8 Actividades y Juegos para Niños Sordos

A continuación os exponemos una lista de juegos y actividades para niños sordos que puedes realizar en el ámbito educativo e incluso en casa para mejorar su autonomía y entendimiento del mundo que le rodea.

En algunas ocasiones, es complicado saber el tipo de ejercicio que podemos realizar con niños que presentan algún tipo de sordera. Sin embargo, es mucho más fácil de lo que nos pensamos, ya que solo tenemos que tener en cuenta el tipo de sordera que tiene y su edad.

actividades para niños sordos

Actividades para captar sonidos

Para mejorar la audición de los niños que presentan alguna dificultad o incluso discapacidad auditiva es muy importante que sepan captar los diferentes sonidos que existen.

Una de las posibles actividades que puedes hacer para mejorar y fomentar la captación de sonidos de una persona con sordera, son actividades como las que vamos a presentar a continuación:

1. Adivina adivinanza

Materiales: instrumentos de percusión como el tambor, el triángulo, los platillos etc.

Procedimiento: Con diferentes instrumentos de percusión como el triángulo, el tambor y los platillos juega con el niño a hacer diferentes actividades de adivina adivinanza. Simplemente, tienes que avisarle primeramente de que va a escuchar un ruido para posteriormente hacerlo y tiene que adivinar cuántas veces ha sonado o incluso si ha sonado.

Para ello, primeramente tiene que cerrar los ojos. En las primeras ocasiones, se le avisará de que va a comenzar el juego pero poco a poco tienes que ir intentando no decirle nada con la idea de que el intente darse cuenta de si está sonando algún instrumento o no.

Consejos: En algunas ocasiones, debido al tipo de sordera que puede presentar el niño, es normal que no escuche una serie de sonidos y frecuencias. En este caso, realizaremos las actividades destinadas a mejorar y fomentar la captación de los sonidos con los que sí se puede trabajar.

Esta actividad, también se puede realizar con supervisión en las aulas de los centros si se colocan a los niños por parejas.

2. ¿Está sonando la canción?

Materiales: música y sillas.

Procedimiento: Podría considerarse como el típico juego de la silla y de hecho es así. El objetivo de realizar esta actividad, es que el niño una vez más sepa identificar que se están produciendo sonidos a su alrededor, como por ejemplo una canción.

En esta ocasión, utilizaremos todo tipo de estilos de música con el fin de que pueda acostumbrarse a la máxima variedad de sonidos. Los reproduciremos durante unos instantes y cuando deje de escucharlos tendrá que sentarse rápidamente para no perder su sitio.

Consejos: Al principio es aconsejable comenzar con las más sonantes o con las que tenga ritmos que se puedan escuchar claramente como música de tipo rock, para por último utilizar canciones que sean más pausadas y lentas y por ende, les cueste más identificar si está sonando o no.

Actividades para captar voces

Al igual que los ejercicios de captación de sonidos, es muy importante para su autonomía que sepa identificar cuando le están hablando o si hay personas que están hablando a su alrededor. Por ello, os presentamos algunos ejercicios que pueden ayudar al niño con la captación de las voces:

3. ¿Tiembla mi pecho si te hablo?

Materiales: Para realizar esta actividad, no será necesario ningún tipo de material.

Procedimiento: Divide a los niños por parejas y coloca un par de frases en la pizarra. Éstas pueden ser de tipo: Mañana va a llover, me he comido un bocata en el recreo, hola, me llamo Julia etc. La actividad consistirá en que los niños tienen que poner las manos primeramente en el pecho de su compañero, seguidamente éstos comenzarán a reproducir las frases que se han colocado en la pizarra.

El objetivo es que los niños se den cuenta de que nos tiembla el pecho y el cuello cuando estamos hablando, por lo que todos los sonidos se generan de una forma parecida. Éstos podrán asociar que cuando existe una vibración en el ambiente o en nuestro cuerpo estamos hablando y por ende, se está produciendo un sonido.

Consejos: Es importante que comencemos la actividad con palabras cortas, de forma que les cueste identificar si el compañero está o no hablando. Posteriormente, tenemos que ir intercalando palabras cortas con frases.

4. ¿Hablamos balleno?

Materiales: Para realizar esta actividad, no será necesario ningún tipo de material.

Procedimiento: Divide a los niños en grupos de tres. A continuación, tienes que asignarles a un animal que se encuentre en el mar o en tierra para que se comuniquen. Esta actividad les suele gustar mucho, ya que tienen que hablar utilizando diferentes voces con el fin de identificar qué persona está hablando.

Colocarás fotos de diferentes animales y ellos tienen que darles la voz que puede tener el animal. Por otro lado, tienen que imitar los gestos de la cara cuando están realizando la actividad.

Consejos: Es importante que se les dirija durante el ejercicio, ya que habrá niños que por su tipo de sordera no sepan imitar las voces y sonidos de los animales, para ello tendremos que ayudarnos de las posiciones de los labios y de la lectura labial y facial.

Actividades para ver de dónde vienen los sonidos

Por otro lado, también es importante no sólo captar los sonidos y las voces sino saber exactamente de donde vienen. Esto permitirá a los niños saber ubicar a la persona o al objeto, algo tremendamente importante para su autonomía y desenvolvimiento en su vida diaria.

5. ¿Dónde estoy?

Materiales: Para realizar esta actividad, no será necesario ningún material.

Procedimiento: Una vez que se han colocado los niños por parejas, uno de ellos se tiene que sentar en la silla mirando hacia un lado y con los ojos cerrados. El otro, se posicionará detrás del compañero.

