Aromaterapia: historia, cómo funciona, posibles beneficios

La aromaterapia es el uso de diferentes materiales como aceites esenciales, compuestos olorosos y extractos de plantas para mejorar el bienestar físico y psicológico. Normalmente se utiliza como un complemento a tratamientos más convencionales, pero también puede practicarse como una forma de medicina alternativa.

A pesar de que el término aromaterapia no empezó a emplearse hasta el siglo XX, el uso de aceites aromáticos con propósitos curativos aparentemente comenzó a darse hace miles de años. Hoy en día, gran cantidad de personas afirma haber experimentado en su propia piel los beneficios de esta disciplina.

Fuente: pixabay.com

A pesar de tratarse de una forma de medicina alternativa bastante establecida, todavía existe bastante controversia respecto a si el uso de aceites aromáticos realmente puede tener efectos terapéuticos o no. La evidencia científica al respecto es confusa, y hoy en día aún es necesario llevar a cabo más investigaciones sobre este campo.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la aromaterapia; desde en qué consiste y cómo empezó a practicarse, hasta cuáles son sus supuestos beneficios y lo que dice la ciencia al respecto. Si alguna vez has sentido curiosidad sobre esta disciplina, sigue leyendo.

Historia

aromaterapia

Civilizaciones antiguas

Algunas de las primeras civilizaciones ya utilizaban plantas y sus olores para promover el bienestar. Por ejemplo, los chinos quemaban incienso y plantas aromáticas para crear armonía en el cuerpo y el espíritu, aunque se cree que todavía no eran capaces de destilar aceites esenciales.

Más adelante, los egipcios crearon el primer artilugio capaz de destilar algunas plantas. A partir de este momento, esta civilización empezó a utilizar aceites como el de clavo, canela o mirra para embalsamar a sus muertos.

Pero los egipcios no solo usaban preparados con plantas para tratar a sus muertos, sino también con propósitos espirituales, medicinales y cosméticos. Se cree que el término “perfume” fue utilizado por primera vez por esta civilización, que avanzó mucho en la preparación de estas sustancias.

Grecia y Roma

Los griegos aprendieron mucho de la civilización Egipcia, pero avanzaron mucho en el uso de las plantas dentro del campo de la medicina. Hipócrates, padre de muchos de las ideas que se siguen usando hoy en día en esta disciplina, utilizaba aceites aromáticos para tratar ciertas enfermedades y dolencias.

Por otro lado, un perfumista llamado Megalo creó un perfume (el “megaleion”) que supuestamente tenía varias propiedades beneficiosas; entre otras, servía para reducir la inflamación en la piel, y ayudaba a cicatrizar heridas.

El Imperio Romano volvió a avanzar en el uso de las plantas a nivel medicinal. Un ciudadano romano llamado Discórides escribió un libro, De Materia Medica, que describía las propiedades de aproximadamente 500 especies distintas, además de estudiar sobre la destilación.

Sin embargo, en este periodo el uso de aceites aromáticos y esenciales a nivel curativo todavía no estaba demasiado extendido.

De la Edad Media en adelante

Los siglos siguientes a la caída del Imperio Romano fueron fundamentales en el desarrollo de la aromaterapia. En el siglo XI, un inventor llamado Avicena desarrolló un artilugio capaz de destilar aceites esenciales de manera más fácil y eficiente. Durante este siglo y el siguiente, se siguió investigando sobre diferentes plantas y sus propiedades.

En el siglo XIII, apareció la industria farmacéutica como tal; y a partir de ese momento, cada vez se empezaron a utilizar más los extractos de plantas como medicina.

Por ejemplo, durante la epidemia de la Peste Negra, se creía que llevar pañuelos impregnados con los aceites de ciertas flores podía reducir las probabilidades de contagio.

En los siglos posteriores, el uso de plantas aromáticas tanto en perfumería como en medicina se fue haciendo cada vez más común, y las tecnologías que permitían extraer esencias de las plantas se volvieron más refinadas.

Siglo XX

El siglo XX trajo un gran cambio a la manera en la que se utilizaban las plantas para curar: se consiguió por primera vez separar los ingredientes de los aceites esenciales y crear medicinas y compuestos sintéticos. Esto dio lugar a la medicina moderna e hizo que el uso más tradicional de los aceites cayese en desuso.

Sin embargo, un químico francés llamado René – Maurice Gattefossé se interesó en el uso de aceites esenciales en el campo de la medicina. A partir de sus trabajos, acuñó el término “aromaterapia” y empezó a extender el uso de estas sustancias con propósitos curativos.

A partir de este momento, el uso de aceites esenciales y otros productos naturales comenzó a crecer y volvió a ganar cierta popularidad.

Hoy en día, la búsqueda de alternativas a los compuestos sintéticos y a la medicina tradicional ha hecho que la aromaterapia se haya puesto muy de moda en ciertos ambientes.

