Perfil Psicológico de un Psicópata: 20 Rasgos Característicos

El perfil psicológico de un psicópata se caracteriza por un déficit en el control de impulsos, ausencia de sentimientos de culpa o vergüenza y problemas de adaptación a las normas sociales y morales.

La psicopatía es un trastorno de la personalidad comúnmente mal entendido; se suele asociar con los asesinos en serie. Aunque algunas de estas personas se conviertan en perfectos asesinos, ya que carecen de culpa por los crímenes que cometen, la mayoría están integrados en la sociedad.

Psychopathic Urban Killer

Aprender a identificar los rasgos de la personalidad psicopática es importante, ya que podríamos estar relacionándonos con una persona con este trastorno sin saberlo. Los psicópatas suelen manipular al resto de personas para conseguir lo que quieren sin escrúpulos, y las relaciones con ellos suelen ser muy tóxicas y perjudiciales.

Robert Hare, doctor en psicología e investigador en el campo de la psicología criminal, elaboró una lista de rasgos llamada The Hare Psychopathy Checklist con el objetivo de identificar a las personas con este trastorno. En este artículo se describirán los rasgos característicos de los psicópatas para aprender a identificarlos.

The Hare Psychopathy Checklist

Robert Hare condujo investigaciones con criminales durante más de cuatro décadas, dedicando la mayor parte de sus estudios a la psicopatía. En principio, desarrolló la lista como una herramienta para determinar cuánto tiempo debía permanecer un criminal en prisión. El grado y la cantidad de rasgos psicopáticos que un individuo presentará tenían un rol decisivo a la hora de determinar cuántos años estaría en la cárcel.

20 rasgos del perfil de un psicópata según Hare

1- Locuacidad y encanto superficial

Locuacidad implica tener facilidad verbal, ser un conversador entretenido. Estas personas tienen respuestas para todo, a menudo ingeniosas e inteligentes, y son capaces de narrar historias muy interesantes que enganchen a los que escuchan.

Son encantadores, corteses y educados, nada tímidos y nunca tienen miedo a decir lo que piensan o lo que les apetece decir. Parecen personas muy extrovertidas que suelen caer bien a los demás.

También pueden ser escuchadores atentos; fingen tener empatía con la otra persona para que ésta desarrolle confianza en ellos y hacerla más vulnerable, de forma que más tarde puedan manipularla a su antojo.

Todo esto no es más que una máscara. Los psicópatas se presentan a sí mismos muy bien, de forma muy convincente. Hacen creer a los demás que tienen conocimientos muy profundos en muchas áreas, cuando un análisis más detallado de la información que proporcionan hace ver que sus conocimientos solo son superficiales. Suelen impresionar a la gente ofreciendo términos técnicos que el resto no conoce.

2- Sensación de tener una gran autovalía

Los psicópatas tienen una visión de sí mismos y sus habilidades y valía personal bastante inflada. Suelen ser obstinados y arrogantes y creen que son superiores al resto de personas. Se muestran muy seguros de sí mismos, fanfarrones, no se consideran nunca fracasados socialmente y no se preocupan por su situación actual.

Dan a entender que, si tienen algún problema, sus circunstancias actuales son resultado de la mala suerte o de eventos ajenos a ellos, que no pueden controlar. Remarcan mucho habilidades que supuestamente tienen, aunque no consigan demostrarlas. Parecen despreocupados respecto a los contactos que hayan tenido con la justicia y parecen no creer que esto pueda afectar negativamente a su futuro.

3- Necesidad de estimulación constante y tendencia al aburrimiento

Estas personas muestran una necesidad excesiva y crónica de estimulación novedosa y excitante, lo cual les lleva a llevar a cabo acciones arriesgadas. Las personas con este trastorno de la personalidad suelen tener una disciplina baja a la hora de completar tareas, ya que se aburren con facilidad.

No consiguen durar mucho en el mismo puesto de trabajo, por ejemplo, o acabar tareas que consideran rutinarias. Les cuesta mantener la atención sobre actividades monótonas o que no tienen interés para ellos. Cuando les preguntan, describirán las actividades académicas y otras actividades ordinarias como aburridas y tediosas.

Los psicópatas argumentan estas costumbres diciendo que les gusta aprovechar las oportunidades o aceptar retos. En realidad, es mucho más que esto; realmente sienten una necesidad de tomar riesgos. Esto lleva a muchos de estos individuos a consumir drogas, sobre todo, las que tienen un efecto estimulante.

