Alexitimia: características, causas, consecuencias y tratamientos

La alexitimia se define como una característica de la personalidad de algunas personas, que son incapaces de identificar y describir sus propias emociones. Se trata de un problema subclínico; es decir, no se considera un trastorno mental. Sin embargo, puede traer todo tipo de dificultades a las personas que lo padecen.

Las características más marcadas de la alexitimia son una disfunción marcada en la percepción de las emociones propias, la falta de apego por oras personas, y las dificultades para mantener relaciones sentimentales, ya sean de amistad o amorosas. Además, frecuentemente los alexitímicos también tienen dificultad para entender emociones ajenas.

Fuente: pixabay.com

En términos generales, se puede hablar de dos versiones de este problema: alexitimia como estado, y alexitimia como rasgo. La primera es una condición temporal, a menudo causada por un shock o un evento traumático. La segunda, por el contrario, es parte de la personalidad del individuo y forma parte de él toda su vida.

Se trata de un problema psicológico relativamente frecuente, afectando aproximadamente al 10% de la población. Además, se sabe que normalmente aparece junto a trastornos más graves y a otras dificultades del mismo estilo.

En este artículo te contaremos cuáles son sus principales síntomas, qué puede causarlo, y cómo es la vida de alguien con alexitimia.

Características

Los síntomas de la alexitimia varían enormemente de persona a persona, ya que este rasgo puede aparecer en distintos grados. Sin embargo, todos los que lo poseen poseen en mayor o menor medida una serie de características comunes. A continuación veremos cuáles son las más habituales.

Incapacidad para entender las propias emociones

El rasgo básico de las personas con alexitimia es una incapacidad más o menos grave para entender sus propios sentimientos. A menudo, confunden sus emociones con simples sensaciones corporales, o no pueden entenderlas más allá de adjetivos simples como “alegría” o “tristeza”.

Esto no quiere decir que los alexitímicos no sientan emociones. Por el contrario, a menudo estos individuos experimentan sentimientos como la tristeza, la ira o incluso la ansiedad. Sin embargo, no comprenden qué las está causando, se sienten sorprendidos por ellas, y no tienen apenas recursos para gestionarlas.

Todo ello les lleva a verse a sí mismos como autómatas. La mayoría de estas personas se sienten desconectadas de sí mismas, y se frustran con sus propias emociones. Este síntoma básico es, además, del que derivan prácticamente todos los demás.

Escasa vida interior

Además de la falta de análisis de los propios sentimientos, los alexitímicos también muestran disfunciones en otros aspectos relacionados con el autoexamen.

Por ejemplo, suelen ser muy críticos consigo mismos; no suelen plantearse metas ambiciosas, ni se dejan llevar por ensoñaciones ni fantasías.

Todo esto les lleva a vivir la vida en “piloto automático”: al no reflexionar sobre sus propias conductas ni pensar en lo que quieren, suelen dejarse llevar por los acontecimientos. Esto hace que normalmente no tengan demasiado control sobre lo que les ocurre.

Falta de empatía

Las personas con alexitimia no solo son incapaces de reconocer sus propias emociones; también tienen grandes dificultades para entender las de los demás.

Esto suele llevarles a vivir todo tipo de conflictos con las personas de su entorno, que no se sienten entendidas por ellos y suelen acabar frustradas.

Todo esto tiene que ver con una gran falta de inteligencia emocional. Los alexitímicos piensan que los demás tienen que pensar y reaccionar de la misma manera en la que lo harían ellos en cada situación, por lo que además tienden a ser muy poco tolerantes y a enfadarse fácilmente con otros.

Excesiva practicidad

Otro de los rasgos más característicos de las personas con alexitimia es que se centran extremadamente en el aquí y ahora. No les interesa planificar, pensar en las consecuencias a largo plazo de sus actos, ni quieren reflexionar sobre los aspectos éticos, filosóficos o morales de sus acciones.

Por lo general, su enfoque es muy práctico y racional, lo que normalmente no tendría por qué ser malo; pero en ocasiones llevan esto al extremo y acaban actuando de maneras contraproducentes para su propio bienestar.

Literalidad

Cuando un alexitímico habla de sus experiencias, se centra en los detalles de lo ocurrido hasta niveles extremos. Para él, lo importante son los hechos; por eso, estos individuos suelen tener problemas para contar historias interesantes o para mantener la atención de los demás.

