15 Magníficos Beneficios del Té Negro para la Salud

Los beneficios del té negro para la salud son numerosos: es antioxidante, previene la aterosclerosis, disminuye el colesterol y el riesgo de diabetes, es un antidepresivo natural, diurético e inmunoprotector y otros que a continuación te explicamos.

Varias son leyendas en torno al origen del té en China. La mayoría coinciden en que el Emperador Shennong, inventor de la agricultura y medicina en China, lo descubrió al poner hojas en agua recién hervida y descubrió sus propiedades restaurativas y de antídoto frente a plantas venenosas.

beneficios té negro

En el siguiente artículo te descubriremos que ha descubierto la ciencia acerca del té negro desde entonces.

¿Qué es el té negro?

El té negro se hace a partir de las hojas del arbusto Camellia sinensis. Su color característico se lo da el proceso de oxidación al que se someten las hojas.

El proceso de oxidación se realiza dejando las hojas expuestas a cierto grado de humedad y un ambiente rico en oxígeno. Esto premite que los productores de té puedan controlar la cantidad de oxidación de las hojas.

El té negro es fuerte en sabor. Generalmente puede retener su sabor durante varios años, mientras que otros tés apenas llegan al año. 

Beneficios para la salud del té negro

1- Es antioxidante

Los radicales libres son moléculas que se producen en condiciones normales en tu cuerpo por la respiración, la exposición a la luz solar, la contaminación y, en caso de que consumas , por ciertos medicamentos  o tabaco.

Tu cuerpo normalmente está en un balance entre la producción y neutralización de estas moléculas. Sin embargo, cuando tu cuerpo no puede neutralizar estas moléculas se produce un estado de estrés oxidativo.

Este estrés oxidativo daña moléculas importantes en tu cuerpo como el ADN, ácidos nucleicos, proteínas, lípidos y carbohidratos.

Los antioxidantes presentes en el té negro ayudan a tu cuerpo a enlentecer, prevenir o quitar males como cáncer, enfermedades cardiovasculares, envejecimiento o enfermedades inflamatorias entre otras.

Los polifenoles y catequinas del té negro han sido las principales moléculas relacionadas con este efecto.

En un estudio realizado en China y publicado en 2014  en el Journal of functional foods se demostró la capacidad antioxidante de extractos de té negro a 80º frente a diferentes agentes oxidativos.

En este estudio los investigadores concluyeron que, mientras sea mayor la cantidad de té negro en agua, mayor será la protección que existe frente a diferentes sustancias oxidativas.

Además, el consumo de té negro inactiva estas sustancias que dañan a las células. Al inactivarlas protege los mecanismos y constituyentes celulares.

También en este mismo estudio se concluyó que el té negro tiene un efecto antioxidante mayor al de frutas, verduras y  adlay, una planta medicinal china.

2- Reduce la ateroesclerosis

Un estudio publicado en 2001 por la American Heart Association, comprobó mediante un estudio en personas con aterosclerosis que, el consumo de 450 mililitros de té negro diario durante un mes, revierte esta enfermedad.

A corto y largo plazo, se observó una mejora en la circulación sanguínea en personas con aterosclerosis .

Estas mejoras se atribuyen al aumento de catequinas en el plasma sanguíneo.

El té mediante sus polifenoles previene la oxidación del colesterol LDL en tu sangre, el cuál es el paso principal para el desarrollo de ateromas.

Además mejora la función vasomotora sin alterar el tono de tus vasos sanguíneos, incrementar su dilatación o alterar su función muscular.

Es por esto que, para prevenir o revertir daños en la circulación sanguínea, dos vasos diario de té negro puede ayudarte a mejorar tu salud.

3- Disminuye los niveles de colesterol

Nueve estudios realizados en diferentes países alrededor del mundo han comprobado que el consumo de té negro disminuye tus niveles de colesterol LDL.

Más aún, esta reducción se observó en personas con niveles altos de colesterol LDL y con alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

La oxidación de este tipo de colesterol en tu sangre es uno de los pasos determinantes en el desarrollo de ateromas y posibles complicaciones cardiovasculares.

