12 Beneficios de la Meditación para la Salud Física y Mental

Todos hemos oído hablar de los beneficios de la meditación. Esta técnica, que lleva miles de años practicándose en las culturas orientales, llegó hace pocas décadas a Occidente; pero sin duda lo hizo con fuerza. Hoy en día, es una de las técnicas más empleadas en todo tipo de prácticas, desde la psicología hasta la autoayuda.

Pero, ¿se trata tan solo de una moda pasajera, que dejará de utilizarse en unos pocos años? O, por el contrario, ¿tiene realmente la meditación tantos beneficios como se anuncia? La ciencia lleva varios años intentando responder a esta pregunta, y la evidencia al respecto está muy clara.

Fuente: pixabay.com

Según los experimentos que se han realizado sobre este tema, practicar meditación provoca todo tipo de mejoras tanto a nivel mental como físico. Por eso, esta técnica se está empezando a incorporar a algunas disciplinas puramente científicas, como la psicoterapia o la medicina.

En este artículo te contamos cuáles son los principales beneficios de meditar a menudo. Si alguna vez te has interesado por esta práctica, lo que aprenderás hoy puede que te de el empujón que necesitas para empezar de una vez por todas.

Principales beneficios para la salud de practicar meditación

1- Reduce el estrés

Los niveles altos de estrés son una de las principales razones por las que muchas personas comienzan a practicar meditación. Esta técnica ha demostrado ser una de las más efectivas en combatir este problema, que cada vez está más extendido entre la población.

Los efectos de meditar a menudo se pueden notar en este sentido a nivel tanto físico como mental. Varios estudios apuntan a que podría reducir los niveles corporales de cortisol, la hormona que está detrás de la mayoría de los efectos perjudiciales del estrés. Pero además, a nivel psicológico también puede paliar muchas de sus consecuencias.

Así, por ejemplo, meditar a menudo puede evitar algunos de los síntomas más comunes como problemas de sueño, el incremento en la presión sanguínea, y la falta de claridad mental y concentración. Curiosamente, el efecto benéfico de la meditación parece ser más marcado en los individuos con mayores niveles de estrés.

2- Ayuda a controlar la ansiedad

Uno de los efectos secundarios más desagradables del estrés es la ansiedad. Se trata de una patología psicológica que puede llegar a impedir a quienes la sufren llevar una vida normal, debido a los síntomas tan debilitantes y paralizantes que tiene. Trastornos como la ansiedad generalizada o el obsesivo – compulsivo están causados por ella.

Hoy en día, todavía no sabemos exactamente cómo hacer desaparecer la ansiedad por completo. Sin embargo, meditar de forma regular tiene efectos muy prometedores en este sentido.

Los últimos estudios muestran que hacerlo puede ayudar a reducir algunos problemas como las fobias, los ataques de pánico y la preocupación excesiva.

Eso sí, algunos tipos de práctica meditativa son más efectivos que otros a la hora de controlar la ansiedad. El yoga, por ejemplo, ha mostrado ser muy útil para las personas que no sienten que su mente nunca para de pensar; mientras que el mindfulness parece estar más indicado para quienes sufren de un miedo constante y generalizado.

3- Reduce la presión arterial

Si tuviésemos que seleccionar tan solo un tipo de enfermedad como la más peligrosa en el mundo moderno, sin duda se trataría de las cardiopatías. Los infartos y problemas del mismo tipo acaban con millones de vidas alrededor del mundo cada año; y esta incidencia tan alta parece aumentar cada vez más.

Por eso, quizás uno de los beneficios más interesantes de la meditación es que ayuda a quienes la practican a menudo a reducir su tensión arterial. Esto protege en cierta medida contra la posibilidad de padecer problemas del corazón, con niveles de efectividad similares a los de ciertos tipos de ejercicio.

4- Mejora tu inteligencia emocional

Todos hemos oído hablar a estas alturas de la inteligencia emocional. Esta capacidad, que a diferencia de la inteligencia tradicional se puede mejorar con esfuerzo, parece estar muy relacionada con el éxito en la vida, la felicidad y el bienestar en general. Y según parece, la meditación es una de las mejoras formas de desarrollarla.

