15 Increibles Beneficios de la Miel para la Salud (con Recetas)

Hay numerosos beneficios y propiedades de la miel para la salud: tratamiento de la gastroenteritis, fuente de energía natural, mejora de la salud cerebral, ayuda a conciliar el sueño, mejora el colesterol, previene el cáncer, mejora la depresión y otros que explicaré en este artículo.

Cada vez más estudios científicos consideran a la miel como un medicamento eficaz para muchos tipos de enfermedades.

beneficios-miel

En su composición básica, una cucharada de miel contiene alrededor de 64 calorías y no tiene grasa o colesterol. Incluye vitaminas, aminoácidos y minerales como el calcio, hierro, cloruro de sodio, magnesio, fosfato y potasio, por lo que es además de ser medicinal, es una gran fuente de nutrición.

En este artículo sabrás cuáles son los múltiples beneficios para tu salud de este “oro líquido”, que van desde aliviar la tos, curar la caspa, conciliar el sueño, mejorar el colesterol, hasta ser un aliado contra el cáncer. 

15 razones por las que tomar miel

1- Tratamiento para la gastroenteritis

Un estudio clínico realizado en niños y publicado en el British Medical Journal, encontró que la miel acorta la duración de los síntomas de la gastroenteritis y ayuda a rehidratar a los pacientes.

Así también Glimpse, 1985, llegó a la misma conclusión, ya que consideró efectiva la acción antibacteriana de la miel en el tratamiento de la gastroenteritis.

Es muy importante resaltar que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, así como otras instituciones importantes, aconseja no suministrar miel a los bebés antes de los 12 meses de nacidos, debido al riesgo de contraer botulismo.

2- Ayuda con las alergias

Según una investigación realizada por el Dr. Zamzil Amin Asha’ari, de la Universidad Islámica de Malasia, la ingestión de altas dosis de miel mejoran los síntomas generales de la rinitis alérgica, por lo que sugiere su uso como complemento al tratamiento de esta afección.

Sin embargo, otro estudio indicó que las mejoras no fueron más importantes que las del tratamiento con placebo, por lo que se necesitan más experimentos científicos que comprueben esta teoría.

Por el momento, la creencia y las recetas de la abuela siguen recomendándola para este tipo de alergias.

3- Es una fuente de energía natural

La miel es una fuente de hidratos de carbono, por lo que su combinación con frutas, verduras, granos enteros y otros alimentos saludables, te darán un gran impulso de energía natural.

Las investigaciones muestran que la ingesta de una combinación de carbohidratos y proteínas inmediatamente después del ejercicio (30 minutos), son ideales para abastecerse de combustible y disminuir la aparición tardía del dolor muscular.

Por lo tanto, la miel  promueve la recuperación muscular y la restauración de glucógeno después de cualquier entrenamiento.

4- Mantienen al cerebro en forma

La miel está cargada con antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el daño celular, así concluyó un estudio publicado en el 2011 por la Sociedad Norteamericana de Menopausia, en el que evaluaron el aprendizaje y la memoria verbal de 102 mujeres menopáusicas que recibieron dosis diarias de miel y después de 16 semanas mostraron una mejoría importante.

5- Calma la tos

Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, la miel posiblemente alivia la tos persistente. Esta conclusión se hizo luego de que un grupo de niños que tenían tos nocturna pudieran dormir mejor luego de tomar dos cucharaditas de miel antes de acostarse.

Así mismo, otra investigación del 2016 de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Chile, determinó que “el uso de la miel probablemente disminuye la gravedad y la frecuencia de la tos, mejora la calidad del sueño de los padres y el paciente y no tiene efectos secundarios”.

Al parecer, el efecto que produce es el de proteger la garganta y se cree que puede utilizarse también para infecciones en el tracto respiratorio superior.

6- Ayuda a conciliar el sueño

La miel contiene aminoácidos entre ellos el triptófano, el cual es un precursor de neurotransmisores como la serotonina y la melatonina, ambos implicados en la regulación de los ciclos del sueño.

