Cómo Motivarse para Conseguir Cualquier Cosa en 3 Pasos

La motivación es un estado que no es constante a lo largo del tiempo y que dependiendo de ciertas condiciones aumenta o disminuye.

En este artículo te explicaré cómo motivarte con un simple plan de 3 puntos a recordar y en los que tendrás que ser persistente y responsable a la hora de cumplirlos. 

motivacion

Si sigues este plan con responsabilidad, persistencia y ánimo, verás grandes cambios en tus resultados y lo que quieras conseguir a corto y medio plazo.

1-¿Qué recompensas quieres?

Con esto me refiero a cuál es la recompensa que quieres a cambio de tus esfuerzos, esto es básico para aprender cómo motivarse y motivar a otros. Párate a pensar qué es lo que te guía a trabajar y esforzarte.

Las motivaciones personales son distintas de unas personas a otra, unas se guían más por la realización personal, otras por el dinero, otras por ascender y estar en un puesto alto dentro de la empresa. Otras valoran más el tiempo libre…

 Para conseguir una motivación que te guíe hacia conseguir lo que quieres, tendrás que esforzarte en darte a ti mismo el tipo de recompensas que deseas. Párate a pensar, conócete a ti mismo y obsérvate para saber a qué tipo de recompensas le das más valor.

 Generalmente hay dos tipos de recompensas; intrínsecas (sentirse bien, orgulloso, autorealizado…) y extrínsecas (dinero, premios, halagos…).

 Una forma de saberlo es con el siguiente ejemplo. ¿Qué es más importante para ti?

 a-Tu sueldo.

b-Sentirte autorealizado y que tu trabajo es interesante.

c-Aprender cosas nuevas.

d- Capacidad de promocionar.

 Si has elegido a y d persigues más las recompensas extrínsecas y si por el contrario prefieres b y c, te motivan más las intrínsecas.  Esto es solo un ejemplo y te servirá como guía para tu mismo recompensarte.

2- Establece qué nivel de ejecución requieres para una recompensa

 En este punto vamos a hacer una distinción entre personas que siguen recompensas extrínsecas y las que siguen intrínsecas:

 Personas que prefieren recompensas extrínsecas:

 Cuando conoces qué recompensas te pueden motivar más personalmente, necesitas relacionarlas con el nivel de ejecución que quieres conseguir.

 Por ejemplo:

Si quieres llegar a correr 1 hora seguida y te motivan más las recompensas extrínsecas (por ejemplo el dinero o salir), establecerás un criterio como el siguiente:

 -10 minutos corriendo: 1 euro para salir.

-20 minutos corriendo: 5 euros.

-30 euros corriendo: 10 euros.

-40 euros corriendo: 15 euros.

-1 hora corriendo: 20 euros.

 Las cantidades las tienes que establecer tu dependiendo de lo que quieras llegar a lograr y tus condiciones personales. Por su puesto esto es un ejemplo y lo puedes aplicar a otras actividades (estudiar, adelgazar, ahorrar, vender…). Es recomendable que escribas la relación de ejecución-recompensa en un papel/agenda para tenerlas claras.

 Muy importante: No es suficiente con que hagas la relación, también tienes que ser fiel a ella y ser constante hasta que te vayas superando y alcanzando los niveles de éxito que esperas. Si has corrido solo 10 minutos sería desproporcionado “regalarte” 20 euros cuando salgas.

Si haces una relación ejecución-recompensa justa y eres fiel a ella, tendrás más éxito y sentirás una motivación personal mayor.

Personas que prefieren recompensas intrínsecas:

Si eres de las personas que prefieres recompensas intrínsecas como autonomía, libertad, posibilidades de ascenso, sentirse respetado, mayor aprendizaje, responsabilidad, etc., necesitarás reestructurar tu trabajo o la actividad que estás haciendo para conseguir esa recompensa.

Si por ejemplo estas en un trabajo aburrido del que dependes de un jefe y que no te da responsabilidad y lo que tú quieres es libertad, responsabilidad y autonomía, tendrás que pensar en cómo cambiar dentro de ese mismo trabajo o plantearte buscar otro trabajo. De esa manera, en un puesto que te de lo que deseas, rendirás mejor, lo harás con más energía y serás más feliz.

 Otros ejemplos de personas que se guían por recompensas extrínsecas y como las podemos lograr son:

-Ser promocionado: opta a trabajar en una empresa que te permita la promoción y crecer como profesional.

-Sentirse con responsabilidad: conviértete en el líder de un equipo, pide la promoción, emprende un negocio.

-Tener un trabajo seguro: asegúrate de entrar en una empresa que valoren y respeten a sus empleados y con un buen contrato.

-Sentirse con capacidad de tomar decisiones: ten iniciativa, propón cosas a tus superiores, emprende y toma decisiones.

3-Asegúrate de que un trabajo/actividad/acción bien hecha da lugar a lo que deseas:

 Si por ejemplo emprendes en un negocio y lo que quieres es ganar dinero y que tu empresa crezca, no estás seguro porque no sabemos si el negocio tendrá éxito (al menos a corto plazo y la mayoría de los negocios).

 Por esto hacemos la lista de relaciones comentada en el punto 1. Asegúrate de que obtendrás lo que deseas tras hacer la acción al nivel que esperas.

 Ejemplos:

 -Si has puesto una relación como: estudiar para el examen – comerme una bolsa de patatas, cumple lo que realmente deseas (en este caso comerte la bolsa de patatas o lo que más desees en ese momento y que no te permitirías sin haber actuado como quisieras). De esta manera, al darte un premio, reforzarás dicha relación y aumentarás mucho las posibilidades de volver a repetir la acción.

 -Correr 1 hora-ver la última peli de James Bond: no tengas miedo de perder toda la tarde viendo la peli; date esa recompensa para reforzar la acción de correr.

Importante: Este plan de motivación personal es para consolidar acciones que queremos incluir en nuestra forma de ser/comportarse y que nos cuesta mucho realizar.

Para motivarse, será básico comprender las motivaciones personales (recompensas extrínsecas e intrínsecas) y ser responsable y persistente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here