20 Animales en Peligro de Extinción en Argentina

En Argentina existen más de 500 animales en peligro de extinción, de acuerdo al último estudio publicado por Parques Nacionales. Un país con un extenso territorio, con climas y paisajes variados, tiene un variedad sin igual en su fauna aunque severamente afectada por la falta de conservación.

De norte a sur y de este a oeste, desde la puna hasta los hielos de la Antártida y desde el Océano Atlántico a la cordillera de los Andes, Argentina cuenta con todo tipo de ecosistemas.

imagen del flamenco andino en peligro de extinción
Flamenco andino en peligro de extinción.

En cada ecosistema conviven especies de diferentes reinos, siendo los mamíferos y las aves las principales protagonistas de la escena, pero también las más amenazadas.

De norte a sur existen en Argentina las siguientes regiones naturales: puneña y andina del noroeste, chaqueña, mesopotámica, pampeana, cuyana, andinopatagónica, patagónica extraandina, oceánica, subantártica y antártica.

Las evaluaciones de riesgo de extinción se hacen de acuerdo a los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que son criterios objetivos y cuantitativos.

Especies de animales en peligro de extinción en Argentina

1- Tatú carreta

Es uno de los animales típicos de Argentina, sin embargo su supervivencia esta severamente amenazada por la pérdida de su hábitat natural y la caza indiscriminada.

También conocido como armadillo gigante, se estima que el 30% de la población de esta especie se perdió en las últimas dos décadas. Actualmente está en situación de “peligro crítico”.

Para su conservación, la Reserva Nacional Formosa tiene como uno de sus principales objetivos la protección de algunos de los últimos ejemplares de esta especie.

2- Yaguareté

Esta especie de jaguar es una de las más amenazada por el desmonte, la caza furtiva y la destrucción de su hábitat natural, que lo redujo a subsistir en la selva misionera, principalmente.

Si bien no existen registros exactos, se calcula que sólo quedan 100 especímenes de yaguareté y su situación también es de “peligro crítico”.

Hay diferentes programas para la conservación, especialmente centradas en su hábitat natural.

3- Chinchilla colilarga

Este simpático animal, cuya evolución hizo que se convirtieran en una compañía doméstica, también sufre los avances de la desprotección.

En los últimos 15 años desapareció el 90% de su población producto de la caza ilegal y la reducción de su hábitat natural. Actualmente hay poco ejemplares y los zorros son su principal amenaza.

Para su conservación, la Reserva Nacional Formosa como en otros casos tiene como uno de sus principales objetivos la protección de algunos de los últimos ejemplares de esta especie.

4- Flamenco andino

La rápida extinción de su población se debe a las mismas causas que las especies anteriores, con el agravante de que su tasa de reproducción es muy baja.

Además, la venta de los huevos de flamenco para consumo humano durante el siglo XX, especialmente en las últimas dos décadas, intensificó su crisis de supervivencia.

Otros factores que ponen en riesgo a este especie son la creciente actividad minera, los bajos niveles de agua, los desastres naturales y la erosión de espacios para anidar.

Para su conservación se dictaron medidas para la conservación de los huevos y la gestión de hábitat.

5- Guacamayo verde

También conocido como guacamayo militar, es una de las víctimas preferidas de los cazadores furtivos dedicados al comercio. Ésto la coloca entre las especies en peligro de extinción.

Con una población en declive, con una baja pronunciada en los últimos 50 años, se calcula que quedan unos 10.000 ejemplares en la actualidad.

Para su conservación, Argentina cuenta con varios Parques Nacionales que pueden cuidar la especie, sin embargo en algunas las condiciones no son las óptimas.

6- Pecarí del chaco

Con una población pequeña, esta especie sufre las mimas amenazas que el resto, agravado por su espíritu disperso, que la hacen vulnerable por los cambios constantes en los hábitat originarios.

Se cree que en las últimas tres generaciones, se redujo un 50% el número de ejemplares, lo que hace pensar que hay pocos pecaríes con vida.

Además de tratar de mejorar su hábitat, en Argentina el Parque Nacional Copo, en la provincia de Santiago del Estero, y otras pequeñas reservas provinciales, intentan mantener la especie.

7- Tapir

Este mamífero es víctima de la deforestación en Chaco Salta, Formosa, norte de Corrientes y Misiones. Además, la caza ilegal y una población fragmentada la ponen en serio riesgo de extinción.

El tapir cuenta con diferentes programas oficiales para su conservación ejecutados por científicos nacionales y organizaciones internacionales.

8- Huemul

Este ciervo robusto, con grandes orejas y astas, en los machos, es una de las especies típicas de la zona cordillerana de la Patagonia.

De color café y con una conducta solitaria, el huemul fue víctima de la caza furtiva, ataques de otras especies y enfermedades, que lo ponen en riesgo de extinción.

Además, los incendios forestales de las últimas décadas en su hábitat redujeron considerablemente su población. Se calcula que no hay más de 700 ejemplares.

En la Patagonia se dictaron medidas para que se respete su hábitat y la vida de esta especie.

9- Pichiciego

Este diminuto animal habita en los montes del norte argentino y los datos sobre su conservación son poco precisos. Ésto lo pone en peligro de extinción, considerando los cambios producidos en su hábitat natural.

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) está a cargo de las conservación de esta especie.

10- Aguará Guazú

Es considerado el zorro más grande de Sudamérica y habita la zona norte del país, especialmente en el chaco. El avance del hombre sobre su ecosistema redujo considerablemente el número de ejemplares.

