¿Cómo Aprenden los Niños?

Comprender cómo aprenden los niños es una de las misiones fundamentales de disciplinas como la psicología evolutiva y la psicología educativa. Durante las últimas décadas se han realizados multitud de estudios y se han planteado gran cantidad de teorías que estudian el fenómeno del aprendizaje en la infancia.

A pesar de que algunos de los mecanismos del aprendizaje son universales y se mantienen constantes a lo largo de todo el desarrollo del niño, se ha descubierto que otros varían de persona a persona, y entre las distintas etapas del aprendizaje. Esto ha permitido a los educadores mejorar y refinar las técnicas de enseñanza.

Cómo aprenden los niños

Por otra parte, para los padres, entender la manera en la que aprenden sus hijos es fundamental para poder apoyarles de la mejor manera en su proceso educativo. En este artículo te contaremos la manera en la que los niños adquieren algunas de las habilidades más importantes de su desarrollo.

¿Cómo aprenden los niños a hablar?

El lenguaje es uno de los principales factores que separa a los seres humanos del resto de los animales. Muchos psicólogos han planteado que la capacidad del habla es lo que permitió a nuestra especie desarrollarse, convirtiéndonos en lo que somos hoy en día.

Por ello, el estudio de cómo se aprende a hablar es uno de los temas más importantes de toda la psicología evolutiva. El proceso de adquirir la capacidad de expresarse con palabras es extremadamente complejo y comienza prácticamente en el momento del nacimiento.

A continuación veremos cuáles son las dos habilidades necesarias para que un niño aprenda a hablar.

Distinción de estímulos sensoriales

Lo primero que tiene que aprender un bebé antes de ser capaz de hablar es a distinguir los distintos estímulos que llegan a sus sentidos.

En un principio, la percepción de los recién nacidos no funciona demasiado bien, por lo que distinguir palabras concretas de otro tipo de sonidos es una tarea que no pueden lograr correctamente.

Sin embargo, con el tiempo los bebés van refinando su comprensión de los estímulos que reciben, de tal manera que primero son capaces de distinguir el lenguaje de otro tipo de sonidos.

Más tarde tienen que adquirir la capacidad de encontrar los espacios entre las palabras y, por último, comprender que estas tienen un significado concreto.

Todas estas habilidades se van desarrollando entre el nacimiento y los primeros 18 meses de vida aproximadamente, a la vez que el niño adquiere otra de las habilidades fundamentales para el habla: la producción de sonidos.

Producción de sonidos

Los bebés tratan de imitar instintivamente a sus figuras de referencia desde el momento de su nacimiento. Estudios muestran que niños de tan solo unos minutos de edad son capaces de reproducir las expresiones faciales de sus padres, y esta habilidad se va mejorando con el tiempo.

Una de las versiones más complejas de esta habilidad es la capacidad para reproducir sonidos. Al principio, los bebés comienzan a emitir ruidos sin ningún sentido (balbuceos, gritos, risas, etc.). Sin embargo, con el tiempo comienzan a emitir primero sílabas y luego palabras completas.

El proceso de adquisición de lenguaje comienza de manera muy lenta; en promedio los niños aprenden unas 50 palabras en su primer año y medio de vida.

Sin embargo, a partir de ese momento se produce una explosión en su desarrollo del lenguaje, habiendo adquirido a la edad de 6 años aproximadamente 11 000 palabras en su vocabulario.

¿Cómo aprenden los niños a leer?

Al contrario que el lenguaje hablado, la lectoescritura no es una habilidad que se encuentre codificada dentro de nuestros genes.

Esto se debe a que nuestros primeros antepasados no tenían lenguaje escrito; por lo tanto, aprender a leer es un proceso que suele ser mucho más difícil para los niños que aprender a hablar.

Adquirir esta habilidad requiere que el niño domine una serie de pasos muy complejos, lo que hace que el proceso pueda extenderse mucho a lo largo del tiempo.

La mayoría de las personas es capaz de leer entre los cuatro y los siete años de edad, aunque algunos presentan algunas dificultades especiales.

A continuación veremos cuáles son las habilidades necesarias para que un niño aprenda a leer.

Relacionar las letras con sonidos

Lo primero que tiene que aprender un niño para empezar a leer es que cada una de las letras del alfabeto tiene una forma concreta de escribirse.

La relación entre una letra y su sonido es arbitraria, por lo que es necesario memorizar cada una de estas para poder comprender los textos escritos.

Por suerte, el español es un idioma que se lee tal y como se escribe, al contrario que otros como el inglés, cuya dificultad aumenta exponencialmente.

Lectura de sílabas y palabras completas

Más adelante, los niños deben aprender la relación entre las distintas letras, de tal manera que sean capaces de leer sílabas y, más tarde, palabras completas.

De nuevo, adquirir esta habilidad para el idioma español es mucho más sencillo que para la mayoría de las otras lenguas, en las que el sonido de cada letra cambia en función de la que tenga delante.

Adquirir fluidez

Por último, una vez que los niños son capaces de comprender palabras completas el último paso que deben dar para aprender a leer correctamente es adquirir velocidad en el proceso. Esto requiere una gran práctica, por lo que la mayoría de personas no lo consigue hasta la infancia tardía.

¿Cómo aprenden los niños otras habilidades complejas?

A pesar de que cada habilidad requiere de una serie de pasos concretos para ser dominada, numerosos estudios sobre el aprendizaje humano han revelado que siempre se pasa por cuatro fases en la adquisición de una nueva. A continuación veremos cada uno de estas.

Incompetencia inconsciente

En esta primera fase la persona no solo no ha adquirido la habilidad deseada, sino que ni siquiera sabe qué es lo que falla o lo que tiene que aprender.

Incompetencia consciente

Más tarde, la persona descubre qué es lo que está haciendo mal y qué pasos debe dar para adquirir la nueva habilidad (gracias a su propio estudio o a la ayuda de un mentor). Sin embargo, aún no ha sido capaz de llevar a cabo el proceso y, por tanto, no la domina.

Competencia consciente

En este punto la persona ya tiene cierta maestría sobre la nueva habilidad, pero aún necesita dedicarle mucho esfuerzo mental.

Competencia inconsciente

Cuando se alcanza este último punto, la persona ha internalizado por completo lo aprendido y, por tanto, es capaz de utilizar su nueva habilidad sin esfuerzo y de forma adecuada.

Referencias

  1. “How Children Learn to Talk” en: Parenting. Recuperado en: 06 Mayo 2018 de Parenting: parenting.com.
  2. “How Children Learn” en: National Academy Press. Recuperado en: 06 Mayo 2018 de National Academy Press: nap.edu.
  3. “Learning” en: Wikipedia. Recuperado en: 06 Mayo 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  4. “How Children Learn” en: Learn English Kids. Recuperado en: 06 Mayo 2018 de Learn English Kids: learnenglishkids.britishcouncil.org.
  5. “How Do Children Learn to Read?” en: Reading Rockets. Recuperado en: 06 Mayo 2018 de Reading Rockets: readingrockets.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here