Edad Media: Origen, Características, Etapas, Feudalismo

La Edad Media fue un período importante de la historia de la humanidad que abarcó once siglos; desde la caída del Imperio Romano de Occidente (476 después de Cristo) hasta el descubrimiento y conquista de América en 1492. Otros historiadores sitúan el fin en 1453, con la caída de Constantinopla por los turcos otomanos. Se trata de una de las tres épocas principales en las que se puede dividir al mundo europeo: La antigüedad clásica, la Edad Media y la Edad Moderna.

La Edad Media puso fin a uno de los períodos más problemáticos para la humanidad: La Edad Oscura. Durante este período, una falta de orden gubernamental en la mayoría de los países europeos ocasionó un decaimiento de las sociedades, altas tasas de mortalidad, daños a las grandes construcciones romanas y un cese en las actividades agrarias.

Fuente: pixabay.com

El nuevo orden social establecido durante este período, permitió un resurgimiento en la artesanía, las artes y la organización civil, lo que marcó un cambió evidente en la manera en que los europeos vivían.

Se considera al Imperio Carolingio, comandado por el conquistador Carlomagno (Carlo “El Grande), como el principal responsable de la organización gubernamental en Europa. Durante sus conquistas, las diversas civilizaciones europeas cambiaron su forma de vivir y se reinventaron hacia una etapa de modernidad.

Origen y contexto histórico

Alrededor del año 500 d. C., la estructura de la sociedad europea se encontraba en un estado bastante precario. Las enfermedades azotaban el continente, acabando con la vida de muchas personas de relativamente corta edad, lo que hizo que las tasas de natalidad disminuyeran considerablemente.

El Imperio Romano ya se había dividido en el Imperio Romano de Occidente y en el Imperio Bizantino (Imperio Romano de Oriente). El Imperio de Occidente se encontraba al borde del colapso, lo que finalmente ocurrió en el 476, fecha en que se instauró el primer rey bárbaro del Imperio tras la caída del último emperador romano.

Sin embargo, poco a poco comenzó un nuevo período de cambio dinámico en Europa., que alcanzó su máxima representación con el control del Imperio Carolingio sobre Europa.

Tras el control de los carolingios, los sistemas de gobierno comenzaron a definirse más específicamente y los países europeos alcanzaron un nuevo orden basado en las leyes del nuevo imperio.

Dominio bárbaro

El dominio que ejercieron las tribus bárbaras sobre el Imperio Romano de Occidente se mantuvo durante más de 300 años. Durante este período, la cultura romana se fracturó; algunos bárbaros adoptaron las tradiciones de los ciudadanos del imperio, mientras que otros se separaron de estas.

El Imperio se mantuvo, hasta cierto punto vivo. Sin embargo, no tuvo un gobernante definido (más allá de los bárbaros que ejercían el control) durante los 300 años de dominio bárbaro.

El imperio bárbaro de los Hunos, además, tenía una gran parte de Europa bajo su control. Todo esto había puesto al continente en una situación delicada, la cual empezó a mejorar significativamente en el siglo VIII con el claro dominio del Imperio Carolingio.

Características

Predominio de la agricultura en la economía

La agricultura y cría de animales fue una de las principales fuentes de riqueza en la Edad Media, era la base de la economía y la principal proveedora de riqueza.

Cada familia vivía en pequeñas aldeas o comunidades donde los aldeanos trabajaban la tierra para su propia alimentación y para pagar el tributo al Señor Feudal. El hecho de poseer tierras era lo que hacía ricos a los hombres.

Anteriormente a la Edad Media, el comercio había sido muy importante, sobre todo durante el Imperio Romano, pero fue decayendo por la llegada de los pueblos germánicos y luego con la aparición del Imperio musulmán.

Guerras e invasiones continuas

Debido a que la posesión de la tierra era un factor clave y primordial para el crecimiento económico, las guerras e invasiones se volvieron un problema común en la sociedad de esa época. Todos querían conquistar más tierras para obtener mayor poder.

Por lo tanto, vivían largos períodos de guerra porque los señores feudales usualmente se disputaban los dominios territoriales.

