Albert Bandura: Biografía y Teoría del Aprendizaje Social

Albert Bandura es un psicólogo canadiense reconocido por su teoría del aprendizaje social cognitiva y por su teoría de la personalidad. Ha realizado grandes aportes en el campo de la educación y en muchas disciplinas de la psicología. Además, ha tenido una gran influencia en la transición del conductismo a la psicología cognoscitiva.

La teoría del aprendizaje cognitiva social trata de predecir cómo la gente aprende observando a otros. Ejemplos serían cómo los estudiantes imitan a los profesores o cómo un hijo imita a su padre.

albert-bandura

Una encuesta realizada en el año 2002 clasificó a Bandura como el cuarto psicólogo más citado en investigaciones de la historia, detrás de B. F. Skinner, Sigmund Freud y Jean Piaget. Se trata sin duda de uno de los psicólogos más influyentes de la historia.

Nació en Mundare, una pequeña localidad en Alberta del Norte, Canadá, el 4 de diciembre de 1925. Era el hijo menor y el único varón de la familia. La educación en un pueblo tan remoto como Mundare era muy limitada y esto hizo que Bandura se convirtiera en un joven independiente y automotivado respecto al aprendizaje. Esta condición que tuvo que desarrollar le fue especialmente útil en su larga carrera.

Los padres de Bandura siempre lo animaron a que se aventurara en proyectos fuera de la pequeña aldea donde vivían. Por ello, en el verano, después de terminar la escuela secundaria, el joven trabajó en el Yukón, uno de los territorios del norte de Canadá, para proteger la carretera de Alaska contra el hundimiento.

Fue con esta experiencia con la que Bandura se expuso a una subcultura donde reinaba la bebida y el juego. Esto lo ayudó a ampliar su perspectiva y sus puntos de vista sobre la vida.

El inicio de la educación de Bandura

En la Universidad de Columbia Británica, Bandura obtuvo su licenciatura en Psicología en 1949. Continuó sus estudios en Estados Unidos, en la Universidad de Iowa, que en ese momento era el epicentro de la psicología teórica. En 1951 obtuvo su maestría y en 1952 su doctorado. Fue en aquella universidad donde conoció a Virginia Varns, con quien contrajo matrimonio y tuvieron dos hijas.

Durante sus años en la Universidad de Iowa, Bandura comenzó a apoyar un estilo de psicología que trataba de investigar los fenómenos psicológicos a través de pruebas experimentales y repetitivas. Su inclusión en los fenómenos mentales como la imaginación y la representación, así como su concepto de determinismo recíproco, que postulaba la relación de mutua influencia entre el agente y el ambiente, marcó un cambio radical en la teoría del conductismo, que era la dominante para aquella época.

Después de su graduación, Bandura asumió una candidatura para hacer una pasantía postdoctoral en el Wichita Guidance Center. Para 1953, inició su actividad docente en la Universidad de Stanford, donde permanece hasta hoy día.

En sus primeros años en la Universidad de Stanford trabajó junto a uno de sus estudiantes de doctorado, Richard Walters. El resultado de esta colaboración fue el libro  Agresión Adolescente, publicado en 1959, y Aprendizaje social y desarrollo de la personalidad, publicado en 1963. Lamentablemente, Walters murió como consecuencia de un accidente de motocicleta siendo aún joven.

En 1973, Bandura fue nombrado presidente de la Asociación Americana de Psicólogos (APA) y en 1980 recibió el Premio para las Contribuciones Científicas Distinguidas. Ese mismo año fue nombrado presidente de la Western Psychological Association.

Además es doctor ‘honoris causa’ por numerosas universidades. Entre ellas podemos nombrar las de Roma, Indiana, Leiden, Penn State, Berlín y las españolas de Jaume I de Castellón y Salamanca. Asimismo, en 2008 se hizo acreedor del Premio Grawemeyer por sus contribuciones a la psicología.

Según una encuesta realizada en 2002, Bandura es el cuarto psicólogo más citado de todos los tiempos, precedido por B. F. Skinner, Sigmund Freud y Jean Piaget. Y es el más citado de los psicólogos con vida. Además, Bandura es considerado como el psicólogo más importante de la actualidad.

