6 Graves Efectos Secundarios de la Semilla de Brasil

Los efectos secundarios de la semilla de Brasil producidos por su ingesta han supuesto una gran controversia entre nutricionistas y demás profesionales de la alimentación. Colocada en el mercado como un producto destinado a adelgazar, testimonios de personas que la han consumido, ponen en duda su función ya que les ha producido efectos para nada positivos.

La semilla del Brasil, también conocida como Bertholletia excelsa, pertenece a un árbol originario de América del Sur, que forma parte de la familia llamada Lecythidaceae. El árbol es una parte de la orden Ericales, dentro de la cual hay otras plantas como los arándanos, arándanos, gutapercha, grosellas, té, entre otras.

efectos-secundarios-de-la-semilla-de-brasil

Se distingue fácilmente de otros árboles porque alcanza aproximadamente cincuenta metros de altura y tiene un tronco de uno a dos metros de diámetro, lo que lo convierte en uno de los árboles más grandes del Amazonas.

Estas semillas se consideran en parte saludables por ser contener proteínas, selenio, vitamina E y B, ayudando supuestamente a perder peso si se toma de manera natural. Sin embargo, se debe tener especial atención a sus efectos secundarios. En este artículos te diremos cuáles son y por qué.

Efectos secundarios de tomar semilla de Brasil

1- Daños por radioactividad

Según la Enciclopedia de Comida Segura, los niveles de radiación en las semillas de Brasil pueden ser hasta mil veces mayor que la que se encuentra en cualquier otro alimento. “Esto no es causado por la contaminación o niveles elevados de radio en el suelo, sino más bien por el sistema de raíces muy elaboradas del árbol de semilla de Brasil”.

Posee una red muy grande y extensa, con raíces del filtro de agua y nutrientes del suelo mayores que las de un árbol promedio”, señala el escrito.

De acuerdo con datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Alemania se consumen una cantidad media de 0,1 gramos de semillas de Brasil por persona se consume al día en Alemania. Sobre la base de este promedio, el nivel de consumo no representa un riesgo para la salud, pero sí lo representa consumir más de dos semillas al día.

2- Puede dañar el ADN

 Las dosis bajas de radiación pueden ser reparadas pero las dosis más altas pueden cambiar las células de nuestro cuerpo. En estos casos, el cáncer puede desarrollarse.

Grandes dosis de radiación matan a las células

La radioterapia, por ejemplo, utiliza la radiación para atacar y destruir las células tumorales, mientras al mismo tiempo busca reducir al mínimo el daño al tejido normal.

2- Intoxicación por selenio

El selenio es un nutriente esencial para los seres humanos. Tiene usos importantes en la función de la tiroides, la síntesis del ADN, y el sistema reproductivo. Además, existen investigaciones que han sugerido que puede ayudar a prevenir el cáncer, ofrecer beneficios neurológicos y reducir el riesgo de inflamación de las articulaciones de una persona.

30 gramos de semillas de Brasil contienen 544 mcg de selenio, que es el equivalente a 777% de tu dieta recomendada. Esto quiere decir que una sola semilla puede contener hasta 91 mcg de selenio, lo que corresponde al 165% de lo recomendado en adultos.

El Instituto Nacional de la Salud indica que la mayoría de los estadounidenses consumen cantidades suficientes en su dieta diaria, con un promedio de 108.5 mcg, por lo que es probable que una sola semilla les haga caer en exceso.

“La toxicidad aguda del selenio es el resultado de la ingestión de productos que contienen grandes cantidades del mismo. En 2008, por ejemplo, 201 personas experimentaron reacciones adversas graves de tomar un suplemento dietético líquido que contenía 200 veces la cantidad etiquetada”. En pocas palabras, el exceso de selenio puede ser tóxico.

En febrero de 2008, la revista American Journal of Clinical Nutrition  hizo público un estudio muy interesante. Se llevó a cabo un experimento durante 12 semanas con 60 voluntarios, encontrándose que los participantes que consumían dos nueces de Brasil al día tenían niveles mucho más altos de selenio que en comparación con los que consumían un suplemento de 100 microgramos o tomaban un placebo. 

