18 Antidepresivos Naturales Efectivos (para Niños y Adultos)

Algunos de los antidepresivos naturales más efectivos son el deporte, las relaciones sociales, el kiwi, los frutos secos, el hipérico, la borraja, la albahaca, los kiwis, la sepia y calamar, las verduras frescas y otros que a continuación te explicaré.

La depresión es una psicopatología que se caracteriza principalmente por la presencia de sentimientos de tristeza, pérdida del interés por las cosas e incapacidad de disfrutar y experimentar placer.

antidepresivos naturales efectivos

Así mismo, síntomas como disminución (o incremento) del apetito, insomnio, fatiga y cansancio elevado, nerviosismo o ansiedad, sentimientos de culpabilidad o desesperanza, y disminución de la capacidad de concentración suelen aparecer con frecuencia.

En la actualidad, a raíz del descubrimiento de las principales regiones cerebrales que modulan el estado de ánimo y el humor de las personas, esta patología puede tratarse con mayor o menor eficacia (dependiendo de cada caso) a través de los famosos antidepresivos.

Los antidepresivos son fármacos que están especialmente diseñados para actuar de forma específica en las estructuras del cerebro que modulan el estado de ánimo, recuperar su funcionamiento normal y disminuir la depresión.

No obstante, no sólo los fármacos antidepresivos pueden provocar efectos de incremento del estado de ánimo, ya que también existen elementos naturales que pueden actuar en cierto modo en las regiones cerebrales de la depresión y modular la patología.

Hay que tener en cuenta que, por lo general, la capacidad antidepresiva de los productos naturales es algo inferior a la de los antidepresivos, ya que estas sustancias no están específicamente diseñadas para combatir esta enfermedad.

Sin embargo, pueden resultar opciones más que válidas en diversos casos y producir efectos satisfactorios en esas personas que se sienten ligeramente decaídas.

A continuación comentaremos 18 antidepresivos naturales que pueden resultar altamente efectivos para esas personas reticentes a consumir elementos químicos.

1- Hipérico

El hipérico es una planta popularmente conocida por el nombre de hierba de San Juan.

Se ha utilizado tradicionalmente como elemento antiinflamatorio en casos de contusiones, espasmos y calambres musculares.

Además, últimamente se ha establecido como uno de los antidepresivos naturales más efectivos.

El efecto de esta planta es semejante al que produce la luz solar, favoreciendo el funcionamiento de muchas regiones cerebrales vinculadas con el estado de ánimo.

Por este motivo, se considera un elemento especialmente eficaz para los desórdenes afectivos estacionales, es decir, esas depresiones que aparecen con el cambio de estación.

Las depresiones estacionales son mucho más frecuentes de los que puede parecer y están, en parte, mediadas por la disminución de luz solar captada por el organismo, por lo que suelen aparecer cuando los días empiezan a ser más cortos y las noches más largas.

En esos casos, una buena forma de suplir la carencia de la luz y combatir la depresión la conforma la hierba de San Juan.

2- Ginkgo Biloba

La ginkgo biloba es probablemente la planta con mayores efectos terapéuticos cerebrales que existe en la actualidad.

Se han descrito múltiples efectos beneficiosos de esta planta, y su poder antidepresivo está cada vez más extendido.

Un estudio efectuado en 1993 demostró como un grupo de pacientes de edad avanzada que no respondía bien a los medicamentos antidepresivos, disminuyó sus estados depresivos al consumir una dosis de 80 miligramos de extracto de ginkgo biloba.

Así mismo, se ha demostrado como el extracto de este árbol permite incrementar los niveles de serotonina (uno de las sustancias cerebrales principales relacionadas con el estado de ánimo) hasta un 33%.

La mayoría de fármacos antidepresivos actúan sobre este neurotransmisor, la serotonina, tratando de incrementar su presencia en el cerebro.

De este modo, se ha demostrado como la ginkgo biloba no sólo es efectiva para combatir la depresión por sí sola, sino que también permite incrementar los efectos de los medicamentos antidepresivos.

3- Borraja

La borraja es una planta que crece en estado silvestre en el mediterráneo y que se cultiva en distintos puntos de Europa.

Se han connotado múltiples sustancias beneficiosas en esta planta, tales como ácidos grasos esenciales, potasio, zinc, vitaminas B y C, y beta caroteno.

Se han descrito cualidades calmantes y se utiliza principalmente para tratar afecciones nerviosas.