Entre los libros editados en lengua española y portuguesa más importantes de Bandura están: Modificação do comportamento através de procedimentos de modelação (1972), el ya citado Aprendizaje social y desarrollo de la personalidad (con Richard Walter) (1977) y  Principios de modificación de conducta (1983).

Teoría del aprendizaje social de Bandura

Albert Bandura centró sus estudios sobre los procesos de aprendizaje en la interacción entre el aprendiz y el entorno social.

Según Bandura, los conductistas subestiman la dimensión social del comportamiento humano. Su esquema para la adquisición de conocimientos se reduce al hecho que una persona influye sobre otra y se producen mecanismos de asociación en la segunda.

En ese proceso no existe la interacción. Para Bandura el aprendizaje según el conductismo se trata solo  de un envío de paquetes de información de un individuo a otro.

Es por ello que el psicólogo incluye la dimensión social en su teoría del aprendizaje y la llama teoría del aprendizaje social (TAS). En esta se incluye el factor conductual y el factor cognitivo, dos componentes esenciales para el entendimiento de las relaciones sociales.

Y según señala la teoría del aprendizaje social, las llamadas pautas de comportamiento de aprenden de dos formas distintas: por propia experiencia (o también llamado aprendizaje directo) y a través de la observación de la conducta en otras personas (o también llamado aprendizaje vicario).

La teoría de Bandura considera que el comportamiento de otras personas adquiere una gran influencia no solo en el aprendizaje sino en la formación de constructos, así como en la propia conducta. Para el psicólogo, el aprendizaje por observación es el más habitual.

Y es que, según Bandura, las conductas que tienen cierta complejidad solo pueden aprenderse de dos formas: a través del ejemplo o a partir de la influencia de modelos de comportamiento. El investigador señala que el aprendizaje se simplifica con al introducir los modelos de comportamiento adecuados y válidos. De esta manera el individuo podrá imitarlos o sentirse modelado por ellos.

La teoría del aprendizaje social de Bandura es conocida también como aprendizaje por observación o modelado, ya que fue este el aspecto clave de su teoría. En este aprendizaje el individuo es capaz de aprender partiendo de la observación de lo que otro individuo hace.

Este modelo destaca que en el ser humano como aprendiz en continua formación, los  procesos psicológicos son privados. Sin embargo, estos se originan, en parte, a partir de lo social.

El estudio más famoso con el que Bandura explicó esta teoría fue el experimento del muñeco bobo. Para este estudio el psicólogo utilizó un video grabado por uno de sus estudiantes.

En esta película podía verse una niña golpeando a un muñeco inflable con forma de huevo, el cual estaba pintado como un payaso. La joven le pegaba sin piedad con martillos y se sentaba sobre él. También le gritaba frases agresivas y le decía repetidamente “estúpido”.

Bandura mostró el vídeo a un grupo de niños de guardería, a quienes les pareció sumamente gracioso. Una vez terminada la sesión con el vídeo, se llevó a los niños a un salón de juegos donde los esperaba un muñeco bobo nuevo y algunos pequeños martillos. La reacción inmediata fue la imitación. Los niños comenzaron a golpear al muñeco y a gritarle “estúpido”, tal como lo hacía la niña del vídeo que habían visto.

Aunque este comportamiento infantil no sorprendería a ningún padre o maestro, las conclusiones sirvieron para confirmar algo importante. Los niños cambiaron su conducta solo por el proceso de la observación, sin necesidad de que existiera un refuerzo dirigido a realizar dicho comportamiento. Fue por esto que Bandura denominó este fenómeno como aprendizaje por la observación o modelado, conocido usualmente como teoría del aprendizaje social.

A lo largo de su carrera, Bandura practicó varios tipos de terapia relacionadas con la teoría de la personalidad. Una de ellas fue la terapia de autocontrol, pero la más popular fue la terapia de modelado.

Esta consistía en juntar a dos personas con patologías similares. En el proceso uno de los sujetos se dedicaba a observar al segundo mientras este realizaba una acción que le llevaría a superar su problema. El objetivo es que el primero aprenda del segundo por un proceso de imitación.

Pasos del proceso de modelado

El aprendizaje visual se apoya en gráficas como la que usa el maestro

1- Atención

Para aprender cualquier cosa, es necesario prestar atención. Por ello si en el proceso de aprendizaje existen elementos que supongan un obstáculo para prestar la máxima atención posible, el resultado será un mal aprendizaje.