7- Cura la caspa

Según un estudio del Centro Médico y Laboratorios de Investigación Médica en Dubai, la miel tiene actividades antibacterianas, antifúngicas y antioxidantes por lo que investigaron su potencial uso para curar la dermatitis seborreica y la caspa.

Durante cuatro semanas, treinta pacientes con dermatitis seborreica crónica del cuero cabelludo, la cara y el pecho, aplicaron en las lesiones cada dos días miel cruda diluida en agua tibia, con frotamiento suave durante 2-3 minutos, dejándola actuar durante 3 horas antes de enjuagar suavemente con agua tibia.

Los pacientes indicaron sentir alivio y la descamación fue desapareciendo en el plazo de una semana. Las lesiones cutáneas se curaron y desaparecieron por completo luego de 2 semanas de tratamiento. Además, los pacientes mostraron una mejoría subjetiva en la caída del cabello.

Por lo tanto, concluyeron que la miel cruda podría mejorar notablemente la dermatitis seborreica y la pérdida de pelo asociada y además prevenir las recaídas cuando se aplica semanalmente.

8- Sirve para tratar heridas

De acuerdo a un artículo del British Journal of Surgery del 2005, la miel puede utilizarse como un tratamiento para desinfectar heridas debido a sus propiedades antibacterianas.

9- Ayuda a tratar el herpes

El Departamento de Nefrología y Urología y Medicina Alternativa en Dubai, realizó una investigación para determinar el efecto de la aplicación de miel en lesiones recurrentes de herpes labial y genital, llegando a la conclusión que además de segura es eficaz.

10- Aliado contra el cáncer

Según un artículo de la Universidad Sains Malaysia publicado en 2004, tras revisar la evidencia disponible con respecto a los efectos de la miel contra diversas formas de cáncer, llegaron a la conclusión de que “la miel puede servir como un agente anti cancerígeno potencial y prometedor que merece más estudios experimentales y clínicos”.

11- Mejora el colesterol

Un estudio realizado por el Hospital Universitario de Giessen y Marburg de Alemania a un grupo de mujeres, demostró que sustituir el azúcar por miel durante 14 días, redujo sus índices de masa corporal y por tanto sus niveles colesterol. 

12- Tratamiento para la conjuntivitis

Un estudio del Centro de Médicos Especializados de Dubai, concluyó que la aplicación de la miel en la conjuntivitis infecciosa reduce el enrojecimiento, inflamación, secreción de pus y el tiempo para la erradicación bacteriana. Además, sugieren que su potencia es comparable a la de los antibióticos locales

13- Antidepresiva

Al parecer la miel es buena para la depresión, ya que según un estudio del Centro de Ciencias Químicas de la Universidad Federal de Pelotas, en Brasil, esta contiene un flavonoide (la crisina) de un gran potencial como antidepresivo, similar a la fluoxetina

14- Ayuda a conservar los alimentos

Según un estudio de la Universidad de Illinois, la miel tiene potencial para la conservación de los alimentos, ya que es una fuente natural de antioxidantes que pueden ayudar en el procesamiento de frutas y verduras.

15- Eficaz para heridas post-quirúrgicas

La Unidad Pediátrica de Cuidados Intensivos “Chaim Sheba Medical C” en Israel, realizó una investigación con el fin de comprobar si la aplicación tópica de miel fresca sin procesar era eficaz en la curación de heridas infectadas de recién nacidos.

Pasados 5 días observaron una marcada mejoría, y a los 21 días las heridas estaban cerradas, limpias y estériles.

5 Datos curiosos sobre la miel

  1. La miel ha existido durante millones de años.
  2. La miel es el único alimento que incluye todas las sustancias necesarias para mantener la vida, incluyendo enzimas, vitaminas, minerales y agua.
  3. La miel, que es almacenada en recipientes herméticos nunca se echa a perder, de hecho cuando abrieron la tumba del rey Tut se dieron cuenta de que había miel comestible, a pesar de más de 2.000 años debajo de las arenas del desierto.
  4. Las abejas deben visitar aproximadamente 2 millones de flores y volar más de 55.000 millas (88.000 km) para hacer 1 libra de miel (0,5 kg).
  5. Los estadounidenses consumen cerca de 285 millones de libras de miel cada año (130 millones de kilos). 

