14 Excelentes Beneficios del Chocolate Negro para la Salud

Los beneficios que el chocholate negro comprenden: mejorar el sistema cardiovascular, es una fuente de antioxidantes, mejora la presión arterial, protege la piel, mejora la función cerebral, regula la flora intestinal, reduce el estrés, previene el cáncer y otros que a continuación te explicaré.

Esto es debido a su composición química y nutricional. Es por ello por lo que a día de hoy podemos afirmar rotundamente que el chocolate negro aporta sustancias que poseen acciones antioxidantes y protectoras para las células y ciertos tejidos del cuerpo.

beneficios del chocolate negro

14 excelentes beneficios del chocolate negro

1. Es una excelente fuente de compuestos antioxiantes

La ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity) es un indicador que se refiere a la capacidad de absorción de radicales de oxígeno. Es una medida de la actividad antioxidante de los alimentos.

Básicamente, los investigadores analizan un grupo de radicales libres (dañinos) y la manera en que actúan en una muestra de comida rica en antioxidantes. De esta manera, se logra ver el potencial antioxidante de un alimento.

La importancia biológica de esta medición muchas veces se pone en duda, ya que se realiza en un tubo de ensayo y puede no tener el mismo efecto en el cuerpo. Sin embargo, vale la pena mencionar que, los granos de cacao sin procesar (crudos) están entre los alimentos con mayor puntuación que han sido probados.

El chocolate negro es rico en compuestos orgánicos que son biológicamente activos y funcionan como antioxidantes. Estos incluyen polifenoles, flavonoides, catequinas, entre otros.

Un estudio demostró que el cacao y el chocolate oscuro contenían actividad más antioxidante, polifenoles y flavonoides que otras frutas testeadas, que incluían los arándanos y las bayas de Acai. 

2. Puede mejorar el flujo de sangre y reducir la presión arterial

Los flavanoles que se encuentran en el chocolate negro tienen la capacidad de estimular la capa interna de las arterias o endotelio, lo cual influye positivamente en la producción de óxido nítrico (ON), el cual se trata de un gas.

Una de las funciones del ON es favorecer la vasodilatación arterial, lo que disminuye la resistencia al paso de la sangre o y por lo tanto disminuye la presión arterial.

Existen varias investigaciones o ensayos clínicos controlados que han demostrado cómo el cacao y el chocolate negro pueden disminuir la resistencia vascular al paso de la sangre y disminuir así la presión arterial sanguínea, pero los efectos son generalmente leves. A pesar de esto, los resultados tuvieron relevancia estadística.

3. Aumenta el HDL y protege al LDL contra la oxidación

El consumo de chocolate negro tiene la capacidad de mejorar ciertos factores de riesgo primarios para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

En un estudio clínico controlado, se descubrir que el cacao en polvo redujo en gran medida los niveles de lipoproteínas de baja densidad oxidadas en los sujetos masculinos.

También aumentó la concentración de HDL y redujo los niveles de LDL en hombres con concentraciones aumentadas de colesterol total.

Las lipoproteínas LDL oxidadas son partículas de LDL que han reaccionado con el oxígeno.

Esto hace que la partícula de LDL sea en sí una molécula reactiva y capaz de dañar otros tejidos, tales como el revestimiento de las arterias en el corazón.

La disminución de la LDL oxidada se puede explicar por la gran cantidad de antioxidantes que posee el chocolate y que, al liberarse en el torrente sanguíneo, protegen a las lipoproteínas contra el daño oxidativo.

El chocolate negro también puede reducir la resistencia a la insulina, que es otro factor de riesgo común para muchas enfermedades como las cardiopatías y la diabetes.

4. Podría reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular

Los principios activos que se encuentran en el chocolate negro poseen un fuerte efecto protector de las partículas de LDL, previniendo que éstas se oxiden y se depositen en la pared arterial.

A largo plazo, esto traería un efecto beneficioso en las arterias ya que, si el colesterol no se deposita en la pared de estos vasos sanguíneos, el riesgo de enfermedades del corazón en el largo plazo se reduce considerablemente.

Existen varios estudios de observación a largo plazo que muestran una mejora bastante drástica.

En una prueba con 470 hombres de edad avanzada se encontró que el chocolate disminuyó el riesgo de muerte cardiovascular en un 50% durante un período de 15 años.

Otro ensayo clínico mostró que el consumo de chocolate 2 o más veces por semana disminuyó la posibilidad de desarrollar placas calcificadas en las arterias en más de un 30%. Ahora bien, comer chocolate con menos frecuencia no tuvo ningún efecto.

Sin embargo, otro estudio demostró que comer chocolate con una frecuencia casi diaria, disminuyó el riesgo de enfermedad cardiovascular en un 57%.

De todas formas, estos tres estudios son los llamados estudios observacionales, en los que no se puede atribuir al chocolate únicamente la reducción del riesgo.

