Homofobia: Tipos, Causas y Consecuencias

La  homofobia es la actitud hostil respecto a las personas homosexuales, ya sean hombres o mujeres.  Podríamos decir que también “es el odio y temor a aquellas personas que no encajan dentro de la etiqueta heterosexual”.

Las personas pueden tener miedo a las personas homosexuales dado su orientación sexual, la cual se “sale” de lo normal según ciertas personas. Esta actitud también puede ser discriminatoria. Desde siempre, se podría considerar que han existido personas homosexuales.

homofobia

Éstas por miedo al rechazo de la  sociedad, y de su familia en particular lo han tenido que mantener en silencio. Hoy en día, la situación está cambiando dado que vivimos en una sociedad más equitativa y justa en la que se pueden convivir con valores que nos ayuden a alcanzar este objetivo.

La homosexualidad entendida es la atracción sexual y emocional hacia personas del mismo sexo, que como tal, lleva implícita –aunque no de forma exclusiva- el deseo sexual, las fantasías eróticas, la vinculación emocional y las conductas deseadas con personas del mismo sexo.

Dentro de este colectivo podemos encontrar dos grupos: gais y lesbianas. Los primeros son hombres que se sienten atraídos por otros hombres, mientras que el segundo término se refiere a mujeres que se sienten atraídas por otras mujeres.

homofobia

Datos de homofobia a nivel mundial

A continuación os presentamos algunos datos del año 2014 sobre la homosexualidad y la homofobia a nivel mundial. En 76 países se sigue considerando la homosexualidad como ilegal castigándose en ocho de ellos con pena de muerte.

En 19 países se permite la adopción de menores con padres del mismo sexo, además reconocen las uniones civiles. En 63 países se prohíbe la discriminación en el empleo basada en la orientación sexual y en 31 países además, se prohíbe también la incitación al odio basada en la orientación sexual.  

En 34 países se considera la orientación sexual como agravante en caso de crimen de odio. Para terminar señalar que en 117 países se autoriza por ley la homosexualidad.

Como podemos comprobar, poco a poco las personas homosexuales se van haciendo visibles en las grandes instituciones y van ganando derechos como el del matrimonio o la adopción, e incluso a nivel legal.

Sin embargo, son aún muchos los países en los que esta posibilidad es impensable y en los que la homofobia está más presente que nunca.

¿Qué tipos de homofobia existen?

A continuación, os presentamos los tipos de homofobia que existen según la UNFPA (2013):

Homofobia afectiva

Se podrían considerar que están dentro de este tipo de homofobia todos aquellos sentimientos de rechazo hacia las personas homosexuales, es decir, los sentimientos que surgen al relacionarse con una persona homosexual.

Este tipo de rechazo se puede manifestar al tener contacto físico con esa persona, o por sentirse incómodo cuando se está con esa persona o incluso cuando se ven muestras de afecto en público.

Homofobia conductual

Este tipo de homofobia se relaciona con los comportamientos que se tienen hacia personas homosexuales. Pueden ir desde la burla o chiste, el cual se consideraría el más leve en la escala hasta la agresión física.

Homofobia cognitiva

Son las ideas y conceptos que se tienen hacia la homosexualidad. La homosexualidad siempre se ha entendido como algo negativo, antinatural o amoral basado en estereotipos y por ende en ocasiones errónea.

Además de los anteriores, también se pueden encontrar signos de homofobia a nivel institucional, ya sea en leyes o incluso en los medios de comunicación.  Según Maroto (2006) existen cuatro niveles de actitud homofóbica:

  • Repulsión. Se entiende la homosexualidad como un crimen contra la naturaleza.
  • Lástima. Se considera una opción madura y preferible. Sienten lástima hacia aquellos que no son heterosexuales.
  • La homosexualidad es un desarrollo, es decir estas personas no han madurado y tienen que ser tratados con mucha protección.
  • Aceptación. Existe aún algo que tiene que ser aceptado.

¿Por qué existe la homofobia?

Es muy difícil saber exactamente por qué ocurre la homofobia ya que puede variar tanto en cada caso como en la sociedad. A pesar de esto, se pueden señalar algunas casusas según Generelo y Pichardo (2005):

  • Aún hoy, sigue prevaleciendo la heterosexualidad como lo “normal” dentro de la sociedad, por lo que existe rechazo social hacia la homosexualidad.  Para muchas personas, puede ser entendida como una amenaza para las normas y valores sociales ya que como se ha señalado las prácticas que realizan las personas homosexuales pueden ser concebidas como sucias e inmorales.
  • También encontramos rechazo hacia los homosexuales dado que no pueden procrear, por lo que la especie puede estar en peligro.
  • Además, estas personas se salen del molde masculino y femenino, roles que se han entendido como correctos por la sociedad.
  • Por último, añadir a lo anterior la aparición del SIDA, la cual se ha identificado a las personas homosexuales como transmisores de ésta.

¿Qué consecuencias tiene la homofobia para las personas homosexuales?

