Antropología médica: qué estudia, historia, sistemas

La antropología médica, antropología de la medicina, antropología de la salud o antropología de la enfermedad, es un subcampo de la antropología física que investiga el origen de las enfermedades en la sociedad.

Sus investigaciones consisten en estudios etnográficos basados en observaciones y donde se interactúa con las personas mediante entrevistas o cuestionarios. Con esos estudios se determina cómo una comunidad percibe ciertas enfermedades y cómo la sociedad, la política y el ambiente afectan su salud.

¿Qué estudia?

La antropología médica estudia cómo surgen las enfermedades en la sociedad, utilizando la perspectiva de la ecología médica para comprender los patrones de enfermedades de las poblaciones humanas como entidades biológicas y culturales.

En antropología, adaptación es un término clave. Los cambios y modificaciones afectan las posibilidades de supervivencia, reproducción y bienestar.

Aplicado a la antropología médica, los humanos se adaptan gracias al cambio genético, fisiológicamente y con conocimientos y prácticas culturales.

Historia de la antropología médica

El origen del nombre proviene del neerlandés medische anthropologie creado por el filósofo historiador Pedro Laín Entralgo, quien le hace mención en varias de sus obras durante el siglo XIX.

Durante 1978, los antropólogos George M. Foster y Barbara Gallatin Anderson, trazaron el desarrollo de la antropología médica en cuatro direcciones principales: la evolución humana y su adaptación, interés etnográfico en la medicina primitiva, estudios de fenómenos psiquiátricos en la escuela de cultura y la personalidad, y el trabajo antropológico en la salud internacional.

A partir de 1940, los antropólogos ayudaron a comprender el comportamiento de la salud de los pueblos mediante el análisis de las diferencias culturales.

Uno de los primeros textos de la antropología médica fue Cultura y Comunidad: Estudios de Casos de Reacciones Públicas a los Programas de Salud (1955), escrito por Benjamin D. Paufs Salud.

Académicos, científicos aplicados y clínicos trabajaron arduamente en la década de 1960 para organizar las ciencias sociales emergentes en el movimiento de la medicina en las reuniones nacionales de la Asociación Americana de Antropología (AAA) y la Sociedad de Antropología Aplicada (SFAA, por sus siglas en inglés).

William Caudill (1953) fue el primero en identificar el campo, seguido de los artículos de revisión por Steven Polgar (1962) y por Norman Scotch (1963).

Sistemas de la antropología médica

Cada cultura tiene sus propios conceptos de enfermedades y tratamientos específicos. A ese conjunto de conocimientos se le llama sistemas médicos. Los más conocidos son la medicina popular, la medicina indígena y la biomedicina, y se aplican a la antropología médica.

Dichos sistemas se dividen en sistema externalizado y sistema internalizado. Las personas suelen recurrir a ambos sistemas para mejorar su salud. En muchos casos se prefiere el sistema externalizado, la auto-medicación o remedios caseros, debido a sus bajos costos.

Sistema externalizado

Los sistemas externalizados son conocidos como sistemas etnomédicos y establecen que el cuerpo es influenciado por la sociedad, el mundo espiritual y la naturaleza, ya que es un sistema abierto.

La medicina popular, la indígena, sistemas tradicionales de China y la medicina de la India son sistemas externalizados.

Medicina popular

El concepto de medicina popular, tradicional o folk, se introdujo a mediados del siglo XX por médicos y antropólogos. Este describe las formas y recursos que los campesinos empleaban para solventar los problemas de salud.

Esos métodos estaban al margen de los profesionales de la salud o las prácticas de los aborígenes. También se toma en cuenta los rituales terapéuticos populares con el fin de determinar la relación entre ciencia y religión.

Sistema internalizado

El sistema internalizado es mecanicista, pues su enfoque es componer lo que esté dañado. Dentro de este sistema se encuentra la biomedicina.

La biomedicina

La biomedicina tiene sus orígenes en el sistema internalizado, ya que mientras la sociedad crecía en complejidad, surgió la necesidad de crear especializaciones médicas que lo convirtieron en el sistema externalizado.

También conocida como medicina occidental, la biomedicina es la medicina científica y universal, que predomina en la sociedad moderna. Funciona a través de hospitales y clínicas.

Se le considera como un sistema médico y como una forma cultural, pues en un debate con la medicina y la psiquiatría se considera lo siguiente:

  • Influencia de los factores genotípicos y fenotípicos en relación con las patologías.
  • Influencia de la cultura en la determinación de lo que se considera normal o anormal.
  • Identificación y descripción de enfermedades específicas que no han sido definidas científicamente. Por ejemplo, trastornos étnicos y síndromes delimitados culturalmente como el mal de ojo, que no han sido comprobados de forma científica.

¿Qué es una enfermedad según la antropología médica?

Entendido por los antropólogos médicos, una enfermedad tiene carácter semántico y por ende, cualquier práctica que tenga intenciones de curarla será interpretativa. Cada cultura del mundo tiene su propia explicación para las enfermedades.

El concepto de red de enfermedades semánticas se refiere a la red de palabras, situaciones, síntomas y sentimientos asociados a una enfermedad que le dan el significado para quien la padece. También, es común poder entender desde la antropología médica que las enfermedades son procesos individuales.

De igual forma, cualquier información sobre una enfermedad debe ser modificada con el paso del tiempo de acuerdo con el contexto histórico y social en el que se desarrolle.

Síndromes culturalmente específicos

Los síndromes culturalmente específicos son enfermedades que no pueden ser comprendidas sin su contexto cultural. Como resultado, la antropología médica estudia el origen de estas supuestas dolencias y cuáles han sido las formas de enfrentarlo por siglos.

En principio, en los años 50 era conocido como Folk Illness y se refería a las molestias que tenían un mismo origen, afectaban a un individuo frecuentemente y se desarrollaba siempre de la misma manera.

Un ejemplo muy popular en Centro y Sudamérica es el “susto”, cuyos síntomas podrían ser pérdida de apetito, de energías, palidez, depresión, vomito, ansiedad, diarrea e incluso la muerte. Según cada comunidad, el curandero buscaba el remedio ideal.

La causa de ese síndrome, para algunos pueblos latinoamericanos, era la pérdida del alma. Para recuperarla, se debía someter el paciente a rituales de curación.

Referencias 

  1. Arenas, P., Ladio, A. y Pochettino, M. (2010). Tradiciones & transformaciones en Etnobotánica. El “susto”: “síndrome culturalmente específico” en contextos pluriculturales. Algunas consideraciones sobre su etiología y terapéutica en México y Argentina. CYTED Facultad de Ciencias Naturales y Museo, Argentina. Recuperado de naturalis.fcnym.unlp.edu.ar
  2. Baer, H. y Singer, M. (2007). Introducing medical anthropology: A discipline in action. Lanham, MD: AltaMira Press. Recuperado de books.google.co.ve
  3. Levinson, D. y Ember, M. (1996) Encyclopedia of Cultural Anthropology. Henry Holt, New York. Recuperado de web.archive.org
  4. Greifeld, K. (2004). Conceptos en la antropología médica: Síndromes culturalmente específicos y el sistema del equilibrio de elementos. Boletín de Antropología Universidad de Antioquia, 18 (35), 361-375. Recuperado de redalyc.org
  5. Menéndez, E. (1985). Aproximación crítica al desarrollo de la antropología médica en América Latina. Nueva Antropología, VII (28), 11-28. Recuperado de redalyc.org
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here