Por ejemplo si tu estado mental no es el más adecuado porque tienes sueño, hambre o te sientes mal, tu capacidad para adquirir conocimientos se verá afectado. Lo mismo sucede si hay elementos distractores.

2- Retención

Para aprender es necesario ser capaz de retener (recordar o memorizar) aquello a lo que hemos prestado atención. Es en este proceso donde entran en juego la imaginación y el lenguaje. Guardamos lo visto en forma de imágenes mentales o descripciones verbales. Necesitamos poder recurrir a ellas para reproducirlas en nuestra conducta.

3- Reproducción

En este paso el individuo debe ser capaz de decodificar las imágenes o descripciones archivadas para que sirvan para cambiar su comportamiento en el presente. Para aprender a hacer algo se necesita una movilización de la conducta, es decir, la persona debe ser capaz de reproducir dicho comportamiento.

Pero para la reproducción con éxito necesitas un conocimiento previo. Por ejemplo, si no sabes patinar, ver vídeos de patinaje no te hará aprender. Pero si ya sabes hacerlo, esta visualización hará que mejores tus habilidades. Es importante tener en cuenta que la capacidad de imitar comportamientos va mejorando poco a poco con la práctica.

4- Motivación

Para aprender, la persona en cuestión debe tener motivos para querer hacerlo. De esto va a depender su capacidad para centrar la atención, retener y reproducir las conductas. Claro que los motivos pueden ser positivos, que son los que nos empujan a imitar un comportamiento, y negativos, que son los que nos empujan a no imitar determinado comportamiento.

5- Autorregulación

Se trata de la capacidad que tenemos para controlar, regular y modelar nuestro propio comportamiento. Bandura sugiere que hay tres pasos. El primero es la auto-observación, que es el observar nuestro comportamiento y tomar pistas de ello. El segundo es el juicio, que es compararnos con un estándar deseado. Y la auto-respuesta, que es castigarnos o premiarnos por el juicio obtenido.

Teoría de la personalidad de Bandura

Durante su carrera, Bandura se enfocó en el estudio de la teoría de la personalidad, abordado desde el punto de vista conductista. El conductismo es una escuela de la Psicología que se basa en la importancia de los métodos experimentales. Se enfoca en el análisis de las variables observables, medibles y manipulables. Por ello rechaza todo lo subjetivo, interno y fenomenológico.

Con el método experimental del conductismo, el procedimiento estándar radica en manipular una variable para luego entonces evaluar sus efectos sobre otra. En base a esto se establece una teoría de la personalidad, la cual indica que el entorno en el que se desenvuelve el individuo es el que causa su comportamiento.

Bandura afirma que efectivamente el comportamiento humano es causado por el entorno. Pero pensaba que esta idea era simplista para el fenómeno que él estudiaba, que era la agresión en adolescentes. Por ello amplió el espectro y añadió un componente más. Reiteró que el ambiente causa el comportamiento, pero señaló que también existía otra acción.

Según Bandura, el comportamiento también causa el ambiente. Y a esto le llamó “determinismo recíproco”, lo que quiere decir que el comportamiento de las personas y el entorno (social, cultural, personal) son causadas mutuamente.

Poco después, Bandura fue más allá de su propio postulado y comenzó a considerar la personalidad como interacción entre tres variables. Ya no se trataba solo del ambiente y del comportamiento sino que se agregaba otro elemento: los procesos psicológicos de la persona.

Estos procesos tienen que ver con la habilidad del individuo para retener imágenes en la mente y con los aspectos relacionados con el lenguaje. Y es entonces con la introducción de la imaginación en el estudio de la personalidad que Bandura dejó de lado el conductismo estricto para empezar a acercarse a los cognitivistas. Tanto así que usualmente se le considera el padre del movimiento cognitivo.

Al agregar la imaginación y el lenguaje al estudio de la personalidad, Bandura parte de elementos mucho más completos que los trabajados por conductistas puros como B.F. Skinner. Así, el psicólogo se introdujo en el análisis de aspectos cruciales de la psique humana como el aprendizaje, específicamente el aprendizaje por observación, también conocido como modelado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here