¿Qué relación hay entre esta práctica milenaria y la comprensión de la vida emocional? Por un lado, parece que el hecho de observar nuestros propios pensamientos y procesos mentales puede ayudarnos a comprender mejor lo que sentimos. Por otro, esto nos permitirá controlarlos con mucha mayor facilidad.

Así que, si tienes dificultades para entender lo que te pasa, o te ves desbordado a menudo por tus emociones, puede que empezar a practicar meditación te ayude a superar estos problemas más que cualquier otra cosa.

5- Desarrolla tus habilidades sociales

Otro de los ámbitos más importantes de la vida son las relaciones sociales. Numerosos estudios han encontrado que contar con un buen grupo de apoyo y un círculo de amigos es fundamental para tener una salud mental y física adecuadas. Pero la meditación, que generalmente se realiza en solitario, parecería no tener ningún beneficio en este sentido.

Sin embargo, los últimos estudios al respecto contradicen esta creencia popular. Debido a que nos ayuda a estar más en contacto con nuestras propias emociones, la meditación también nos ayuda a comprender las de los demás. Esto, que es la base de la empatía, puede hacer maravillas por nuestra vida social.

Además, al meditar a menudo, también nos volvemos más capaces de centrarnos en el momento presente y de prestar verdadera atención a lo que nos dicen otras personas.

Ambas habilidades pueden sernos extremadamente útiles a la hora de hacer nuevos amigos o profundizar la relación con aquellos que ya tenemos.

6- Te ayuda a concentrarte mejor

Debido a que nos pasamos el día rodeados de estímulos que compiten por nuestra atención, a muchos de nosotros nos cuesta cada vez más concentrarnos en una sola cosa durante mucho tiempo. De hecho, tendemos a pasar de una tarea a otra sin terminar de fijarnos en una sola.

El problema de esto es que nuestra eficacia en todo lo que hacemos de esta manera disminuye mucho. Por eso, cada vez más personas buscan cómo mejorar su atención y concentración; y meditar de manera regular es una de las mejores formas de lograrlo.

Cuando estás meditando, es necesario que prestes atención tan solo a un estímulo (por ejemplo, tu respiración) durante un tiempo más o menos largo. Si repites esta rutina suficientes veces, acabarás entrenando a tu cerebro para que sea capaz de concentrarse en una única actividad.

Al fin y al cabo, nuestra capacidad de atención es una especie de músculo. Cuanto más la ejercitemos, más podremos hacer uso de ella. Así que, si tienes problemas para mantener la concentración, no lo dudes: empieza a meditar y verás beneficios en este área casi de inmediato.

7- Reduce todo tipo de dolores

La mayoría de los beneficios relacionados con la meditación son de tipo psicológico y emocional. Sin embargo, existen algunos que tienen que ver con nuestro cuerpo, como ya ocurría en el caso de la prevención de enfermedades cardíacas. Uno de los más impresionantes es, sin duda, la disminución del dolor que provoca esta práctica.

Por alguna razón, meditar de manera habitual es capaz de reducir nuestra sensación de malestar físico de forma radical. En un estudio en el que se comparaban los efectos de esta disciplina con los de ciertos fármacos, se vio que la reducción del dolor que provoca es similar a la de la morfina, e incluso la supera en algunos casos.

¿Cómo puede ser esto posible? El dolor, al fin y al cabo, es una señal que nos manda nuestro cerebro cuando ocurre algo que daña nuestro cuerpo. La meditación podría influir en este proceso, llegando incluso a disminuir la intensidad de dolores crónicos que no responden bien a ningún tipo de tratamiento médico.

8- Aumenta tu confianza en ti mismo

El desarrollo de la autoestima, aunque está relacionada con la inteligencia emocional, es un ámbito tan importante que suele estudiarse por separado a esta.

Confiar en nosotros mismos, nuestras habilidades y las posibilidades que tenemos de conseguir lo que queremos es fundamental para vivir el tipo de existencia con la que soñamos.

Según todos los estudios al respecto, meditar de manera habitual puede elevar en grandes cantidades nuestra autoconfianza. Este efecto podría estar relacionado con el hecho de que esta práctica es capaz de calmar nuestros pensamientos neuróticos, que son una de las mayores fuentes de inseguridades que existen.

9- Mayores niveles de energía

Muchas son las personas que se quejan de que no tienen ganas de hacer nada. Se sienten apáticos, sin fuerzas para realizar las tareas que saben que deberían llevar a cabo o que les apetece hacer. Por suerte para estos individuos, la meditación es capaz de influir también en este aspecto y aumentar nuestros niveles de energía.