4- Mentira patológica

El grado de la mentira patológica puede ir de moderado a alto. En la forma moderada, estos individuos son simplemente astutos, ingeniosos con lo que dicen; en la forma extrema, son engañosos, tramposos, turbios, manipuladores y carentes de escrúpulos.

La mentira y el engaño  son una parte esencial de las interacciones de los psicópatas con los demás. Aparte de fingir conocimientos en muchas áreas, hacen promesas que luego no cumplen y afirmaciones que entran en contradicción con su conducta. Tienen una gran facilidad para mentir y una ausencia de culpa al respecto.

Suelen elaborar historias mostrando una gran confianza al contarlas, de forma que el receptor no suele dudar sobre su veracidad. Además, cuando se les descubre una mentira, no muestran síntomas de vergüenza; simplemente reinventan la historia o añaden elementos para que parezca más creíble.

5- Dirección y manipulación

El uso del engaño para manipular a otros se distingue del ítem anterior en la lista porque llega a unos niveles excesivos de crueldad despiadada. Estas personas explotan a otras sin escrúpulos, con una falta de preocupación y empatía por los sentimientos y el sufrimiento de sus víctimas.

Los psicópatas manipulan a las personas de su alrededor para obtener ganancias personales a toda costa. A veces, las estrategias de manipulación utilizadas son muy elaboradas; otras veces son bastante simples.

Los individuos siempre actúan con mucho descaro y despreocupación. A veces, utilizan alias para mantener su anonimato y poder defraudar a los demás más fácilmente. Tienen una visión del resto de personas como si fueran excesivamente crédulas y esto les diera un motivo para engañarlas y manipularlas.

6- Falta de remordimiento o culpabilidad

Las personas con el trastorno psicopático de la personalidad no tienen sentimientos o preocupación por las pérdidas, el dolor o el sufrimiento de sus víctimas. Tienden a estar despreocupados, a no mostrar pasión, a ser fríos y nada empáticos. Muestran un desprecio total por sus víctimas, alegando motivos como que “sería de tontos no aprovechar las debilidades de los demás”.

Los psicópatas no parecen preocupados ni muestran interés por las consecuencias de sus actos ni por los efectos de su comportamiento sobre los demás. En algunas ocasiones, pueden verbalizar sentimientos de culpa para intentar mostrarse empáticos, pero sus acciones no coinciden con lo que dicen.

Si llegan a entrar en contacto con la justicia, suelen considerar que la condena que les ha sido proporcionada es injusta o desproporcional, mostrando una apreciación poco realista de la gravedad de los hechos y una atribución externa de sus actos.

7- Poca profundidad de las emociones

Las personas con psicopatía sufren una pobreza de emociones y una variedad muy limitada de sentimientos. Pueden mostrar calidez, pero es solo superficial; en sus relaciones interpersonales son fríos a pesar de que muestran síntomas abiertos de sociabilidad. Muestran una incapacidad para expresar emociones intensas y, cuando expresan algún tipo de sentimiento o emoción, es de forma dramática y superficial.

En la escala emocional y sentimental de un psicópata no podemos encontrar mucho más aparte de rencor, cólera, estados emocionales superficiales de autocompasión, actitudes vanidosas y de grandiosidad, un resentimiento malhumorado y de indignación. En muchas ocasiones, estas personas tienen mucha dificultad para describir lo que sienten.

8- Insensibilidad y falta de empatía

Este ítem describe una falta de sentimientos general hacia las personas y una actitud fría, despectiva, desconsiderada y sin tacto hacia ellas. Estos individuos parecen totalmente incapaz de ponerse en el lugar de otros y de imaginar el sufrimiento que padecen con sus manipulaciones y mentiras. Si alguna vez consiguen apreciar que los demás sufren por su culpa, nunca es una apreciación afectiva, sino puramente lógica, intelectual.

Los psicópatas son egoístas y despectivos. El desprecio que sienten hacia el resto de personas los lleva a describirse a sí mismos como “solitarios”, “selectivos con las personas”.

9- Estilo de vida parásito

La psicopatía lleva a estas personas a depender de otras de forma intencionada, manipulativa, egoísta y explotadora. Esta dependencia es causada por una falta de motivación, una disciplina muy baja y la incapacidad de asumir responsabilidades.

