Activos fijos: características, tipos y ejemplos

Los activos fijos son las propiedades tangibles a largo plazo que una empresa posee y utiliza en sus operaciones para generar ingresos. Se espera que los activos fijos no se consuman ni se conviertan en efectivo dentro de un año.

Los activos fijos se conocen también como activos de capital, propiedad, planta y equipos. Por lo general, se enumeran en el balance de una empresa por debajo de los activos circulantes.

Fuente: pixabay.com

Estos activos son mantenidos por una empresa con el fin de producir bienes o prestar servicios, en lugar de ser retenidos para su reventa en la operación normal del negocio. Por ejemplo, las máquinas, los edificios, las patentes o licencias, pueden ser activos fijos de una empresa.

Un activo fijo no tiene que ser realmente “fijo”, porque no se pueda mover. Muchos activos fijos son lo suficientemente portátiles como para ser movidos rutinariamente dentro de las instalaciones de una empresa, o incluso sacarlos fuera de las instalaciones.

Por tanto, un computador portátil o los muebles se pueden considerar activos fijos, siempre que su costo sea mayor al límite de capitalización.

Importancia

La información sobre los activos de una corporación ayuda a crear informes financieros precisos, valoración de los negocios y un análisis financiero exhaustivo. Los inversores y acreedores utilizan estos informes para determinar la salud financiera de una empresa y para decidir si comprar acciones o prestar dinero a la empresa.

Debido a que una compañía puede usar una variedad de métodos aceptados para registrar, depreciar y desechar sus activos, los analistas deben estudiar las notas en los estados financieros de la corporación para averiguar cómo fueron determinados estos números.

Los activos fijos son particularmente importantes para las industrias intensivas en capital, como la fabricación, que requieren grandes inversiones en propiedades, planta y equipos.

Cuando una empresa reporta flujos de efectivo netos negativos de forma persistente para la compra de activos fijos, esto podría ser un sólido indicador que la empresa está en modo de crecimiento.

Características

Los activos se dividen en activos circulantes y activos no circulantes, cuya diferencia radica en sus vidas útiles.

Los activos circulantes suelen ser activos líquidos que se pueden convertir en efectivo en menos de un año. Por otro lado, los activos no circulantes se refieren a activos y propiedades que son propiedad de una empresa y que no se convierten fácilmente en efectivo.

Las diferentes categorías de activos no circulantes incluyen los activos fijos, activos intangibles, inversiones a largo plazo y cargos diferidos.

Un activo fijo se compra para el suministro de bienes o servicios, para el proceso de producción, para usarlo en la organización o para alquilarlo a terceros.

El término ‘fijo’ se traduce en el hecho de que estos activos no se consumirán totalmente ni se venderán dentro del año contable. Un activo fijo tiene una forma física tangible.

Cuando una compañía adquiere o dispone de un activo fijo, este se registra en el estado de flujo de efectivo bajo las actividades de inversión. La compra de activos fijos representa una salida de efectivo para la compañía, mientras que una venta es una entrada de efectivo.

Valor del activo

Si el valor del activo cae por debajo de su valor neto en libros, el activo está sujeto a una amortización por deterioro. Esto significa que su valor registrado en el balance general se ajusta a la baja para reflejar que está sobrevaluado en comparación con el valor de mercado.

Cuando un activo fijo ha llegado al término de su vida útil, generalmente se elimina vendiéndolo por un valor de rescate, que es el valor estimado del activo si se desglosara y se vendiera en partes.

En algunas ocasiones, el activo puede volverse obsoleto y ya no tener un mercado para él. Por tanto, debe ser excluido sin recibir ningún tipo de pago a cambio. En todo caso, el activo fijo se elimina del balance, porque la compañía no lo seguirá utilizando.

Depreciación

La depreciación es un método contable que distribuye el costo de un activo fijo a lo largo de su vida útil.

Los activos fijos se deprecian para fines contables. Bajo el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad, la depreciación de un activo fijo se considera un gasto en los estados financieros de una compañía. Esto es porque distribuye el costo del activo a lo largo de su vida útil.

Dado que los activos fijos son recursos o inversiones a largo plazo de una empresa, donde su valor total no se realiza en un año, también se deprecian sus costos a lo largo de los años o sus vidas útiles.

La depreciación ayuda a las empresas, ya que no tienen que asignar el costo total inicial de un activo cuando se compra.

