Clima continental: características, tipos, localización, flora y fauna

El clima continental es el que tiene la presencia marcada de las conocidas cuatro estaciones, a saber: primavera, verano, otoño e invierno. Este subtipo de clima ocupa la mayor parte del hemisferio norte, por lo que está presente en Europa central y occidental, Asia central, China, Irán, Estados Unidos y Canadá.

También hay algunas zonas del hemisferio sur que tienen la presencia de clima continental; tal es el caso de algunas áreas del norte de África y en el interior de Argentina. Esto evidencia que el clima continental se presenta en los lugares que están fuera de las zonas intertropicales. Por esta razón es característico de las latitudes medias; es decir, lo que se conoce como zona templada, tanto en el hemisferio norte como en el sur.

Localización del clima continental. Beck, H.E., Zimmermann, N. E., McVicar, T. R., Vergopolan, N., Berg, A., & Wood, E. F. [CC BY 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/4.0)], via Wikimedia Commons

En cuanto a las temperaturas, son bastantes marcadas. Hay un invierno muy frío y muy seco que hace contraste con un verano caliente y lluvioso; es así como en esa temporada caen fuertes aguaceros que se convierten en tormentas.

Debido a que el clima continental se extiende sobre vastas superficies, se producen modificaciones que dan origen a distintos tipos, como por ejemplo el continental siberiano, el monzónico, el húmedo, el mediterráneo y el árido.

Características

El clima continental es aquel en el que las temperaturas tienen una marcada diferencia entre el verano y el invierno; es así como alcanzan unas máximas de 30 °C en el verano y las mínimas pueden estar bajo cero durante el invierno.

En lo que respecta a las precipitaciones, este tipo de clima presenta lluvias abundantes que se dan en la época de verano en forma de tormentosos aguaceros.

En las zonas con clima continental se da el fenómeno de las cuatro estaciones, cada una con sus características bastante marcadas:

Primavera

Con respecto a la temperatura, oscila entre 5 °C y 15 °C con escasas precipitaciones, incluso menos que en el resto del año.

Verano

Las temperaturas máximas alcanzan unos 32 °C y las mínimas no bajan de 15 °C. Durante esta estación las lluvias hacen su presencia, alcanzando incluso entre 50 y 100mm/mes.

Otoño

Se trata de la estación más lluviosa del año en este tipo de clima, cuando las precipitaciones pueden alcanzar unos 70 mm/mes. En cuanto a las temperaturas, comienzan a mostrarse más bajas: entre 20 °C y 10 °C.

Invierno

Son los tres meses más fríos de todo el año para las zonas que tienen un clima continental. Hay marcada presencia de heladas y nevadas, ya que las temperaturas suelen estar bajo cero e incluso estar a menos de -10 °C.

Por todas estas características, los territorios que tienen un clima continental presentan un paisaje asombroso, lleno de especies de flora y fauna, muy apacible a la vista y que ofrece la riqueza de disfrutar de las cuatro estaciones.

Tipos

Debido a que es un clima que se extiende en la mayor parte del hemisferio norte, presenta a lo largo de los distintos territorios ciertas modificaciones en sus características, lo que da origen a la clasificación que lo subdivide en los siguientes tipos:

Clima mediterráneo continentalizado

Es el que está presente en la región del Mediterráneo, en el norte de Italia y en Grecia, así como en el Atlas sahariano.

Se caracteriza por tener unos meses de verano muy secos, con escasas lluvias y muy cálidos; incluso hay unos meses de aridez durante el año. En cuanto al invierno, hay bastante frío con presencia de heladas.

Clima continental manchuriano

La temperatura anual oscila entre los 10 °C y los 0 °C. Este subtipo de clima es propio de algunas ciudades rusas y de Corea del Norte, así como del norte de China.

Es importante destacar que se trata de una variedad del clima de los monzones, por lo que en las zonas en las que se da este tipo de clima se evidencia el contraste entre un verano cálido y lluvioso en contraposición a un invierno frío y seco.

Clima continental húmedo

Este subtipo tiene muchas similitudes con el continental manchuriano; solo se diferencia en que las temperaturas suelen ser más frescas y suele haber menos presencia de pluviosidad, lo que lo hace más seco.

