Los 7 Alimentos Alergénicos Más Comunes (en Niños y Adultos)

Los alimentos alergénicos producen alergias alimentarias, unas reacciones adversas del organismo desencadenadas por el sistema inmunitario. Si bien prácticamente todos los alimentos pueden producir estas reacciones, la mayoría de las alergias alimentarias son causadas por 7 alimentos o grupos de alimentos.

Los síntomas en este tipo de alergias pueden ser leves o muy severos, pudiendo causar incluso la muerte, aunque esto es poco frecuente.  Según datos de la OMS, la prevalencia de alergias alimentarias en adultos es de 1% a 3%, mientras que en niños, la misma es de 4% a 6%.

¿Cuáles son los alimentos alérgénicos más comunes?

1-Leche

La alergia a la leche de vaca es una de las más frecuentes en niños.

Los síntomas pueden ser moderados y manifestarse a nivel cutáneo causando enrojecimiento de la piel y urticaria, o también pueden ser severos, provocando una reacción anafiláctica.

Se calcula que aproximadamente el 2% de los niños menores de 3 años tienen alergia a la leche de vaca.

Prácticamente todos los niños que sufren esta alergia comienzan a presentar síntomas durante el primer año de vida y los mismos permanecen en la adultez.

La intensidad de la reacción puede variar: algunas personas presentan síntomas severos ingiriendo sólo una pequeña cantidad de leche mientras que otros solamente presentan síntomas moderados al consumir una porción mayor.

Si tu hijo tiene alergia a la leche de vaca, la única manera de evitar los síntomas es evitando el consumo de este alimento.

También es muy importante leer atentamente las etiquetas de alimentos procesados o envasados para detectar la presencia de ciertos ingredientes propios de la leche, como caseína por ejemplo.

2-Huevo

La alergia al huevo también se encuentra entra las alergias alimentarias más comunes, especialmente en la población infantil.

Al igual que en el caso anterior, los síntomas pueden ser leves, moderados o severos.

Quienes sufren de alergia al huevo, deben evitar su consumo. También es importante leer las etiquetas de los alimentos procesados o envasados para identificar la presencia de ciertas proteínas del huevo, como la ovoalbúmina por ejemplo.

La vacuna contra el virus de la gripe y la vacuna contra sarampión, paperas y rubeola y también contienen proteínas de huevo.

La American Academy of Pediatrics señala que, según los resultados de diversas investigaciones, las vacunas que contienen proteínas de huevo pueden ser administradas con seguridad a pacientes alérgicos.

Sin embargo, si tu hijo o tú son alérgicos al huevo, consulta al médico sobre la conveniencia de recibir estas vacunas, especialmente la de la gripe.

3-Pescado

El pescado también es capaz de provocar reacciones alérgicas leves (prurito, urticaria) o severas (shock anafiláctico).

En los niños es la tercera alergia alimentaria más común, después del huevo y la leche de vaca. Sin embargo, aproximadamente el 40% de las personas alérgicas al pescado comienzan a presentar los primeros síntomas en la edad adulta.

Al igual que en todas las alergias alimentarias, la única manera de evitar la reacción adversa es evitar la ingesta de pescado.

El gallo, la merluza, la pescadilla, el salmón, el atún son las especies que más frecuentemente causan alergias, aunque si eres alérgico al pescado, lo mejor será que evites comer cualquier especie.

4-Mariscos

Otra de las alergias alimentarias más frecuentes es la alergia a los mariscos. Aproximadamente el 60% de las personas comienza a presentar síntomas en la edad adulta.

En España, la alergia a los mariscos representa un 8% de las alergias alimentarias.

Camarones, gambas, cangrejo y langosta son los mariscos más alergénicos. Los pescados y los mariscos pertenecen a clases de animales totalmente diferentes, por lo tanto, si eres alérgico a un grupo no necesariamente serás alérgico al otro.

Existen dos clases de mariscos, los crustáceos (cangrejo, camarones, langosta, etc.) y los moluscos (ostras, mejillones, almejas). Las reacciones alérgicas a los crustáceos suelen ser las más severas.

5-Maní

En la mayoría de los casos de alergia al maní los primeros síntomas se presentan en niños mayores de tres años y tienden a persistir de por vida, aunque se calcula que el 20% de los niños alérgicos dejan de serlo en la edad adulta.

Para evitar los síntomas de alergia se debe evitar el consumo de maní. Además, se debe leer con mucha atención las etiquetas de alimentos envasados o procesados, porque muchas de ellos pueden contener trazas de maní.

Cabe destacar que el maní no es un fruto seco como las avellanas o las nueces, sino una legumbre.

De modo que si tu hijo o tú son alérgicos al maní, es probable que no presenten síntomas al comer frutos secos, pero deban tener cuidado al comer guisantes, judías, lentejas o garbanzos, que también son legumbres y son causa frecuente de alergias alimentarias.

6-Frutos secos

alimentos con vitamina e

Sin duda alguna los frutos secos también se encuentran entre los alimentos más alergénicos.

Sus alérgenos no se alteran con el calor o los procesos digestivos, lo que en general provoca reacciones intensas e inmediatas en las personas alérgicas.

Los síntomas leves pueden abarcar prurito bucal o general, goteo nasal, estornudos, lagrimeo o enrojecimiento de la piel.

En los casos severos, puede haber vómitos, dolores abdominales, angioedema y shock anafiláctico.

Si eres alérgico a los frutos secos (castañas, nueces, avellanas, almendras, etc.) debes evitar la ingesta por supuesto, y además, leer con mucha atención las etiquetas de los alimentos envasados o procesados, porque pueden contener trazas de estos alimentos.

7-Frutas y verduras frescas

En los niños menores de 5 años, la alergia a frutas o verduras frescas ocupa el cuarto lugar entre las alergias alimentarias más frecuentes, mientras que en adultos también constituyen una causa frecuente de alergias.

Habitualmente los síntomas son orofaríngeos (prurito bucal), aunque también puede haber reacciones potencialmente graves.

Las frutas y verduras que causan alergias más frecuentemente son la manzana, plátanos, frutas cítricas, piña, kiwi, patata, tomate y nabo, entre otros.

Así que ya lo sabes, si tienes una alergia alimentaria o tu hijo la tiene, además de evitar los alimentos que provocan los síntomas, ten cuidado al consumir otros productos que pudieran contener proteínas o trazas de los mismos.

¿Y tú qué otro alimento alergénico conoces? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here