La depreciación fiscal generalmente se calcula de manera diferente a la depreciación para los informes financieros.

A menos que contenga recursos naturales, la tierra no puede depreciarse, porque no se puede agotar.

Depreciación en línea recta

Los activos fijos pueden depreciarse utilizando el método de depreciación de línea recta, restando el valor de recuperación del activo de su costo base y dividiéndolo entre el número total de años de su vida útil.

Por tanto, el gasto por depreciación en línea recta es el mismo para cada año de su vida útil.

Por ejemplo, un fabricante de automóviles compra una máquina que producirá puertas para sus automóviles. El costo base de esta máquina es de $5 millones. La vida útil esperada de la máquina es de 15 años.

La compañía cree que después de 15 años podrá vender la máquina por $500.000. Por tanto, el gasto de depreciación de la máquina es de $300.000 (($5 millones – $500.000) / 15) por año. Al final de la vida útil del activo la máquina se contabilizará utilizando su valor de rescate de $500.000.

La forma en que una empresa deprecia un activo puede hacer que su valor en libros, o la cantidad pagada por el activo, difiera del valor de mercado al cual podría venderse el activo.

Tipos

Activos fijos netos

La depreciación es el gasto generado por el uso de un activo fijo. Es el desgaste de un activo o la disminución del valor histórico debido al uso.

Un activo fijo aparece en los registros financieros a su valor neto en libros. Este es su costo original, menos la depreciación acumulada, menos cualquier cargo por deterioro.

Debido a la depreciación continua, el valor neto en libros de un activo siempre está disminuyendo. Sin embargo, bajo las normas internacionales de información financiera es posible revalorizar un activo fijo, de modo que su valor neto en libros pueda aumentar.

El valor neto en libros de un activo fijo es básicamente la diferencia entre el costo histórico de ese activo y su depreciación asociada.

Resulta evidente que para informar una interpretación financiera verdadera y justa de una entidad, se debe registrar e informar el valor de los activos fijos a su valor neto en libros.

Aparte del hecho de estar incluido en el Estándar Contable NIC 16 que el valor del activo se debe llevar en los libros al valor neto, es la mejor manera de presentar el valor de los activos a los propietarios de la empresa y potenciales inversionistas.

Bruto

Es pertinente tener en cuenta que el costo de un activo fijo es su precio de compra. Se incluyen los aranceles de importación, otros descuentos y reembolsos comerciales deducibles.

Adicionalmente, el costo atribuible a traer e instalar el activo fijo en su ubicación necesaria y la estimación inicial por el desmantelamiento y eliminación del activo, si eventualmente ya no es necesario en la ubicación.

El valor bruto del activo fijo es su costo de compra, sin tomar en cuenta la depreciación.

Activos fijos cuentas

Si la empresa tiene activos fijos, se pueden completar los estándares contables como un manual para así representar adecuadamente estos bienes de largo alcance en los registros contables.

Los cambios particulares que influyen en el capital incorporan la compra, revalorización, devaluación y venta del activo fijo.

Estas transacciones son vitales para la exactitud de los registros y de los informes financieros de la empresa. Un buen software de contabilidad puede ayudar a registrarlas fácilmente.

Es beneficioso, y necesario, para cada empresa tener una idea clara de su valor general y de sus activos al comprender no solo qué activos fijos posee, sino también el valor de cada activo individual.

El seguimiento de la depreciación en curso ayuda a las compañías a comprender el valor actual de los activos fijos. También ayuda a planificar el mantenimiento de rutina para maximizar la vida útil de los activos de alto valor y evitar los costos asociados con reparaciones y reemplazos prematuros.

Registro de activos fijos

Es una lista de los activos fijos que pertenecen a una entidad. Tradicionalmente, el registro de activos fijos se mantenía en forma escrita por un contador, utilizando un libro que específicamente se había reservado para ese propósito.

Hoy en día, es más frecuente que se lleve a cabo en formato electrónico en un sistema contable.

El propósito principal de un registro de las cuentas de activos fijos es hacer un seguimiento del valor en libros de los activos y determinar la depreciación que se debe calcular, registrándolo para fines de administración e impuestos.

Un propósito secundario es permitir la fácil identificación de un activo, asignando a cada activo una identificación única. Esta puede imprimirse en etiquetas en forma de un código de barras.

Tangible

Estos activos fijos incorporan, por ejemplo, edificios, terrenos, hardware, equipos diversos, vehículos, muebles y mucho más. Se puede pensar en los recursos tangibles como en las cosas que se necesitan para mantener el negocio.

