¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo de la Personalidad?

El trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad es característico de personas con una fijación por hacer las cosas “de la manera adecuada”. Se da una preocupación excesiva por el orden, el perfeccionismo  y el control personal e interpersonal. 

Esta preocupación por los detalles y la perfección impide que finalicen gran parte de las metas que se proponen o las cosas que empiezan.

trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Debido a la falta de flexibilidad, las personas con este trastorno de personalidad pueden tener dificultades a la hora de establecer relaciones interpersonales.

Por otra parte, estas personas son propensas a enfadarse en situaciones en las que no pueden mantener el control personal o del ambiente, aunque el odio no se exprese directamente.

Causas del trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Bajo la teoría genética, las personas con trastorno obsesivo de la personalidad (en adelante TPOC) tendrían una forma del gen DRD3, el cual también predispone al desarrollo de la depresión.

Estos factores genéticos pueden permanecer “dormidos” hasta que un evento vital ocurra. Estos eventos pueden ser traumas durante la infancia como abusos sexuales, físicos o emocionales.

Según la teoría ambiental, el TPOC es un comportamiento aprendido.

La mayor parte de profesionales apoyan el modelo biopsicosocial que propone que las causas son biológicas, sociales y psicológicas. Desde esta teoría, no hay ningún factor que sea el único responsable, sino una interacción entre los tres.

Síntomas

Los trastornos de personalidad se diagnostican a menudo en la edad adulta, ya que describen patrones resistentes de comportamientos.

Es poco común que se diagnostique en la infancia o adolescencia, ya que los niños están en constante desarrollo en personalidad y madurez física.

Como la mayoría de trastornos de personalidad, tiende a descender en intensidad con la edad.

Sus síntomas frecuentes son:

  • Preocupación por detalles, reglas, listas, organización y horarios.
  • Excesiva devoción al trabajo y a la productividad, excluyendo actividades de tiempo libre.
  • Mostrar perfeccionismo que interfiere con la finalización de la actividad.
  • Inflexibilidad y escrupolosidad en temas de religión, ética o valores.
  • La persona es reacia a delegar tareas trabajar con los demás, a menos que se sometan exactamente a su forma de hacer las cosas.
  • Gran obstinación y rigidez.
  • El dinero se tiende a ahorrar para posibles futuras necesidades.
  • No desea o disfruta relaciones interpersonales cercanas.
  • Muestra frialdad, desapego o falta de afectividad.

Diagnóstico según el DSM IV

Según el DSM IV, se trata de un patrón general de preocupación por el orden, perfeccionismo y control mental e interpersonal, a expensas de flexibilidad, espontaneidad y eficiencia. 

Empieza en la edad adulta y se da en diversos contextos como indican cuatro o más de los siguiente ítems:

  1. Preocupación por detalles, normas, listas, orden, organización o horarios, hasta el punto de perder de vista el objeto principal de la actividad.
  2. Perfeccionismo que interfiere con la finalización de las tareas.
  3. Dedicación excesiva al trabajo y a la productividad, excluyendo actividades de ocio y amistades.
  4. Excesiva terquedad, escrupolosidad e inflexibilidad en temas de moral ética o valores.
  5. Incapacidad para tirar objetos gastados o inútiles, incluso sin valor sentimental.
  6. Es reacio a delegar tareas o trabajo en otros, a no ser que éstos se sometan exactamente a su manera de hacer las cosas.
  7. Adopta un estilo avaro en los gastos.
  8. Rigidez y obstinación.

Cómo se diagnostica

Se suele diagnosticar por un profesional de la salud mental, como un psiquiatra o psicólogo.

Médicos de familia o practicantes no están formados o bien equipados para hacer este tipo de diagnóstico psicológico.

Aunque al principio se pide opinión a un médico de familia, ellos deben referirlos a un profesional de la salud mental.

No hay tests genéticos o de sangre que se usen para diagnosticar el TPOC.

Las personas con TPOC no suelen buscar tratamiento hasta que el trastorno comienza a interferir seriamente en sus vidas personales.

Tratamiento

Las vitaminas o suplementos alimenticios no son efectivos para este trastorno.

