Aprendizajes Esperados: Para Qué Sirven y Ejemplos

Los aprendizajes esperados o significativos son aquellos logros que se espera que consigan los alumnos al estudiar una asignatura como resultado del trabajo llevado a cabo tanto dentro como fuera del aula. Son una de las partes más importantes del sistema educativo, ya que sirven para determinar si la enseñanza está siendo efectiva o no.

Los aprendizajes esperados pueden ser de distinta naturaleza: pueden incluir conocimientos teóricos, competencias, habilidades o formas de pensar. Además, suelen existir dentro de una escala, de tal manera que se pueden alcanzar de forma parcial o total en función de la calidad del aprendizaje del alumno.

Aprendizajes esperados

Además de para planificar los contenidos de la educación, los aprendizajes esperados sirven para ajustar la enseñanza a las necesidades individuales de cada alumno.

Por otra parte, también sirven como plantilla para diseñar sistemas de evaluación de los conocimientos adquiridos por los estudiantes.

¿En qué consisten?

Los aprendizajes esperados son una serie de objetivos que se supone que los alumnos deben alcanzar al seguir un determinado programa educativo.

Como tal, deben estar plasmados de forma concreta, sencilla y fácil de entender, de tal manera que puedan utilizarse para verificar los conocimientos adquiridos a lo largo del curso.

En general, están directamente relacionados con uno de los tres tipos de aprendizaje que se pueden llevar a cabo en un proceso educativo: saber, saber hacer y saber ser. A continuación veremos en qué consiste cada uno de estos.

Saber

Este tipo de aprendizaje tiene que ver con aquellos conocimientos adquiridos relacionados con conceptos, teorías o ideas.

Son característicos de asignaturas y materias sin un fuerte componente práctico, aunque están presentes en casi todos los procesos educativos existentes.

Los aprendizajes significativos de este tipo suelen medirse con una prueba objetiva que evalúe cuántos de los conocimientos mínimos marcados por el Ministerio de Educación han adquirido los alumnos. Esta prueba suele tomar la forma de un examen escrito u oral.

Saber hacer

Este tipo de aprendizaje es la contrapartida del primero, y tiene que ver con los conocimientos que permiten a los alumnos aplicar lo que han aprendido de manera práctica.

No está presente en todas las materias, aunque en los últimos tiempos se ha intentado implementar la práctica en más áreas de conocimiento.

Para medir los aprendizajes significativos tipo “saber hacer” los alumnos suelen tener que realizar un trabajo práctico. En el caso de asignaturas como las matemáticas, es común que deban resolver una serie de problemas que demuestren que han adquirido las destrezas necesarias.

Saber ser

El último tipo de aprendizaje es también el menos conocido y trabajado. Tiene que ver con todos aquellos valores, actitudes y formas de ser que deberían adquirirse como resultado del proceso de enseñanza.

Los aprendizajes significativos de este tipo no son tan sencillos de medir como los de los otros dos tipos, pero su evaluación tendría que ver con la manera de los alumnos de comportarse en el aula y con su entorno.

¿Para qué sirven?

Los aprendizajes esperados son uno de los componentes fundamentales de todo el proceso educativo. Si están bien construidos, sirven para diferentes funciones que facilitan la educación de los alumnos y el papel de los maestros.

Sirven como guía

La primera función que cumplen los aprendizajes significativos es la de mostrarle al profesor qué conocimientos deben adquirir sus alumnos para que se considere que el proceso educativo ha sido efectivo.

De esta manera, se convierten en una suerte de mapa que ayuda a los maestros a decidir qué aspectos es necesario trabajar de manera más profunda y, por el contrario, cuáles no son necesarios y pueden ser estudiados sin necesidad de dedicarles excesivo tiempo.

Muestran el orden de adquisición de los conocimientos

Los aprendizajes esperados de cada materia no solo sirven para ayudar a separar lo importante de lo que no lo es; también pueden ser de ayuda a la hora de elegir cuándo se debe trabajar cada aspecto del sistema.

En un proceso de educación bien construido, cada uno de los conocimientos trabajados se apoya en todos los anteriores.

Los aprendizajes esperados deben reflejar esta realidad, de tal forma que ayuden al profesor a seleccionar el orden más adecuado para que se produzca una mayor adquisición de conocimiento.

Ayudan a seleccionar las mejores estrategias

Cuando un profesor conoce los aprendizajes esperados que deben ser alcanzados por sus alumnos, le será mucho más sencillo elegir de qué manera plantear sus clases para que ellos aprendan el máximo posible.

Así, se convierten en una herramienta muy útil para hacer que el proceso educativo sea más eficiente y efectivo.

Pueden usarse como criterio de evaluación

Por último, los aprendizajes esperados sirven también como guía a la hora de evaluar la efectividad del programa de enseñanza. Cuantos más aprendizajes esperados hayan sido alcanzados por los alumnos, mejor se considera que ha sido el proceso educativo.

Por lo tanto, los aprendizajes significativos pueden utilizarse para construir todo tipo de exámenes y pruebas que permitan medir el nivel de conocimiento de los estudiantes.

Ejemplos

A continuación se describirán algunos de los aprendizajes esperados considerados para el sexto curso de primaria en las asignaturas de lengua y literatura y matemáticas.

No se trata de todos los descritos por el Ministerio de Educación, sino tan solo de una muestra que sirva como ejemplo.

Lengua y literatura

Al finalizar el sexto curso, el alumno deberá poder:

– Emplear un lenguaje adecuado en función del tipo de audiencia.

– Usar notas y diagramas para planificar la redacción de un texto.

– Identificar las características de diferentes tipos de textos, entre estos los reportajes, los cuentos y las noticias.

– Recopilar información de distintas fuentes para ser capaz de explicar un tema de manera coherente.

– Utilizar recursos literarios para escribir distintos tipos de textos, como poemas, relatos o cartas.

Matemáticas

Al terminar el sexto curso, el alumno tendrá que ser capaz de:

– Manejar con soltura diferentes tipos de números, como los naturales, enteros o decimales, pudiendo resolver problemas con estos.

– Calcular áreas y volúmenes de figuras geométricas simples, como rectángulos, pirámides o cubos.

– Calcular porcentajes mediante diferentes métodos.

– Encontrar el mínimo común múltiplo y máximo común divisor de dos o más números.

Referencias

  1. “Aprendizajes esperados” en: Apoyo Primaria. Recuperado en: 16 Mayo 2018 de Apoyo Primaria: apoyo-primaria.blogspot.com.es.
  2. “Aprendizajes clave para la educación integral” en: Gobierno de México. Recuperado en: 16 Mayo 2018 de Gobierno de México: aprendizajesclave.sep.gob.mx.
  3. “Aprendizajes esperados” en: Editorial Md. Recuperado en: 16 Mayo 2018 de Editorial Md: editorialmd.com.
  4. “Aprendizajes esperados” en: Aprendizajes esperados. Recuperado en: 16 Mayo 2018 de Aprendizajes esperados: aprendizajesesperadosmaral.blogspot.com.es.
  5. “Aprendizajes esperados de todos los grados de primaria” en: Apoyo para el maestro. Recuperado en: 16 Mayo 2018 de Apoyo para el maestro: apoyoparaelmaestro.blogspot.com.es.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here