Los 10 Tipos de Fobias Más Comunes (y su Significado)

Puedes que tengas alguna o que conozcas a alguien que la tiene. En este artículo te explicaré 10 tipos de fobias específicas de las muchas que existen y su significado.

Una fobia es una clase de trastorno de la ansiedad que se manifiesta como un temor muy fuerte e irracional ante algo que en realidad representa escaso o ningún peligro real.

tipos de fobias

Las personas que sufren de alguna clase de fobia tienen taquicardia, sudoración, falta de aire, temblores y un fuerte deseo de huir, cuando se enfrentan a la situación o el objeto de su fobia.

Básicamente, existen dos grandes clases de fobias: la fobia social y las fobias específicas. Dentro de éstas últimas, se mencionarán las más comunes.

Clases de fobias específicas frecuentes

Las fobias simples o específicas son temores irracionales relacionados con cosas muy concretas, como la presencia de ciertos animales, el miedo a volar o el miedo a las alturas.

Cabe aclarar que cuando existe una fobia, no se trata de la inquietud o ansiedad normales que sienten la mayoría de las personas ante ciertas situaciones, sino que se trata de un miedo incontrolable que se acompaña de síntomas como la taquicardia y los temblores.

Estas son algunas de las fobias específicas más frecuentes:

  1. Fobia a los animales o zoofobia

Existen fobias para diferentes animales, pero en general, los más temidos son las serpientes, los ratones, los pájaros, los perros, los gatos y las arañas.

Si cuando te encuentras con una araña te pones tan nervioso/a que solo tienes ganas de salir corriendo, entonces tal vez sufras aracnofobia.

  1. Fobia a la sangre o hematofobia

Muchas personas padecen este tipo de miedos, relacionados con los inyectables, las heridas, extracciones de sangre, etc.

Esta fobia suele estar asociada a una importante respuesta vasovagal, con descenso de la presión arterial y desmayos cuando la persona ve sangre o debe ser sometida a un procedimiento médico.

  1. Fobia a las alturas

Se llama acrofobia, y no se trata de un simple vértigo, sino de un intenso miedo y ansiedad que se pueden presentar en situaciones tan cotidianas como asomarse a un balcón, observar el paisaje desde un mirador elevado o simplemente sentarse cerca del borde de la terraza.

  1. Claustrofobia

Si duda, la claustrofobia se trata de una de las fobias más conocidas. Quienes la padecen sienten terror cuando se encuentran en espacios cerrados, como un ascensor, el metro o un túnel, por ejemplo. Se calcula que entre un 2% y un 5% de la población sufre esta fobia.

  1. Aerofobia

phobia, fear, sorrow and people concept - unhappy man thinking o

¿Sientes un nudo en el estómago cuando tienes que subir a un avión pero aún así lo haces? Entonces no tienes aerofobia, aunque también es una de las fobias más comunes. Las personas con aerofobia no pueden ni si quiera pensar en un viaje en avión sin que comiencen a presentar síntomas de ansiedad.

Si por alguna circunstancia se ven obligados a volar, los temores y la ansiedad pueden comenzar a presentarse meses antes del viaje, y para algunas personas, directamente es imposible realizar un viaje en avión, pues el miedo los paraliza por completo.

  1. Agorafobia

Al contrario de la claustrofobia, la agorafobia es el terror a permanecer en espacios abiertos. Las personas agorafóbicas salen poco de casa, pues no se sienten seguros fuera del hogar.

Con frecuencia, quienes sufren esta enfermedad sienten miedo en los lugares muy concurridos, los sitios abiertos, como puede ser el campo o una plaza, o tienen miedo de quedarse solos y no recibir ayuda en caso de necesitarla.

Algunas personas con agorafobia pueden tener un sentimiento de irrealidad respecto de su cuerpo o del ambiente en el que se encuentran, cuando están en una de las situaciones que les causa la fobia.

Al igual que en los demás tipos de fobia, la intensidad de los síntomas varía de una persona a otra, pudiendo ser ligeros, moderados o severos.

  1. Brontofobia

Es la fobia relacionada con fenómenos naturales, como relámpagos, tormentas, vientos, precipicios o aguas profundas.

En algunas personas, la brontofobia es tan marcada que no salen de casa ni para ir a trabajar si el pronóstico del tiempo no es el que esperaban.

Es una afección que suele comenzar en la infancia y que puede tratarse con medicación y psicoterapia, al igual que las demás fobias.

  1. Tanatofobia

La tanatofobia es el miedo a la muerte, el cuál es natural e instintivo en nuestra especie, sin embargo, también existe un miedo irracional a los muertos, a la muerte y todo lo relacionado con ella.

  1. Fobia social

Se trata de un miedo persistente e irracional ante situaciones sociales, como reuniones o fiestas. En general, las personas que sufren esta fobia temen ser observados y juzgados por otras personas, en el marco de estas situaciones sociales.

Muchas veces la fobia social comienza en la adolescencia, favorecida por la sobreprotección de los padres y por la falta de oportunidades de roce social.

Las personas con esta afección se sienten muy ansiosas y tímidas en situaciones sociales cotidianas, se preocupan muchos días antes del día marcado para un evento al que deben asistir y temen comer, beber o hablar en público.

Es frecuente que esta fobia interfiera con el desarrollo normal de la vida de la persona, afectando las actividades escolares, el trabajo y provocando una gran dificultad para hacer y conservar amigos.

  1. Fobia escolar

Es una fobia especial, que tiene una gran relevancia por su relación con el rendimiento escolar. Algunos niños sienten una gran ansiedad al momento de concurrir al colegio por algún aspecto específico del contexto escolar y por eso se dice que sufren este tipo de fobia.

Puede aparecer debido a problemas de relación con los maestros, con otros niños, o problemas con la propia apariencia, temor al rechazo, etc.

El niño se viste muy lentamente o no come en el momento de prepararse para ir a la escuela, se niega rotundamente a concurrir, grita y llora, o en algunos casos, concurre pero no ingresa al salón. Desde el punto de vista físico, puede haber sudoración profusa, dolores de estómago, dolor de cabeza, tensión muscular elevada y mareos o desmayos.

De no recibir tratamiento, las fobias permanecerán durante toda la vida, pues se trata de trastornos crónicos. La mayoría de las personas mejoran con medicación adecuada, psicoterapia o ambas.

¿Y tú tienes alguna fobia? ¿Conoces a alguien que la tiene? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

DEJA UNA RESPUESTA