En general, debido a este síntoma, una persona con alexitima será percibida como seria, aburrida o falta de imaginación.

Problemas sexuales

Uno de los rasgos que más malestar suele causar a las personas con alexitimia es la aparición de disfunciones sexuales.

En los hombres, esto puede traducirse en impotencia o eyaculación precoz, mientras que en las mujeres puede aparecer la anorgasmia. Ambos sexos, además, normalmente presentan una libido anormalmente baja.

Conformismo

Debido a que no entienden bien sus propias emociones y deseos, las personas alexitímicas tienden a no plantearse qué es lo que realmente quieren conseguir en su vida.

Por lo tanto, normalmente aceptan lo que les ocurre, y se conforman con situaciones mediocres y que no les hacen realmente felices.

Esto puede traducirse, por ejemplo, en el mantenimiento de relaciones poco saludables, la permanencia en un trabajo que les aburre, o la falta de metas o sueños que les motiven.

Impulsividad

Por último, las personas con alexitimia tienden a reaccionar de manera exagerada a aquello que les ocurre. Esto se traduce en dos comportamientos distintos: la aparición de conductas arriesgadas, y explosiones emocionales repentinas.

El primero de los comportamientos tiene que ver con la tendencia de los alexitímicos a actuar sin pensar. Por eso, es más probable que lleven a cabo conductas como abuso de sustancias o conducción temeraria que aquellos que no presentan este rasgo.

El segundo comportamiento consiste en la sobrerreacción a algunos estímulos en la forma de estallidos emocionales. Ante una situación concreta, los alexitímicos tienden a actuar de manera exagerada, mostrando normalmente enfado, tristeza o ansiedad.

Causas

chica seria

La alexitimia puede clasificarse de muchas maneras, como por ejemplo en función de si se trata de algo temporal o permanente, o dependiendo de la gravedad de sus síntomas. Sin embargo, una de las divisiones más importantes es la que distingue entre aquellas veces en que el problema es innato y las que no.

En el caso de que este rasgo sea algo con lo que nace la persona, estaríamos ante alexitimia primaria; y cuando se trata de algo adquirido, se conoce como alexitimia secundaria. A continuación estudiaremos las causas de cada una de ellas.

Alexitimia primaria

Este tipo de alexitimia tiene que ver con causas exclusivamente biológicas, a menudo presentes desde el momento del nacimiento. Pueden existir diversos factores que la provoquen, pero los más importantes son los siguientes:

– Problemas de transmisión de la información entre el sistema límbico (encargado de nuestras emociones) y el córtex cerebral (relacionado con la razón).

– Dificultades en la comunicación entre los dos hemisferios. El derecho está más implicado en la regulación e identificación de las emociones, mientras que el izquierdo es el que se encarga principalmente del lenguaje.

En los casos en los que la alexitimia primaria aparece desde el nacimiento, tiene que ver con factores innatos y hereditarios que pueden transmitirse de padres a hijos. Sin embargo, también puede aparecer más tarde en la vida, a causa de enfermedades como la esclerosis múltiple, traumatismos craneales, o ictus.

Alexitimia secundaria

El segundo tipo de alexitimia está provocado por factores ambientales ocurridos en algún momento de la vida de la persona. Normalmente, estas situaciones se dan en la infancia, pero cualquier vivencia suficientemente extrema durante la vida adulta del individuo puede potencialmente hacer aparecer este rasgo.

Lo más normal es que la vivencia fuera muy traumática, como malos tratos, acoso, o una violación. La persona que desarrolla alexitimia secundaria se aleja de manera inconsciente de sus emociones para no sufrir. Sin embargo, a largo plazo esto puede ocasionarle todo tipo de problemas.

Muchas veces, la alexitimia secundaria viene acompañada de ciertos trastornos psicológicos como el trastorno de estrés postraumático o la depresión. También puede surgir con ciertos problemas como anorexia, adicciones (como a la comida o al alcohol), o dificultades para gestionar la ira.

Consecuencias

La vida de una persona con alexitimia puede ser muy complicada. Debido a todos los síntomas descritos anteriormente, estos individuos tienden a experimentar todo tipo de problemas en su día a día que a la larga pueden provocarles mucho sufrimiento. En esta sección veremos cuáles son las consecuencias más comunes.

