Ángel  Ganivet: biografía y obras completas

Ángel Ganivet García (1865-1898) fue un diplomático y escritor español del siglo XIX. Es considerado por muchos historiadores como el padre de la Generación del 98, la cual trabajó en el ámbito intelectual por una España nueva tras las consecuencias de la guerra hispano-estadounidense, llamada también “Desastre del 98”.

Ganivet es conocido en el campo de la literatura por su célebre obra Idearium español. En este libro el escritor expresó su preocupación por el ser y por la historia que España había tenido hasta el momento. El texto tiene un sitial en el pensamiento moderno por su contenido y su carga filosófica.

Ángel Gavinet. Fuente: José Ruiz de Almodóvar [Public domain or Public domain]
El pensamiento y la obra de este escritor español estuvieron inclinados hacia el rechazo de los avances de la modernidad; creyó más en un país orientado hacia los preceptos cristianos. Según él, la falta de voluntad y la apatía hicieron que su nación entrara en crisis.

Biografía

Ángel Ganivet nació el 13 de diciembre de 1865 en la ciudad de Granada. De su familia se tiene poca información; sin embargo, se sabe que formó parte de la clase media y que a los nueve años de edad quedó huérfano de su padre, Francisco Ganivet, porque este se suicidó. Su madre se llamó Ángeles García de Lara.

Infancia y estudios académicos

Los años de infancia de Ganivet fueron difíciles tras el suicidio de su padre. Un año después de que este muriera, el niño tuvo una fractura que le comprometió la pierna. Sin embargo, su voluntad le permitió seguir adelante y evitó que se la cortaran. Años después logró caminar sin problema alguno.

El incidente obligó a Ángel a mantenerse alejado de las aulas de clases. Pudo comenzar estudios de bachillerato tardíamente y tiempo después se matriculó en la Universidad de Granada para estudiar filosofía, letras y derecho. Allí se destacó por sus altas calificaciones.

Después de haberse graduado de la universidad, Ganivet se trasladó a Madrid. Una vez en la capital comenzó un doctorado, en el que obtuvo la más alta nota y un premio por su trabajo final titulado La importancia de la lengua sánscrita.

Amor y amistad

El joven Ganivet se postuló para muchos cargos laborales y consiguió trabajar en el entonces Ministerio de Fomento en la capital española. En esa época comenzó a visitar el ateneo y asistió con frecuencia a las reuniones literarias que llevaban a cabo los grupos de intelectuales.

Casa Molino de Ángel Gavinet. Fuente: Jjmerelo [CC BY-SA 4.0], from Wikimedia Commons
En el año 1891 conoció al escritor y filósofo español Miguel de Unamuno, con quien compartió algunas ideas y cuya amistad fue para toda la vida. Un tiempo después se hizo amigo del crítico literario y estudioso de la obra de Cervantes, el periodista Francisco Navarro Ledesma.

En cuanto a la vida amorosa del escritor, se sabe que se enamoró de una joven llamada Amelia Roldán Llanos. No hubo matrimonio, pero sí hubo dos hijos frutos de la relación: una niña de nombre Natalia, cuya vida fue corta; y un varón de nombre Ángel Tristán.

Vida política

Ganivet tuvo un importante desempeño en la vida política de su país. En el año 1892 se le otorgó el cargo de vicecónsul en Bélgica.

El hecho de haberse ido a vivir a otro país produjo problemas en su relación amorosa. Sin embargo, aprovechó la distancia para escribir, aprender idiomas y tocar instrumentos.

Tres años después, el buen trabajo de Ganivet le mereció el consulado de la hoy Helsinki, en Finlandia. No pasó mucho tiempo hasta que fue trasladado a Letonia, debido a que la sede diplomática donde ejerció como cónsul fue cerrada porque no había suficiente actividad económica y comercial.

Aunque el escritor trató de mitigar la soledad desarrollando la mayor parte de sus obras en los países en donde fue diplomático, la depresión le ganó. El hecho de estar lejos de su familia, aunado con la situación de España, provocaron un fuerte decaimiento en su espíritu.

