14 Beneficios Científicos de Tener un Gato (en Niños y Adultos)

Los beneficios de tener un gato para la salud física y mental son: reduce el estrés y ansiedad, previene los accidentes cerebrovasculare, mejora el sistema inmunológico, reduce la presión arterial, disminuye los niveles de colesterol y otros que a continuación te explicaré.

¿Estás pensando en tener un gato? Este animal es uno de los más comunes en el hogar. Por lo general, son tranquilos, mansos y achuchables, aunque alguna que otra vez puede que te realicen algún destrozo con sus afiladas uñas. Pese a esto, no cabe duda de que se trata de una de las mejores maneras fortalecer nuestro estado de salud. 

beneficios de tener un gato

14 Beneficios de convivir con un gato

1- Reduce el estrés y la ansiedad

Al disfrutar de un bonito gato, nuestros niveles de estrés y ansiedad disminuirán, creando una serie de reacciones químicas a modo de calmante en nuestro organismo.

Puedes probar a acariciarlos para ver cómo tu ansiedad deja de acrecentarse. Los ronroneos son un método efectivo para reducir el estrés.

“Hay personas que sienten un profundo malestar o que se encuentran en un estado de estrés, donde los productos químicos nocivos afecta negativamente al sistema inmunológico” afirma Blair Justice, profesor de psicología en la Universidad de la Escuela de Salud Pública.

Este estudio afirma que tener una mascota podrá determinar los niveles de estrés y ansiedad que tengamos y comprueba la relación directa entre los productos químicos nocivos y el tener a una mascota a nuestro cargo.

Asimismo, la seretonina y dopamina aumentan al acariciar a un gato, según explica Justice.

2- Disminuye el riesgo de accidente cerebrovascular

Varios estudios han demostrado que los dueños de gatos presentan un menor porcentaje de riesgo de sufrir un derrame cerebral que los que no lo son.

Según los expertos, la característica del gato de ser un animal de bajo mantenimiento puede que sea la principal razón de este beneficio.

3- Promueve la relajación

Al calmarnos y relajarnos junto a nuestro gato, liberaremos oxitocina, un tipo de hormona que sirve para crear un sentimiento de amor y confianza, ya sea con nosotros mismos o con los otros.

¿Nunca has visto que hay personas que para superar una pérdida o ruptura sentimental se dedican a hablarle a su mascota para desahogarse? Esto también es una de las claras evidencias de que tener un gato funciona de manera terapéutica.

Asimismo, un estudio comprobó que los niños con autismo son menos propensos a sufrir ansiedad u otro tipo de alteración anímica.

Un estudio realizado en Francia en el año 2012 concluyó tras analizar a 40 niños autistas con sus gatos que estos ayudaban a desestresarlos y a mejorar sus funciones de sociabilización.

Como curiosidad,  aquí abajo te dejo una foto de Iris Grace Halmshaw, una chica británica de tan solo cinco años, que junto con su gata Thula ha conseguido la seguridad suficiente para realizar diferentes actividades que antes no era capaz.

Iris con su gato pintando uno de sus cuadros.
Iris con su gato pintando uno de sus cuadros.

Sin duda alguna, no hay un mejor ejemplo para comprobar el poder beneficioso que tienen los gatos.

4- Mejora el sistema inmunológico

La caspa que se encuentra en la piel de los gatos hace que los habitantes de la casa se vuelvan más resistentes a las personas alérgicas, causantes de la aparición del asma y las alergias.

El investigador James E. Gern, pediatra de la Universidad de Wisconsin – Madison afirma en el Diario de Alergia e Inmunología clínica que “el viejo pensamiento de una familia era, que si se tenía una mascota, los niños serían más propensos a desarrollar cualquier tipo de alergia. Esto es totalmente falso”.

El propio James Gern realizó un estudio donde comprobó que lo niños que vivían con un animal doméstico con pelo – como los gatos – tenían un 19% menos de probabilidades de ser propensos a desarrollar cualquier tipo de alergia frente al otro 33%, perteneciente a los que no vivían con animales en casa.

5- Reduce la presión arterial

La función calmante de los gatos hace que la presión arterial de sus dueños sea más baja que la de los que no poseen ningún tipo de mascota.  

Según este estudio, las vibraciones de los ronroneos de los gatos – que oscilan entre los 20 y 140 hercios – están consideradas como beneficiosas para disminuir la presión arterial del dueño.

6- Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades del corazón

El Instituto de Minnesota de la Universidad de Stroke en Minneapolis, concluyó que las personas que no poseen gatos disponen de un 30-40% más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón.

El experimento consistió en monitorizar a 4500 personas, donde tres de cada cinco participantes tenían un gato durante un período de tres años.

7- Disminuye los triglicéridos y los niveles de colesterol

Una enfermedad cardíaca es consecuencia de unos altos niveles de triglicéridos y de colesterol. Por lo tanto, si las personas con gato gozan de una mejor salud cardíaca, también mostrarán unos niveles de colesterol y triglicéridos mucho menores.

8- Aumenta la capacidad de socializarnos con el mundo

Aunque puede que te sorprenda, varios expertos en la materia han afirmado que las personas se sienten más atraídas por aquellos que tienen a un gato a su lado, ¿La razón?

Nadine Kaslow, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad de Emory en Atlanta afirma que “las conversaciones que nacen a raíz de un animal se convierten en un verdadero intercambio social”.

El tener un gato puedo llegar a suponer una excusa para realizar un primer acercamiento hacia otras personas, y de esta manera, entablar conversaciones.

9- Ofrece compañía ante la soledad

La sensación de soledad es mucho menor al vivir con un gato. Su compañía es fundamental.

El Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades reconoció que convivir con un gato consigue suplir la compañía humana, algo en lo que también está de acuerdo las Universidades tanto de Miami como de Saint Louis.

10- Reduce la huella medio ambiental

Los autores del libro Time to eat the dog? The Real Guide to Sustainable Living, Robert y Brenda, afirmaron  que alimentar a un perro durante toda su vida produce el mismo impacto medioambiental que un todoterreno Hummer.

Por el contrario, los gatos, que comen mucho menos, dejan la misma huella ecológica que la de un Volkswagen Golf, un automóvil mucho menos nocivo que el Hummer.

11- Mejor salud para los niños pequeños

Así lo demuestra un reciente estudio en el que se explica que los recién nacidos que son criados con gatos tienden a mostrar menos infecciones de oídos que los que viven sin ellas.

12- Ayuda al bienestar psicológico de las personas mayores

El Journal of the American Geriatric Society realizó un estudio con casi mil hombres y mujeres con una edad promedio de 70 -75 años, donde descubrió que las que tenían un gato o un perro eran capaces de realizar actividades diarias como meterse en la cama, preparar la comida, asearse o caminar.

Por el contrario, los mayores que no poseían ningún tipo de mascota les costaba más llevar a cabo dichas rutinas.

13- Promueven el ejercicio físico

Una mascota no se cuida sola. Debemos lavarlos, cepillarlos, darles de comer, jugar con ellos e incluso sacarlos a que les dé el aire.

Esto solo trae consigo efectos beneficiosos para nuestro organismo. Si lo que quieres es levantarte del sofá, un gato es la solución.

14- Son divertidos

Proveniente del anterior beneficio, puedo decir de primera mano que el tener un gato trae consigo horas y horas de diversión.

No hay un animal más juguetón que un gato, y como buen dueño, tendrás que satisfacer sus necesidades.

La toxoplasmosis

Al margen de estos beneficios, es común relacionar el nombre de gato con la toxoplasmosis, una enfermedad que se da debido a un parásito protozoo denominado Toxoplasma gondii. Esta enfermedad es característica por estar asociada a dichos animales.

Crea un riesgo tanto en la salud de las mujeres embarazadas como en la de los bebés que están a punto de nacer. Fiebre, inflamación de los ganglios y múltiples dolores corporales son los síntomas propios de esta enfermedad.

Igualmente, también se ha relacionado con otro tipo de problemas como el aumento del riesgo de suicidio, esquizofrenia o incluso el cáncer de cerebro.

No está comprobado al cien por cien que la toxoplasmosis resida en los gatos y  además existe mucho más riesgo de contraerla en trabajos laborales como la jardinería o simplemente por comer carne, cocidos o verduras sin lavar.

Conclusión

Como has podido ver, los beneficios que ofrecen los gatos son múltiples. Puede que hasta el momento no supieras de la existencia de este tipo de ventajas.

Mejoran nuestro estado anímico, nos ayudan a evitar enfermedades realmente graves e incluso nos obligan a levantarnos del sofá para ponernos en forma.

Así que si estás pensando en adoptar a un pequeño gatito, no lo dudes, ya que tu cuerpo, y también tu mente, te lo agradecerán.

Te puede interesar también este artículo de gatoterapia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here