Amor de Pareja: Cómo Se Forma, Características y Ejemplos

El amor de pareja es uno de los temas más complicados de todos los estudiados por las distintas ramas de la psicología, especialmente por la psicología social. Debido a que se trata de una de las emociones más poderosas que podemos sentir los seres humanos, los investigadores llevan varias décadas intentando desentrañar sus secretos.

Sin embargo, debido a la dificultad de estudiar este fenómeno en un entorno controlado, todavía no existe una teoría unificada sobre el amor de pareja, cómo se forma y sus características. A pesar de ello existen varios trabajos teóricos y experimentales que tratan de explicar algunos aspectos de esta emoción tan poderosa.

Amor de pareja

En este artículo exploraremos algunas de estas teorías, desde las que están basadas en la neurociencia como aquellas centradas en los aspectos más sociales del amor de pareja.

¿Cómo se forma?

El amor de pareja es una de las emociones más potentes que podemos experimentar a lo largo de nuestras vidas. A lo largo de toda la historia han surgido multitud de obras de arte basadas en este sentimiento, a la vez que se han librado guerras y creado conflictos debido a este.

Pero, ¿de dónde viene exactamente el amor romántico? Según los expertos en psicología evolucionista, el amor es un subproducto de nuestra biología, que nos impulsa a formar parejas más o menos estables con la intención de criar a niños que nos permitan perpetuar nuestra especie.

Origen evolutivo del amor de pareja

La especie humana tiene mucho en común con el resto de los primates superiores; sin embargo, la mayoría de estos viven en comunidades altamente jerárquicas, en las que un macho alfa se reproduce con una gran cantidad de hembras que forman parte de su harén.

En este sentido, los seres humanos utilizamos una estrategia bastante distinta a la del resto de especies cercanas a nosotros.

Debido a cambios producidos a lo largo de la evolución de nuestra especie (como la imposibilidad de saber a simple vista el momento en el que una mujer es fértil), nuestros antepasados se vieron obligados a formar parejas estables para favorecer la crianza de sus hijos.

Para asegurar que una pareja se mantendría unida hasta el momento en el que los hijos pudieran valerse por sí mismos, la evolución nos hizo desarrollar la emoción conocida como amor romántico.

De esta manera, durante el periodo en el que los hijos de la pareja todavía necesitaban de los cuidados de ambos padres, el amor mantenía a ambos juntos y pendientes de sus crías.

El amor a nivel individual

Entender cómo surgió el amor en nuestra especie no nos ayuda a entender por qué sentimos esas emociones tan poderosas por una persona especial.

Sin embargo, la psicología evolucionista no se limita a contarnos por qué el amor era necesario para nuestros antepasados, sino que nos dice bajo qué condiciones podemos notar este sentimiento por alguien.

Según psicólogos como David Buss, el amor tiene su origen en un concepto conocido como “valor en el mercado sexual”.

Cada uno de nosotros tiene una serie de características que aportarán tanto beneficios como desventajas a la siguiente generación, si alguna vez tenemos hijos: cosas como nuestro atractivo físico, nuestros recursos, nuestra inteligencia o nuestras habilidades sociales juegan un papel a la hora de determinar nuestro valor.

Las últimas teorías sobre el amor nos dicen que cuando conocemos a alguien con un valor sexual mayor que el que nosotros poseemos, nuestros genes y nuestra mente subconsciente nos hacen sentir atracción por esa persona.

Si esta atracción es correspondida, nuestro cerebro comienza a generar una serie de sustancias que nos harán sentir amor por la otra persona.

El amor a nivel cerebral

¿Qué ocurre en nuestro cerebro cuando nos enamoramos? Los últimos estudios han descubierto que cuando empezamos a salir con una nueva pareja, comenzamos a segregar una serie de sustancias (los llamados neurotransmisores) encargadas de hacernos sentir amor romántico:

Dopamina

La dopamina es el neurotransmisor es el encargado del circuito de la recompensa. Cuando nos enamoramos, nos hace sentir extremadamente bien cuando vemos a nuestra pareja, por lo que cada vez nos sentimos más apegados a la otra persona.

Norepinefrina

La norepinefrina nos da un aumento de energía y motivación cada vez que vemos a nuestra pareja, lo que se traduce en nerviosismo, excitación e incluso síntomas físicos como un corazón acelerado o sudor en las manos.

Serotonina

La serotonina es un neurotransmisor que nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, además de regular funciones corporales como el deseo sexual.

Características

¿Qué pasa por nuestra mente una vez que nos enamoramos? Según la teoría triangular del amor de Sternberg —la más aceptada dentro de la comunidad científica— esta emoción está formada por tres componentes principales:

– Compromiso.

– Intimidad.

– Pasión.

Compromiso

El primero de los componentes del amor de pareja hace que seamos fieles a nuestra pareja y veamos un futuro a largo plazo con esta. Si este es el único componente de nuestras emociones románticas, nuestra relación estará basada en lo que se conoce como “amor vacío”.

Intimidad

La intimidad es el deseo de conocer a la otra persona y ser conocido por ella; es lo que nos lleva a hablar durante horas de nosotros mismos y a escuchar las historias de nuestra pareja.

Si la intimidad es lo único que sostiene nuestra relación de pareja, estaremos hablando de “amor platónico” o cariño.

Pasión

El último de los componentes del amor de pareja es el que nos lleva a sentir emociones fuertes y un gran deseo sexual por la otra persona. Los amores basados únicamente en la pasión son conocidos como “encaprichamiento”.

Ejemplos

Cada pareja es un mundo y todos las historias de amor se desarrollan de forma distinta. Sin embargo, basándonos en la teoría triangular del amor podemos encontrar algunos rasgos comunes a diferentes tipos de relaciones:

– La pareja joven que acaba de comenzar a salir, en la que ambos sienten sobre todo atracción física, está basada casi exclusivamente en la pasión.

– Más adelante, cuando pasa cierto tiempo y ambos se conocen mejor, la pasión puede verse acompañada por la intimidad. Además, si los dos quieren seguir juntos y se esfuerzan por ello (creando compromiso), la relación estaría formada por “amor completo”, el sentimiento que reúne los tres componentes descritos por Sternberg.

– Al cabo de los años, si la pareja pierde la pasión y la intimidad pero se mantiene junta por el bien de sus hijos o por motivos religiosos o sociales, el amor inicial acabaría convertido en amor vacío.

Referencias

  1. “The Psychology of Romantic Love” en: Psychcentral. Recuperado en: 19 Abril 2018 de Psychcentral: psychcentral.com.
  2. “All about love” en: Psychology Today. Recuperado en: 19 Abril 2018 de Psychology Today: psychologytoday.com.
  3. “Triangular theory of love” en: Wikipedia. Recuperado en: 19 Abril 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  4. “5 Psychological Theories of Love” en: Very Well Mind. Recuperado en: 19 Abril 2018 de Very Well Mind: verywellmind.com.
  5. Buss, D. M. (1994). The evolution of desire: Strategies of human mating. New York, NY, US: Basic Books.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here