Conocimientos previos (memoria): características, tipos

Los conocimientos previos son el conjunto de información que almacena un individuo durante toda su vida, gracias a sus experiencias pasadas. Este tema en particular forma parte de uno de los pilares fundamentales de la pedagogía escolar, puesto que ayuda al proceso de enseñanza y de aprendizaje.

Cabe destacar que el conocimiento previo ha sido objeto de estudio de la psicología cognitiva, ya que se vale del análisis de la memoria, la adquisición de la información y la reestructuración de la misma.

Su importancia radica en que por medio de estos será posible la comprensión de nuevas situaciones que llevarán a la resolución de problemas. Por ello, el maestro o instructor, deberá estar atento ante la reactivación de este tipo de conocimiento, porque se definirá en qué contenidos se deberá profundizar y en cuáles no.

El conocimiento previo también está asociado a la visión de mundo, a la aceptación del saber y al desarrollo al memoria.

Características

-Según expertos, este término proviene de la teoría de aprendizaje significativo, propuesto por el psicólogo estadounidense David Ausubel a mediados del S.XX. En términos generales, esta propone que el ser humano procesa y almacena información para adquirir nuevos conocimientos.

-Por medio de esta se construye la visión o perspectiva de mundo a partir de las experiencias vividas en el pasado. Gracias a ello, el individuo será capaz de desarrollar habilidades comunicativas para enfrentarse a diferentes tipos de situaciones.

-Se le considera como la pieza fundamental en el proceso de aprendizaje-enseñanza, puesto que permitirán impartir y asimilar información.

-Funcionan como punto de partida para la adquisición de nuevas experiencias de aprendizaje. Sin embargo, es importante señalar que será necesario indicar cuándo son parciales y erróneos, ya que el objetivo será promover el desarrollo del alumno.

-Son un tipo de conocimientos estables y, por ende, bastante resistentes al cambio.

-Se cree que la lectura es uno de los mecanismos que permiten la activación de los conocimientos previos. No obstante, se requiere incentivar una correcta comprensión lectora para evitar incurrir en malas interpretaciones.

-Los maestros e instructores tiene la responsabilidad de generar el contraste del conocimiento previo con el nuevo, así como el proceso de cambio hacia la asimilación de la información entrante.

Elementos que deben estar presente en el proceso de los conocimientos previos

Algunos expertos proponen los siguientes:

-Identificar los conceptos que aprenderán los estudiantes durante la jornada.

-Definir cuáles serán los objetivos de aprendizaje.

-Conocer los conocimientos que tengan los estudiantes. Esta fase es importante, ya que se requerirá de una metodología que active los conocimientos previos o que se generen estos, según sea el caso.

Tipos

Existen tres categorías al respecto:

-Espontáneas: son aquellas que surgen como forma de dar explicaciones a las situaciones que acontecen en el día a día. Implican los procesos sensoriales y de percepción.

-Transmitidas socialmente: se crean a partir de la interacción en el ámbito cultural o familiar. Estas implican las creencias que se generen en estos grupos.

-Analógicas: se hacen presentes al no generarse ni de manera espontánea o por la interacción social. Estos conocimientos se construyen gracias a la comparación y analogía de otros planteamientos que ya han sido adquiridos.

Actividades prácticas para activar conocimientos previos

Discusiones guiadas

Esta es una actividad de gran soporte durante la presentación de información. Sin embargo, es un instrumento que requiere de planificación y cuidado.

En este caso, el maestro o instructor presenta un tema en específico que será discutido tanto por él como por el grupo. Para lograr el éxito de esta actividad, se necesita de lo siguiente:

  • Tener claros los objetivos de la discusión.
  • Preparar una serie de preguntas abiertas que permitan la exposición de análisis y de interpretación.
  • Presentar el tema e instar a los alumnos a que expongan sus ideas al respecto.
  • Anotar los puntos más importantes en el pizarrón para resumir las ideas principales.
  • Plantear un resumen final que permita la introducción del tema como tal.

Generador de información

En este caso, la estrategia permite activar los conocimientos previos por medio de la reflexión y el posterior intercambio de los mismos. A continuación se hace un esbozo al respecto:

  • El maestro o instructor presenta el tema.
  • Cada estudiante prepara una lista con las ideas que evoque el tema presentado.
  • Escoger un determinado número de participantes para que compartan sus ideas.
  • Posteriormente, el maestro o instructor se encargará de hacer las correcciones sobre los conceptos equivocados al respecto.
  • Presentar el tema nuevo y contrastarlo.

Planteamiento de un problema relacionado con el tema

Es una actividad que guarda parecido con las anteriores, puesto que busca la participación del alumnado. Sin embargo, es una forma indirecta de presentar el tema a discutir.

En este caso, el maestro o instructor esboza un problema que los estudiantes deberán resolver a través de la propuesta de diferentes soluciones que ellos crean más convenientes. Gracias a ello, se podrán detectar cuáles son los conocimientos previos y cómo contrastarlos con el tema central.

Técnicas que se pueden implementar para tener acceso a los conocimientos previos del alumnado

-Presentación de cuestionarios con preguntas abiertas o cerradas. Estas pueden aplicarse antes de la presentación de un tema o incluso al inicio del curso. Esto permitirá al maestro o instructor hacer un sondeo de información en el grupo.

-Simulación de situaciones reales: puede consistir en sucesos actuales con el fin de que el alumnado sea capaz tomar decisiones.

-Diseño y elaboración de mapas conceptuales, incluso mentales. Antes de su realización, el maestro o instructor deberá dar las correspondientes instrucciones al respecto.

-Ejecución de lluvias de ideas. Tiene la finalidad de explorar ideas e interpretaciones iniciales con respecto a un tema.

-Trabajos y debates en grupo. Estos también traen como ventaja el contraste de opiniones y puntos de vista.

Consideraciones a tomar en cuenta

-El maestro o instructor debe saber qué tema puede relacionarse con el conocimiento previo que tenga el alumnado.

-Se deben ordenar los temas y la secuencia con el que se discutirán.

-Tomar en cuenta que la motivación es un factor importante para mantener la atención de los estudiantes. Por ello, se recomiendan actividades creativas pero sencillas de implementar.

Referencias

  1. Aprendizaje significativo. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En Wikipedia de es.wikipedia.org.
  2. Conocimiento previo. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En Wikipedia de es.wikipedia.org.
  3. Conocimientos previos. (s.f.). En Centro Virtual Cervantes. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En Centro Virtual Cervantes de cvc.cervantes.es.
  4. Conocimientos previos. (s.f.). En Servidor-Alicante. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En Servidor-Alicante de glosarios.servidor-alicante.com.
  5. Conocimientos Previos, Método Semántico. (2016). En Emprendices. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En Emprendices de emprendices.co.
  6. Estrategias para activar y usar los conocimientos previos, y para generar expectativas apropiadas en los estudiantes. (2016). En Educación y Empresa. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En Educación y Empresa de educacionyempresa.com.
  7. Recacha, José Antonio. La importancia de los conocimientos previos para el aprendizaje de nuevos contenidos. (2009). En CSIF. Recuperado: 02 de octubre de 2018. En CSIF de archivos.csif.es.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here