Así mismo, es un buen aliado para combatir depresiones y cambios de humor relacionados con la menopausia y los ciclos menstruales y, sobretodo, para tratar las depresiones nerviosas.

4- Albahaca

La albahaca es un hierba popularmente utilizada en la dieta mediterránea.

Su aceite esencial se emplea en baños para combatir la depresión, el agotamiento nervioso, la fatiga, el cansancio y la melancolía.

Es un elemento especialmente utilizado en aromaterapia, donde se emplea el aceite de albahaca para realizar masajes estimulantes y antidepresivos.

5- Kiwis y cítricos

Estos alimentos son las principales fuentes de vitamina C, uno de los elementos más importantes para el desarrollo del organismo.

Sus efectos antidepresivos son algo más indirectos que los de las sustancias comentadas hasta ahora.

No obstante, a menudo déficits de esta vitamina puede dar lugar a estados depresivos y cambios de humor.

Por lo general, los alimentos ricos en vitamina C evitan la sensación de fatiga y el sentimiento de tristeza, por lo que pueden ser productos adecuados para combatir parte de la sintomatología depresiva.

6- Productos lácteos

La leche, el yogur y los quesos, entre otros productos lácteos, poseen la principal característica de incorporar elevadas cantidades de calcio.

El calcio es considerado un elemento imprescindible para el equilibrio anímico, por lo que a menudo las depresiones pueden ir acompañadas de una desestabilización de esta sustancia en el organismo.

La carencia de calcio puede provocar sensaciones de fatiga y excitabilidad, por lo que consumiendo productos lácteos se pueden combatir este tipo de síntomas.

La dosis diaria mínima establecida por muchos expertos en nutrición son 900 miligramos de productos lácteos.

7- Sepia y calamar

La sepia y el calamar son los otros dos alimentos altamente ricos en calcio.

De este modo, lo comentado anteriormente sobre los productos lácteos también sirve para estos dos alimentos.

Incorporar la sepia y el calamar en la dieta puede ser una buena fórmula para garantizar niveles adecuados de calcio y evitar los posibles efectos negativos de su carencia en el cuerpo.

8- Verduras frescas

Las verduras frescas como los guisantes, las habas o las judías son alimentos que contienen elevadas cantidades de hierro.

Tal y como sucede con el calcio y con otras sustancias importantes, el hierro juega un papel relevante en el funcionamiento cerebral de las personas.

La carencia de hierro puede alterar el estado de ánimo e incrementar la depresión, por lo que se recomienda consumir entre 10 y 18 mililitros de estos alimentos cada día.

9- Frutos secos

Los frutos secos, aparte de contener también elevados niveles de hierro (parecidos a los de las verduras frescas), se caracterizan por poseer una gran variedad de aminoácidos esenciales.

De entre ellos, destaca el triptófano, un aminoácido que se encarga de la producción de serotonina y que, por lo tanto, determina en parte el estado de ánimo y el humor de las personas.

La serotonina es una sustancia cerebral que se ha vinculado a múltiples funciones tanto físicas como psicológicas, y destacan actividades como la regulación del estado de ánimo, el control de la ansiedad, el establecimiento del ciclo sueño-vigilia y la modulación del apetito.

De este modo, al ser ricos en triptófano, los frutos secos constituyen alimentos importantes para la producción de serotonina y el funcionamiento de este tipo de actividades psicológicas.

10- Calabaza

La calabaza es otro de los alimentos más ricos en triptófano, por lo que consumir este alimento también incrementa la presencia de este aminoácido esencial en el organismo y puede incrementar la producción de serotonina.

A parte de combatir sintomatología típica de la depresión y controlar procesos como el hambre y el sueño, la serotonina también permite estimular la actividad física y mental, y reducir la fatiga.

11- Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo contienen tanto triptófano y fenilamina, por lo que también son productos que pueden resultar eficaces para combatir cierta sintomatología de la depresión.

Hay que tener en cuenta que sin la presencia de triptófano en el cuerpo, el cerebro no consigue producir serotonina, por lo que la carencia de este aminoácido puede inducir fácilmente desregulaciones de este neurotransmisor y alteraciones del estado de ánimo.

12- Plátanos

Los plátanos contienen elevadas cantidades de nutrientes y fibras, y poseen bajos niveles de grasa.

Así mismo, son ricos en vitaminas, minerales y oligoelementos, y proporcionan al organismo un rápido y eficaz aporte de energía.

