Autoconfianza: 10 consejos prácticos para aumentarla

La autoconfianza es la sensación de creer en uno mismo y sus propias habilidades, cualidades, y capacidad de juicio. Se trata de una característica que comparten las personas más felices y con más éxito; y es capaz de predecir con cierta validez otros factores como el nivel económico de una persona o si se casará alguna vez.

Tener buenos niveles de autoconfianza puede ayudarte a tener éxito tanto en tu vida personal como en la profesional. Además, es fundamental para tu salud mental, pero también puede llegar a afectar a la física. Se trata, sin duda, de un elemento que es necesario cultivar para tener una vida realmente buena.

Fuente: pixabay.com

Sin embargo, la mayoría de las personas tienen un nivel de autoconfianza muy por debajo del óptimo. El miedo al fracaso, la falta de metas y la incapacidad para creer en sí mismos mantienen a muchos individuos anclados en situaciones que no les hacen felices. Por eso, aprender a mejorar esta situación es fundamental.

En este artículo te contaremos cuáles son las maneras más efectivas de aumentar tu autoconfianza. Si empiezas a aplicarlas a tu propia vida, poco a poco notarás cómo muchas de tus dudas desaparecen y eres capaz de creer realmente en ti mismo.

10 tips para mejorar la confianza en ti mismo

1- Enfréntate a tus miedos

Autoconfianza

Una de las cosas que más diferencian a las personas con autoconfianza de las que no tienen esta característica es la capacidad de actuar a pesar de tener miedo. Al contrario de lo que muchos piensan, esta emoción nunca desaparece; ni siquiera las personas con mayor autoestima dejan de sentirla.

Por el contrario, lo que caracteriza a estos individuos es que son capaces de ir a por lo que quieren incluso cuando están asustados. Si tienen un objetivo, no dejarán que sus emociones se interpongan en su camino a la hora de lograrlo.

Lo que no mucha gente sabe es que, incluso si empezamos teniendo poca autoestima, si nos enfrentamos a nuestros miedos esta sube automáticamente. Por eso, si crees que tienes que mejorar en este área, escoge algo que te asuste pero que creas que debes hacer, y trabaja en ello cada día.

Poco a poco, te darás cuenta de que tus emociones no tienen ningún poder sobre ti; y tu mente te irá recompensando con niveles cada vez mayores de confianza en ti mismo.

2- Ponte metas y ve a por ellas

qué es un objetivo

Nuestro cerebro está preparado para premiarnos cuando cree que tenemos probabilidades de sobrevivir, y para castigarnos cuando percibe que no. En nuestro pasado como especie, esto significaba que solo sentíamos emociones positivas cuando nos esforzábamos, avanzábamos hacia nuestras metas y nos volvíamos mejores en nuestras habilidades.

Aunque hoy en día nuestra supervivencia está prácticamente asegurada, nuestra mente inconsciente aún no se ha enterado. Por eso, sigue premiándonos cuando mejoramos y castigándonos cuando nos quedamos estancados. Desgraciadamente, la mayoría de personas tiende a entrar más dentro de esta segunda categoría.

Si quieres mejorar tu autoconcepto, por lo tanto, necesitas ponerte una serie de metas que te motiven y empezar a trabajar en ellas. Pueden tener que ver con adquirir una nueva habilidad, mejorar una situación que no te gusta de tu vida, ponerte en forma… La clave es que sea algo que dependa de ti y que te suponga un reto.

Por supuesto, cuando empieces a trabajar en tus objetivos, te resultará muy complicado hacerlo. Sin embargo, poco a poco verás cómo te vas sintiendo cada vez mejor contigo mismo, a la vez que estarás mejorando tu vida de manera tangible.

3- Acumula experiencias de referencia

salto paracaidas

¿Sabes cuál es uno de los principales motivos por los que tu autoconcepto no es tan elevado como te gustaría? Porque te has pasado toda tu vida recibiendo mensajes sobre que no vales o que eres incapaz de hacer cualquier cosa. Nos enseñan a no arriesgar, a tener cuidado, a que todo puede salirnos muy mal si nos descuidamos.

Sin embargo, aunque es cierto que es imposible que seamos perfectos en todo, también es verdad que cada uno de nosotros tenemos una serie de fortalezas innatas y la capacidad de mejorar si realmente nos lo proponemos. Por eso, para mejorar tu autoconcepto, solo tienes que recordarle esto a tu mente inconsciente.