Para valorarlos, se comienza con el valor con el cual se obtuvo o se alquiló. A continuación, se aplican las estrategias de depreciación adecuadas para ir disminuyendo su valor.

Por ejemplo, algunos activos fijos, como terrenos o estructuras, pueden apreciarse y no depreciarse, cuando se poseen de forma prolongada. Este factor también se debe considerar en el balance.

Intangible

Estos pueden incorporar el fondo de comercio, licencias, nombres o marcas registradas. Incluso también números de teléfono, cualquier innovación y sitios web, si alguna vez se planean vender.

Para activos como números telefónicos, marcas registradas o cosas patentadas, es un poco más difícil decidir el valor.

El fondo de comercio es un recurso difícil de alcanzar. Sin embargo, este tipo de activo es más fácil de calcular al encontrar la diferencia entre el costo real de la organización y el costo por el cual se vende o se compra. La mayoría de los otros recursos intangibles son difíciles de estimar.

Algunos contadores clasifican los activos intangibles a largo plazo, tales como marcas registradas y patentes, como activos fijos. Más específicamente, se refieren a ellos como activos intangibles fijos.

Ejemplos

Un artículo de inventario no puede considerarse un activo fijo, ya que se compra con la intención de revenderlo directamente o de incorporarlo a un producto que luego se va a vender. Los siguientes son ejemplos de categorías generales de activos fijos:

– Edificios.

– Equipos de computación.

– Software de computador.

– Muebles y accesorios.

– Activos intangibles.

– Terrenos.

– Maquinaria.

– Vehículos.

Por ejemplo, si una empresa vende productos, sus camiones de entrega son activos fijos. Si una empresa crea un estacionamiento en la empresa, el estacionamiento es un activo fijo.

Un caso típico de activos fijos son los recursos de la planta de un productor, por ejemplo, sus estructuras y hardware. La palabra “fijo” indica que estos activos no serán vendidos en el año contable actual.

De acuerdo con el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera, todos los activos deben proporcionar beneficios económicos futuros razonablemente estimados. También deben ser controlados por el propietario y ser el resultado de un evento o transacción anterior, como una compra.

Compañía XYZ

Supongamos que la Compañía XYZ tiene la intención de comprar un edificio de oficinas por $10 millones. El edificio tiene una forma física, durará más de un año y generará ingresos, por tanto es un activo fijo.

Cuando la compañía ejecute un acuerdo de compra legal con el vendedor, la Compañía XYZ tendrá un lugar desde donde realizar sus operaciones comerciales. También controlará lo que suceda en el edificio a partir de ese momento.

Por tanto, la Compañía XYZ adquirió un activo de $10 millones y debe reflejar este activo fijo en su balance general.

Los activos fijos incorporan adicionalmente cualquier propiedad que la organización no venda directamente al cliente. Estos pueden ser muebles, vehículos de motor, computadores y mucho más. Supongamos que cuestan alrededor de $1 millón.

Así, la firma XYZ adquirió activos fijos por un valor total de $11 millones. Esto también se reflejará en su balance. Estos activos fijos son útiles para calcular los ingresos generales de la empresa.

Referencias

  1. Steven Nickolas (2018). What are common examples of noncurrent assets? Investopedia. Tomado de: investopedia.com.
  2. Will Kenton (2017). Fixed Asset. Investopedia. Tomado de: investopedia.com.
  3. Wikipedia, the free encyclopedia (2019). Fixed asset register. Tomado de: en.wikipedia.org.
  4. Wikipedia, the free encyclopedia (2019). Fixed asset. Tomado de: en.wikipedia.org.
  5. CA Mohnish Katre (2019). What Is Fixed Asset. Profit Books. Tomado de: profitbooks.net.
  6. Steven Bragg (2019). Fixed asset. Accounting Tools. Tomado de: accountingtools.com.
  7. Investing Answers (2019). Fixed Asset. Tomado de: investinganswers.com.
COMPARTIR
Ingeniero en Computación y Máster en Ingeniería Industrial. Especializado en sistemas de información, administración financiera, costos y gestión de proyectos. Gerente de informática, logística y operaciones en diferentes tipos de industrias. Más de 30 años de experiencia laboral. Profesor universitario de pregrado y postgrado. Amante del cine, rock progresivo y literatura. Jugador de tenis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here