Mejoría climática

En la Edad Media, se presenció una óptima mejoría climática, entre los siglos XI y XIII, con suficientes precipitaciones y temperaturas suaves. Esto mejoró el entorno y facilitó el desarrollo de las actividades de la población en todos los aspectos.

Aumento demográfico

Las herramientas para calcular de manera exacta el aumento de la población en ese momento son escasas, pero de acuerdo a la información recopilada por los historiadores, fue aumentando considerablemente en los siglos XI y XII pasando de un promedio de 40 millones de personas a 75 millones de personas para el año 1250.

Este cambio y aumento demográfico ofreció una mayor mano de obra y exigió un mayor desarrollo económico.

Avances tecnológicos

Se presentaron amplios avances tecnológicos, los cuales fueron fundamentales para hacer posible la expansión agraria y mejorar las condiciones de vida en términos generales.

Los principales avances tecnológicos fueron: sustitución del arado de madera, utilización de arados de reja y vertedera, entre muchos otros.

Teocentrismo

La iglesia intervenía en todos los aspectos de la vida de los pobladores, tanto públicos como privados. Era la figura encargaba de imponer el orden divino y el temor a Dios por sobre todas las cosas.

En su mayoría, la cultura estaba influenciada por la Iglesia católica, que imponía su doctrina de forma categórica y de acuerdo a la Biblia. El centro de todo se encontraba en Dios y la Biblia, situación que impidió la posibilidad de avanzar en materia científica y social.

Actividad cultural limitada

Durante estos siglos, sólo se produjo la conservación y sistematización de lo que ya había sido creado, lo común era copiar y comentar las obras previamente creadas, sin generar nuevas.

Literatura medieval como reflejo de su sociedad y mentalidad

Le daban mucha importancia a la transmisión oral, gran parte de ésta era difundida mediante la recitación, sobre todo porque la mayor parte de la población era analfabeta.

Como consecuencia de la influencia religiosa, la literatura era utilizada para influir en los oyentes de manera didáctica o moralizante. Servía de propaganda de los valores de un rey o pueblo. 

Construcción de castillos y fortificaciones

Durante los años 1000 y 1500 se construyeron una gran cantidad de castillos con la finalidad de defender a los señores feudales y controlar sus posesiones. Estos constituían la base de operaciones militares y les permitía reaccionar mejor ante amenazas.

División católica

La Iglesia Católica Apostólica y Romana enfrentó una larga crisis y en 1378, tras la muerte del Papa Gregorio XI, la iglesia católica enfrentó una división con dos sedes papales.

El sucesor elegido por los cardenales romanos fue el italiano Urbano VI, pero algunos cardenales disidentes diferían de esta decisión y proclamaron a Clemente VII. Por lo tanto, existían dos sedes papales al mismo tiempo, una en Roma y otra en Aviñon.

El mercader

El comercio se vio fortalecido en la Edad Media, lo cual generó la formación de una nueva clase de comerciantes profesionales o mercaderes. Por medio de este nuevo oficio, la actividad agraria pasó a tener un papel secundario.

Estos mercaderes surgieron en un principio en Europa y la mayoría eran de origen rural. Abandonaron el campo por el aumento de la población y falta de tierras para cambiar a un estilo de vida errante y aventurero.

Al principio solo recorrían pequeñas distancias para vender sus productos (cerveza, sal, miel, lana, cereales) por miedo a los bandidos que podían encontrar en el camino, quienes los asaltaban con frecuencia.

Se les denominó “pies polvorientos” y comenzaron a ampliar sus horizontes utilizando animales de carga y carros de cuatro ruedas tirados por caballos o bueyes, en otros casos también utilizaban las vías fluviales y marítimas

Expandieron los productos a la venta, ya no eran solo de primera necesidad, sino que comenzaron a comerciar productos de lujo como perfumes, especias, tintes, etc.

A partir del siglo XIV, estos mercaderes se volvieron sedentarios en vista del volumen creciente de sus mercaderías, lo que les dificultaba su traslado de feria en feria.

Creación de las ferias (comerciales)

Tomando en cuenta que la actividad comercial se expandió considerablemente en el transcurso del siglo XIII, dentro de este ambiente se comenzaron a presentar las ferias, que eran grandes mercados ubicados en zonas de contacto entre el comercio mediterráneo y el nórdico.