3- Riesgo de diabetes y enfermedades del corazón

Varios estudios han mostrado una asociación de los altos niveles de selenio en la sangre y el aumento de riesgo de diabetes tipo 2, colesterol alto y riesgo de enfermedades del corazón.

Investigadores de la Escuela de Medicina de Warwick en Coventry, Inglaterra, llevaron a cabo entre el año 2000 a 2001, un estudio observacional con 1.042 personas entre 19 y 64 años de edad, para medir los niveles de selenio en la sangre en comparación con el nivel de colesterol.

Los resultados revelaron que los participantes con 1,20 micromoles (alrededor de 94 microgramos) de selenio en la sangre, mostraban un aumento promedio del 8% en el colesterol total y un aumento del 10% en el colesterol LDL, el colesterol malo asociado con enfermedades del corazón.

Los autores del estudio señalaron que si bien estos resultados plantean preocupaciones, no fueron capaces de demostrar que el aumento de los niveles de selenio en la sangre eran la causa del aumento en los niveles de colesterol o si fue debido a otros factores. Aquellas personas que tenían niveles superiores de selenio en la sangre revelaron que estaban tomando regularmente suplementos de selenio.

Sin embargo el autor principal del estudio, el Dr. Saverio Strange concluyó:

“Los aumentos de colesterol que hemos identificado pueden tener importantes implicaciones para la salud pública. De hecho, tal diferencia podría traducirse en un gran número de muertes prematuras por cardiopatía coronaria. Creemos que el uso generalizado de suplementos de selenio, o de cualquier otra estrategia que aumenta artificialmente el nivel de selenio por encima del nivel requerido, no se justifica en la actualidad”.

4- Pérdida del cabello

En primer lugar, el cabello se vuelve seco y quebradizo, por lo que sus extremos son más fáciles de romper. Después de un tiempo, se va desprendiendo del cuero cabelludo si las personas no prestaron atención a la gradual pérdida de pelo y continuaron comiendo en exceso las semillas.

Por otra parte, el pelo puede también comenzar a desaparecer de las pestañas, el pecho, los muslos, las cejas y cualquier otro lugar donde haya cabello.

Es importante tener en cuenta que la pérdida de cabello se presenta en un par de semanas después del consumo en forma tóxica o excesiva de la semilla. Una vez que se detenga el consumo, el efecto durará aproximadamente unas dos semanas más.

5- Complicaciones digestivas

Aunque es menos común, el exceso de consumo de semillas de Brasil incluyen problemas en el sistema digestivo. Los síntomas comienzan con olor a ajo en el aliento, sabor metálico en la boca, diarrea, dientes manchados o erupciones en la piel entre otros.

6- Síntomas neurológicos

La intoxicación por selenio puede causar daños a los nervios y el tejido cerebral. Los síntomas son: irritabilidad, apatía, fatiga, sensación de mareo, inestabilidad emocional, hormigueos o pérdida de sensibilidad en brazos y piernas, temblores en las manos, presión sanguínea reducida y, en casos raros pero posibles, la inconsciencia y la muerte.

Otros efectos secundarios por exceso de selenio, según la NIH son la fragilidad o pérdida de las uñas, dolor muscular, enrojecimiento de la cara, síndrome de dificultad respiratoria aguda o insuficiencia renal entre otros.

Preguntas y respuestas

Seguramente es nuevo para ti escuchar que existen alimentos radiactivos, y comenzaron a surgir preguntas en tu cabeza de por qué, cómo y qué estaré consumiendo que pueda tener radiación y hasta dónde esto es seguro. A continuación responderé algunas de estas preguntas basada en fuentes como la FDA (U.S. Food and Drug Administration).

¿Existen alimentos radiactivos por naturaleza? 

Sí. Técnicamente todos los alimentos son radiactivos por naturaleza, debido a que todos contienen carbono. Sin embargo, existen alimentos que emiten mucha más radiación que otros, como por ejemplo las ya mencionadas semillas de Brasil, los plátanos, las zanahorias, las patatas, la carne roja, la cerveza, la mantequilla de maní y hasta el agua potable.