El tratamiento es complicado si la persona no acepta que tiene TPOC o cree que sus pensamientos o comportamientos son correctos y no necesitan ser cambiados.

Posibles complicaciones

En el TPOC la preocupación crónica de la persona por las reglas y control parece prevenir el consumo de drogas, sexo sin protección o irresponsabilidad financiera.

Complicaciones posibles son:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Dificultad en completar tareas.
  • Dificultades en relaciones personales.

Comorbilidad

El TPOC (trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo) se confunde a menudo con el TOC (trastorno obsesivo-compulsivo). A pesar de sus nombre similares, son dos trastornos distintos.

La relación con el trastorno obsesivo compulsivo es distante; no se suelen tener pensamientos obsesivos y las conductas típicas del TOC.

El TOC es un trastorno de ansiedad en lugar de un trartorno de personalidad.

Las actitudes de las personas varían entre estos tipos de trastornos: 

  • Las personas afectadas con TOC creen que los comportamientos de reglas, simetría y organización excesiva son insanos y no son buscados, siendo el producto de la ansiedad y pensamientos involuntarios.
  • Las personas con trastorno de personalidad obsesivo compulsiva (TPOC) creen que esos comportamientos son racionales y deseables (rutinas, perfeccionismo, control…).

Algunas características del TPOC son comunes en las personas con TOC. Por ejemplo, el perfeccionismo y la preocupación por los detalles

Un estudio de 2014 encontró una diferencia entre las personas con TPOC y personas con TOC: las que tenían TPOC eran más rígidas en su comportamiento y tenían una gratificación más demorada que las que tenían TOC. Es decir, suprimían más sus impulsos para adquirir mayores recompensas en el futuro.

Síndrome de Asperger

Hay algunas similitudes entre las personas con Asperger y con TPOC como la adherencia a las reglas y algunos aspectos obsesivos.

Las personas con Asperger se diferencian principalmente por sus peores habilidades sociales, dificultades con la teoría de la mente y por sus intensos intereses intelectuales.

En un estudio de 2009 con participantes con trastornos del espectro autista, el 40% de los diagnosticados con el síndrome de Asperger reunían también las condiciones del TPOC.

Trastornos de conducta alimentaria

Las personalidades rígidas también se han relacionado con los trastornos de alimentación, especialmente con la anorexia nerviosa.

En un estudio de 2005, se encontró que un 9% de mujeres con trastornos de la alimentación, 6% de anorexicas restrictivas, 13% de anorexicas purgativas y 11% de bulímicas con historia de anorexia reunían las condiciones del TPOC.

La presencia de este trastorno de personalidad esta relacionado con un rango de complicaciones en los trastornos de alimentación, mientras que las características más impulsivas –como las del trastorno histriónico– predicen un mejor resultado en el tratamiento.

El TPOC predice síntomas más severos en la anorexia, peores tasas de remisión y la presencia de comportamientos como el ejercicio compulsivo.

Referencias

  1. Halmi, KA et al. (December 2005). “The relation among perfectionism, obsessive–compulsive personality disorder, and obsessive–compulsive disorder in individuals with eating disorders”. Int J Eat Disord 38 (4): 371–4. doi:10.1002/eat.20190. PMID 16231356. Retrieved 14 March 2013.
  2. Pinto, Anthony (2014). “Capacity to Delay Reward Differentiates Obsessive-Compulsive Disorder and Obsessive-Compulsive Personality Disorder”. Biol Psychiatry 75 (8): 653–659. doi:10.1016/j.biopsych.2013.09.007.
  3. Hofvander, Björn; Delorme, Richard; Chaste, Pauline; Nydén, Agneta; Wentz, Elisabet; Stahlberg, Ola; Herbrecht, Evelyn; Stopin, Astrid; Anckarsäter, Henrik; Gillberg, Christopher et al. (2009). “Psychiatric and psychosocial problems in adults with normal-intelligence autism spectrum disorders”. BMC Psychiatry 9 (1): 35. doi:10.1186/1471-244x-9-35. Retrieved 2014-09-24.
  4. Fuente imagen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here