13 Enfermedades Nutricionales Por Mala Alimentación

Las enfermedades por mala alimentación más comunes son la diabetes, obesidad, osteoporosis, anemia, enfermedad coronaria, cáncer, beriberi, hipertensión arterial, bocio y caries.

Has podido leer en multitud de ocasiones de los beneficios que provoca una buena alimentación, pero pocas veces mencionamos los riegos que pueden contraerse. Los efectos y por consiguiente, los problemas pueden ser múltiples.

enfermedades nutricionales

Los especialistas aconsejan una dieta variada donde prime el buen sentir de la comida para poder gozar de una vida saludable. La anemia o por ejemplo, la diabetes son sólo un par de enfermedades de las muchas que vamos a mencionar que se producen por falta de una alimentación óptima.

Aquí se pueden divisar por una parte, problemas relacionados con una falta de nutrición típica de los lugares en situación de pobreza, y por otra, y siendo igualmente común, observamos personas que sufren el problema contrario, debido a una sobre nutrición y un consumo excesivo en la alimentación.

A continuación analizaremos en forma de lista las diferentes enfermedades nutricionales que pueden ocasionar, cómo prevenirlas y sobre todo cómo tratarlas.

13 Tipos de enfermedades por una mala alimentación

1-Diabetes

Denominada científicamente bajo el nombre de Diabetes Mellitus, hablamos de una alteración hormonal haciendo que se produzca una lesión de los islotes de Langerhans del páncreas, y de esta forma, provocando problemas en la secreción de insulina. Todo esto lleva como consecuencia una hiperglucemia, necesitando nuestro riñón una mayor cantidad de agua para mantener el azúcar en disolución.

Al hablar de esta enfermedad hay que hacer hincapié en dos tipos:

  • Diabetes tipo 1: Frecuente en niños de edad adolescentes o adultos jóvenes. Se produce una falta de insulina y la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo. De esta forma el cuerpo es incapaz de utilizarlo para obtener la energía que necesita. Este tipo de diabetes se puede producir debido a una infección alimenticia.
  • Diabetes tipo 2: Es la diabetes más agresiva. Se trata de una enfermedad crónica que hace que nuestros niveles de glucosa en la sangre permanezcan siempre en niveles altos. Esta enfermedad se desarrolla durante años en nuestro organismo.

¿Cómo prevenirla?

El sobrepeso es una de las principales causas de esta enfermedad, ya que la grasa dificulta al cuerpo el uso de insulina. Para ello, basta con realizar una ingesta saludable y aunar con ejercicio físico para reducir en un alto porcentaje las posibilidades de padecerla.

2-Enfermedad coronaria

La enfermedad coronaria consiste en un estrechamiento de los vasos sanguíneos, dificultando el transporte de oxígeno y sangre al corazón. Esto se debe al consumo constante usual de grasas saturadas. Estas se sitúan como unas de las menos beneficiosas para nuestro organismo, y de esta forma obstruye el flujo que recorre nuestros vasos sanguíneos.

¿Cómo prevenirla?

Debemos evitar la ingesta de comida que contenga abundantes cantidades de grasas saturadas. Esto está especialmente instaurado en las animales, las cuales deberíamos consumir de una manera más moderada y en niveles menores.

3-Osteoporosis

De nuevo, las grasas hacen que esta enfermedad se desarrolle a grandes rasgos en el organismo del ser humano. Además de estas, también vemos como los azucares y las carnes son consecuencias de la osteoporosis.

¿Cómo prevenirla?

Si se quiere minimizar el riesgo de padecer este tipo de enfermedad se recomienda que se añadan alimentos como pescado, granos o lácteos que aporten calcio. Todo esto evitando los alimentos procesados.

4-Anemia

Esta enfermedad hace que nuestra sangre se torne en una pérdida de glóbulos rojos de una forma en la que no le dé tiempo a reponer unos nuevos. Se produce más comúnmente en las mujeres entre la pubertad y la menopausia.

Es algo común debido a que las mujeres pierden sangre durante la menstruación, y como dato, prácticamente el 50% de las mujeres embarazas sufren anemia. Su principal causa es la falta de alimentos ricos en hierro.

¿Cómo prevenirla?

Hay varias formas de prevenir esta enfermedad, pero la principal es la ingesta de alimentos que contengan altas cantidades de hierro, de vitaminas A (verduras verdes) y C (entre las que encontramos frutas cítricas y tomates), beber agua limpia o evitar beber líquidos como el café o té negro, ya que estas bebidas impiden que el cuerpo absorba el hierro.