Recetas caseras

1- Para la tos

Ingredientes:

  • ½ taza de jugo de limón rallado
  • 1 ½ cucharadas de cáscara de limón
  • ¼ de taza de jengibre en rodajas, o ½ cucharadita de jengibre molido
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de miel pura

Combina en una cacerola pequeña la ralladura de limón, el jengibre en rodajas y 1 taza de agua. Lleva la mezcla a ebullición a fuego lento durante 5 minutos, luego cuela. Enjuaga la sartén y vierte 1 taza de miel.

A fuego lento, calienta la miel, pero no dejes que hierva. Añade el agua del jengibre limón colado y el zumo de limón. Agita la mezcla hasta que se combine y forme un jarabe espeso. Vierte el jarabe en un frasco limpio con una tapa.

Nota: Lo puedes refrigerar hasta por 2 meses.

Recuerda que la miel se recomienda para los niños después de la edad de un año y con permiso de su pediatra.

2- Para hidratar la cara

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de miel natural
  • 1 cucharadita de puré de aguacate
  • 1 cucharadita de aceite de coco

En un tazón pequeño, mezcla todos los ingredientes antes mencionados con una cuchara. Lava tu cara la cara y sécala bien. Con las manos limpias, usa tus dedos para masajear la máscara en tu piel. Continua el masaje durante unos 60 segundos, y deja que la máscara actúe durante 10 – 15 minutos.

Cuando se acabe el tiempo, simplemente lava la cara con agua tibia. Si lo deseas utiliza algodones para deshacerte de cualquier exceso del aceite de la máscara, lo que permitirá al mismo tiempo que una parte permanezca en tu piel, lo que permitirá que se mantenga hidratada.

3- Para hidratar el cabello

Miel y agua

Ingredientes:

  • 1/4 taza de miel cruda orgánica
  • Agua

Mezcla ¼ de taza de miel cruda orgánica con suficiente agua fresca como para diluir la mezcla hasta el punto en que pueda extenderse a lo largo de tu cabello (agrega cucharada por cucharada).

Todo dependerá de la cantidad de cabello que tengas, puedes añadir más miel si es necesario. Cuando la mezcla esté lista, lo aplicas sobre el cabello húmedo y lo dejas reposar durante 30 minutos. Enjuaga con agua tibia.

Miel y aceite de oliva

Ingredientes

  • 1/2 taza de miel
  • 1/4 taza de aceite de oliva

Mezcla ½ taza de miel y ¼ de taza de aceite de oliva, y si es necesario puedes calentarla un poco. Aplica sobre el cabello y déjalo actuar unos minutos.

Otros tips para el cabello

No hay necesidad de utilizar estos tratamientos todos los días, una a dos veces a la semana es suficiente.

Añade un poco de miel a tu champú o acondicionador habitual.

Sé paciente con los resultados. Un cabello dañado o seco no se restaura de inmediato.

4- Relajante para el cuerpo

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de almendras dulces
  • ⅔ de jabón de castilla líquido
  • 1 cucharadita de aceite de vitamina E
  • ¼ de taza de miel pura cruda
  • 50 gotas de aceite esencial de lavanda

Coloca todos los ingredientes en un frasco y agítalo. La miel actúa como humectante mientras que las almendras suavizan la textura de la piel, la vitamina E la repara y el aceite de lavanda tiene propiedades calmantes.

Referencias

  1. http://www.academia.edu/
  2. http://pediatrics.aappublications.org/
  3. https://en.wikipedia.org/
  4. http://www.mayoclinic.org/
  5. http://www.mdpi.com/
COMPARTIR

Periodista y Máster en Desarrollo Personal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here