persona establezca objetivos y tenga motivación por conseguir logros positivos para su vida.

12-Pronóstico

Si no se trata, el abuso de drogas puede ser muy peligroso.

Incrementar el uso de drogas a medida que el cuerpo se adapta a ellas -tolerancia-, incrementa la posibilidad de sobredosis y muerte.

Es más sencillo superar la dependencia si el tratamiento se lleva a cabo pronto.

¿Cuáles son tus experiencias con la drogodependencia o abuso de drogas? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

Referencias

  1. DSM-IV & DSM-IV-TR:Substance Dependence.
  2. O’Donohue, W; K.E. Ferguson (2006). “Evidence-Based Practice in Psychology and Behavior Analysis” (ACCESSDATE = 2008-03-24). The Behavior Analyst Today (Joseph D. Cautilli) 7 (3): 335–350. doi:10.1037/h0100155.
  3. “NHS and Drug Abuse”. National Health Service (NHS). March 22, 2010. Retrieved March 22, 2010.
  4. Copeman M (April 2003). “Drug supply and drug abuse”. CMAJ 168 (9): 1113; author reply 1113. PMC 153673. PMID 12719309.
  5. Ksir, Oakley Ray; Charles (2002). Drugs, society, and human behavior (9th ed. ed.). Boston [u.a.]: McGraw-Hill. ISBN 0072319631.
  6. McCabe SE, Boyd CJ, Teter CJ (June 2009). “Subtypes of nonmedical prescription drug misuse”. Drug Alcohol Depend 102 (1–3): 63–70. doi:10.1016/j.drugalcdep.2009.01.007. PMC 2975029. PMID 19278795.
  7. Fuente imagen.

DEJA UNA RESPUESTA