La homofobia trae consigo muchos problemas psicológicos para los homosexuales, en especial los menores o adolescentes. A continuación vamos a enumerar algunas consecuencias:

  • Suele impedir el desarrollo de vínculos como el de la intimidad con otras personas.
  • Puede limitar la comunicación con la familia, además de los vínculos.
  • Los adolescentes pueden disminuir su capacidad de expresión dado que se encierran en roles rígidos y estáticos.
  • Lleva a expresar una sexualidad equivocada para demostrar que no son homosexuales.
  • Impide la riqueza de la diversidad.
  • Durante la adolescencia, es muy importante pertenecer a un grupo y ser aceptado por éste. Puede existir rechazo a aquello que es diferente de la mayoría.
  • Lleva a la auto-limitación y autoexclusión ya que se impiden ambientes discriminatorios y violentos.

Además de lo anterior, las personas homosexuales debido a la presión pueden volverse agresivos o incluso presentar  desorden psico-somático. También pueden sufrir ansiedad social o depresión o incluso pánico (UNFPA, 2013).

¿Cómo se puede combatir la homofobia ?

Nosotros como familiares y profesionales de la educación podemos influir directamente en la sociedad en la que vivimos positivamente para intentar disminuir la homofobia. ¿Qué podemos hacer?.

A continuación se detalla a modo de resumen algunas acciones que son muy efectivas para tratar esta problemática.

Desde las familias, la escuela y la comunidad se pueden realizar multitud de acciones para ayudar a paliar la homofobia en la sociedad:

  • Una de ellas podría ser promover el diálogo y el debate sobre este tema, señalando siempre la importancia de los derechos humanos.
  • Dado que las personas homosexuales es una realidad, se debería de conversar con la familia sobre este tema con la intención de sensibilizar.
  • También se podría hablar de este tema en la escuela dado que cada persona tiene el derecho a ser diferente.
  • Por último, se debería de hablar con el profesorado de los centros pues también los niños/as pueden imitar el sentimiento homofóbico. Por ello es muy importante que exista por parte del profesorado una “aceptación de las diferencias”.

Por último, para las personas homosexuales que están recibiendo un trato homofóbico se debería:

  • Apoyarle para que acepte su identidad así como en el caso de que sufriera acoso por motivos de su orientación sexual.
  • También sería recomendable animarle, ya que es libre de hablar sobre sus sentimientos y hablar sobre ellos.
  • Ayudarle a contextualizar la situación dado que muchas veces se tiende a exagerarlas, por lo que suelen afectar más.
  • Recordarle que como familia siempre va a contar con vuestro apoyo.
  • En el caso de que su malestar fuera extremo y el apoyo familiar y educativo no fuera necesario, sería recomendable buscar ayuda de profesionales.

Conclusión

En general y aún hoy, la sociedad desconoce cuáles son los orígenes de las distintas orientaciones sexuales y, en muchas ocasiones, este desconocimiento puede causar miedo y por ende transformarse en homofobia.

Desde pequeño nos están inculcando lo que está bien y lo que está mal, es decir los comportamientos correctos e incorrectos por lo que la heterosexualidad se considera lo correcto, dado que la mayoría lo es.

Otro de los problemas que se puede considerar es la poca orientación que reciben por parte de su familia y de la escuela y la sociedad en general. La mayoría de las clases que se dan de educación sexual en la escuela va dirigida a las personas heterosexuales y las precauciones que hay que tomar.

Sin embargo no se menciona nada de homosexuales y los peligros que existen. Esto desemboca en que si no se tiene confianza en la familia, o si no se ha dicho que se es homosexual no sepan dónde acudir para resolver sus dudas.

Respecto a la familia, muchas veces se presupone que nuestros hijos/as son heterosexuales y cuando se descubre que no lo son, puede generar un gran problema que no se sabe cómo afrontar.

Muchos a causa de lo que se ha señalado anteriormente, piensan que es una fase y que se les pasará o que deben de ir al psicólogo. Esto surge por el gran desconocimiento que se tiene sobre la homosexualidad y les cuesta asimilar que su hijo/a está manteniendo relaciones con alguien del mismo sexo y tiene dos posibles finales: la aceptación y apoyo hacia su hijo/a homosexual y el rechazo y vergüenza hacia éste.

Por este motivo existen muchos adolescentes que tienen miedo a decir abiertamente su orientación sexual y que viven para agradar a su familia, convirtiéndose en verdaderos infelices.

Por último, señalar que aún queda mucho trabajo por realizar desde la familia, la escuela y la comunidad para reducir este tipo de homofobia. Como se ha señalado anteriormente, se deberían de formar a los profesionales de la educación para que no perpetúen los diferentes tipos de homofobia en la escuela y sepan actuar ante casos de acoso escolar.

Además se deberían de realizar charlas informativas en los centros  tanto a los padres y madres como a los jóvenes para que así puedan resolver sus dudas y tener conocimiento de lo que es con el fin de reducir la homofobia.

Referencias

  1. de UNFPA, P. (2013). Informe del UNFPA.
  2. Generelo Lanaspa, J., Pichardo Galán, J.I (coord.) (2006) Homofobia en el sistema educativo. Madrid: Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales.
  3. Maroto Sáez, A.L (2006). Homosexualidad y trabajo social. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales
  4. Ugarte Pérez, J. (2006). Sin derramamiento de sangre: un ensayo sobre la homosexualidad. Madrid: Infoprint, S.L.
  5. Fuente imagen.
COMPARTIR
Graduada en Pedagogía por la Universidad de Sevilla y estudiante el Máster en Psicología de la Educación. Avances en Intervención Psicoeducativas y Necesidades Educativas Especiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here