Los plátanos son otra de las fuentes principales de triptófano, por lo que también son productos que ayudan a la producción de serotonina y a la regulación del estado de ánimo.

Poseen un efecto calmante sobre el sistema nervioso central, fomentan el pensamiento positivo e incrementan el estado de ánimo optimista.

13- Pescado azul

Pescados como la anchoa, la anguila, el atún, el bonito, el salmón, la sardina o la caballa, constituyen alimentos muy ricos y beneficiosos para el cuerpo humano.

Poseen niveles bajos de grasas y altos elementos nutricionales como ácidos grasos poli-insaturados, sobre todo los de tipo omega 3.

A parte de los beneficios físicos que aporta como regulación de la tensión arterial, incremento del funcionamiento del aparato circulatorio o prevención de la artritis, su consumo también resulta beneficioso para el estado psicológico.

Este alimento constituye una fuente importante de triptófano, por lo que al igual que los alimentos anteriormente comentados, permite regular la producción de serotonina y el estado de ánimo.

Así mismo, una publicación de la British Medical Journal del año 2002 demostró como el consumo de este tipo de alimentos pueden tener un efecto protector para las demencias, especialmente para la Enfermedad de Alzheimer.

14- Chocolate

El chocolate es probablemente el alimento que más se ha asociado con los estados depresivos y nerviosos.

Muchas personas cuando se sienten nerviosas o deprimidas optan por ingerir este alimento en abundancia.

Lo cierto es que se han connotado cinco acciones del chocolate que pueden resultar eficaces para combatir la depresión.

El azúcar y la manteca de cacao, dos de los elementos principales del chocolate, hacen que el cuerpo sea receptivo a absorber triptófano y, por lo tanto, incremente los niveles de este y la producción de serotonina en el cerebro.

Por otro lado, el contenido del cacao posee cafeína y brinda un efecto estimulante que puede resultar de ayuda en personas ligeramente deprimidas.

La feniletilamina es otra de las sustancias principales del chocolate que aporta un efecto excitante y estimulante.

Otra ventaja de este alimento es que la proteína de la leche en el chocolate proporciona exorfina en el cuerpo, un analgésico natural, y teobromina, una sustancia similar a la cafeína.

15- Piña

La piña es la fruta que más estimula el bienestar físico y previene la frustración.

Contiene elevadas cantidades de minerales, vitaminas y compuestos activos que estimulan la producción de serotonina.

Al mismo tiempo, también posee componentes tranquilizantes que consiguen calmar la ansiedad y la agitación que habitualmente acompaña los estados depresivos.

16- Pimiento

Los efectos beneficiosos para combatir la depresión del pimiento recaen en dos sustancias principales: la capsaicina y el triptófano.

El triptófano, como ya hemos visto anteriormente, permite la síntesis y la regulación de la serotonina en el cerebro.

La capsaicina es una sustancia que permite combatir la frustración, la ira y los sentimientos de tristeza.

Este componente se encuentra en el chile, y es la causante de la sensación de quemazón en la lengua que produce este alimento.

Cuando se ingiere, el cerebro percibe el calor picante como si fuera dolor, por lo que ante su presencia responde liberando endorfinas que potencian las sensaciones de bienestar.

17- Soja

La soja es una alimento rico en triptófano y vitamina B1 (o tiamina).

La tiamina juega un papel fundamental en el metabolismo de los hidratos de carbono, por lo que su consumo aporta dosis elevadas de energía al cuerpo.

La escasez de vitamina B1 puede producir sensaciones de irritabilidad, nerviosismo, falta de concentración y de memoria, y puede contribuir en la aparición de los estados depresivos.

18- Huevos

Finalmente, los huevos constituyen el último alimento rico en triptófano, por lo que su consumo también favorece la producción de serotonina.

Así mismo, poseen elevados niveles de vitamina B12, una de las sustancias más importantes para el funcionamiento del sistema nervioso.

La deficiencia de esta vitamina puede ocasionar tanto trastornos neurológicos como neuropatías sensitivas, sentimientos de irritabilidad y depresión.

¿Y tú qué otros depresivos naturales y que puedan ser efectivos conoces?

Referencias

  1. www.web.ua.es/
  1. www.sld.cu/
  1. www.bebrainfit.com/
  1. www.healthline.com/.

DEJA UNA RESPUESTA