Dificultades en las relaciones interpersonales

Quizás el problema más común que se encuentran las personas con alexitimia es que a menudo no entienden a quienes les rodean. Debido a que no son capaces de comprender ni sus emociones ni las ajenas, esto les lleva a tener toda clase de dificultades con sus amigos, familiares y seres queridos.

Cuando alguien cercano a un alexitímico necesita apoyo, normalmente la persona con este rasgo tiende a desdeñar la situación o a sentirse agobiada. Por lo tanto, el otro se sentirá rechazado y normalmente se acabará alejando del individuo.

Por otra parte, al no entender sus propias emociones, los alexitímicos suelen sentirse incómodos en situaciones en las que tienen que abrirse a otra persona; pero, al mismo tiempo, buscan intimidad. Esto les lleva a alejarse y acercase constantemente a otros, formando así un patrón muy tóxico en la mayoría de sus relaciones.

Imposibilidad para alcanzar metas

Como ya hemos visto, las personas alexitímicas normalmente no quieren pensar en el futuro, planificar ni reflexionar sobre lo que les gustaría alcanzar. Por el contrario, prefieren vivir el momento presente sin preocuparse por lo que ocurrirá más adelante.

El problema es que, en muchas ocasiones, esto significa que estos individuos se dejan arrastrar por las circunstancias. Así, es frecuente ver a alexitímicos en trabajos que les hacen infelices, en matrimonios que no funcionan, con excesivo sobrepeso o con dificultades financieras.

Comportamientos de riesgo

La impulsividad de las personas con alexitimia, junto con el malestar que les provoca el reprimir sus emociones y no entenderlas, suelen llevarles a actuar de formas a menudo peligrosas. Si no aprenden a regularse, muchas de estas personas acaban teniendo todo tipo de problemas graves a causa de esta manera de ser.

Así, entre otras cosas, muchos alexitímicos acaban llevando a cabo conductas como sexo inseguro e indiscriminado, gastos excesivos que no pueden permitirse, peleas de todo tipo, o conducción temeraria. En los casos más graves, pueden incluso desarrollar adicciones, por ejemplo al alcohol, a las drogas o al juego.

Aparición de otros trastornos

Estar desconectados de nuestras propias emociones no es bueno para la salud mental. Por eso, los alexitímicos a menudo se ven afectados por todo tipo de enfermedades psicológicas además de sus problemas para entender los sentimientos.

Entre los trastornos más frecuentes que aparecen junto a la alexitimia se encuentran la depresión, la bulimia, las disfunciones sexuales, y casi todas las patologías relacionadas con la ansiedad.

Tratamientos

Debido a que la alexitimia no se considera un trastorno sino un problema subclínico, no existe demasiada investigación sobre cuál es la mejor manera de solucionarla.

Sin embargo, gracias al desarrollo de disciplinas como la inteligencia emocional, hoy en día contamos con varias herramientas que pueden ayudar a quienes la padecen.

Por lo general, lo más importante es comenzar tratando el problema de base: la falta de comprensión de las propias emociones. Para ello, se pueden utilizar todo tipo de técnicas que pongan la atención de la persona en lo que ocurre en su interior; por ejemplo, el uso de diarios emocionales o terapias de grupo.

Una vez que el individuo sea capaz de detectar qué le pasa, es necesario que aprenda a autorregularse. Para ello, se le enseñarán diversas herramientas de gestión emocional. Algunas de las más comunes son la relajación, la parada de pensamiento, el debate racional o el mindfulness.

Por último, el terapeuta puede trabajar uno a uno los problemas provocados por la alexitimia. Por ejemplo, si la persona tiene dificultades en sus relaciones con los demás, puede servirle de ayuda aprender sobre asertividad o practicar su empatía.

Es necesario señalar que, al tratarse de un problema tan complejo, curar los síntomas más graves de la alexitimia es algo que puede requerir mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, con las herramientas adecuadas es posible conseguir mejoras muy significativas.