Dado que existen otros mecanismos biológicos implicados (reducción de la tensión arterial y LDL oxidada), es muy plausible que el consumo regular de chocolate negro puede, de hecho, reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

5. Puede proteger nuestra piel de los efectos del sol

Los compuestos bioactivos presentes en el chocolate negro también pueden ser aliados para la salud de la piel.

Los flavonoles pueden proteger contra la acción dañina de los rayos solares UV, mejorar el flujo de sangre y regenerar la textura e hidratación de la piel.

La dosis de eritema mínima (MED) es la cantidad mínima de rayos UV necesarios para causar enrojecimiento en la piel, justo 24 horas después de la exposición.

En un estudio de 30 personas, el MED llegó a más del doble después de consumir chocolate negro de alto contenido de flavonoides durante 12 semanas.

6. Puede mejorar la función cerebral

Se ha comprobado también que el chocolate negro también puede mejorar la función del cerebro.

Un estudio en voluntarios sanos mostró que 5 días de consumo de cacao alto en flavonoles mejoró su flujo de sangre al cerebro.

El chocolate negro también puede mejorar en gran medida las funciones cerebrales en personas mayores con cierto nivel de deterioro mental. También mejora la fluidez verbal y varios factores de riesgo para la enfermedad.

El cacao, además, contiene sustancias estimulantes como la cafeína y la teobromina, que pueden ser una razón clave por la cual este alimento mejora la función cerebral en el corto plazo.

7. Ayuda a regular la flora intestinal

El chocolate negro es compatible con el desarrollo de las buenas bacterias intestinales, ayudando en segunda instancia a la salud del cerebro.

Los lactobacilos y las bifidobacterias son dos de las bacterias amigables más prevalentes en el intestino y se encuentran en la mayoría en los suplementos probióticos y alimentos fermentados, actuando como antioxidantes, protegiendo el cerebro de los radicales libres.

El chocolate actúa como prebiótico, manteniendo un equilibrio saludable de bacterias amigables y evitando el desarrollo de bacterias patógenas, ya que un exceso de bacterias no amigables puede reducir los niveles de factor neurotrófico derivado del cerebro.

Este producto químico procedente del cerebro es esencial para mantener las células cerebrales existentes y estimular la formación de nuevas células cerebrales.

8- Ayuda a reducir los antojos de comida

El chocolate es el alimento más anhelado. Pero hay que señalar que consumir chocolate de mala calidad y procesado no reduce los antojos, de hecho, los alimenta.

Consumir chocolate negro de forma moderada ha demostrado reducir la ansiedad por la comida chatarra de todo tipo – dulce, salado, y con grasas -.

En consecuencia, puede ayudar a seleccionar alimentos saludables, reducir las calorías y perder peso.

Curiosamente, parece que la experiencia sensorial de comer chocolate negro es una parte importante en la capacidad para satisfacer los antojos. Cuando los científicos aislaron los ingredientes beneficiosos del chocolate en una píldora, no tuvo el mismo efecto.

9. Puede ayudar a aliviar el estrés

El magnesio es muy bueno para ayudar en la relajación. Este mineral esencial reduce el estrés al suprimir la liberación de la hormona del estrés o cortisol.

El magnesio está en gran medida ausente de nuestras dietas, pero el chocolate contiene una cantidad sustancial del mismo.

Al parecer, anhelamos ampliamente el chocolate por su contenido en magnesio.

Obtener más magnesio a partir del chocolate puede mejorar la memoria, la concentración, el estado de ánimo, el sueño, y la resistencia al estrés.

La teobromina, compuesto que se encuentra principalmente en el chocolate, está relacionado con la cafeína, pero paradójicamente es un relajante y no un estimulante.

10.  Mejora el aprendizaje, la memoria y la atención

Los flavonoides del cacao penetran y se acumulan en las regiones del cerebro implicadas en el aprendizaje y la memoria, especialmente el hipocampo.

El chocolate contiene flavonoides que mejoran las puntuaciones estandarizadas de pruebas cognitivas. También contiene algo de cafeína, un conocido estimulante cerebral que en dosis bajas mejora la memoria, estado de ánimo, y la concentración.

El chocolate con 60% de cacao contiene aproximadamente 30mg de cafeína por onza, mientras que el polvo de cacao contiene 48mg por onza.

Se puede ver que el contenido de cafeína en una porción de tamaño normal de chocolate es relativamente bajo.

11. Puede mejorar el estado de ánimo

El chocolate negro a impulsa la producción de productos químicos “para sentirse bien” llamados endorfinas.

Las endorfinas se unen a los receptores opiáceos en el cerebro que conducen a sentimientos de euforia y sensación de bienestar.

También reducen el dolor y disminuyen los efectos negativos del estrés siendo una fuente principal de triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, el neurotransmisor que promueve un estado de ánimo positivo.

12. Puede prevenir el cáncer

Los estudios demuestran que el chocolate negro puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de pulmón, próstata y cáncer de piel.

