Papiloma humano: síntomas, causas y tratamientos

El Virus del Papiloma Humano (VPH, o en inglés, human papillomavirus) es una de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) más comunes en la actualidad, y su contagio resulta muy habitual en personas de todo el mundo.

Presentando diferentes niveles de riesgo para la salud, se conocen más de un centenar de diferentes tipos de virus del Papiloma Humano; desde aquellos que no presentan síntomas ni suponen ninguna amenaza para la salud (inofensivos), a los tipos de virus más agresivos para el organismo humano, los cuales pueden llevar a ser causantes de patologías oncológicas.

papiloma humano

Por este motivo, los diferentes tipos de Virus de Papiloma Humano se clasifican en dos grandes grupos: los que causan infecciones de bajo riesgo, cuyo síntoma más habitual es la aparición de verrugas y que pueden tratar y eliminar; y los de alto riesgo, que pueden ocasionar mayores efectos adversos en los pacientes, aumentando el riesgo de sufrir un cáncer genital si no se trata de forma adecuada y oportuna.

Síntomas

En muchos casos, los Virus del Papiloma Humano no causan ningún síntoma en las personas contagiadas, por lo que la mayor parte de gente infectada por VPH y portadora del virus ni siquiera conoce que lo está. Sin embargo, de los más de 100 tipos de virus de papiloma humano conocidos, alrededor de un tercio sí pueden producir síntomas reconocibles.

Los principales síntomas sufridos por los pacientes afectados por el Virus del Papiloma Humano es la aparición de verrugas en las manos, los pies y / o los genitales, donde se conocen también con el nombre de condiloma acuminado.

Respecto a los virus de alto riesgo, aunque no resulten los más habituales, también pueden llegar a generar infecciones subclínicas, e incluso en mujeres generar lesiones en el cuello uterino, propiciar el desarrollo de un cáncer cervical, de vagina, de ano, o de vulva, y en el caso de los hombres, ser el factor causante de la evolución de un cáncer de pene o de ano.

A pesar de estos posibles síntomas y como hemos mencionado, en muchas ocasiones el virus resulta de bajo riesgo, la infección no presenta ningún signo reconocible, o aunque sí lo presente, resulta inofensivo si es tratado a tiempo. Por este motivo, si experimentas alguno de los síntomas lo mejor es consultar con tu médico ginecólogo o urólogo lo antes posible.

Causas

Al tratarse de una enfermedad de transmisión sexual las causas de contagio más comunes, y prácticas que aumentan el riesgo de contraer el virus son las mismas que el resto de enfermedades de este grupo: mantener relaciones sexuales con diferentes parejas, presentar bajas defensas en el momento de la exposición al virus inmunológicas (un sistema inmunológico deprimido) y establecer relaciones sexuales sin protección.

Ante esta última indicación, aclarar que aunque el uso del condón disminuye de forma exponencial el riesgo de contraer esta enfermedad, el Virus del Papiloma Humano puede afectar otras áreas de la piel no necesariamente cubiertas por el profiláctico, por lo que es posible verse contagiado al mantener relaciones sexuales con una persona infectada a pesar de su uso.

El uso de preservativo consigue proteger de la infección en un 70 % de los casos, pero sigue existiendo un 30% de riesgo de contraer la enfermedad debido a la exposición de zonas no cubiertas por el preservativo o su incorrecta utilización.

Los virus del Papiloma Humano se transmiten en la gran mayoría de los casos durante las relaciones sexuales, estableciendo contacto con la piel de genitales externos infectados, las membranas mucosas o fluidos corporales durante el coito, ya que resultan de fácil contagio a través de estas zonas, así como las capas húmedas alrededor de las áreas genital y anal.

Por otro lado, y como ya hemos mencionado, uno de los factores de riesgo principal se debe a que no todas las personas portadoras del virus presentan síntomas, por lo que desconocen que al establecer relaciones sexuales pueden contagiar el virus a otra persona que sí los presente.

Tratamientos

En la actualidad no se ha establecido un tratamiento específico para los pacientes afectados con el Virus del Papiloma Humano, y en muchos de los casos, el virus llega a desaparecer (o disminuir su presencia hasta hacerse indetectable), con el mismo paso del tiempo.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, el sistema inmunológico del cuerpo elimina el VPH naturalmente en un plazo de dos años para el 90% de los pacientes infectadosiv. Pero esto no significa que al presentar síntomas, siga siendo necesario consultar a un especialista, al contrario: el diagnóstico temprano es clave en los casos de virus de alto riesgo.

Por otro lado, los tratamientos, dependiendo de la gravedad de la infección van desde cremas tópicas que ayudan a combatir el efecto del virus, a otros métodos de mayor alcance para las infecciones de alto riesgo, llegando a la cirugía en casos graves.

Respecto a la prevención, en la actualidad existen ya vacunas frente al Virus del Papiloma Humano, las cuales permiten evitar hasta el 70% de los casos de gravedad (eliminando el riesgo de tener cáncer de útero en las mujeres), y su utilización es cada vez más habitual para prevenir el riesgo de contagio desde la adolescencia.

Referencias

  1. Dunne E F, Nielson C M, Stone K M, Markowitz L E, Giuliano A R. Prevalence of HPV infection among men: A systematic review of the literature. J Infect Dis 2006; 194 (8): 1044-57. 
  2. Infección genital por VPH – CDC Fact Sheet en español. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Consultado Marzo 2015
  3. Elena de la Fuente Díez, y Luz María Mira Ferrer: Las 47 preguntas sobre el virus del papiloma humano» (preguntas 8, 9 y 21) artículo en Medicina y Seguridad del Trabajo, volumen 54, n.º 212, Madrid, septiembre de 2008.
  4. «CDC, Human Papillomavirus (HPV)» (en inglés Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Consultado el 22 de Eero de 2015. «¿Cuáles son los signos, síntomas y posibles consecuencias para la salud del VPH?»

DEJA UNA RESPUESTA