5-Cáncer

Todos conocemos el cáncer y sabemos que pueden desarrollarse diferentes tipos en nuestro organismo. Pero con los que especialmente están relacionados nutritivamente son con el de colon y el de estómago.

¿Cómo prevenirlo?

Llevando a cabo una correcta dieta saludable donde no entren demasiado en juego los excesos en grasas, y donde al contrario, se requiere alto contenido en fibra.

6-Beriberi

El beriberi se produce por debido a la falta de vitamina B, una de las más importantes para ayudar a que nuestro cuerpo convierta los alimentos que ingerimos en energía. Aparece principalmente cuando hay un alimento principal que es el grano al que se le ha quitado la capa de fuerza o, directamente, una raíz que lleve almidón. Esto lleva a debilidades notorias en las piernas e hinchazón en diferentes partes del cuerpo.

Es más común en mujeres que se encuadran entre la pubertad y la menopausia (de la misma manera que se produce la anemia), pudiéndose transmitir hereditariamente.

¿Cómo prevenirla?

Ingiriendo alimentos ricos en tiamina (contienen vitamina B), entre los que podemos encontrar carnes, pescado o cereales, al igual que lácteos como la leche o el huevo.

7-Hipercolesterolemia

La hipercolesterolemia lleva a nuestro organismo a mostrar niveles altos de colesterol, dañando las arterias y propiciando la aparición de la aterosclerosis, un síntoma que con el paso del tiempo puede hacer que nuestro corazón sufra un infarto. Los ingesta en abundancia de alimentos de origen animal (como carne, huevos, leche, etc…) nos puede llevar a tales extremos.

¿Cómo prevenirla?

Sería conveniente la introducción en nuestra dieta de altas cantidades de fibra como diferentes tipos de frutas y verduras, pescados azules, frutos secos y cereales integrales.

8-Osteomalacia y raquitismo

La osteomalacia y raquitismo se producen en los adultos y en los niños respectivamente y son causadas por la deficiencia de vitamina D, de calcio y fosfato, contribuyendo a la no regulación de los niéveles de calcio y fosfato en nuestro cuerpo. Estas dos enfermedades conllevan a una debilidad en los huesos, ablandeciéndolos y transportando esta carencia a los músculos.

¿Cómo prevenirla?

La vitamina D es fundamental para ayudar a la prevención de estas enfermedades. Para introducirla en nuestra dieta es fundamental que tomemos productos lácteos, alimentos fortificados y vegetales.

9-Gota

La gota se produce cuando se ingiere en exceso carnes rojas, bebidas azucaradas (cómo zumos comerciales o bebidas energéticas) o alcohólicas. Esto se produce de tal forma que se eleva la cantidad de ácido úrico en la sangre debido a estos alimentos. Sus señas son fuertes dolores en las articulaciones como las rodillas y en los pies.

¿Cómo evitarlo?

La conocida enfermedad de Napoleón Bonaparte podría evitarse con una adecuada ingesta de carne, legumbres, hortalizas y por supuesto, fruta.

10-Bocio

El bocio hace que la glándula perteneciente al tiroides se hinche en el cuello. Esto es debido a la carencia de yodo en nuestro organismo. Según The New York Times, puede producir un retraso mental en la IQ de 10 a 15 puntos.

¿Cómo prevenirla?

Comer alimentos del mar, como son los pescados y el marisco, también otros como las algas.

11-Caries

Las caries son el terror de los más pequeños, y sobre todo de los padres. La causa de la aparición de caries está estrechamente relacionada con la consumición en su mayor medida de azúcar, aunque los hidratos de carbono y las grasas ayudan a esto. Igualmente la higiene bucal juega un papel trascendental.

¿Cómo prevenirla?

Basta con un control en su gran mayoría sobre las cantidades de azúcar ingeridas. Tras esto, la limpieza dental también ayudará a hacer menguar la probabilidad de desarrollar diferentes caries.

12-Hipertensión arterial

Parecida a la hipercolesterolemia. La hipertensión arterial es la elevación de nuestra presión arterial, creando así una incorrecta circulación sanguínea. Como consecuencia se pueden llegar a producir infartos o embolias. Esto es debido al excesos de diferentes tipos de grasas y de sales en nuestra alimentación diaria

¿Cómo prevenirla?

Se han creado diferentes tipos de dietas como la Dietary Approaches to Stop Hypertension que se basa en la reducción del sodio y la aportación de nutrientes y fibra con alimentos ricos en potasio, calcio y magnesio.