En una de sus publicaciones, el Journal of Clinical Nutrition aseguró que la reducción en colesterol LDL es mayor cuando se consume el té negro en forma de extracto. Sin embargo, otras corrientes aseguran que en su forma líquida también proporciona el mismo resultado.

Una de las posibles formas en las que el té negro disminuye tus niveles de colesterol LDL es inhibiendo su absorción en tu intestino y acelerando su excreción en los ácidos biliares.

4- Disminuye el riesgo de ataque al corazón

Al ser le té negro una de las bebidas más consumidas a nivel mundial, los flavonoides y las catequinas, de los que se compone, son la fuente principal de ingesta dietética en las personas.

De acuerdo al resultado de estudios epidemiológicos, se recomienda un consumo diario de té negro mayor a 3 tazas diarias. Con ello disminuiremos los niveles de colesterol en sangre y protegeremos el cuerpo de posibles ataques al corazón.

 5- Disminuye el riesgo de tener diabetes

Desde la década de los años 80,  investigadores en China ya habían demostrado las características antidiabéticas del té verde.

Las catequinas y algunos polisacáridos presentes en el té verde, son las moléculas que le dan esta propiedad.

Al igual que el té verde, el té negro demostró tener propiedades protectoras frente a la diabetes en un estudio realizado en India.

El posible mecanismo preventivo es mediante la protección de las células beta de tu páncreas, las cuáles son las responsables de liberar insulina y regular tus niveles de glucosa en sangre.

6- Antihiperglucémico

El té negro demostró ser más efectivo que el té verde al normalizar tus niveles de glucosa.

Además de proteger tu páncreas y prevenir el riesgo de que tengas diabetes, el té negro también disminuye los niveles de glucosa en tu sangre si ya presentas diabetes.

Según la medicina tradicional en Sri Lanka, se recomienda beber de 6 a 10 tazas de té negro al día si tienes prediabetes o si te acaban de diagnosticar diabetes.

Un estudio realizado en Japón y publicado en 2014 en el Journal of Ethnopharmacology , comprobó que la ingesta de hojas de té negro inhiben la degradación de disacáridos en monosacáridos, azúcares simples y responsables de subir la glucosa en tu sangre.

Esta inhibición impide la absorción de azúcares simples por tus células.

Esta inhibición es muy importante ya que si tienes prediabetes o una diabetes recién diagnosticada retrasa el desarrollo de la enfermedad.

 7- Neuroprotector en enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por ser una enfermedad progresiva neurodegenerativa.

Se sabe que surge como consecuencia de varios factores en tu cuerpo principalmente ocasionados por estrés oxidativo:

  • disminución de glutatión, un tripeptido antioxidante muy importante en tus células.
  • deposición de hierro.
  • oxidación de lípidos.
  • alteración en enzimas antioxidantes.

Existen varios antioxidantes naturales que tienen características neuroprotectoras al evitar el daño por radicales libres.

El inconveniente de algunos de estos agentes terapéuticos es su incapacidad para atravesar la barrera hematoencefálica, la cuál ejerce de muro entre tu sistemas circulatorio y nervioso, impidiendo el ingreso de sustancias tóxicas.

Los polifenoles del té negro pueden atravesar esta barrera.

Además presentan varias propiedades preventivas y curativas frente a los factores que desencadenan la enfermedad de Parkinson:

  • Propiedad de neutralizar radicales libres.
  • Capacidad de atrapar hierro y evitar su deposición.
  • Propiedad antiinflamatoria.
  • Capacidad de evitar la muerte celular.
  • Capacidad de prevenir la mutación de tus células.
  • Capacidad de impedir la creación de nuevos vasos sanguíneos, proceso existente en cáncer.

En un estudio realizado en 2002 se asoció que el consumo de dos tazas de té al día reduce el riesgo de que presentes enfermedad de Parkinson.

Así mismo, otro estudio de 2006 publicado en Neurobiology of Disease, concluyó que las sustancias presentes en el té negro pueden prevenir, revertir y alentar el progreso de la enfermedad de Parkinson.

