Apifobia: Síntomas, Causas y Tratamientos

La apifobia, también conocida como melisofobia, es un tipo de fobia específica que se caracteriza por presentar un miedo irracional y excesivo a las abejas, avispas y abejorros. Es decir, es el nombre que recibe la fobia a las abejas.

El temor a las abejas o avispas resulta bastante común entre la sociedad, principalmente por el miedo que origina la posibilidad de ser picado por estos animales.

apifobia

No obstante, la apifobia no hace referencia a un simple miedo a las abejas, sino que es un trastorno psicopatológico que describe un temor fóbico hacia estos animales.

Las personas con apifobia experimentan elevadas sensaciones de ansiedad siempre que se exponen a estos animales, por lo que evitan siempre que pueden el contacto con abejas y avispas.

En la actualidad, la apifobia es un trastorno bien delimitado que cuenta con intervenciones terapéuticas capaces de revertir el temor fóbico hacia las abejas.

Características

La apifobia es un trastorno de ansiedad que se engloba dentro de la alteraciones conocidas como fobias específicas.

En este caso, apifobia es un término que proviene del latín donde “apis” significa abeja y “phobos” miedo. Es decir, la apifobia se caracteriza por la presentación de temor hacia estos animales.

No obstante, no todo tipo de miedo hacia las abejas se engloba dentro del trastorno de apifobia. Para poder relacionar el temor a estos animales con este tipo de fobia específica es necesario que las abejas y las avispas causen un temor fóbico.

El temor fóbico característico de la apifobia se define por cuatro propiedades principales: la intensidad, la irracionalidad, la incontrolabilidad y la persistencia.

El miedo que experimentan las personas con apifobia a las abejas se caracteriza por ser de una intensidad excesiva. Es decir, el contacto con estos animales genera sensaciones de miedo excesivamente altos.

Por otro lado, la apifobia es una alteración que se rige por patrones de pensamiento irracionales. El temor fóbico a las abejas no está sujeto a cogniciones congruente y coherentes.

Así mismo, el temor fóbico se caracteriza por ser incontrolable. En este sentido, a pesar de que el sujeto puede ser consciente de que su miedo a las abejas es irracional, no puede hacer nada para controlarlo.

Finalmente, hay que tener en cuenta que el miedo que origina la apifobia es persisten y permanente. Este no está sujeto a factores temporales, por lo que se presentará siempre si no se interviene adecuadamente.

Síntomas

La sintomatología de la apifobia aparece debido a las sensaciones de temor que provocan la abejas. Por este motivo, las manifestaciones suelen ser principalmente ansiosas y estas aparecen cuando el sujeto se expone a sus elementos temidos.

Unos de los síntomas más importantes del trastorno son los síntomas físicos. Estos constituyen una serie de modificaciones en el funcionamiento del organismo y se originan debido al incremento de la actividad del sistema nervioso autónomo causado por el miedo a las abejas.

Los síntomas físicos más típicos de la apifobia son el incremento de la tasa cardíaca (con posibles palpitaciones y/o taquicardias), el aumento de la tasa respiratoria, la sudoración excesiva, la tensión muscular, los dolores de cabeza y/o estómago, los mareos, las náuseas y los vómitos.

Por otro lado, en la sintomatología de la apifobia juega un papel fundamental las manifestaciones cognitivas. Estas constituyen una serie de pensamiento irracionales y negativos acerca de las abejas que suelen generar sensaciones de malestar y de necesidad de huir del elemento temido.

Finalmente, la apifobia se caracteriza por afectar al patrón conductual de la persona. En este sentido, el síntoma más típico es la evitación, el cual se define como la elaboración de una serie de comportamientos que tienen como objetivo evitar el contacto con las abejas.

Cuando las conductas de evitación fracasan y el sujeto se ve expuesto a las abejas, suele ser habitual que aparezca el escape. Es decir, la conducta mediante la cual el sujeto es capaz de escapar de sus elementos temidos.

Diagnóstico

Para poder elaborar el diagnóstico de apifobia y establecer la presencia de este tipo de fobia específica es necesario que se cumplan los siguientes criterios:

  1. Miedo o ansiedad intensa por una abeja, una avispa o un abejorro (elemento fóbico).
  1. El elemento fóbico casi siempre provoca miedo o ansiedad inmediata.
  1. El elemento fóbico se evita o resiste activamente con miedo o ansiedad intensa.
  1. El miedo o la ansiedad es desproporcionado al peligro real que plantea el elemento fóbico y al contexto sociocultural.
  1. El miedo, la ansiedad o la evitación es persistente, y dura típicamente seis o más meses.
  1. El miedo, la ansiedad o la evitación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  1. La alteración no se explica mejor por los síntomas de otro trastorno mental.

Causas

Los datos acerca de la etiología del trastorno apuntan a que no existe una única causa para la apifobia, sino que distintos factores pueden encontrarse relacionados con el desarrollo de la alteración.

En este sentido, el condicionamiento directo parece ser el factor más importante. Haber vivido experiencias traumáticas relacionadas con las abejas puede dar lugar al desarrollo de apifobia.

No obstante, otros factores como el condicionamiento vicario (visualizar imágenes negativas sobre abejas) o verbal (recibir información negativa sobre las abejas), los factores genéticos y ciertos rasgos de personalidad, también son factores implicados con la etiología de esta psicopatología.

Tratamiento

En la actualidad el tratamiento de primera elección para la apifobia es la psicoterapia. Concretamente, la intervención más utiliza el es tratamiento cognitivo conductual.

La principal vía de actuación de este tratamiento consiste en exponer al sujeto a las abejas, ya sea en vivo (exponer de forma directa al animal) o mediante la exposición virtual o narrativa.

Así mismo, la incorporación de técnicas de relajación pueden resultar útiles para disminuir el estado de ansiedad que provoca el temor a las abejas y la terapia cognitiva para gestionar y modificar los pensamientos irracionales acerca de estos animales.

Referencias

  1. American Psychiatric Association (1994). Diagnostic and statistical ma – nual of mental disorders, 4ª edición. Washington: APA.
  1. Barlow, D.H. (1988). Anxiety and its disorders: the nature and treatment of anxiety and panic. New York, Guilford.
  1. Barlow D. and Nathan, P. (2010) The Oxford Handbook of Clinical Psychology. Oxford University Press.
  1. Caballo, V.(2011) Manual de psicopatologia y trastornos psicológicos. Madrid: Ed. Piramide.
  1. Echeburúa, E. & de Corral, P. (2009). Trastornos de ansiedad en la infancia y adolescencia. Madrid: Pirámide.
  1. Obiols, J. (Ed.) (2008). Manual de psicopatología general. Madrid: Biblioteca nueva.
COMPARTIR
Graduado en Psicología y Máster en Psicopatología Clínica del Adulto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here