Desconfiado y solitario, el aguará guazú es nocturno y fue declarado monumento Natural Provincial en la Provincia de Corrientes.

La Fundación Temaikèn está a cargo de diferentes proyectos para la conservación de esta especie.

11- Huillín

Esta nutria, también conocido como lobito de río, originaria de la zonas aledañas al Parque Nacional Nahuel Huapi, se encuentra en riesgo de extinción desde 1977 cuando se detectó un fuerte descenso de su población por matanzas indiscriminadas.

Además, la destrucción de su hábitat, la contaminación en lagos y los ataques de otras especies representan una amenaza seria para el Huillín.

La fundación Vida Silvestre Nacional de Argentina está llevando a cabo diferentes proyectos para asegurar su conservación.

12- Margay

Este gato silvestre de cola larga, habita en las zonas húmedas de las mesopotamia y es víctima del avance de la humanidad sobre ecosistema.

La transformación de sus espacios naturales y la caza furtiva por su requerida piel, la colocan entre las especies en peligro de extinción en Argentina.

13- Ciervo de los pantanos

Este ciervo, el más grande en Sudamérica, habita en los Esteros del Iberá, pero la caza indiscriminada y los cambios ambientales por la expansión ganadera y la producción forestal, redujeron su población notablemente en las últimas cuatro décadas.

Se calcula que a principios del siglo XXI no quedaban más de 500 ejemplares, por lo que fue catalogada su situación como en “peligro internacional”.

Para su conservación, la Dirección de Fauna Silvestre dictó medidas particulares para esta especie.

14- Suri cordillerano

Este ave habitante de las cordillerana de argentina, fue intensamente perseguido por la alta cotización de sus plumas y los problemas para su reproducción por la ingesta de sus huevos por parte otras especies.

La situación de este ñandú pequeño es levemente mejor que la de las especies que la anteceden en esta lista. Sólo esta catalogada su situación como “vulnerable”.

También Parques Nacionales y otros organismos están velando por su conservación con medidas activas.

15- Cóndor andino

Mientras en otros países de la región este animal se encuentra extinto, en Argentina su situación es un poco mejor. Habitante de la cordillera, el cóndor andino es el ave más grande del continente.

La principal amenaza para su supervivencia está dada por el alto nivel de envenenamiento del que son víctimas por parte de los productores de ganado para defender a sus animales.

A través del Programa de Conservación del Cóndor Andino, diferentes organismos y fundación trabajan por el mantenimiento de la especie.

16- Cauquén colorado

Este particular ave, que migra de sur a centro del país en el invierno para no sufrir las bajas temperaturas, fue declarado plaga nacional en 1960 y 50 años después está en peligro de extinción.

Las matanzas indiscriminada redujeron su población a sólo 700 ejemplares y desde 2000 es el Monumento Nacional Provincial de Buenos Aires.

El cauquén colorado es un ave de la familia de los patos, cuya caza está prohibida en Argentina por su riesgo. Además, hay políticas activas para mantener y mejorar sus hábitat.

17- Rana telmatobius atacamensis

Este pequeño anfibio que habita en el Río San Antonio de los Cobres, Salta, se encuentra en estado de “peligro crítico de extinción” desde 2003.

La principal causa de su situación es la introducción de peces exóticos en su hábitat, que depredaron la especie, y la contaminación del agua debido a la actividad minera.

Se introdujeron modificaciones en las reglamentaciones para la conservación de su hábitat pero sus efectos pueden tardar varias generaciones en revertir el peligro actual.

18- Ranita de Laguna Blanca (Atelognathus patagonicus)

Su situación es similar a la de rana telmatobius atacamensis y sus políticas de conservación también pero su facilidad de adaptación ayudan a su supervivencia.

Por eso, la ranita de la laguna blanca fue migrada a otras fuentes de agua cercana en las que logró desarrollar su ciclo vital sin problemas.

19- Hyalinobatrachium uranoscopum

Habitante anfibia de la familia de las ranas de cristal es la especie más amenazada de la selva misionera. Su situación se agravó en las últimas décadas por la introducción de animales exóticos, la contaminación y la destrucción de su hábitat.

Si bien existen políticas activas para su conservación, aún no se registraron avances en su estado de extinción.

20- Rana endémica

Conocido como somoncuria somuncurensis, este anfibio tiene su hábitat natural en el arroyo Valcheta de la meseta de Somuncurá, en la provincia de Río Negro.

A pesar de que son considerados un animal resistente, la proliferación de hongos ha provocado una enorme disminución de su población. Las políticas para su conservación no están claramente definida lo que pone en riesgo su existencia.

Artículos de interés

Animales en peligro de extinción en el mundo.

Animales en peligro de extinción en México.

Animales en peligro de extinción en Perú.

Animales en peligro de extinción en Chile.

Animales en peligro de extinción en Venezuela.

Animales en peligro de extinción en España.

Referencias

  1. Los que se van. Especies argentinas en peligro, Juan Carlos Chebez, Claudio Bertonatti, Editorial Albatros, Buenos Aires, Argentina, 1994.
  2. Vida Silvestre Nacional de Argentina, vidasilvestre.org.
  3. Dirección de Nacional de Fauna Silvestre, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, ambiente.gob.ar.
COMPARTIR
Licenciado en Magisterio. Maestro de Instituto. Me encanta leer, la ciencia y escribir sobre lo que conozco y sobre cosas nuevas que aprender.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here