No eran mercados permanentes, se realizaban en ciertos períodos del año y duraban varios días.

Etapas

Baja Edad Media

Capitulación de Granada, Reyes Católicos y Boabdil (1492)

La Baja Edad Media es un periodo de la historia que comprende desde el siglo XI hasta el XV, aunque existen pequeñas diferencias de opinión entre los historiadores sobre las fechas exactas. Se trata de la segunda mitad dentro de la tradicional división de la época medieval, cuyos primeros siglos son denominados Alta Edad Media.

Durante los inicios de la Edad Media, la organización social de Europa se encontraba en un estado completamente roto. Tras el dominio bárbaro sobre los romanos de occidente, el imperio pasó a subdividirse en pequeños reinos cuyo poder y organización no se comparaba al que tuvieron los romanos por muchos siglos.

A partir de esta división surgieron nuevos reinos más débiles, como los Visigodos en la Península Ibérica y los Sajones en Inglaterra.

Además, este período fue testigo de las expansiones musulmanas. Los árabes establecieron dominio en el Norte de África y en muchas partes del Mediterráneo, además de obtener territorio en España.

La Temprana Edad Media trajo consigo el surgimiento de la vida monástica, un impulso que tenían las personas de apartarse de la sociedad para dedicarse a la vida religiosa. Durante el siglo VIII, se desarrolló un nuevo estilo arquitectural para acompañar este movimiento: la arquitectura romanesca, la cual se asemejaba a las construcciones romanas.

Transición del Imperio Carolingio

El Imperio Carolingio surgió como potencia oficial luego de que estos se hicieran con el control de dos grandes reinos de la época, dominados previamente por los merovingios. El control fue logrado por el líder de los carolingios, Pipino III, con el apoyo del Papa.

Tras su muerte, el reino pasó a estar en manos de Carlomagno, uno de sus hijos. Carlomagno se dedicó a unificar una gran parte de Europa bajo la bandera Carolingia, lo que permitió esparcir la cultura organizada de su dinastía por todo el continente.

Carlomagno fue coronado Emperador en el año 800. Para este entonces, estableció un nuevo sistema de dominio por medio de diplomáticos que hacían valer su autoridad a lo largo de todo el reino.

Fue durante esta etapa de dominio carolingio que Europa volvió a tener una dirección clara en  lo que respecta a sus ideas políticas. Este período puede ser considerado como el más importante de la Edad Media por la significación organizacional que trajo consigo.

De hecho, se utiliza el término “Renacimiento Carolingio” para referirse al resurgimiento de las artes, la literatura, arquitectura y jurisprudencia que se vivió en este período.

Alta Edad Media

Carlomagno y el Papa

La Alta Edad Media es el nombre que se le otorga a los primeros siglos de la denominada Edad Media. Se considera que comienza tras la caída del Imperio romano de Occidente, en el año 476, y dura hasta aproximadamente el siglo XI.

Tras la disolución del Imperio Carolingio, la Alta Edad Media estuvo caracterizada por un movimiento urbanizador en Europa, el cual estuvo acompañado de un incremento en las fuerzas militares. Esto ocurrió durante el siglo XI y el siglo XIII.

Esta etapa también tuvo como una de sus características principales un aumento significativo de la población. Esto fue consecuencia del nuevo orden que tenían las ciudades y la organización marcada del desarrollo de la sociedad.

Para comienzos del siglo XIII, la mayoría de las grandes urbes se encontraban en medio del continente. Estas, a su vez, estaban conectadas por sistemas de caminos y ríos.

El comercio tuvo un crecimiento igualmente significativo. Las ciudades italianas (las cuales actuaban de manera independiente unas de otras), se convirtieron en centros económicos para el Mediterráneo.

Se considera que esta etapa de la historia fue la responsable de dar forma a los países occidentales europeos que existen hoy en día, como Francia, España e Inglaterra. En esta etapa de la Edad Media, los reyes de estos países se consolidaron como gobernantes y los países se unificaron bajo una misma bandera.