8- Neuroprotector en enfermedad de Alzheimer

La terapia antioxidante ha tenido buenos resultados previniendo la enfermedad de Alzheimer, alentando su progresión o su comienzo.

Los constituyentes del té negro con capacidad antioxidante son flavonoides, carotenoides, tocoferoles, ácido ascórbico, entre otros.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por un daño en los tejidos neuronales.

En un estudio realizado en India en 2015, se concluyó que la administración de extracto de té negro mejora la función cognitiva mediante diversos mecanismos neuroprotectores.

También se observó que es mejor si ingieres el extracto de té negro completo comparado a si ingieres sus componentes aislados, ya que sus componentes juntos tienen un efecto protector mayor.

Además, los compuestos flavinas y rubigninas presentes en el té negro impiden la absorción de metales tóxicos para tu cuerpo como el aluminio, el cuál causa muerte celular y se ha asociado al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

9- Antidepresivo natural

En enero de 2016, en China se realizó un estudio en el que se comprobó que a mayor consumo de té negro, menor probabilidad de tener síntomas de depresión en adultos mayores.

Aunque la depresión es una enfermedad asociada con personas de la tercera edad, también pueden padecerla personas de cualquier edad y de cualquier lugar.

Se estima que para el año 2030 esta enfermedad llegará a estar en el tercer lugar de desórdenes mentales.

Con un consumo regular de té negro, tu puedes mejorar tus niveles de dopamina como lo sugiere este estudio publicado en el Journal of Affective Disorders.

Las principales sustancias del té negro que contribuyen a prevenir y tratar estados de depresión son: teanina y cafeína, estimulando la producción de dopamina y serotonina y los polifenoles,  que a su vez disminuyen el estado inflamatorio en tu cerebro.

Incluir dentro de tu dieta una taza de te negro puede tener efectos en tu estado emocional.

10- Anticancerígeno frente a cáncer de pulmón, de ovario y colon

Se han estudiado las propiedades anticancerígenas de extractos de té negro con resultados positivos.

Investigaciones han determinado que, la exposición de concentraciones altas de extractos de té negro por 9 días, impidió la proliferación de células cancerígenas y la muerte de las células malignas existentes.

Esta propiedad del té negro se debe a que concentraciones altas de sus componentes pueden inducir la muerte celular, lo cuál es benéfico en algunas situaciones, como el cáncer.

11- Protege frente a la osteoporosis

En un estudio realizado en Australia en mujeres de alrededor de 75 años, se comprobó que las que consumían más té negro tenían menos incidencia de fracturas.

Se concluyó que si tomas al menos tres tazas de té negro, se reduce en un 34% el riesgo de que tengas una fractura.

Los flavonoides fueron los componentes del té negro asociados a estos beneficios.

 12- Acelera el metabolismo

Son varias las formas en las que puedes beneficiarte del té negro si quieres mantener un peso saludable.

El té negro, a través de sus polifenoles y catequinas, aumenta el gasto energético de tu cuerpo. Además, la cafeína del té negro promueve la utilización de grasas.

En tu intestino, los componentes del té negro impiden la absorción de cierta proporción de grasas.

Es por esto que el té negro puede ayudarte a lograr un peso ideal y una mejor composición corporal si lo tomas combinado con una dieta adecuada como puede ser la mediterránea.

13- Disminuye el riesgo de tener piedras en el riñón

El oxalato de calcio llega a algunas personas en forma de cálculos en el riñón. Esto puedes evitarlo si consumes suficiente agua.

Algunas recomendaciones, en caso de que se estén formando estas piedras en tus riñones, son evitar alimentos altos en oxalato de calcio.

Sin embargo, el evitar estos alimentos también disminuye tu ingesta de alimentos altamente nutritivos como las espinacas, fresas, nueces, incluso el té negro.

Una investigación publicada en Annals of Internal Medicine encontró que las personas que consumían té no tenían historial de cálculos biliares. Los elementos antioxidantes del té negro pueden evitar la aparición de estos cálculos.

