21 Alimentos Buenos para el Hígado Naturales (Dieta Hepatoprotectora)

Hay muchos alimentos buenos para el hígado que pueden ayudar a desintoxicar este órgano de forma natural, estimulando la eliminación de residuos tóxicos del cuerpo.

La lista que te mencionaré a continuación se centra principalmente en alimentos que ayudan a limpiar el hígado o mejoran, de forma directa o indirecta, sus funciones.

alimentos para el hígado

Estos alimentos pueden ser la base de una dieta hepatoprotectora, siempre que se respeten las formas de preparación, ya que en muchos casos quienes sufren de hepatotoxicidad también tienen síntomas de dispepsia o indigestión.

¿Cómo influye la dieta de la sociedad moderna en la salud del hígado?

La dieta de la sociedad moderna es altamente desfavorable para la salud del hígado. El consumo excesivo de alimentos o seguir una alimentación basada en alimentos procesados, nos hace estar expuestos a contaminantes ambientales o estrés, lo que afecta el funcionamiento del hígado haciendo que éste se sobrecargue.

Llega un momento en que este órgano no puede procesar las toxinas y la grasa de una manera eficiente.

A continuación se presentan algunos de los factores de riesgo asociados con la función hepática alterada.

  • Niveles bajos de potasio.
  • Abuso de alcohol.
  • Consumo de drogas por vía intravenosa.
  • Las transfusiones de sangre antes de 1992.
  • Exposición a ciertos productos químicos industriales y toxinas ambientales.
  • Tener sexo sin protección.
  • Obesidad.
  • Dieta alta en grasas saturadas y alimentos procesados.
  • Tatuajes o perforaciones corporales.
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre.
  • Ciertos medicamentos recetados como el acetaminofeno.
  • Infecciones virales.
  • Enfermedades autoinmunes.

Alimentos buenos para desintoxicar y limpiar el hígado

1. Aguacate

Se ha demostrado que el aguacate protege y repara el hígado de forma natural, ya que contiene una alta cantidad de compuestos productores de glutatión. El glutatión es el compuesto antioxidante más importante de las células hepáticas. Por este motivo, el aguacate puede ayudar a aumentar la capacidad del hígado para limpiarse.

Las investigaciones incluso han demostrado que consumir uno o dos aguacates por semana puede marcar una gran diferencia en el estado de salud del hígado.

Los aguacates se pueden disfrutar con prácticamente cualquier comida (ensaladas, platos dulces, etc) y están disponibles en todo el mundo.

2. Ajo

El ajo es un súperalimento, conocido por sus propiedades anticancerosas y anti infecciosas y es también uno de los mejores alimentos para limpiar del hígado, ya que es muy útil en los procesos de reparación hepática.

Los beneficios del ajo no se limitan a sus propiedades hepatoprotectoras; éste contiene sustancias azufradas con un alto potencial estimulante de las funciones hepáticas reguladoras.

Las enzimas hepáticas responsables de llevar a cabo las funciones celulares de desintoxicación y reparación son activadas y estimuladas por estos compuestos.  De esta manera, la expulsión de toxinas aumenta considerablemente.

Además de los compuestos azufrados, el ajo contiene alicina y selenio, dos nutrientes importantes que juegan un papel integral en la protección del hígado.

3. Cúrcuma

La cúrcuma puede ayudar de forma única a las enzimas que son responsables de la desintoxicación de compuestos carcinógenos provenientes de la dieta. El resultado es una mayor protección, e incluso la regeneración de las células hepáticas afectadas.

La cúrcuma también es responsable de mejorar la salud de la vesícula biliar. Estos beneficios son adicionales a la capacidad sorprendente de la cúrcuma para combatir el cáncer. En un estudio los investigadores de la UCLA encontraron que la curcumina – el compuesto activo principal de la cúrcuma- tiene propiedades anticancerígenas.

El laboratorio encontró que las enzimas en las bocas de los pacientes responsables de promover el crecimiento del cáncer fueron inhibidas por la administración de suplementos de curcumina. La ingestión de curcumina incluso bloqueó la propagación de las células malignas.

4. Limón y lima

Aunque no es exactamente uno de los alimentos con mayores propiedades détox, la mezcla de agua caliente con limón o lima cada mañana podría ser uno de los métodos más simples y más ventajosos de mejorar la salud del hígado.

El alto contenido de vitamina C y potasio de los limones pueden ayudar a regular las funciones biológicas.