Pueden utilizar amenazas para seguir dependiendo económicamente de su familia o conocidos, o pueden tratar de parecer víctimas y personas dignas de apoyo y ayuda.

Estas personas utilizarán cualquier excusa para no tener que trabajar y ganar dinero por sí mismos. La utilización de otros para sustentarse y sobrevivir constituye un patrón persistente en su vida, no es fruto de las circunstancias que puedan estar ocurriendo en el momento.

10- Déficit en el control emocional

Los psicópatas muestran muchas expresiones de irritabilidad, molestia, impaciencia, agresión y abusos verbales: no consiguen controlar adecuadamente el enfado y la cólera.

Se molestan con facilidad y por temas que no merecen importancia y que son inapropiadas según el contexto. Sus estallidos de ira son frecuentemente breves y se ven afectados de forma negativa por el alcohol.

11- Conducta sexual promiscua

Las relaciones de las personas que padecen este trastorno se caracterizan por ser breves, numerosas, simultáneas, casuales, informales e indiscriminadas. Suelen tener historial de intentos de obligar a alguien a mantener relaciones con ellos y están visiblemente orgullosos de sus conquistas sexuales.

12- Problemas precoces de conducta

A menudo, los psicópatas ya han mostrado una gran variedad de conductas disfuncionales antes de los trece años, como robos, mentiras, vandalismo, bullying, actividad sexual precoz, incendios, abuso de alcohol o escapadas de casa. Todos estos comportamientos suelen provocar la expulsión del colegio o instituto y pueden implicar problemas con la policía.

13- Carencia de objetivos realistas a largo plazo

La incapacidad o el fracaso persistente para elaborar y llevar a cabo planes a largo plazo constituye otra característica de estos individuos. Su existencia suele ser nómada, sin una dirección o un objetivo en sus vidas.

No se preocupan por el futuro ni se lo plantean seriamente; viven el día a día y, aunque pueden expresar intención o deseo de llegar a conseguir un puesto importante de trabajo, no hacen nada por conseguirlo. Todas sus metas describen objetivos a corto plazo.

14- Impulsividad

La conducta de los psicópatas no suele ser premeditada, está más bien poco planeada. Tienen serias dificultades para resistir a las tentaciones, sobrellevar sus frustraciones y los impulsos del momento.

Suelen actuar de forma espontánea, sin sopesar las ventajas y desventajas de lo que quieran hacer o las consecuencias que traerá para ellos o para otras personas. Con frecuencia, cambiará sus planes, romperá con su pareja o dejará su trabajo de forma repentina y sin dar explicaciones.

15- Irresponsabilidad

Este ítem se caracteriza por un fracaso repetido en el cumplimiento de las obligaciones y responsabilidades, como no pagar facturas, faltar a las clases o al trabajo o no cumplir las promesas. Las conductas irresponsables de los psicópatas pueden poner a otros en riesgo (ej. conducir bajo los efectos del alcohol).

16- Incapacidad para aceptar la responsabilidad de sus acciones

Estas personas suelen tener siempre una excusa para explicar sus comportamientos. Niegan sus responsabilidades y atribuyen las cosas que les pasan a causas externas (la sociedad, su familia, el sistema legal…).

17- Varias relaciones breves

Dada su incapacidad de mantener objetivos a largo plazo, los psicópatas suelen tener relaciones faltas de compromiso, reflejadas en una cantidad considerable de las mismas. Sus relaciones interpersonales y amorosas son inconsistentes y de corta duración (menos de un año).

18- Delincuencia juvenil

Con frecuencia, los psicópatas ya han tenido problemas con la ley antes de los 18 años, casi siempre implicando conductas de explotación, manipulación y crueldad.

19- Revocación de la libertad condicional

A veces estas personas tienen revocada por las autoridades la libertad condicional por haber fracasado en las condiciones para mantenerla, como cometer ilegalidades o violaciones técnicas.

20- Versatilidad criminal

Para terminar, los psicópatas pueden tener una carrera criminal muy variada, que incluye acusaciones o condenas por distintos tipos de delitos, como pueden ser: hurto, robo con armas, delitos relacionados con la droga, agresiones, delitos sexuales, negligencia criminal y fraudes. Suelen estar muy orgullosos de haber cometido delitos sin ser descubiertos.

DEJA UNA RESPUESTA