Tardía Edad Media

La Tardía Edad Media está caracterizada por el surgimiento de la Peste Negra y una serie de cambios climáticos que afectaron a la agricultura a nivel mundial. Una gran cantidad de personas fallecieron durante este período.

[Public domain], via Wikimedia Commons​

Sin embargo, esta etapa vio la consolidación de los reinos cristianos y las naciones-estados de la actualidad cobraron una importancia mucho mayor durante la Tardía Edad Media.

La Guerra de los Cien Años se luchó en este período. Se considera que su desarrollo ayudó a que los reinos de Francia e Inglaterra se fortalecieran como consecuencia de la lucha. Nuevas armas y tácticas de guerras fueron adoptadas por muchas naciones europeas.

Esta etapa también tuvo como controversial protagonista a la Iglesia. Fue durante este período que se monetizó la capacidad eclesiástica de garantizar indulgencias, lo que causó el surgimiento del luteranismo, anabaptismo y calvinismo.

Sociedad

La estructura social en la Edad Media estuvo ligada al surgimiento del feudalismo. Las personas de alta sociedad eran los monjes y los nobles aristócratas, quienes conformaban la clase alta. Los barones eran personas que controlaban las tierras del rey, y poseían una gran cantidad de poder estatal.

Por otra parte, los siervos y plebeyos conformaban la parte trabajadora de la sociedad. Esta clase era la más predominante y a su vez la que más duro debía trabajar. Un 90% de los habitantes de cada sociedad feudal pertenecían a la clase baja.

Se puede ver a la sociedad medieval como una sociedad dividida en clases, cuya separación estaba en las manos del rey.

La sociedad estaba claramente dividida piramidalmente en clases sociales, con una estructura social jerárquica. Se dividía específicamente en:

  • El rey: también era un señor feudal, el más poderoso, todos los demás debían acatar su voluntad.
  • La iglesia: representante de Dios en la tierra, estaba en la cúspide de la sociedad medieval. Los señores feudales eran los únicos que cuestionaban su poder.
  • La nobleza: compuesta por los señores feudales, éstos contaban con fuerza militar propia y eran los propietarios de la tierra.
  • El campesinado: de este grupo dependía la producción agraria, era el sector más explotado. Los campesinos libres trabajaban en arriendos de parcelas de tierra y por esa razón debían pagar impuestos. Por otro lado, los siervos, formaban parte de la propiedad feudal.

Feudalismo

Durante la Edad Media, se desplazó el modelo de producción esclavista por el modelo de producción feudal, surgió un nuevo sistema basado en el vasallaje y en el servilismo, se produjo el nacimiento del feudalismo y este sistema abarcó desde el siglo IX hasta el siglo XV.

Mediante este sistema, se crea una obligación bilateral de obediencia y servicio, por un lado se encuentra un “vasallo”, hombre libre que se compromete y obliga a cumplir un servicio para un llamado “señor”, que no es más que un hombre igualmente libre, pero más poderoso.

El origen de la palabra feudalismo procede de la acción en la que el rey otorgaba grandes extensiones de tierra, denominados “feudos”, a los nobles y guerreros.

Los nobles y guerreros (señores) ponían a trabajar en dichas tierras a los campesinos (vasallos) y designaban encargados para hacerlas producir y debían cumplir con obediencia.

La mayor parte de la producción recaudada era entregada al señor feudal y a los trabajadores o campesinos les ofrecía a cambio la posibilidad de vivir en esas tierras bajo su protección, en caso de que se presentara una invasión enemiga.

El feudo no era simplemente un dominio de tierra bajo ciertas condiciones, habían diferentes tipos de feudo dependiendo de las circunstancias, entre algunos de ellos podemos encontrar:

  • Alodial: no redimible.
  • De cámara: representaba la Hacienda del señor, inmueble o señorío, este tipo de feudo estaba enteramente relacionado con el dinero.
  • Franco: otorgado sin obsequios ni personal.
  • Eclesiástico: entregado por parte de la iglesia a alguno de los miembros de la misma.
  • Impropio: por lo general, los feudos debían cumplir una serie de normas y características, pero en este caso, es impropio porque le faltaban algunas características por cumplir.
  • Laical: entregado por príncipes o señores seglares, difiere del eclesiástico en que no forman parte de los bienes de la iglesia sino del propio sacerdote u obispo.
  • Ligio: el feudatario debía acabar como un subordinado de su señor.
  • Propio: cumplía a cabalidad con todas las rigurosas normas.
  • Recto: poseía servicio personal u obsequio para quien entregaba el feudo.
  • Reversible: podía llegar a ser devuelto en caso de ser necesario.
  • De soldada: consistía en ofrecer una renta de urbanización, por los oficios o las tasas urbanas.
By Hegodis [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], from Wikimedia Commons

El Señor Feudal o “Lord”

El señor feudal era el monarca que encabezaba el gobierno de un reino. Este era el único capaz de establecer control sobre cualquier territorio que estuviese ubicado dentro del reino. Además, era quien decidía a quién se le debía entregar control sobre los territorios del reino. Es decir, el señor feudal era capaz de nombrar vasallos.

Los Vasallos

Los vasallos seguían al señor feudal en la sucesión de importancia dentro de un reino. A los vasallos se les cedía el control de ciertos territorios, a cambio de beneficios que debían pagar al señor feudal.

Estos vasallos podían ser nombrados solo por el rey, o por otro vasallo a quien se le haya concedido la autoridad de hacer esto por parte del mismo rey.

Plebeyos

Los plebeyos conformaban todas las clases bajas de las sociedades feudales de la Edad Media. Esta clase incluía a los esclavos (con quienes era legal comercializar), los siervos (quienes eran libres, pero no tenían derechos políticos) y los hombres libres (quienes tenían algunos derechos políticos y eran dueños de pequeñas tierras).

Los artesanos y comerciantes usualmente entraban en la categoría de “hombres libres”. En muchos casos, tenían sus propias tiendan y eran integrantes de la sociedad respetados por la mayoría de los plebeyos.

Edad Media en Europa

La Edad Media puede ser considerada como el período de transición que existió en Europa desde la antigüedad hasta la modernidad. Esta etapa abarca todo el proceso formativo de los actuales países y el cambio cultural que vivieron las regiones del occidente europeo como consecuencia de invasiones incesantes.

La Edad Media fue un fenómeno que ocurrió particularmente en Europa. Otras partes del mundo también vivieron largos períodos de transición hacia la modernidad, pero este se refiere al que se reflejó en los reinos europeos.

En algún momento, los historiadores consideraron a este período como un conjunto de años en los cuales la ignorancia, la superstición y la opresión social eran lo que regía al mundo europeo.

Sin embargo, el valor dinámico de este período fue lo que convirtió a Europa en una unidad cultural distinta a cualquier otra en el mundo.

Además, fue en este período que Europa se convirtió, en su mayoría, en una región cristiana. Esto puso un fin a una gran cantidad de creencias paganas, particularmente las que trajeron consigo los invasores bárbaros y, posteriormente, los vikingos.

Los Reyes en la Edad Media

Rey Jorge firmando carta magna

Los reyes jugaron un papel importante en el desarrollo de las sociedades medievales. Se considera que el dominio que lograron establecer en sus países permitió la unificación cultural que dio origen a las naciones de hoy en día.

Durante la Edad Media, las naciones europeas eran controladas por sistemas de reyes y emperadores. Es decir, los sistemas de gobierno actuales (como los democráticos), no se habían desarrollado aún. Algunos de los reyes más importantes que tuvo la Edad Media en Europa, fueron:

Carlomagno

Carlomagno puede ser considerado como uno de los reyes más importantes que tuvo la Edad Media por el papel que tuvo en la unificación de Europa. Fue capaz, gracias a su alta habilidad como comandante militar, de anexar partes de España, Alemania e Italia a su reino.

Además, creó un sistema de gobierno muy avanzado para la época y mucho más superior al que existía previamente en Europa. Esta organización durante su gobierno permitió que el gran Imperio Carolingio se mantuviese unido a pesar de su vasto tamaño.

Gracias a sus sistemas educativos se desarrollaron varias de las obras más importantes de las primeras etapas medievales. También se mantuvieron en pie la cultura griega y romana gracias a la preservación de conocimiento establecida en su imperio.