Algunos expertos, especialistas en ionización biológica aplicada a la nutrición humana, también han declarado que el hígado es capaz de generar más enzimas después de la ingesta de limonada casera.

5- Remolacha

Las remolachas contienen una mezcla única de sustancias químicas naturales (fitoquímicos) y minerales que las convierten en excelentes combatientes de las infecciones.

También ayudan a aumentar el oxígeno a nivel celular, por lo que la remolacha es un excelente alimento desintoxicador.

Además de todos los beneficios mencionados anteriormente, las remolachas también ayudan a estabilizar el equilibrio ácido-alcalino de la sangre (pH), que a su vez apoya una desintoxicación saludable.

6. Col

La col contiene numerosos compuestos anti-cáncer y antioxidantes, y ayuda al hígado a descomponer el exceso de hormonas. También limpia el tracto digestivo y alivia la sobrecarga estomacal, lo que podría ser en parte debido a sus propiedades antibacterianas y antivirales.

Las verduras crucíferas como la col rizada muestran una potente actividad desintoxicante, incluyendo la neutralización de algunos de los compuestos dañinos que se encuentran en el humo del cigarrillo (y el humo de la polución ambiental). También contienen un compuesto que ayuda al hígado a producir cantidades adecuadas de enzimas desintoxicantes.

Un estudio reciente publicado en la revista Nutrition Research comparó la capacidad de absorción del colesterol de la col al vapor con la colestiramina, un medicamento para reducir el colesterol. Increíblemente, las coles mejoraron el proceso de absorción de colesterol un 13 por ciento más en comparación con la droga.

7. Algas

Las algas marinas podrían ser el vegetal más subestimado en el mundo occidental. Estudios de la Universidad McGill en Montreal mostraron que las algas se unen a los residuos radiactivos en el cuerpo favoreciendo su eliminación.

Los residuos radiactivos pueden llegar al cuerpo a través de algunas pruebas médicas o por medio de alimentos que han sido cultivados donde el agua o el suelo está contaminado.

Las algas también se unen a los metales pesados para ayudar a eliminarlos del cuerpo. Además, es una fuente inagotable de minerales y oligoelementos.

7. Jugos verdes

Puede ser casi imposible comer todos los vegetales crudos que se necesita para hacer una limpieza hepática eficaz. Sin embargo, al extraer el zumo de una variedad de verduras crudas, se puede obtener fácilmente 4-5 porciones de vegetales frescos y orgánicos que se necesitan. 

Con la función hepática alterada, los jugos vegetales tienen el beneficio adicional de hacer que las verduras sean más fáciles de digerir, y estén más fácilmente disponible para su absorción.

Las verduras ideales para una desintoxicación del hígado incluyen la col, la coliflor y las coles de Bruselas. Mientras que la combinación puede no sonar muy agradable, se pueden agregar otros vegetales a la mezcla incluyendo zanahorias, pepino o remolacha.

Todas estas verduras ayudan a reducir los niveles de ácido en el cuerpo, ayudando a crear un equilibrio de pH más saludable.

8. Zanahorias

Las zanahorias frescas orgánicas son esenciales para la limpieza del hígado. En el hígado, el beta-caroteno se convierte en vitamina A y ayuda a eliminar las toxinas en el cuerpo.

El alto contenido de fibra contribuye a tener un sistema digestivo saludable, acelerando la eliminación de toxinas del cuerpo.

9. Patatas dulces

Sorprendentemente, no es el plátano el alimento más rico en potasio. Es la batata. Una sola batata mediana contiene cerca de 700 miligramos de potasio, por no mencionar el alto contenido de fibra y beta-caroteno.

Una patata dulce solamente tiene 131 calorías, sin embargo, es rica en vitaminas B-6, C, D, magnesio y hierro. Aunque es naturalmente dulce, los azúcares se liberan lentamente en el torrente sanguíneo a través del hígado, sin causar un aumento de glucosa en la sangre.

10. Salsa de tomate casera

El potasio y otros nutrientes beneficiosos en los tomates se concentran de manera significativa en una salsa, puré, o una pasta. Así, una taza de puré de tomate contiene 1065 miligramos de potasio, mientras que 1 taza de tomates frescos, sólo contiene 400 miligramos.

Para hacer salsa de tomate casera, corta tomates orgánicos a la mitad y ásalos boca abajo en el horno durante 30 minutos a 425 grados, hasta que la piel se haya marchitado. Retírala del horno y déjala enfriar.