Según el Dr. David Servan-Schreiber en su libro contra el cáncer, el chocolate negro que contiene más del 70% de cacao está cargado de potentes antioxidantes flavonoles, polifenoles y proantocianidinas, los cuales ayudan a disminuir el crecimiento de las células cancerosas. Cuanto mayor sea el porcentaje de cacao, mayor es el contenido de estos componentes beneficiosos.

Investigadores del Lombardi Comprehensive Cancer Center de la Universidad de Georgetown encontraron que los compuestos naturales presentes en el cacao pentámero desactivan ciertas proteínas que estimulan las células cancerosas para reproducirse continuamente.

13. Resistencia a la insulina

Durante quince días, pacientes hipertensos con intolerancia a la glucosa recibieron 100 gramos diarios de chocolate negro con alto contenido en polifenoles o 100 gramos diarios de chocolate blanco con cero polifenoles.

Las dietas fueron isocalóricas, y nada diferían entre los grupos excepto el tipo de chocolate. El chocolate negro mejoró la función de las células beta, disminuyó la presión arterial, aumentó la sensibilidad a la insulina, y mejoró de la función endotelial, mientras que el chocolate blanco no hizo ninguna de esas cosas.

14. Combate el hígado graso

Las ratas con hígado graso evidencian mayores niveles de estrés oxidativo e inflamación, pero la suplementación con cacao atenuó en parte estos cambios patológicos – incluso en ratas con deficiencia de colina.

Mientras que el cacao no era suficiente para resolver por completo el hígado graso, los investigadores llegaron a la conclusión de que el cacao puede ser de beneficio terapéutico en formas “menos graves” de hígado graso.

Conclusión

Existe evidencia considerable de que el chocolate negro puede proporcionar beneficios para la salud de gran alcance, siendo especialmente protector contra la enfermedad cardiovascular.

Pero, por supuesto, esto no significa que se deba consumir gran cantidad de chocolate todos los días ya que aporta muchas calorías y es fácil de comer en exceso. La porción indicada sea tal vez un cuadrado o dos después de la cena y tratar de saborearlos realmente.

Ten en cuenta que una gran parte del chocolate en el mercado es de muy mala calidad. Tienes que elegir un chocolate de calidad, orgánico o chocolate negro con un 70% o más de contenido de cacao.

Los chocolates oscuros contienen a menudo un poco de azúcar, pero las cantidades son generalmente pequeñas y el porcentaje se va reduciendo a medida que aumenta su pureza.

Es importante leer la etiqueta nutricional y evitar los que contienen grasas hidrogenadas. Esto no es más que grasa procesada mezclada con azúcar, colorante y saborizante.

El verdadero chocolate contiene manteca de cacao. En la lista de ingredientes debe aparecer como el primer ingrediente. Esto significa que es el ingrediente que se encuentra en mayor cantidad.

Referencias

  1. Oxidative Medicine and Cellular Longevity 2012; 2012: 906252.
  2. Netherlands Journal of Medicine March 2013: 71(2); 63-68 (PDF).
  3. Science Daily March 12, 2007.
  4. Circulation 2009 Mar 17;119(10):1433-41.
  5.  BMJ 2011 Aug 26;343:d4488.
  6. Am J ClinNutr March 2012.
  7. Journal of Nutrition 2008 Sep;138(9):1671-6.
  8. Oxidative Medicine and Cellular Longevity 2012 Article ID 906252.
  9. Greenmedinfo.com, Chocolate.
  10. Am J Clin Nutr. 2009 Nov;90(5):1144-50.
  11. BMC Complement Altern Med. 2010;10:61.
  12. Indian J Pharmacol. 2010 Dec;42(6):334-7.
  13. J Am Coll Nutr. 2004 Jun;23(3):197-204.
  14. Med Hypotheses. 2006;67(4):682-97.
  15. American Journal of Clinical Nutrition March 2005: 81(3); 541-542.
  16. Fitoterapia. 2009;80(5):255–262.
  17. Vascular Pharmacology 2015 Aug;71:11-5.
  18. BMJ 2012;344:e3657.
  19. Med Hypotheses. 2010 Jan 16. Epub 2010 Jan 16.
  20. Am J Clin Nutr. 2012 Sep;96(3):584-90.
  21. Journal of Nutrition 2006 Jun;136(6):1565-9.
  22. Am J Clin Nutr. 2011 Jan;93(1):62-72.
  23. NBC News August 8, 2011.
  24. Expert Opin Emerg Drugs. 2007 May;12(2):195-8.
  25. Exp Biol Med (Maywood). 2004 Jan;229(1):33-9.
  26. J Periodontol. 2009 Nov;80(11):1799-808.
  27. J Physiol. 2011 Sep 15;589(Pt 18):4615-31.
  28. Nutr Res. 2008 Jun;28(6):377-82.
  29. Epidemiology. 2008 May;19(3):459-64.
  30. Lancet. 1993 Oct 23;342(8878):1007-11..

DEJA UNA RESPUESTA