Supo mantener el domino carolingio vivo luego de su muerte, pues cedió de manera efectiva el poder a sus hijos. Es uno de los monarcas más importantes en la historia de Europa y del mundo.

Edward III

Edward III fue el rey de Inglaterra y Lord de Irlanda desde 1327 hasta su muerte en 1377. Su llegada al poder marcó también el inicio de la Guerra de los Cien Años, y sus muchos hijos dieron pie al surgimiento de diversas culturas a lo largo de Inglaterra.

Además, durante su dominio del trono británico, el inglés se convirtió en la lengua principal hablada por todos en Inglaterra. Hasta inicios del siglo XIV, la nobleza solía utilizar el francés como idioma principal, pero Edward III ocasionó que los textos comenzaran a escribirse en inglés.

Si bien su gobierno no fue caracterizado por acciones particularmente bondadosas, el pragmatismo que utilizó para controlar el país permitió que Inglaterra experimentara un crecimiento importante.

Fue un rey muy querido por la gente, y esto quedó evidenciado con el comportamiento de sus cinco hijos. Ninguno de ellos trató de conspirar contra su padre, algo que solía ocurrir de manera bastante común en la Inglaterra medieval.

Frederick II

Frederick II, también conocido como Federico El Grande, fue uno de los reyes más influyentes de la historia. Fue Rey de Sicilia desde 1198, Rey de Alemania desde 1212 y Rey de Italia y Emperador del Sacro Imperio Romano desde 1220.

Era una persona con una alta capacidad cultural, y era capaz de hablar seis idiomas. Sus capacidades eran reconocidas para la época.

Las políticas que aplicó durante su gobierno estaban basadas en principios que luego llegaron a ser los pilares de la sociedad moderna. Entre estas políticas destacó la libertad religiosa, la masificación de la educación, la eficiencia administrativa y el libre comercio.

Permitió que la literatura italiana entrase en un período de oro y creó la primera universidad estatal en la historia de la humanidad, la Universidad de Nápoles.

Dedicó su gobierno a consolidarse como Emperador romano y luchó contra el poder que ejercían los papas. Esto llevó a que lo excomulgaran de la iglesia. Fue un líder muy capaz, pero su muerte no permitió que sus ideales se consolidasen del todo en Europa.

Educación

El tema educativo durante la Edad Media no era sencillo de mantener como consecuencia de los constantes conflictos que se desataban en Europa. De hecho, tras el final de la era romana y el inicio del dominio barbárico, las instituciones educativas romanas habían dejado de existir.

Los políticos de la época llegaban al poder, principalmente, por medio de guerras y conflictos armados. Esto hacía que la educación tomara un rol secundario, mientras que la estrategia militar se elevó como herramienta principal de poder.

Una gran parte de la cultura de Europa durante la Edad Media (particularmente en el occidente del continente) tuvo como influencia la cultura romana y germánica.

Sin embargo, la Iglesia Católica nunca paró de tener influencia. Fueron los creyentes católicos los principales responsables de dar forma a los grandes sistemas educativos durante la Edad Media.

Las escuelas paganas comenzaron a clausurarse por medio de influencias eclesiásticas. Los colegios y centros educativos religiosos cobraron fuerza; los principales educadores pasaron a ser los sacerdotes o los arzobispos de los lugares religiosos europeos. Esto hizo que la educación girase en torno a la religión católica a lo largo de la Edad Media.

Clases

Como era de costumbre humana hace siglos, no todas las personas tenían la educación a su alcance. Usualmente, los sacerdotes y monjes educaban a los hijos de las personas pertenecientes a las clases más altas de la sociedad.

La razón principal de este hecho era que los plebeyos debían trabajar duro para subsistir. La educación pasaba a un plano secundario; no era más que un lujo para las clases bajas de la sociedad feudal.

El dinero que pedía la Iglesia para educar a los jóvenes era muy alto para las personas comunes, lo que no les permitía pagar un servicio educativo.

Estructura educativa

La estructura de la educación durante la Edad Media también estaba completamente influenciada por la Iglesia. Los estudios tradicionales básicos eran un conglomerado conformado por la religión, las matemáticas, la filosofía, la gramática, la lógica y otras ciencias puras y sociales.