¿Te sientes muy tímido y crees que no sabes hablar con desconocidos? Proponte hablar con alguien que no conozcas todos los días y comprobarás que la mayoría de las veces no tienes ningún problema. Poco a poco, según acumules muchas de estas experiencias, irás sintiéndote cada vez más cómodo en situaciones similares.

Esta técnica puede aplicarse a prácticamente cualquier ámbito. Tan solo tienes que buscar una manera lo más fácil posible de empezar a trabajar en los campos en los que no te sientes seguro, y aumentar la dificultad según te vayas sintiendo más cómodo con el reto inicial.

4- Establece tus límites personales

mujer pensando feliz

Una de las características más comunes entre las personas con un bajo nivel de autoestima es que no son capaces de establecer sus propios límites. Les cuesta mucho decir que no a los demás para no hacerles sentir mal, y suelen aceptar toda clase de compromisos que saben de primeras que les van a infelices.

Si este es tu caso, aprender a establecer límites entre lo que estás dispuesto a tolerar y lo que no marcará una diferencia enorme en tu vida.

Antes de decir que sí a una propuesta o compromiso, piensa si te va a beneficiar a ti o no; y evita entrar en cualquier situación solo porque “es lo que tienes que hacer” si realmente no quieres hacerlo.

Aunque al principio puede resultarte complicado decir que no o evitar algunos compromisos, a la larga esto tendrá un impacto muy positivo sobre cómo te sientes contigo mismo y sobre tu nivel de felicidad.

5- Recuerda tus logros pasados

Las personas con una gran confianza en sí mismas suelen ser aquellas que se han enfrentado a todo tipo de obstáculos y han sido capaces de superarlos una y otra vez. Sin embargo, todos hemos logrado algo importante en nuestras propias vidas; y podemos utilizar estas experiencias para mejorar nuestro autoconcepto.

¿Cómo funciona esto? La próxima vez que tengas que hacer algo que te de miedo, o que pienses que no puedes conseguir lo que te has propuesto, párate un segundo a pensar sobre algo similar a lo que ya te hayas enfrentado en el pasado. Para que esta técnica funcione, tiene que tratarse de algo que consiguieses superar satisfactoriamente.

Si no hay nada similar con lo que hayas podido hasta ahora, busca en tu memoria una situación que en su momento creías que no podías superar pero de la que acabaste saliendo victorioso. Date cuenta de que, por lo general, eres capaz de sorprenderte a ti mismo; ¿por qué iba esta vez a ser diferente?

6- Haz ejercicio

Según la psicología evolucionista, nuestro cerebro detecta cómo de capaces somos de cuidar de nosotros mismos y nos otorga un nivel de autoconfianza u otro en función de esto. Por lo tanto, cualquier actividad que aumente tu capacidad de supervivencia también te hará sentirte mejor contigo mismo.

Una de las actividades que más pueden ayudarte en ese sentido es el ejercicio físico. Cuando entrenas, realmente lo que haces es preparar a tu cuerpo para enfrentarse a distintas amenazas y situaciones. Esto es especialmente cierto si realizas entrenamiento de fuerza, como ir a clases de crossfit o levantar pesas.

Diversos estudios muestran que, cuando una persona entrena regularmente, los niveles de serotonina y dopamina de su cerebro se elevan. Así que, que no te engañen los que piensan que el ejercicio solo es bueno para el cuerpo; tu mente te agradecerá muchísimo que vayas al gimnasio.

7- Modifica tus pensamientos negativos

pensamientos intrusivos

Una de las mayores fuentes de inseguridades son nuestras creencias. Se trata de opiniones que tomamos como ciertas sobre cómo funciona el mundo, cómo somos nosotros y cómo nos relacionamos con los demás. La mayoría de las veces no las elegimos ni somos conscientes de ellas, pero determinan en gran medida cómo de buena es nuestra vida.

El problema es que, para la mayoría de la gente, muchas de las creencias que mantienen son negativas. Cuando se enfrentan a un reto, por ejemplo, suelen pensar automáticamente algo como: “¿Para qué intentarlo? Voy a fracasar de todos modos”. Esto, por supuesto, hace mucho más difícil que tengan éxito en cualquier ámbito.

Sin embargo, la buena noticia es que podemos controlar en gran medida estos pensamientos automáticos. La próxima vez que tengas uno de ellos, trata de desmontarlo de manera racional.

Para seguir con el ejemplo anterior, la manera de enfrentarse a esa creencia negativa sería decirte algo así: “¿Cómo puedo estar seguro de que esto va a salir mal?”.

