Ciclotimia: Síntomas, Causas, Tratamiento

La ciclotimia o trastorno ciclotímico se caracteriza por una alteración crónica del estado de ánimo que no tiene la gravedad de los episodios maníacos o depresivos.

Se fluctúa entre la depresión y la hipomanía, aunque los síntomas son moderados, no tan serios como en otros trastornos del estado de ánimo.

ciclotimia

Generalmente, las personas con este trastorno suelen estar durante varios años en uno u otro estado, con pocos periodos de estado de ánimo neutro.

Aunque normalmente se considera que simplemente estas personas tienen un humor cambiante, esos cambios del estado anímico pueden interferir en su funcionamiento normal.

Mientras que el estado hipomaníaco puede incluso ayudar a tener más éxito en la vida, los estados depresivos pueden arruinar la vida personal o profesional.

Por otra parte, las personas con trastorno ciclotímico pueden desarrollar trastorno bipolar, por lo que se considera importante que reciban tratamiento.

Síntomas de la ciclotímia

Los síntomas de la ciclotimia son parecidos a los del trastorno bipolar, aunque son menos graves.

Una persona con este trastorno puede funcionar adecuadamente en su vida normal, aunque los cambios impredecibles del estado de ánimo pueden resultar en malestar o problemas para funcionar normalmente.

Síntomas de hipomanía

  • Optimismo extremo.
  • Hablar más de lo normal.
  • Un sentimiento exagerado de felicidad o bienestar.
  • Autoestima inflada.
  • Pensamiento rápido.
  • Excesiva actividad física.
  • Alta voluntad para alcanzar metas sociales, personales o laborales.
  • Comportamiento agitado o irritable.
  • Tendencia a ser distraído fácilmente.
  • Incapacidad para concentrarse.

Síntomas depresivos

  • Ganas de llorar.
  • Tristeza, vacío o desesperanza.
  • Pérdida de interés en actividades placenteras.
  • Cambios de peso.
  • Irritabilidad.
  • Sentimientos de culpabilidad o de poco valor propio.
  • Inquietud.
  • Fatiga.
  • Problemas para concentrase.
  • Pensamientos o comportamientos suicidas.
  • Problemas de sueño.

Causas

No se conocen exactamente las causas de la ciclotimia, aunque se cree que puede ser resultado de una combinación de factores genéticos (tiende a darse en familias), cambios químicos cerebrales, ambiente (experiencias traumáticas o periodos de estrés).

Diagnóstico

El psicólogo o psiquiatra debe evaluar si el diagnóstico es ciclotimia, trastorno bipolar I o II, depresión u otro trastorno del estado de ánimo.

Para determinar un diagnóstico más preciso se pueden realizar varias pruebas:

  • Examen físico: examen físico y pruebas de laboratorio para identificar si existe algún problema físico que provoque los síntomas.
  • Evaluación psicológica: discusión sobre los pensamientos, sentimientos y emociones del paciente. También se puede consultar con familiares o amigos.
  • Observación del estado de ánimo: el profesional de la salud mental puede pedir llevar a cabo un diario para observar los cambios de estado de ánimo, patrones de sueño y otros factores que puedan ayudar al diagnóstico.

Criterios diagnósticos para el Trastorno Ciclotímico (DSM-IV)

A) Presencia, durante al menos 2 años, de numerosos periodos de síntomas hipomaniacos y numerosos periodos de síntomas depresivos que no cumplen con los criterios para un episodio depresivo mayor. En niños y adolescentes la duración debe ser de al menos un año.

B) Durante el periodo de más de 2 años (un año en niños y adolescentes) la persona no ha dejado de presentar los síntomas del Criterio A durante un tiempo superior a los 2 meses.

C) Durante los primeros 2 años de la alteración no se ha presentado ningún episodio mayor o episodio mixto.

D) Los síntomas del Criterio A no se explican mejor por la presencia de un trastorno esquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

E) Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o una enfermedad médica.

F) Los síntomas provocan malestar clinicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Definición según el CIE-10

Según el CIE-10, la ciclotimia es una inestabilidad persistente del estado de ánimo que implica numerosos periodos de depresión y euforia leve, ninguno de los cuales es lo suficientemente grave como para diagnosticar trastorno bipolar o trastorno depresivo recurrente.

Este trastorno se encuentra a menudo en familiares o pacientes con trastorno bipolar. Algunos pacientes con ciclotimia desarrollan trastorno bipolar.

Diagnóstico diferencial

El episodio depresivo de la ciclotimia es también una característica de otros trastornos como trastornos de la personalidad, trastornos de adaptación, trastornos psicóticos y otros trastornos del estado de ánimo.

Por tanto, el diagnóstico del trastorno ciclotímico puede ser difícil. Debido a que la depresión puede ser provocada por circunstancias vitales, el profesional debe determinar cuando es una respuesta aceptable y cuando es patológico.

Los síntomas que se dan en el episodio hipomaníaco también se dan en el trastorno por déficit de atención; incremento de energía, distraerse fácilmente, impulsividad o comportamiento de riesgo.

Una diferencia importante es que el déficit de atención se caracteriza principalmente por problemas con la memoria y concentración, mientras que la ciclotimia se caracteriza por periodos elevados de alta autoestima y euforia.

