¿Qué es el Control Parental en la Red?

El control parental en la red es la vigilancia que tienen los padres de los niños para que no pasen un tiempo excesivo en internet ni visiten páginas webs con contenido para adultos.

Hoy en día, internet se ha establecido en nuestros hogares para formar parte de nuestra familia. Dada la brecha digital que existe entre las diferentes generaciones los padres se están encontrando con un nuevo problema caracterizado por regular el uso de internet de los hijos/as, además de estar desempeñando un rol que nunca antes habían realizado.

control parental red

Datos del uso que realizan los menores de internet

En la actualidad, son muchos los menores que deciden utilizar las nuevas tecnologías en su tiempo libre en lugar de salir a jugar al exterior.

El 91,2% de los menores entre la franja de edad de 10-14 años según los datos del INE del año 2013 expuestos en García y Ayala 2013 ha accedido a internet y va ascendiendo conforme vamos aumentando la edad hasta llegar al 97,8% entre los jóvenes de 16 a 24 años.

Como podemos comprobar internet facilita una gama de recursos, así como de habilidades, que son importantes para desarrollarnos adecuadamente en la sociedad en la que vivimos (Hargittai, 2010).

A pesar de lo anterior, esconde múltiples riesgos para los menores, lo cual ha atraído la atención de los padres cuyo papel se ha transformado y ha pasado a jugar un rol de agentes socializadores responsables del control del uso que hacen sus hijos de estas tecnologías (Livingstone y Helsper, 2008).

Sin embargo, son pocos los padres que se benefician de las herramientas que pone a su disposición internet para orientar a sus hijos/as hacía un uso seguro de las nuevas tecnologías.

Según los datos expuestos en la European Commision 2006 y 2008, citado en García y Ayala (2013), el 48% de los padres de menores en el año 2008 no impusieron normas que controlaran la navegación de sus hijos por internet, frente al 15%.

¿Qué es el control parental o mediación?

La mediación o control parental se podría considerar como “una práctica necesaria por parte de los adultos o padres encaminada a que los menores hagan un buen uso de estos aparatos” (Sánchez y Senra, 2009).

Nos podemos encontrar que los adultos pueden tener diferentes concepciones en lo que a las nuevas tecnologías se refiere, una postura positiva en la que encuadraríamos a las familias que proporcionan información a sus hijos y se preocupan porque éstos hagan un buen uso de ellas.

Por otro lado, también existen familias que tienen una actitud negativa hacia el uso de estos aparatos, llegando incluso a rechazarla por completo, debido a su multitud de riesgos para los menores (Sánchez y Senra, 2009).

¿Qué tipos de mediación parental existen?

Según Pinto (2000) citado en Bernades (S/F) podemos clasificar el control o mediación parental en:

  • Las familias simplemente se mantendrían en vigilar las normas de uso y controlar el tiempo que el menor pasa usando las nuevas tecnologías.
  • Este tipo de familia se preocuparía por los lugares que visita su hijo/a, orientándolo así a las páginas más recomendable para él/ella de forma activa.
  • Por último, las familias de tipo deslocalizada son las más recomendadas ya que enseñan a los menores el uso de la red de forma segura y generalizada.

Es cierto que existen estos tres tipos de de familia respecto al uso de las nuevas tecnologías, sin embargo las que más abundan son las primeras, ya sea por falta de tiempo o por desconocimiento.

¿Qué herramientas podemos utilizar como padres y educadores?

Existen multitud de herramientas que podemos utilizar en nuestros equipos para que los menores puedan navegar de forma segura. A continuación os dejamos algunos consejos y herramientas:

Identidad digital

Cuando navegamos vamos dejando una huella o identidad digital. Es importante que los menores sepan que esta identidad digital puede ser tanto negativa como positiva y que puede repercutir posteriormente en su vida.

Es recomendable que utilicemos herramientas para que comprendan la importancia de su identidad digital así como lo que se puede ver sobre ellos en internet.

Para ello podemos utilizar el buscador “Yasni”, en el cual existe un apartado dedicado enteramente a encontrar información sobre una persona en internet.

Otra herramienta que podemos utilizar si el menor tiene una cuenta Google es la dirección web de alertas. Si activamos la opción “presencia en internet” podremos saber cada vez que nos mencionan (Junta Castilla y León, 2016).