Es por esto que la mejor forma en que puedes su prevenir su aparición es tomando suficientes líquidos y una dieta a partir de alimentos frescos y naturales.

El consumo de té negro también puede ayudarte en la prevención de su desarrollo.

14- Es diurético

Debido a su contenido en cafeína el té negro estimula que secretes orina.

Esta propiedad del té negro es beneficiosa si retienes líquidos, debido a que su ingesta regular te ayudará a manejar la retención de manera segura y natural.

15- Inmunoprotector

En un estudio publicado en 2015 en BBA Clinical, se concluyó que si consumes té negro regularmente, después de 6 meses tu sistema inmune fortalece su función.

En este estudio se observó un aumento en los niveles de marcadores sanguíneos que indican la activación del sistema inmune.

Es importante recalcar que este fortalecimiento del sistema inmune se dió en personas sanas, ya que aquellas que padecen enfermedades inflamatorias, el consumo regular de té negro resultó en disminución del sistema inmune.

Formas en las que puedes obtener los beneficios del té negro

La mejor forma en la que puedes beneficiarte del consumo de té negro es mediante bebidas frías, calientes o incluirlo en platillos.

También puedes consumir los extractos disponibles en píldoras, estas normalmente tienen mayores cantidades de compuestos benéficos del té.

A continuación te dejamos una lista de ideas de cómo puedes consumirlo:

En bebidas

  1. Una taza de cualquier variedad de té negro en el desayuno, ya sea caliente o frío.
  1. Como limonada si añades un poco de zumo de limón.
  1. Té latté, especialmente si se trata de la variedad de té chai, ya que  puedes combinarlo con la leche de tu preferencia, ya sea de origen animal o vegetal y tomarlo frío o caliente.
  1. En frappés, si añades hielo a una bebida de té, también puedes añadir algún tipo de leche.

Para cocinar

  1. Para marinar vegetales o carnes.
  2. En galletas de té horneadas.
  3. Para añadir color y sabor en arroz.
  4. Para aromatizar huevo cocido o tofu.
  5. Para aromatizar frutas horneadas o cocidas.

Mezclas

El té negro normalmente se mezcla con otras plantas para obtener una bebida. Algunas de estas mezclas son:

  • Earl Grey, es una mezcla de té negro con aceite de bergamota.
  • English afternoon, algunos de ellos son mezclas con ceylon, la variedad de té negro de Sri Lanka.
  • Irish breakfast, es una mezcla de varios tipos de té negro principalmente de Assam.
  • Masala chai, es una mezcla de té negro, especias, leche y un endulzante como azúcar o miel.

Curiosidades

  • El té ha tenido un papel importante en la cultura asiática como bebida principal, curativa y como símbolo de estatus social. Tal y como así se recoge en los antiguos escritos de Hua Tuo, donde se afirma que el té se originó como una bebida medicinal.
  • El té llegó a Europa en el siglo XVI, cuando comerciantes chinos y monjes portugueses, lo introdujeron en el país íbero.
  • Posteriormente, su uso ganó popularidad entre los británicos en el siglo XVII, los cuales, a su vez, introdujeron el té en India, una de sus colonias más importantes. 
  • El té blanco, té verde y té negro son producto del mismo árbol. La diferencia está en el grado de oxidación. 
  • A nivel mundial, el té negro es la segunda bebida saludable más consumida, la primera es el agua natural.
  • Al ser el tipo de té preferido en países occidentales, el té negro ocupa el 78% de la producción global.
  • El té negro recibe el nombre de la región donde fue producido.
  • Diferentes regiones producen tés con diferentes características aromáticas.
  • Los principales países en donde se producen más variedades de té negro son China, Taiwan, India, Sri Lanka y Nepal.
  • El té negro también posee efectos que son colaterales para nuestro organismo. Esto se debe al contenido de cafeína, provocando: ansiedad, dificultad para dormir, respiración acelerada, dolor de cabeza, latido del corazón irregular, náuseas, temblores.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here