Tratamiento para el trastorno ciclotímico

La mayoría de personas considera normales los síntomas de la ciclotimia, por lo que no suelen buscar tratamiento. Entre las personas que si buscan tratamiento, son los síntomas depresivos los que los impulsan, ya que son más displacenteros e incapacitantes.

Aunque no hay fármacos aprobados específicamente para la ciclotimia, hay algunos estabilizadores del estado de ánimo que se pueden tomar en algunos casos.

Sin embargo, su uso debe ser estudiado con detenimiento, debido a que los estabilizadores del estado de ánimo tienen efectos secundarios.

Los antidepresivos no se recomiendan normalmente al menos que se desarrolle un episodio de trastorno depresivo mayor, lo cual no ocurre en el trastorno ciclotímico. Existe un riesgo de que los antidepresivos aumenten los síntomas de la etapa de manía.

La investigación ha encontrado que la terapia cognitiva-conductual y la terapia interpersonal pueden ser efectivas.

Terapia cognitivo-conductual

Permite al afectado cambiar pensamientos y comportamientos negativos o desadaptativos.

Terapia interpersonal

Mejora las relaciones personales del afectado con los demás y ayuda a controlar sus rutinas diarias, lo cual puede prevenir episodios depresivos.

Tratamiento farmacológico

El uso de litio y quetiapina han demostrado ser efectivos, aunque los anticonvulsivos y algunas clases de antipsicóticos atípicos también pueden ser útiles.

El uso de antidepresivos como monoterapia empeora la ciclotimia y puede inducir cambio de humor, aceleración del ciclo, estados mixtos y resistencia prolongada al tratamiento.

Se ha demostrado que el litio ayuda a estabilizar el estado de ánimo de los pacientes que padecen ciclotmia y también trastornos bipolares. También ayuda en la prevención de episodios suicidas y maníacos agudos. La dosis debe ser cuidadosamente monitoreada porque el litio tiene varios efectos secundarios.

  • Antipsicóticos atípicos (quetiapina, olanzapina y risperidona).
  • Anticonvulsivos (ácido valproico, lamotrigina y valproato semisódico).

Es un tratamiento a largo plazo

La ciclotimia requiere un tratamiento durante toda la vida, incluso durante los períodos en que hay bienestar. Los objetivos son:

Disminuir el riesgo de trastorno bipolar I o II, debido a que la ciclotimia conlleva un alto riesgo de desarrollarlo.

Reducir la frecuencia y la gravedad de los síntomas, llevando una vida más equilibrada y placentera.

Prevenir una recaída de los síntomas, mediante el tratamiento continuo durante los períodos de remisión (tratamiento de mantenimiento).

Tratar los problemas de alcohol u otros problemas de uso de sustancias, ya que pueden empeorar los síntomas.

Consejos para personas con ciclotimia

A continuación se nombran algunos consejos para personas con trastorno ciclotímico:

  • Informarse sobre el trastorno.
  • Encontrar un profesional de la salud mental para iniciar un tratamiento.
  • Es importante tener un estilo de vida saludable: dormir lo suficiente, evitar la cafeína, evitar alcohol o drogas, socializar, practicar técnicas de relajación, practicar deporte.
  • Las rutinas son importantes para estabilizar el estado de ánimo: levantarse y acostarse a la misma hora…
  • Aprender habilidades de afrontamiento: asertividad, control de emociones, solución de problemas

Complicaciones

La ciclotimia puede provocar complicaciones en diferentes áreas de la vida:

  • Desarrollar problemas emocionales en la familia o profesión.
  • Alto riesgo de desarrollar trastorno bipolar I y II.
  • Abuso de sustancias.
  • Desarrollar trastornos de ansiedad.

Referencias

  1. American Psychiatric Association, ed. (June 2000). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-IV-TR (4th ed.). American Psychiatric Publishing. ISBN 978-0-89042-024-9.
  2. Turner, Samuel M.; Hersen, Michel; Beidel, Deborah C., eds. (2007). Adult Psychopathology and Diagnosis (5th ed.). Hoboken, New Jersey: John Wiley. ISBN 978-0-471-74584-6. OCLC 427516745.
  3. “Dysthymia”. Harvard Health Publications (Harvard University). February 2005. Archived from the original on 6 January 2010. Retrieved 12 December 2009.
  4. Niculescu, A.B. and Akiskal, H.S. (2001). “Proposed Endophenotypes of Dysthymia: Evolutionary, Clinical, and Pharmacogenomic Considerations”. Molecular Psychiatry 6 (4): 363–366. doi:10.1038/sj.mp.4000906.
  5. Casement, M. D., Shestyuk, A. Y., Best, J. L., Casas, B. R., Glezer, A., Segundo, M. A., Deldin, P. J. (2008). “Anticipation of Affect in Dysthymia: Behavioral and Neurophysiological Indicators”. Biological Psychiatry 77 (2): 197–204.
  6. Vos, T (Dec 15, 2012). “Years lived with disability (YLDs) for 1160 sequelae of 289 diseases and injuries 1990-2010: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2010.”. Lancet 380 (9859): 2163–96. doi:10.1016/S0140-6736(12)61729-2. PMID 23245607.
COMPARTIR
Licenciado en Psicología, Máster en Recursos Humanos y excolaborador de la Universidad de Sevilla. Amante de la lectura y del conocimiento en general. Redactor en otras webs, como Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/author/alberto-rubin-martin

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here