Este tipo de clima se da en la mayor parte de Europa oriental y central, así como en el sureste de Canadá.

Clima continental árido

Se trata del último subtipo del clima continental. A diferencia de los demás, es el más caluroso en el verano y el más fresco en el invierno. Asia central y Mongolia son algunas de las zonas en las que se da este clima.

Localización

El clima continental está presente en gran parte del hemisferio norte del planeta con una pequeña muestra en el sur, específicamente en el interior de Argentina y en la zona norte de África.

En este sentido, este tipo de clima se ubica en zonas de latitud media, por encima de las latitudes tropicales.

Además, estas zonas se caracterizan por presentar lo que se conoce como barreras montañosas, que son formaciones de montañas monumentales que impiden el paso del influjo del mar y también de vientos polares que pueden enfriar dramáticamente las temperaturas.

Por su ubicación, las zonas que tienen un clima templado son las siguientes:

– Europa central y oriental.

– Asia central, con el interior de China y también de Irán.

– En América del norte es el clima del interior de los Estados Unidos y de Canadá.

Es importante subrayar que el clima continental está presente en todo lo que se conoce como zona templada, con la excepción de la costa occidental que tiene una influencia más oceánica.

Flora

Con respecto a la flora característica del clima continental, se trata de lo que se conoce como ecosistema taiga o bosque de coníferas, que son la mayor masa forestal del planeta compuesta por árboles sumamente resistentes a las temperaturas bajas, gracias a las diferentes adaptaciones que han realizado a lo largo del tiempo.

Es así como pinos, abedules, abetos y especies similares son la flora típica del clima continental, por lo que se ha convertido en el bioma más frondoso gracias a que sus hojas perennes hacen que esté verde todo el año.

Si bien es predominante este tipo de plantas, no escapa de la diversidad que pueda existir por adaptaciones locales al medio ambiente. Es así como estos grandes territorios están cubiertos por una flora de rasgos comunes pero, a su vez, con plantas de origen local.

Taiga

Bosque de coníferas

Las zonas de clima continental han conformado uno de los biomas más extensos del mundo: la taiga.

Este bioma se conoce por el nombre de bosque de coníferas o bosque de caducifolios, que están conformados por árboles de gran tamaño que han sufrido modificaciones a lo largo de millones y millones de años para lograr su supervivencia en un clima que presenta temperaturas con variaciones tan extremas.

Es una zona de mucha diversidad vegetal en la que hay presencia de cedros, abedules, cipreses, abetos, pinos, secuoyas, enebros, kauris, mañíos y tejos. También hay una amplia gama de arbustos y de hierbas perennes.

Los científicos han descubierto que se trata de especies muy antiguas, incluso más que los árboles de hoja ancha, y que durante años sufrieron modificaciones para adaptarse a las condiciones climáticas de las zonas en donde se encuentran.

Los bosques de coníferas están compuestos por árboles y arbustos que presentan una forma cónica tanto en sus hojas como en sus ramas y en sus frutos, lo que da origen a su nombre.

Hojas

Las coníferas son lo que se conoce como árboles de hojas perennes; esto significa que son especies que no pierden sus hojas con los cambios de temperatura, por eso estos bosques siempre están frondosos.

Otra peculiaridad de sus hojas es que tienen una resina especial que evita la pérdida de agua durante la temporada de mayor calor.  Además, en sus células exteriores tienen una sustancia que sirve de anticongelante para que no se congelen en el invierno extremo.

En cuanto a su forma y tamaño, sus hojas —que parecen una aguja— tienen muy poca superficie, lo que evita la acumulación de nieve que podría partirlas por el peso. Esto también los favorece durante el verano, porque tienen menos superficie expuesta a los rayos del sol y, en consecuencia, se disminuye la evaporación.

Forma cónica

La forma cónica general que tiene el árbol hace que tanto la nieve como los torrenciales aguaceros deslicen y caigan para evitar que por el peso se estropeen.

Es importante señalar que en los subtipos de clima continental que son un poco más cálidos, la forma de las coníferas se modifica considerablemente: se abren más sus ramas y sus hojas para aprovechar más la luz en el proceso de fotosíntesis y porque no tienen que lidiar con la amenaza de la acumulación de nieve.