A continuación, el compañero que se ha colocado detrás tiene que dirigirse hacia un lado de la silla y comenzar a hablar palabras cortas. Mientras tanto, el niño que se ha sentado tiene que identificar desde qué lado le está hablando. Una vez que lo ha adivinado, el niño que tiene este rol irá intercalando diferentes posiciones alrededor de su compañero.

Cuando el niño que está sentado en la silla con los ojos cerrados ha superado todas las pruebas le toca al compañero que estaba de pie realizarlas. Una vez que ambos han terminado con la actividad se rotará de forma que puedan hacer el ejercicio con diferentes tipos de voz.

Consejos: Es importante que el profesor supervise esta actividad con el fin de que los niños no corran y utilicen bien el espacio, no dando así pistas al compañero que se encuentra sentado sobre donde pueden estar. Las frases pueden ser las mismas que se han utilizado en ejercicios anteriores.

6. ¿Dónde está el objeto que suena?

Materiales: Para esta actividad, será conveniente utilizar los instrumentos de percusión que ya usamos en la actividad anterior, o por el contrario, cualquier objeto que pueda tener un sonido lo suficientemente fuerte.

Procedimiento: Posicionaremos a los niños en grupos de tres, a continuación les daremos a cada uno un instrumento y/o un material con el que puedan trabajar realizando sonidos de diferentes frecuencias. A continuación, uno de ellos se colocará en medio sentado y con los ojos cerrados.

Posteriormente, sus compañeros tienen que irse turnando utilizando los instrumentos que previamente se les ha dado, mientras van intercalando los diferentes lugares desde los que se pueden poner.

El compañero que se encuentra sentado, tiene que ir adivinando dónde se han colocado y a ser posible que instrumento u objeto han estado tocando. Cuando los acierte, se irán intercambiando los roles.

Consejos: Para facilitar el tipo de actividad, es recomendable que se fijen las posiciones desde las cuales tienen que hacer sonar los instrumentos. También, es necesario que se presente a priori los sonidos y el material que se va a utilizar.

Conforme vayan evolucionando en la detección de sonidos y voces podremos irnos saltando estas indicaciones.

Actividades para diferenciar los sonidos y reconocerlos

Por último, una vez que ya saben captar los sonidos, las voces y saben de dónde vienen queda lo más difícil, identificar exactamente qué objeto está sonando y reconocerlo. Esto les permitirá enfrentarse a los problemas que les puedan surgir en su vida diaria como por ejemplo, cuando cruza el paso de peatones saber exactamente que suena, dónde suena y por donde suena.

7. ¿Qué objeto está sonando?

Materiales: Aquellos materiales que se hayan utilizado anteriormente y con los que estén familiarizados estaría bien. Sin embargo, se deberían alternar objetos con los que no estén acostumbrados a tratar para que la actividad sea más provechosa.

Procedimiento: Una vez que se han dividido los niños en grupos de cuatro. La profesora repartirá un objeto a uno de ellos mientras los demás se encuentran con los ojos cerrados. El que tiene el instrumento se tiene que colocar en medio y comenzar a hacer sonar el objeto o el instrumento que le hayan dado.

El resto de compañeros tiene que identificar de qué objeto se trata y de dónde viene el sonido. Una vez que lo han adivinado, el compañero que se encuentra en medio deberá rotar con el otro niño del grupo de al lado, el cual tendrá otro instrumento.

Una vez que todos los niños que se han colocado en el centro han pasado por todos los grupos, otros compañeros realizaran esta actividad, de forma que todos sean capaces de identificar los objetos.

Consejos: El profesorado debe de ir controlando que los niños que se encuentran en el centro del grupo sean capaces de hacer sonar el objeto adecuadamente. Por otro lado, también deben de controlar el tiempo durante el cual lo están haciendo sonar.

8. ¿Cómo suena el mundo?

Material: CD con sonidos del mundo: lluvia, viento, coches, instrumentos… y ordenador o reproductor de música.

Procedimiento: Esta actividad se realizará de forma grupal. Los niños deberán de coger una hoja en blanco y un bolígrafo o lápiz e ir anotando los diferentes objetos o cosas que se van reproduciendo en el CD.

Una vez que se han terminado las pistas que se querían reproducir, tienen que ir diciendo a la profesora los sonidos que han escuchado y el objeto o cosa de la que se trata. Por ejemplo, si han escuchado llover tienen que decir que ha sido la lluvia.

Consejos: Las pistas es recomendable que se reproduzcan dos o tres veces, dependiendo del nivel de sordera que tengan los alumnos. Al principio, es normal que les cueste trabajo identificar esos sonidos con los que no están familiarizados.

Conclusiones

Enseñar al niño que presenta discapacidad auditiva a saber identificar los diferentes sonidos que existen a su alrededor, así como saber captar voces y diferenciarlas es una tarea muy útil y recomendada para este colectivo.

Es importante que se hagan desde pequeños con el fin de mejorar sus cualidades y fomentar aquella habilidad que no tiene completamente adquirida. Esto le permitirá mejorar su autonomía y con el tiempo, hará que se pueda mover sólo sin necesidad de tener a otra persona que le ayude.

Por otro lado, también mejorará sus relaciones con otras personas y las habilidades comunicativas ya que podrá identificar cuando le están hablando sin necesidad de que se le avise de que se le va a hablar.

¿Qué otras actividades o juegos para niños con sordera conoces?

COMPARTIR
Graduada en Pedagogía por la Universidad de Sevilla y estudiante el Máster en Psicología de la Educación. Avances en Intervención Psicoeducativas y Necesidades Educativas Especiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here