El hecho de pasar todo el día con la cabeza llena de ideas descontroladas, sin dejar de pensar ni un solo segundo, puede llegar a ser agotador. Por eso, ser capaz de parar nuestra corriente de pensamientos durante unos minutos al día puede marcar la diferencia entre estar siempre cansados psicológicamente o sentirnos llenos de vitalidad.

10- Ayuda a mejorar la memoria

Lo que recordamos está directamente relacionado con aquello a lo que le prestamos atención. Cuando algo nos impacta mucho o es importante para nosotros, tendemos a recordarlo sin problemas. Por el contrario, si se trata de algo que no nos parece relevante o que no logra sacarnos de nuestros pensamientos, no podremos acordarnos de ello.

En este sentido, la meditación puede ayudarnos a desarrollar nuestra memoria cotidiana, al hacer que seamos capaces de prestar más atención a aquello que nos sucede y a lo que nos rodea.

Si empiezas a meditar de forma regular, notarás cómo te cuesta menos trabajo acordarte de lo que tienes que hacer y de aquello que antes se te olvidaba.

Incluso, algunos estudios sugieren que esta práctica podría paliar en cierta medida la pérdida de memoria que normalmente va asociada al envejecimiento. Por supuesto, no se trata de una cura absoluta contra este problema, pero las mejoras parecen ser significativas.

11- Te ayuda a entrar en estado de flow

Si hay un estado mental que ha demostrado una y otra vez estar relacionado con la felicidad, es el flow. Se trata de una sensación que aparece cuando estamos totalmente inmersos en una tarea que nos motiva y nos desafía a la vez. Diversos estudios muestran que mejora nuestra calidad de vida y nos hace sentirnos mucho mejor.

¿Qué tiene que ver la meditación con este otro estado mental? Al ayudarnos a concentrarnos mejor en lo que tenemos entre manos, practicarla regularmente fomenta la aparición del flow sin importar lo que estemos haciendo.

Además, el mindfulness, un tipo de meditación que se practica mientras se realizan otras tareas, es una de las maneras más directas que existen de entrar en estado de flow.

Si se combinan ambos estados mentales, los beneficios para nuestra mente y nuestras emociones pueden llegar a ser enormes.

12- Mejora tu estado de ánimo

Ya hemos hablado de refilón de los grandes beneficios que tiene la meditación para nuestro estado de ánimo; pero hay tantos, que es necesario hacer un apartado solo para tratar este aspecto.

Realizar esta práctica a menudo te ayudará de una gran cantidad de maneras a estar más feliz, ser más optimista y en definitiva volverte alguien más fuerte.

Entre los principales beneficios para tu bienestar emocional, se encuentran los siguientes: mayor resistencia al dolor psicológico, niveles más altos de optimismo, mejora de la capacidad para plantearse y cumplir metas, menor cantidad de pensamientos neuróticos, y reducción de las preocupaciones y los sentimientos de valer menos que el resto.

Por todo ello, si crees que necesitas mejorar tu estado emocional, la meditación es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo.

Conclusión

Ahora que ya conoces los beneficios más importantes de la meditación, es hora de que te pongas manos a la obra. Empieza practicando cinco o diez minutos al día, ve subiendo poco a poco la duración según te vayas sintiendo más cómodo, y en poco tiempo verás cómo tanto tu salud física como tu bienestar psicológico se incrementan.

Referencias

  1. “Scientific benefits of meditation” en: Live and Dare. Recuperado en: 17 Octubre 2018 de Live and Dare: liveanddare.com.
  2. “12 Science-Based Benefits of Meditation” en: Healthline. Recuperado en: 17 Octubre 2018 de Healthline: healthline.com.
  3. “The benefits of meditation you never knew” en: Art of Living. Recuperado en: 17 Octubre 2018 de Art of Living: artofliving.org.
  4. “14 Benefits of Meditation that Rewire Your Brain for Happiness & Success” en: Science of People. Recuperado en: 17 Octubre 2018 de Science of People: scienceofpeople.com.
  5. “20 Scientific Reasons to Start Meditating Today” en: Psychology Today. Recuperado en: 17 Octubre 2018 de Psychology Today: psychologytoday.com.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here