Quita las pieles y trituralas con la licuadora lentamente. Vierte la salsa en una olla y cocina a fuego lento hasta que quede espesa.

11. Hojas de remolacha y espinacas

Rica en antioxidantes, las hojas de remolacha contienen más de 1300 miligramos de potasio por cada taza. ¨Pueden tomarse con zumos de verduras en ensaladas crudas.

La espinaca fresca orgánica se agrega fácilmente a la dieta, y es una buena fuente de potasio, conteniendo 840 miligramos por porción.

12. Frijoles

Las judías blancas y habas y son ricas en potasio, proteínas y fibra. Pueden usarse en sopas, ensaladas o hummus.

13. Melaza

Tan sólo 2 cucharaditas de este rico jarabe natural contienen un 10% de la cantidad diaria recomendada de potasio. Además de potasio, la melaza es rica en hierro, calcio, manganeso, y cobre.

Se puede incorporar en la dieta mediante la sustitución por otros edulcorantes naturales.

14. Plátanos

Aportando 470 miligramos de potasio, los plátanos ayudan en la digestión, y a liberar toxinas y metales pesados del cuerpo.

15. Pomelo

Gracias a su aporte de vitamina C, el pomelo es uno de los alimentos con mayor capacidad desintoxicante. La vitamina C contribuye en la reducción de los procesos oxidativos, que son los que generan radicales libres y dañan las células hepáticas.

Además, el pomelo contribuye a estimular la acción de las enzimas del hígado que son esenciales en la eliminación de desechos.

16. Nueces

alimentos con vitamina e

Estos frutos secos son unas de las fuentes alimentarias más en altas del aminoácido arginina. Por este motivo, las nueces son un alimento con un alto poder depurativo. Ayudan al hígado en el metabolismo del amoníaco, sustancia altamente contaminante.

Además, las nueces contienen el antioxidante celular más importante (glutatión) y ácidos grasos omega-3. Debido a que éstos últimos son fáciles de oxidar, el glutatión ejerce una acción protectora contra la acción oxidante de los radicales libres generados en los procesos orgánicos.

17. Té blanco

En un ensayo clínico publicado en la revista Nutrition and Metabolism se demostró que el té blanco puede estimular la lipólisis, que es el proceso por el cual las grasas son metabolizadas a ácidos grasos para luego ser oxidadas. También puede impedir la adipogénesis, es decir, el depósito de grasas.

Por otro lado, el té blanco es una fuente de cafeína y  epigalocatequina-3-galato (EGCG), compuestos con un alto poder lipolítico.

18. Espárragos

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Food Science, los aminoácidos y minerales que se encuentran en los espárragos pueden aliviar los síntomas de la resaca y proteger las células del hígado contra las toxinas.

Estas verduras también son un diurético natural, que ayuda a eliminar el exceso de agua del organismo.

19. Brócoli

El brócoli posee un alto nivel de antioxidantes y clorofila, y es rico en fibra natural que limpia el cuerpo de carcinógenos y otras toxinas.

El brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas, y otros miembros de la familia de las crucíferas también contienen glucosinolatos que ayudan al hígado a producir enzimas que ayudan en la eliminación de toxinas y en la digestión.

El brócoli es también una buena fuente de grasa soluble en vitamina E, un antioxidante especialmente importante para el hígado.

20. Manzanas

Las manzanas son ricas en pectina, la fibra soluble que ayuda a eliminar toxinas y a reducir la absorción de colesterol, lo que ayuda mucho al funcionamiento hepático.

También son ricas en ácido málico, un nutriente natural que elimina carcinógenos y otras toxinas de la sangre. Las manzanas Granny Smith son especialmente ricas en ácido málico, además de ser una de las variedades de manzana más ricas en antioxidantes.

Todas las manzanas son excelentes para el hígado, sin embargo, asegúrate de elegir manzanas orgánicas ya que son una de las peores fuentes de pesticidas.

21. Cebollas

Al igual que el ajo, las cebollas son también ricas en alicina, compuesto que estimula las funciones hepáticas de desintoxicación.

También están repletas de potasio, fibra, fitonutrientes y flavonoides que ayudan a combatir infecciones y eliminar toxinas, no sólo a través del hígado, sino a través de otros órganos (intestinos, piel riñones). Para evitar posibles indigestiones, evita comerlas crudas y dales una cocción suave.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here