Muerte de Ganivet

Sepulcro de Ángel Gavinet. Fuente: Herodotptlomeu [CC BY-SA 3.0, CC BY-SA 3.0 or GFDL], from Wikimedia Commons
La soledad y la tristeza arroparon al escritor y político. El 29 de noviembre de 1898 murió al lanzarse desde un barco hacia el río Dviná, en la ciudad de Riga (Letonia).

Los restos de Ganivet fueron llevados a España casi 30 años después. Actualmente reposan en Granada, en el cementerio San José.

Ideales   

Ángel Ganivet siempre estuvo preocupado por la situación de España. La crisis económica, política y social que sufrió el país después del Desastre del 98 lo llevaron a una lucha constante por la recuperación total de su nación.

Gavinet manifestó que a la ciudadanía le faltó valor, coraje y energía para evitar la ruina de la nación. Además, jamás ocultó su rechazo hacia lo moderno.

Consideró que la industrialización y la propiedad privada hacían daño a la sociedad, y aseguró que era a través del pensamiento, las ideas y las acciones que un país podía lograr grandes cambios.

Ganivet era un hombre espiritual y sus objetivos estuvieron enfocados en hacer que los ciudadanos de su país alcanzaran tal espiritualidad. Siempre estuvo en contra de la violencia y aspiró a una España con sentido de la moral y con fe en la humanidad, donde la humildad fuese guía.

Obras completas

Las principales obras de Ángel Ganivet fueron las siguientes:

Novelas

– La conquista del reino Maya por el último conquistador Pío Cid (1897).

– Los trabajos del infatigable creador Pío Cid (1898).

Teatro

Su obra más destacada de este género es El escultor de su alma (1898).

Ensayos

– España filosófica contemporánea (1889).

Idearium español (1897), su obra más importante.

– Hombres del norte (1898).

Trabajos en prosa

– Granada la bella (1896).

– Cartas finlandesas (1898).

Descripción de las obras más destacadas de Ángel Gavinet

Granada la bella (1896)

Fue una obra escrita en prosa en la que Ganivet dejó manifiesto su pensamiento y deseo sobre una ciudad ideal. Al mismo tiempo, expresó los problemas que había que resolver en su tierra natal y realizó una analogía con otras entidades.

El autor propuso una transformación de Granada así como la necesidad de mantenerla como un lugar digno de ser habitado, donde los estudiosos e intelectuales tuvieran una participación activa.

Como un opositor a lo moderno, Ganivet criticó la creación de la Gran Vía. Según el escritor, esta obra afectó el decaimiento del patrimonio de la ciudad, así como también su equilibrio armónico. A pesar de las dudas del autor, la obra obtuvo buen recibimiento.

Fragmento

“Somos lo que todos saben, lo que es todo en España: una interinidad… estamos en plena indigestión de leyes nuevas y, por lo tanto, el mayor absurdo que cabe concebir es dar nuevas leyes y traer nuevos cambios; para salir de nuestra interinidad necesitamos un siglo o dos de reposo…

Se figuran que las leyes se aprenden leyendo: así las aprendemos los abogados para ganarnos la vida; pero el pueblo debe aprenderlas sin leerlas, practicándolas y amándolas”.

La conquista del reino Maya por el último conquistador Pío Cid (1897)

Esta novela de Ángel Ganivet se clasifica dentro de lo fantástico. El conquistador Pío Cid va en busca de aventuras y se interna en una región en la que los habitantes han tenido poco contacto con los blancos. Entonces, se hace pasar por miembro de la comunidad para integrarlos a la civilización.

En la obra se observa una crítica reflexiva sobre las diferentes culturas. Ganivet consideró que los habitantes de las tribus tenían un mejor conocimiento del valor de la sinceridad que los civilizados del mundo occidental. Finalmente, Pío Cid no logra hacer que el pueblo maya avance hacia la modernidad.

Fragmento

“Otra sorpresa no menos agradable fue oírles expresar sus primeras palabras en uno de los varios dialectos de la lengua bantú, del cual tenía yo algunos conocimientos adquiridos con el comercio con las tribus uahumas, que lo hablan.