Es importante que los menores sean conscientes de que la identidad digital es importante y que puede afectar a su vida, por ello tenemos que estar atentos para crearla de forma positiva.

Filtros parentales en ordenadores y otros dispositivos

Los menores suelen utilizar todo tipo de aparatos en su día a día. A pesar de que nos pensemos que estos aparatos son seguros, esto normalmente no es así.

Por ello tenemos que utilizar las herramientas que como padres están a nuestra disposición en edades tempranas.

Éstas se llaman herramientas de “Control parental”, éstas herramientas suelen realizar acciones de control, supervisión y dirige el uso que hacen los menores de la Tecnología (Junta Castilla y León, 2016).

Control parental en Windows

Esta configuración de Control Parental la podemos realizar si tenemos un dispositivo que utilice Windows.

  • Accede al botón inicio, a continuación pulsa sobre configuración y entra en el panel de control.
  • Si pinchas en cuentas de usuario y protección infantil, entrarás en la opción de configurar el control parental para todos los usuarios.
  • Tenemos que comprobar que el administrador del equipo tenga una contraseña, si no es así la tenemos que poner.
  • Deberíamos crear una cuenta que sólo sea utilizada por el menor.
  • Una vez que hemos hecho todos los pasos anteriores, comenzaríamos a activar el control parental seleccionando los lugares y actividades que el menor podrá realizar en el dispositivo desde bloquear descargas hasta poner límites de uso.

Programa Qustodio

También existen otras herramientas que podemos utilizar para control parental como es la herramienta Qustodio, la cual de forma sencilla nos permite ver lo que el menor ha visitado en el equipo que se instale.

Además de esto, también bloquea las búsquedas que no sean apropiadas para el menor, puede limitar el tiempo e incluso restringir juegos y aplicaciones (Programa CyL, 2016).

Este tipo de herramienta se suele instalar más fácilmente y sólo tenemos que seguir los pasos que nos va dando. Si dispones de varios dispositivos puedes instalarlo en todos.

Algo que caracteriza a esta herramienta es que se puede ocultar en el dispositivo de forma que el menor no vea que está operativo. También ofrece resúmenes de la actividad del menor.

Una vez que está instalada en el equipo, simplemente tenemos que situarnos en el portal familiar y poner nuestros datos.

A continuación y al igual que con la herramienta anterior ya podremos configurar el dispositivo pudiendo incluso bloquear páginas web, añadir las válidas, etiquetar sitios como no válidos etc.

Dentro de estas posibilidades también podemos realizar un horario de uso del dispositivo, de forma que sólo funcione en el horario para el que ha sido programado previamente por nosotros.

¿Cómo orientamos a nuestros hijos/as?

Existen múltiples herramientas para establecer reglas del uso de los equipos, pero tenemos que ser conscientes de que hay que hablar con los menores para que entiendan las normas y las medidas de protección, así como su seguridad previamente y utilizarlas como última opción e incluso como reforzamiento de su seguridad.

Sin embargo, nos puede crear algunas dudas de si lo estamos haciendo bien, ya que no será lo mismo el ejercicio que tenemos que hacer con un menor, dado que depende de la edad que tenga.

Según la Oficina de Seguridad del Internauta tenemos que hacer esta diferencia en el tipo de control parental o mediación dependiendo de la edad, algo que nos puede resultar bastante obvio pero ¿cómo podemos hacerlo?:

De 3 a 5 años

Actualmente, los niños tienen su primer contacto con las nuevas tecnologías a la edad de 3 a 5 años. Dado que son bastante pequeños, es recomendable que  se les supervise de forma total en todo lo que hagan con los dispositivos y como padres educarles en su buen uso.

De 6 a 9 años

En esta franja de edad realizan sus primeros pasos por internet. Es importante que sigamos supervisando sus actividades en la red utilizando todas las herramientas que tengamos a nuestra disposición.

De 10 a 13 años

En edades comprendidas entre 10 y 13 años, los menores comienzan con el uso de las redes sociales, juegos en línea y móviles. Por lo que, los menores tienen que estar concienciados de los riesgos que existen con las redes sociales así como con su identidad digital.

Por ello, el papel de la familia nuevamente es algo fundamental.

Mayores de 14 años

Dada la edad que presentan, va a ser más difícil que como padres mediemos las actividades que realizan con las nuevas tecnologías.