Existen por el contrario alimentos no radiactivos que se someten a esta práctica, debido a que la radiación puede servir para los siguientes propósitos:

  • Prevenir enfermedades transmitidas por alimentos.
  • Eliminar eficazmente los organismos que causan enfermedades transmitidas por los alimentos, como la salmonella y la escherichia coli ( E. coli ).
  • Prevenir, destruir o inactivar los microorganismos que causan el deterioro y la descomposición, así como para extender la vida útil de los alimentos.
  • Destruir los insectos dentro de las frutas importadas. La irradiación también disminuye la necesidad de otras prácticas de control de plagas que pueden dañar la fruta.
  • Retrasar la germinación y la maduración.
  • Inhibir la germinación (por ejemplo de las patatas) para retrasar la maduración de la fruta y así aumentar la longevidad.
  • La irradiación se puede utilizar para esterilizar alimentos, que se pueden almacenar durante años sin refrigeración. Los alimentos esterilizados son útiles en los hospitales para los pacientes con sistemas inmunológicos severamente dañados, como los pacientes con sida o los que reciben quimioterapia.

¿Cómo puedo saber si mi alimento ha sido irradiado?

Cada país tiene su propia regulación, por ejemplo la FDA en Estados Unidos exige que los alimentos irradiados lleven el símbolo internacional de la irradiación. La persona debe buscar el símbolo Radura junto con la afirmación “tratado con radiación” o “tratado por irradiación” en la etiqueta del alimento.

Símbolo Radura
Símbolo Radura

En algunos países, los alimentos a granel, tales como frutas y verduras, están obligados a ser señalados individualmente o tener una etiqueta al lado del contenedor.

Es importante recordar que la irradiación no es un sustituto de las prácticas de manejo de higiene de los alimentos por parte de productores, procesadores y consumidores.

Los alimentos irradiados necesitan ser almacenados, manipulados y cocinados en la misma forma que los alimentos no irradiados, porque todavía podrían contaminarse con microorganismos causantes de enfermedades si no se siguen las reglas básicas de seguridad.

¿Es seguro comer estos alimentos?

Existen organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que han estudiado a lo largo de los años la seguridad de los alimentos irradiados y han encontrado que el proceso es seguro.

Sin embargo, la exposición a la radiactividad es acumulativa, por lo que cualquier exposición innecesaria o excesiva a la radiación debe ser evitada, como en el caso del tema de este artículo.

Experiencias de personas que han consumido la semilla

Buscando por internet encontré un foro en el que algunos consumidores relataban su experiencia sobre los efectos secundarios que les había producido las semillas de Brasil. Estos son algunos comentarios:

Billy: “Tengo 61 años y comí quince nueces de Brasil sin cáscara en el transcurso de una noche… nunca he tenido una alergia a las nueces y tengo un estómago de hierro fundido por lo que no hay problemas, ¿correcto? ¡Incorrecto! A lo largo de todo el día siguiente me sentía horrible… con escalofríos, dolores, molestias y visitas muy frecuentes al baño. Después de 4 días es cuando estoy volviendo a mi estado normal. Resulta que hay un montón de cosas en la red sobre esto. Además, aparentemente esta toxicidad aparece en un episodio de la serie de televisión House. Lo he experimentado de primera mano y no es ficción”.

Diana: “Había comenzado a comer 3 a 4 semillas de Brasil al día durante un poco más de una semana. De repente un día después de que pasaron 20 minutos luego de haberme comido la última semilla, estaba en el inodoro esperando para vomitar. Mi estómago se sentía como si estuviera lleno de piedras y estaba haciendo unos ruidos. Me tomó cerca de 3 horas a que el malestar pasara”.

Anónimo: “Ayer me comí un montón de semillas de Brasil y poco después empecé a tener dolor de estómago y dolor de cuerpo, náuseas y diarrea… sospecho intoxicación alimentaria”.

Carl Conventry: “Después de masticar la mitad de un paquete de semillas de Brasil en los últimos días y comer un poco más hoy me he dado cuenta tardíamente que no me siento bien… Mis síntomas han sido náuseas, pero lo que es más preocupante es que siento una desconexión con la realidad y una peculiar sensación de mareo”.

Conclusiones

Basándonos en toda la información recopilada y expuesta, la conclusión es que podemos decidir entre comer máximo dos semillas de Brasil al día o simplemente buscar otras opciones para obtener los beneficios que esta semilla ofrece, pero sin los riesgos o efectos secundarios que esta produce.

DEJA UNA RESPUESTA