¿Serían acaso estos guerreros del grupo huma, esto es, hombres del norte, dominadores de la raza propiamente indígena y, por lo tanto, como originarios de la India (según se cree), hermanos míos de raza?”.

Idearium español (1897)

Este ensayo de Ganivet es considerado una de sus obras más importantes y destacadas. Es el análisis del escritor sobre la importancia y esencia del hombre como ser, y al mismo tiempo es una meditación sobre la situación que vivía España en ese momento.

Al final de la obra el autor hace referencia a lo que denominó abulia por parte de la sociedad española. Determinó que los ciudadanos padecían un trastorno psicosocial que les impidió luchar por su país. Idearium español fue dedicado a su padre.

Fragmento

“Toda nuestra historia demuestra que nuestros triunfos fueron debidos más a nuestra energía espiritual que a nuestras fuerzas, puesto que nuestras fuerzas siempre fueron inferiores a nuestras obras… porque caminar a ciegas no puede conducir más que a triunfos azarosos y efímeros…”.

Cartas finlandesas. Hombres del norte (1898)

Esta obra en prosa de Ganivet responde a una petición de sus amigos. Mientras vivió en Finlandia como representante diplomático de España, sus compañeros le pidieron una descripción de la vida en ese país nórdico. Él los complació a través de algunas epístolas.

Fragmento

“Los disturbios y guerras que perturban la paz interior de las naciones y ponen en armas a las unas contra las otras nacen casi siempre de la cuestión tan debatida de las nacionalidades; porque no ha habido medio de organizar a las naciones de tal suerte que cada uno comprenda solo una nacionalidad, es decir, un núcleo perfectamente caracterizado por rasgos propios: raza, lengua, religión, tradiciones y costumbres”.

Referencias

  1. Ángel Ganivet. (2018). España: Wikipedia. Recuperado de: wikipedia.org
  2. Valverde, F. (2006). Un libro analiza el pensamiento de Ángel Ganivet en su relación con Granada. España: El País. Recuperado de: elpais.com
  3. La conquista del reino Maya por el último conquistador español, Pío Cid. (2011). (N/a): El dardo de la palabra. Recuperado de: eldardodelapalabra.blogspot.com
  4. Ángel Ganivet. (2018). Cuba: Ecu Red. Recuperado de: ecured.cu
  5. Tamaro, E. (2018). Ángel Ganivet. (N/a): Biografías y vidas: la enciclopedia en línea. Recuperado de: biografiasyvidas.com.
Soy licenciado en educación mención lengua y literatura, de la Udone. He trabajado como profesor universitario en las cátedras de historia, literatura española y latinoamericana, además de música (armonía y ejecución de la guitarra). Trabajo como escritor, destacando en narraciones urbanas, novela y poesía. Entre mis libros destacan: "En la Boca de Los Caimanes", novela; "Transeúnte", cuentos urbanos; "Evocativos", poemario; "Cayena de Sal", poemario, "La casa en que estuve, el pueblo en que vivía", poemario; "La cama", poemario; "Roca de la Sal", poemario, "Del Hombre y Otras Heridas del Mundo", poemario; "Orilla Sagrada", poemario; "Suite del Refugio", composición musical para guitarra solista y "Aslyl", poemario. Aunado a esto, funjo como columnista del el diario "Sol de Margarita", en el que participo con el espacio "Transeúnte". Trabajo, además, como corrector de estilo. Destacan en esta labor los libros: "Sola Poeta I y II" (July Karina Rondón); "La vida por la piel" y "Relatos de otros mares" (Joaquina Doval); "Mi musa se fue con mi amante" (Elizabeth Vivas); “Huellas” (Gisela Trujillo); Hilos de locura (Luis Salazar), "Mi nombre es Jesús y vine a salvar tu alma", (Rafael Ríos). También escribo para la página Writing Tips Oasis, promocionando editoriales dedicadas a la publicación de libros en idioma español a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here