¿Qué es la Agilidad en Educación Física?

La agilidad en Educación Física es la capacidad del cuerpo humano para cambiar de dirección en un movimiento específico, con la mayor eficacia posible.

Es una de las principales cualidades que debe tener un deportista, sin importar la disciplina que practique, junto con la coordinación, la resistencia y el equilibrio.

flexibilidad en educación física

Esta cualidad tiene que ver con la capacidad de respuesta ante un cambio de situación, esto implica precisión y rapidez en los movimientos, cierto grado de fuerza, potencia muscular y flexibilidad mecánica. Resumiendo, es la conjugación de todas las capacidades coordinativas.

La agilidad está relacionada con la ligereza, entendida ésta como la facilidad para moverse. Tiene que ver con la elasticidad, la flexibilidad y la velocidad. Se asocia con movimientos no cíclicos; aquellos que requieren constantes cambios de dirección, sentido y velocidad.

Como todo componente que involucra destreza física, la agilidad depende en buena medida del elemento cognitivo, es decir, de un correcto desarrollo del sistema nervioso central que emita los estímulos necesarios para que el cuerpo pueda moverse rápidamente hacia la dirección y sentido requeridos, y así cumplir eficazmente con el objetivo.

Estudios recientes han comprobado que la agilidad no sólo requiere la capacidad física para reaccionar a cambios de dirección a alta velocidad, sino que también tiene un alto contenido perceptual.

Sin embargo, la agilidad es algo que puede mejorarse notablemente con la dosis correcta de entrenamiento físico. Lamentablemente, también es una cualidad que va deteriorándose con los años.

¿Qué es la agilidad? Factores determinantes

La agilidad es una condición física que permite realizar movimientos con el menor gasto de tiempo y energía posible.

La agilidad es necesaria en todo tipo de disciplinas deportivas, pero es imprescindible en aquellas que involucran obstáculos u oponentes que deben ser eludidos.

Algunos ejemplos concretos son el rugby, el fútbol americano, la carrera con obstáculos o vallas y el hockey.

También en deportes como el tenis donde la pelota se mueve con muchísima velocidad en un espacio físico relativamente pequeño.

El tenista necesita buena vista, buenos reflejos y una excelente condición física para moverse con rapidez hacia uno u otro lado de la cancha.

Se trata de una cualidad que involucra a todo el cuerpo, por lo que no puede hablarse de agilidad segmentaria; requiere de múltiples habilidades y de un entrenamiento integral.

Además de las ya mencionadas, como el equilibrio y la coordinación, existen otros factores decisivos para hacer que un atleta sea más o menos ágil:

  • Capacidad motora básica: posibilidad de realizar los movimientos básicos con calidad y soltura.
  • Capacidad motora específica: habilidad para realizar movimientos más específicos con igual calidad y soltura.
  • Capacidad psicomotriz: habilidad para realizar los movimientos coordinadamente y precisos en espacio y tiempo.
  • Capacidad física básica: tiene que ver con la calidad integral del individuo en cuanto a condiciones músculoesqueléticas, flexibilidad y fuerza.

Ventajas del entrenamiento físico de agilidad

1- Mejora el rendimiento

Un buen entrenamiento físico va desarrollando paulatinamente mayor aguante y mejor rendimiento en la práctica del deporte, logrando realizar la actividad cada vez en menor tiempo, es decir, con mayor eficiencia.

2- Aumenta la resistencia

El cuerpo se entrena para aguantar la exigencia de la actividad deportiva por más tiempo sin tanto desgaste.

Además, esto conlleva a que el atleta también requiera cada vez de menos tiempo para su recuperación de corto y mediano plazo.

3- Previene lesiones

El entrenamiento foral y periódico, además de aumentar la agilidad, fortalece músculos y huesos y los “enseña” a comportarse y reaccionar correctamente ante eventualidades tanto dentro como fuera del campo de juego.

Los músculos aprenden a entrar en calor rápidamente y no se fatigan, y el cuerpo sabe cómo moverse para no lesionarse; está mejor preparado para las contingencias.

4- Mejora el equilibrio y el control del cuerpo

el bosu es una buena herramienta para logar una buena coordinación en educación fisica

El atleta está más capacitado para corregir y mantener su centro de gravedad, con lo cual se evitan caídas y se garantiza estabilidad durante la práctica deportiva.

Prepara al cuerpo para un mejor desenvolvimiento en la vida cotidiana: la agilidad está relacionada íntimamente con la energía necesaria para el día a día.

Además, una buena condición física ayuda a estar preparado para reaccionar correctamente ante contingencias cotidianas.

Por ejemplo, evitar una caída, superar un obstáculo en la vía pública o hacer uso de la defensa personal ante un hecho de inseguridad.

Actividades para entrenar la agilidad

1- Prueba de Slalom

El ejecutante se coloca tras la línea de salida y debe correr a través de postes alineados verticalmente, rodeándolos de un lado y de otro hasta llegar a la meta.

La idea es cronometrar el tiempo de ejecución para poder medir los avances. Cuánto más rápido pueda hacerlo, será mayor la agilidad adquirida.

2- Carrera de obstáculos

El ejecutante se coloca tras la línea de salida y debe correr saltando obstáculos de determinada altura ubicados a lo largo de la pista intentando no tumbarlos ni tropezar.

Es una actividad que requiere de coordinación y flexibilidad, además de mucha resistencia física. Igualmente, debe ser cronometrado para poder medir los avances.

3- Carrera con tacos

El ejecutante se coloca tras la línea de salida y debe correr lo más rápido posible hasta una línea colocada a unos nueve metros de distancia.

Allí hay colocados unos tacos de madera en el suelo, que debe levantar uno a uno, regresar hasta la línea de salida, depositarlos otra vez en el suelo y correr de nuevo en busca del siguiente.

El terreno debe ser liso y llano. Es necesario cronometrar los resultados para poder cuantificar el avance del individuo en cuanto a la agilidad. 

Referencias

  1. Antonio García López y otros (2000). Los juegos en la Educación Física de los 6 a los 12 años. Publicaciones Inde. P. 68.
  2. Valoración de agilidad. Recuperado de efdeportes.com.
  3. Yanci, J.,Los Arcos, A y otros (2012). La agilidad en alumnos de educación primaria: diferencias por edad y sexo. Recuperado de cdeporte.rediris.es.
  4. ¿Cuáles son los beneficios de entrenamiento de la agiidad? Recuperado de salud-vida.info.
  5. Mauricio Moyano (2013). Conceptuando la velocidad y agilidad. Importancia en los deportes de situación. Recuperado de g-se.com.
  6. E.F. Torrevelo. Habilidades motrices básicas: La agilidad. Recuperado de eftorrevelo.blogspot.com.ar.
  7. Eric Vallodoro (2013). Agilidad. Recuperado de entrenamientodeportivo.wordpress.com.
  8. Agilidad. Glosario de Educación Física. Recuperado de glosarios.servidor-alicante.com.

DEJA UNA RESPUESTA