Importancia económica

Los bosques de conífera tienen una gran importancia para la economía de las zonas que los alojan, ya que su madera se aprovecha como materia prima en diversas industrias. Otro elemento que es altamente aprovechable son sus resinas, las cuales se utilizan para la fabricación de varios materiales.

Existe también una  oportunidad importante para la explotación de la madera, tanto para el desarrollo sostenido de la nación que los comercializa como para la recuperación de zonas que necesitan ser reforestadas, ya que las especies de las coníferas son ideales para plantar en espacios que serán recuperados porque evitan la erosión del terreno.

Por todo este potencial económico, en muchos sitios estos bosques han sido talados indiscriminadamente, lo que ha ocasionado serios daños al ecosistema.

Fauna

fauna de los bosques de coníferas como el alce, el águila, la salamandra o el zorro
Fauna del bosque de coníferas

Oso, lobo, alce, comadreja, gato montés, ardilla, lince, ciervo, zorro y conejo son algunas de las principales especies que conforman la fauna que hace vida en los territorios de clima continental. También hay una gran variedad de aves, entre las que destacan los búhos y el halcón.

En cuanto a reptiles, abundan las serpientes, salamandras, ranas y lombrices, entre otros. Los insectos como gusanos y mariposas también están presentes en este tipo de clima. Es importante precisar que muchas especies animales emigran a zonas más cálidas durante el invierno, o a hibernar para poder resistir las bajas temperaturas.

Como se ha visto, en el clima continental el ecosistema es bastante rico, con presencia de una amplia gama de mamíferos, aves, insectos y reptiles. Esto se debe a que, al existir una importante variedad de especies vegetales presentes en el bioma taiga, hay diversidad de alimentos para las distintas especies.

Total adaptación

Los animales que hacen vida en las zonas de clima continental están completamente adaptados a las condiciones climáticas. En el caso de las aves, cuando el invierno recrudece muchas especies emigran hacia zonas más cálidas para evitar ponerse en riesgo ante las frías temperaturas.

Con respecto a los mamíferos, en el clima templado hay varias especies que para subsistir practican la dormancia o dormición. Este es un proceso que consiste en que disminuyen considerablemente el ritmo de vida, reducen su actividad física y la de su organismo.

Si bien hay varios tipos de dormancia, la más conocida es la hibernación que practican los osos y las ardillas. En el caso del oso pardo, durante las estaciones previas al invierno va acumulando grasa para que su organismo pueda nutrirse de esta durante el lapso que dure el letargo. Al despertar estará más delgado, débil y hambriento.

En el caso de ciertas especies de ardillas, la hibernación es distinta. Si bien entran en letargo, se despiertan periódicamente para ingerir algunos frutos que acumularon dentro de su madriguera.

No todos los mamíferos que hacen vida en zonas de clima continental entran en un proceso de dormancia. Hay especies que simplemente buscan un lugar que les sirva de refugio durante el frío invierno; este es el caso de los zorros, los renos, los ciervos, las comadrejas y los linces, entre otros.

Animales amenazados

Dada la riqueza de este ecosistema, desde épocas muy antiguas ha servido de asentamiento de la especie humana, que en muchas ocasiones ha explotado de forma desmedida el espacio que ocupa.

Por tal razón, muchos animales han sido desplazados y muchos otros se encuentran amenazados y en peligro de extinción. Tal es el caso del panda, el gato montés, el jabalí, el ciervo y los lirones, entre otros.

Referencias

  1. Clima continental en Climate-data.org. Recuperado en 3 de febrero de 2019 de Climate-data.org:es.climate-data.org
  2. “El clima continental” (27 Mayo 2016) en Meteorología en red. Recuperado en 3 de febrero de 2019 de Meteorología en red: meteorologiaenred.com
  3. “Humid continental climate” en Encyclopedia Britannica. Recuperado en 3 de febrero de 2019 de Encyclopedia Britannica: britannica.com
  4. Juste, I “Qué animales viven en el bosque templado” (19 Marzo 2018) en Ecología verde. Recuperado en 3 de febrero de 2019 de Ecología verde: ecologiaverde.com
  5. “Taiga; Clima, fauna, flora y sus características” en Ecosistemas Ovacen. Recuperado en 3 de febrero de 2019 de Ecosistemas Ovacen: ecosistemas.ovacen.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here