Las enseñanzas de los monjes eran principalmente filosóficas y no estaban basadas en hechos contundentes. Los estudiantes, durante la Edad Media, obtenían el conocimiento práctico cuando entraban en contacto con cazadores y otras personas no relacionadas con la Iglesia Católica.

Cultura y tradiciones

Como consecuencia de las mezclas culturales causadas por las migraciones y los cambios sociales originados por la caída del Imperio Romano, la cultura de la Edad Media era una mezcla de muchas otras culturas.

Estas culturas eran promovidas por los señores feudales y los reyes. Las bodas, por ejemplo, eran socialmente aceptadas. Sin embargo, el rol de la mujer era bastante excluyente: debían trabajar duro para obtener dinero para subsistir junto a su pareja.

Los matrimonios de la nobleza solían ser ostentosos. Se llevaban a cabo banquetes y fiestas con una gran cantidad de animales cuyo consumo se consideraba un lujo.

Las ferias navideñas solían ser llevadas a cabo durante la época decembrina en muchos de los reinos, dada la gran influencia del cristianismo en toda Europa.

Además, era común para la nobleza el uso de ropa llamativa y el énfasis en la belleza, particularmente en las mujeres.

Fin y consecuencias

El final de la Edad Media estuvo marcado por el surgimiento del Renacimiento. El Renacimiento puede incluso ser considerado una de las principales consecuencias de la Edad Media.

Sin embargo, algunos historiadores consideran la captura de Constantinopla o la invención de la imprenta como eventos más específicos para determinar el final de la Edad Media y la transición a la modernidad. Otros historiadores consideran que la Conquista de América fue el final, ya que supuso un mundo más globalizado y el inicio de una importante etapa de colonialismo.

Durante la etapa renacentista, se comenzó a considerar a la Edad Media como un período donde se daba prioridad a la palabra de la Iglesia antes que a la razón. Esto ocurrió como consecuencia de las influencias del Catolicismo sobre una gran parte de los Estados en el mundo.

La principal consecuencia de la Edad Media, sin embargo, fue el surgimiento de los nuevos estilos arquitectónicos, culturales, sociales y económicos que pasaron a conformar el Renacimiento y la Ilustración en el mundo.

La mayoría de todos estos cambios no solo ocurrieron como consecuencia de la Edad Media, sino que compartieron características similares con las corrientes artísticas y sociales de la Edad Media.

Referencias

  1. Características de la Edad Media. (2014). Extraido de características.org.
  2. Enciclopedia de Características. (2016). 10 Características de la Edad Media. Extraido de caracteristicas.org.
  3. Sobre Historia. La edad media. Extraido de sobrehistoria.org.
  4. Sobre Historia. El feudalismo en la edad media. Extraido de sobrehistoria.org.
  5. Socialhizo. Economía de la edad media.Extraido de socialhizo.com.
  6. Middle Ages, The Columbia Encyclopedia 6th Edition, 2018. Tomado de encyclopedia.com
  7. Middle Ages, The New World Encyclopedia, 2014. Tomado de newworldencyclopedia.org
  8. The Middle Ages, Encyclopaedia Britannica, 2018. Tomado de Britannica.com
  9. Overview: The Middle Ages, 1154 – 1485, BBC Report by Tom James, 2011. Tomado de bbc.co.uk
  10. Middle Ages Customs, S. Newman in The Finer Times: Excellence in Content, 2015. Tomado de thefienrtimes.com
  11. Society in the Middle Ages, S. Newman in The Finer Times: Excellence in Content, 2015. Tomado de thefienrtimes.com
  12. History of Europe, Encyclopaedia Britannica, 2018. Tomado de Britannica.com
  13. Education in the Middle Ages, S. Newman in The Finer Times: Excellence in Content, 2015. Tomado de thefienrtimes.com
  14. Late Middle Ages, S. Newman in The Finer Times: Excellence in Content, 2015. Tomado de thefienrtimes.com.
COMPARTIR
Licenciado en Comunicación Social, especializado en publicidad. Redactor y creador de contenido. Amante de la cultura general y del Deporte Rey.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here