Referencias

  1. “Alexitimia” en: Web Consultas. Recuperado en: 31 Octubre 2018 de Web Consultas: webconsultas.com.
  2. “Alexithymia: Information, Symptoms and Treatment Options” en: Disabled World. Recuperado en: 31 Octubre 2018 de Disabled World: disbled-world.com.
  3. “The loneliness of alexithymia” en: Mental Help. Recuperado en: 31 Octubre 2018 de Mental Help: mentalhelp.net.
  4. “Alexitimia” en: Definición De. Recuperado en: 31 Octubre 2018 de Definición De: definicion.de.
  5. “Alexithymia” en: Wikipedia. Recuperado en: 31 Octubre 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
COMPARTIR

8 Comentarios

  1. No tengo alexitimia, la alexitimia me tiene a mí :c
    Soy muy inexpresiva a pesar de ser una mujer muy tratable y sencilla, todos me confunden con alguien demasiado seria y a veces es agotador que te digan siempre lo mismo. Como tú dices, desde la infancia es que se deriva todo.
    Gracias por la información, me resultó muy buena y útil.

  2. Me siento tan identificado con este articulo, pero parece que ha empeorado mucho desde hace un par de años, no soy capaz ni de llorar, me da igual todo, lo tengo todo pero aun así no me da ninguna alegría, cuando pierdo algo importante siento indiferencia. Muchos de mis sentimentos son copias de lo que veo en la tele y me rodea, es más segun la serie que este viendo mucho mi comportamiento cambia.

  3. Me habían dicho que tenia esta patología, y no la creí, hasta que leí este articulo, por cierto muy bueno y explícito, habían pasado muchas cosas fuertes en vida, que mis familiares no entendían mi comportamiento, gracias, acepto que tengo alexitimia, voy a buscar ayuda profesional.

  4. Creo que mi marido sufre alexitimia. He encontrado éste articulo buscando inicialmente en google: “personas sin sentimientos”.
    La mayoría de las veces no sé si está triste o contento, o si le gusta algo o no, viajamos bastante y así como yo voy disfrutando y expresando sobre cada monumento, castillo,paisaje o excursión …él es incapaz de verbalizar nada (y no sé si es que no le ha gustado, o que simplemente “él es así” de poco expresivo.).
    Llevamos 17 años juntos, y solo le he visto llorar cuando murió su madre (y incluso así casi no habló sobre su sufrimiento, o lo que le pasara por la cabeza).
    Nunca me dice que me quiere, no es cariñoso, nunca ha tenido “amigos intimos” (tiene bastantes amigos , pero no “intimos”),de cada vez está menos interesado en el sexo, es incapaz de de tratar con ternura o cariño a nuestro hijo ( juegan, se hacen trastadas…eso sí…)…continuamente me cuestiona o critica cualquier cosa que yo haga o diga…, no es nada detallista y como él no necesita que le hagan regalos o detalles da por sentado que a los demás también les da igual…
    Cree usted que puede tratarse de alexitimia? O debo ser yo que ya estoy por darme por vencida de vivir con alguien con ésta personalidad? Es agotador, de verdad, . Muchisimas gracias,

    • Hola Mar, es complicado saberlo, aunque en mi opinión es que él tiene esa personalidad.
      Las personas con alexitimia tienen emociones “planas”, su marido parece más bien introvertido, algo que es normal.
      En cualquier caso, le aconsejo hablar con él sobre lo que piensa o acudir a terapia de pareja.
      Ánimo!

  5. Muchas gracias Alberto,
    Le he expuesto muchísimas veces la necesidad de que me demuestre sus emociones y/sentimientos, o lo mal que me hace sentir por sus continuas críticas (parece que casi siempre hay algo que no le parece bien o no le encaja, no solo en casa, sino también en el exterior). Hay muchas otras actitudes similares a las que usted menciona:
    Evita los funerales (porque no le gusta dice, y a quien si?),aunque sean de familia/amigos cercanos. Suele buscar culpables o responsabilidades en los demás casi siempre (y en mi por supuesto). Nunca se altera por nada,siempre esta en modo “piloto automático”…
    Nunca sueña nada. No usa la imaginacion.
    Su padre tambien es así, idéntico, incluso peor.
    En definitiva intentaré convencerlo de hacer alguna tetapia.
    Bueno,ante todo disculpe por soltar aqui la parrafada.
    Muchas gracias de nuevo,
    Mar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here