¿Cómo funciona?

mujer rubia oliendo flor

La aromaterapia funciona utilizando ciertos productos olorosos que son o bien inhalados por los pacientes, o bien absorbidos por su piel. Algunos de los más frecuentes son sales de baño, aceites o cremas corporales, difusores, mascarillas, inhaladores…

Todos ellos utilizan uno o varios compuestos vegetales para aprovechar sus supuestas capacidades curativas. Normalmente, los más utilizados son los aceites esenciales, extractos que se consiguen al destilar alguna planta o flor.

Cada uno de estos aceites esenciales tiene unas propiedades diferentes; y se pueden combinar entre sí para conseguir un mayor efecto terapéutico. Algunos de los más populares son el de eucalipto, el de rosa, el de lavanda, el de limón, el de gengibre, o el de camomila.

¿Por qué se producen efectos positivos?

Existen dos explicaciones comúnmente utilizadas para tratar de explicar los efectos beneficiosos de la aromaterapia. El primero de ellos se centra en los cambios que provocan los aromas en el cerebro, mientras que el segundo habla de las propiedades inherentemente curativas de las plantas utilizadas.

Según la primera explicación, nuestro sentido del olfato es muy poderoso, y por lo tanto ciertos olores tienen un gran efecto sobre nuestro cerebro.

Al inhalar un aroma determinado, nuestro sistema límbico provoca una reacción en cadena, que puede ayudar a reducir problemas como el estrés, la ansiedad, o incluso el dolor.

Una variante de esta primera explicación es la de que los olores de las plantas provocarían la liberación de endorfinas en el cerebro. De ser cierto, esto explicaría por qué el uso de ciertos aromas podría ayudar a reducir el dolor o a promover la relajación física y mental.

La segunda explicación se centra en las propiedades beneficiosas de las plantas, que son absorbidas por la piel al utilizarse aceites esenciales. Esto ocurriría, por ejemplo, al utilizar aceites esenciales y otros productos similares en masajes y baños.

Posibles beneficios

niños en campo de flores

Según sus defensores, la aromaterapia tiene todo tipo de beneficios, tanto para el cuerpo como para la mente. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que aún existe cierta controversia sobre si estos beneficios son reales o no.

Aún así, millones de personas en todo el mundo afirman haber notado los efectos positivos de la aromaterapia en sus propias carnes. A continuación veremos algunos de las más importantes.

Reduce el dolor

Supuestamente, uno de los principales beneficios de la aromaterapia es que la aplicación de aceites esenciales consigue reducir significativamente todo tipo de dolores y molestias físicas.

Por ejemplo, el uso de esta disciplina teóricamente mejora los dolores articulares, reduce las jaquecas y migrañas, alivia las molestias estomacales, relaja los músculos e incluso puede reducir los efectos secundarios de la quimioterapia.

Calma la mente

Según los expertos en esta disciplina, los olores de las distintas sustancias empleadas en aromaterapia son capaces de disminuir la ansiedad el estrés, reducir la agitación mental y provocar un estado de relajación profunda.

Esto, por ejemplo, puede ser muy útil para ayudar a mejorar los síntomas de ciertos trastornos mentales, para combatir el insomnio y para elevar el estado de ánimo.

Ayuda a combatir algunas enfermedades

Por último, los defensores de la aromaterapia dicen que esta disciplina puede mejorar el sistema inmunitario y acabar con ciertos tipos de patógenos, como bacterias, hongos o virus. Debido a ello, tendría ciertas propiedades beneficiosas a la hora de combatir algunas enfermedades.

¿Qué dice la ciencia?

La evidencia científica respecto a la verdadera efectividad de la aromaterapia es escasa. A pesar de que a lo largo de los años se han hecho muchas declaraciones supuestamente serias sobre sus beneficios, los últimos estudios al respecto no son concluyentes en absoluto.

Varias revisiones de un gran número de estudios sobre la efectividad de la aromaterapia revelan que la mayoría de ellos no fueron realizados de manera correcta.

O bien las muestras eran muy pequeñas, o bien no se podía determinar que los beneficios de aplicar esta disciplina se debiera realmente a los olores o a las propiedades de las plantas.

Debido a ello, normalmente la aromaterapia se considera una pseudociencia, y dentro de los círculos científicos no se le otorga ninguna credibilidad. Aún así, miles de personas en todo el mundo afirman que esta disciplina les ha ayudado con diferentes problemas.

En cualquier caso, es necesario llevar a cabo más estudios al respecto para poder determinar con claridad si la aromaterapia es una alternativa válida a la medicina tradicional o no.

Hasta que esto ocurra, solo debería utilizarse como complemento y no como sustituto de un tratamiento médico más convencional.

Referencias

  1. “What is aromatherapy” en: Health Line. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Health Line: healthline.com.
  2. “History of aromatherapy” en: Aromaweb. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Aromaweb: aromaweb.com.
  3. “What is aromatherapy?” en: Web MD. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Web MD: webmd.com.
  4. “What is aromatherapy?” en: Aromatherapy Associates. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Aromatherapy Associates: aromatherapyassociates.com.
  5. “Aromatherapy” en: Wikipedia. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here