Por ello es importante que tengamos una actitud relajada y confiar en que van a hacer un buen uso.

Recomendaciones para padres y educadores

Como padres y educadores es necesario que tengamos en mente siempre que tengamos un menor en casa que use las nuevas tecnologías las siguientes recomendaciones:

  • La información que publicamos en internet es difícil borrar completamente, con lo que podemos crearnos una identidad digital inadecuada de nosotros mismos.
  • Dado que los dispositivos son utilizados por menores, es importante tenerlos en un lugar que sea frecuentado, con el objetivo de ver lo que hace independientemente de que utilicemos programas para controlar el uso que hacen de ellos.
  • Es importante, para hacer su uso más seguro, que utilicemos contraseñas seguras así como que nuestros equipos dispongan de antivirus y cortafuegos. Podemos hacer un símil de esto en el mundo real, cuando un niño sale a jugar con la bicicleta lleva casco, rodilleras etc.
  • Como padres tenemos que vigilar a qué juega nuestro hijo o qué es lo que hace con estos dispositivos. No con el fin de regañarles o prohibirles su uso, sino para orientarle en su buen uso y avisarle de los posibles riesgos.
  • Usar sistemas de control parental. Si nuestro hijo es menor de edad, es importante que además de hablar con ellos para explicarle el buen uso de estos aparatos nos planteemos utilizar este tipo de herramientas para reforzar ese buen uso.
  • Si los dispositivos que utiliza nuestro hijo/a tiene webcam, es importante que la mantengamos tapada con algún material ya que existen programas que te permiten hackearla y podrían realizar fotos de éste, entre otros peligros (Junta Castilla y León, 2016).

Conclusión

La incorporación de las nuevas tecnologías a la vida cotidiana, ha supuesto un cambio considerable en el desempeño de los roles de padres y madres.

Por ello, es importante que tengamos conocimientos de éstas para poder orientar y asesorar a nuestros hijos en su buen uso.

Es importante que conozcamos la diversidad de herramientas que existen para ayudarnos a hacer este trabajo correctamente, pero es más importante aún que conozcamos páginas que nos mantengan actualizados y nos orienten sobre cómo hacerlo.

Referencias

  1. Bernardes, F. (S/F). Niños online: riesgos, oportunidades y control parental.
  2. García, B. C., & de Ayala López, M. C. L. (2013). Los padres ante el uso de Internet y redes sociales por menores: control y Protección. In La sociedad ruido: entre el dato y el grito: actas (pp. 102-103). Sociedad Latina de Comunicación Social.
  3. Hargittai, E. (2010). Digital na (t) ives? Variation in internet skills and uses among members of the “net generation”. Sociological inquiry, 80(1), 92-113.
  4. Junta de Castilla y León (2016). Programa CyL: Medidas de Control y Mediación Parental para padres, madres y educadores. Seminario Online. 
  5. Larrañaga, M. S. G., del Río, M. Á. C., Fernández, G. M., & Garnacho, C. G. (2013). Las madres y padres, los menores e Internet. Estrategias de mediación parental en España. Doxa Comunicación: revista interdisciplinar de estudios de comunicación y ciencias sociales, (17), 99-117.
  6. Lorenzo, M. A., Lopez, M. J. R., Curra, S. P., & Gutierrez, E. R. La regulación de los padres y madres sobre el uso de internet de sus hijos e hijas.
  7. Martínez de Morentin de Goñi, J. I., & Medrano Samaniego, C. (2012). La mediacion parental y el uso de internet. Revista INFAD.
  8. Negre, J. S., Forgas, R. C., & López, M. M. (2010). Menores y acceso a internet en el hogar: las normas familiares. Comunicar: Revista científica iberoamericana de comunicación y educación, (34), 135-143.
  9. S. Livingstone y H. Helsper (2008): “Parental Mediation of Children´s Internet UE”, en Journal of Broadcasting & electronic Media, 52 (4): páginas 581-599.
  10. Sánchez, F. J. S., & Senra, J. M. (2009). Actitud y mediación de la familia hacia la exposición a Internet de los niños y adolescentes: Un enfoque de marketing.Esic market, (133), 161-189.
COMPARTIR
Graduada en Pedagogía por la Universidad de Sevilla y estudiante el Máster en Psicología de la Educación. Avances en Intervención Psicoeducativas y Necesidades Educativas Especiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here