13-Obesidad

Sin duda alguna, la obesidad se trata de una de las principales enfermedades producidas a causa de una mala alimentación. La ingesta abundante de comida nos lleva al incremento desproporcional de nuestra masa corporal a altos niveles.

Esto es debido especialmente a comidas altas en grasas, azucares y diferentes tipos de levaduras. Además de ser una enfermedad proveniente de una mala nutrición, se trata de uno de los principales problemas de la cultura occidental que se busca erradicar y que crece a pasos agigantados.

¿Cómo prevenirla?

La prevención de esta enfermedad es sencilla. Basta con llevar una dieta completa y variada y combinarla con ejercicio físico para no palidecer problemas relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

Problemas relacionados con la perdida de peso

Este apartado está destinado a hablar sobre los problemas relacionados con la pérdida de peso, pero que aun así no dejan de ser una consecuencia de una mala nutrición. Tales como la bulimia o la anorexia llevan a nuestro cuerpo a extremos cercanos a la muerte debido a la falta de una buena rutina o de una dieta que consiga que nos mantenga saludables.

1-Anorexia

Este trastorno alimentario hace que nuestro peso disminuya hasta llegar a un estado enfermizo. Se trata de una disminución progresiva de kilos donde el enfermo piensa que va a aumentar fácilmente de peso viéndose así mismo con problemas de sobrepeso cuando realmente no es así.

Esto, además de un proceso mental y social, se trata de un proceso de eliminación de los hidratos de carbono, más tarde de grasas, proteínas, y posteriormente llegando a la negación de líquidos.

¿Cómo tratarla?

En primer lugar, acudiendo a un psicólogo para realizar de esta forma el trastorno desde un punto psíquico. Tras solucionar este primer escollo, se debería abordar el problema desde un punto de vista nutricional.

Este proceso se denomina realimentación, y en él que se debe tratar de integrar los diferentes nutrientes necesarios para nuestro cuerpo de una manera gradual y progresiva, de manera que el enfermo pueda ir adaptando la rutina de la ingesta poco a poco.

2-Bulimia

La bulimia se trata de otro trastorno psicológico y nutricional relacionado con la obsesión de sobrepeso y con la consiguiente búsqueda de su pérdida. En este aspecto, las personas que padecen esta enfermedad, al contrario que los anoréxicos, sienten una continua atracción ansia por comer continuamente.

La solución que ellos buscan frente al sentimiento contradictorio de querer comer, y no desear engordar es el vómito auto inducido como una forma de auto castigarse por la ingesta. También el empleo de laxantes suele utilizarse aunque en menor medida. También hay casos de enfermos que realizan ejercicio físico hasta la extenuación.

¿Cómo tratarla?

El tratamiento se basa principalmente en la psicoterapia (al igual que en la anorexia) tratada por expertos y en la utilización de diferentes tipos de fármacos con el fin de evitar los diferentes vómitos y de intentar normalizar su proceso metabólico interno a fin de que se realice la ingesta adecuada de calorías al día.

3-Depresión

Como hemos estado viendo antes, una mala nutrición puede llevar a múltiples enfermedades, pero hay una que merece especial mención: la depresión.

Aunque parezca mentira, una ingesta deficiente de comida nos puede llevar a la caída de diferentes depresiones. Esto es debido a la gran multitud de desequilibrios que se producen en nuestro organismo y que hacen que la falta de nutrientes no nos deje carburar física y psicológicamente de la manera deseada.

Sabemos de antemano que alimentos como los ya preparados, y sobre todo la comida rápida son los principales causantes de una ingesta baja en vitaminas, minerales y llena de grasas perjudiciales para nuestro cuerpo.

Esto se puede combatir con un correcto uso de los nutrientes necesarios para nuestro organismo. Para ello, la alimentación debe sustentarse en diferentes pilares que darán equilibrio a nuestra dieta.

Entre ellos vemos frutas, verduras, proteínas e hidratos de carbono en su debida cantidad. Esto nos hará seguir una dieta que consiga aumentar nuestro estado de ánimo y dejar de lado los síntomas depresivos.

Referencias

  1. http://www.livestrong.com/article/
  2. https://sites.google.com/site/
  3. http://www.farmaciasroma.com/blog/?p=556
  4. http://www.imujer.com/salud/2010/06/04/
  5. http://www.sanar.org/enfermedades/
  6. http://es.hesperian.org/hhg/
  7. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000344.htm
  8. http://www.vitonica.com/enfermedades/

DEJA UNA RESPUESTA