Al principio, te costará creer tus nuevos pensamientos positivos, y tu mente seguirá mandándote todo tipo de creencias limitantes. Sin embargo, con tiempo y práctica, cada vez te harás mejor en este sentido y podrás disfrutar de una mejor autoconfianza.

8- Acepta a tu crítico interior

Dicho esto, es prácticamente imposible librarse por completo de todas las creencias limitantes que tenemos. Por lo tanto, aparte de intentar cambiar todos los pensamientos negativos que puedas por otros más optimistas, también tendrás que aprender a aceptar esa voz pesimista interna de la mejor manera posible.

Cuando te enfrentes a un pensamiento negativo muy poderoso, que no puedes cambiar fácilmente, inspira hondo. Recuerda por qué estás haciendo lo que haces: ¿qué te va a aportar enfrentarte a tus miedos? ¿Qué pasaría si te rindieras de antemano y no hicieras nada de lo que te has propuesto?

A continuación, dale las gracias a tu mente por intentar cuidarte (que es lo que hace al evitar que te arriesgues), y toma acción de todas maneras. Recuerda cuáles son tus metas, y empieza a moverte poco a poco hacia ellas sin importar lo que te diga tu crítico interior. Al cabo de un tiempo, su poder sobre ti habrá disminuido.

9- Deja de compararte con los demás

Una de las mayores fuentes de inseguridad para la mayoría de las personas es el hábito de compararnos constantemente con otros. Vemos a la gente de nuestro alrededor y pensamos: “Nunca seré tan alto/guapo/rico/interesante/valiente como él”. Esto nos hace sentirnos fatal con nosotros mismos, y acaba destrozando nuestra autoestima.

Es obvio que hay personas mucho mejores que nosotros en casi cualquier ámbito. Sin embargo, esto no implica que tengamos menos valor que los demás. Todos tenemos puntos fuertes y débiles, ventajas y dificultades propias; y lo único que importa es sacarles el máximo partido posible.

En lugar de compararte con otras personas, una técnica mucho más útil es ver cuánto has cambiado respecto a cómo eras hace un tiempo. ¿Has mejorado en algún aspecto importante para ti? Si no lo has hecho o no lo suficiente, ¿cómo puedes haberlo logrado dentro de uno o dos años?

Plantearte estas preguntas en lugar de pensar en si los demás son mejores o peores que tú te ayudará a recuperar en gran medida el control sobre tu vida. Así, tu autoconcepto mejorará, y podrás centrarte en la manera de hacer que tu propia existencia sea más agradable cada vez.

10- Practica la autocompasión

La autocompasión tiene que ver con tratarte a ti mismo con cariño y respeto cuando cometes un error, fallas en algo que te habías propuesto, o sufres cualquier tipo de revés.

Lo contrario, hablarte con dureza a la mínima, no te ayudará a hacerlo mejor la próxima vez. De hecho, los estudios apuntan a que hacerlo provoca todo lo contrario.

Un estudio de 2009 publicado en la revista “Journal of Personality” encontró que la autocompasión contribuye a desarrollar niveles más consistentes de autoconfianza. Pensamientos como “Todo el mundo se equivoca” en lugar de “Soy un fracaso” te ayudarán a sentirte mejor incluso cuando no hayas conseguido lo que te proponías.

El secreto para desarrollar la autocompasión es este: háblate a ti mismo como te dirigirías a un ser querido. ¿Le dirías a un amigo que es un estúpido, que no vale para nada o que nunca va a conseguir lo que quiere? Entonces, ¿por qué te permites dirigirte a ti mismo de esa manera?

Referencias

  1. “25 Killer Actions to Boost Your Self-Confidence” en: Zen Habits. Recuperado en: 25 Octubre 2018 de Zen Habits: zenhabits.net.
  2. “10 Things You Can Do to Boost Self-Confidence” en: Entrepreneur. Recuperado en: 25 Octubre 2018 de Entrepreneur: entrepreneur.com.
  3. “Building Confidence and Self-Esteem” en: Psychology Today. Recuperado en: 25 Octubre 2018 de Psychology Today: psychologytoday.com.
  4. “Building self – confidence” en: Mind Tools. Recuperado en: 25 Octubre 2018 de Mind Tools: mindtools.com.
  5. “5 ways to boost your self – confidence” en: Very Well Mind. Recuperado en: 25 Octubre 2018 de Very Well Mind: verywellmind.com.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here