15 Cosas Increíbles para Hacer con tu Pareja (Con o Sin $)

En este artículo te propongo 15 cosas para hacer con tu pareja, con los que intentaré sorprendente y sobre todo convencerte de que los lleves a cabo. Desde proposiciones tranquilas en una cafetería a llevar a cabo actividades de deporte extremo para los amantes más locos.

¿Cansados de hacer siempre las mismas actividades en pareja? ¿Pocos creativos a la hora de descubrir nuevas maneras de pasar el tiempo juntos? ¿Os gustaría vivir nuevas aventuras y no sabéis cómo ni dónde?

cosas que hacer con tu pareja

Afortunadamente, la oferta cultural y de ocio es muy amplia en casi cualquier parte del mundo. Tan solo hay que tener un poco de imaginación y ganas de pasar un rato increíble con tu chico,chica, amigo, amiga o simplemente acompañante ideal.

También te puede interesar esta lista con lugares románticos a los que viajar.

1- Degustad una tarta Sacher en Viena

Sírvase este plan como excusa para conocer una de las ciudades más bellas e imponentes del mundo. Visitad el Café Sacher y pedíos su más famosa tarta, cuya receta sigue siendo un secreto desde que en 1832 viera luz de la mano del chef Franz Sacher.

La primera persona que tuvo el honor de probar este rico postre fue el príncipe Klemens Wenzel von Metternich y desde entonces miles y miles de personas han disfrutado de esta tarta casera.

Sentaos, dejaos envolved por el aura de distinción del café y sentíos por un momento como los nobles, reyes y princesas de la época imperial austriaca.

2- Tarde de Boxing day

El cliché de que el fútbol solo gusta a los hombres se está acabando poco a poco afortunadamente. Asistir a un encuentro en pareja puede ser un gran plan para fortalecer más los sentimientos entre ambos, ¡aunque no seáis del mismo club!

Mi recomendación es que viajéis a Inglaterra, cuna del fútbol moderno, en Navidad. El motivo es que durante esas fechas se disputa la famosa jornada de boxing day, donde los partidos adquieren un cariz más familiar y divertido.

Podréis disfrutar tanto de ver a algunos de los mejores equipos del mundo como de reíros, cantar y gritar junto a niños o personas disfrazadas de Papá Noel o de reno. Un espectáculo dentro y fuera de la cancha.

3- Encontrar la joya de la playa de Benagil

La zona del Algarve portugués, al sur del país, representa un paraíso para los turistas que  busquen sol y playas impresionantes. Sería difícil resaltar alguna por encima de otra, pero te hablaré de una con la que viviréis una experiencia en pareja inolvidable.

Situada junto a Carvoveiro, encontramos la playa de Benagil, una pequeña cala costera que posee una joyita de la naturaleza. Se trata de una cueva con playita propia y con un gran óculo central por el que entra luz suficiente para iluminar todo.

Lo más sorprendente de esto es que para llegar a este precioso escondrijo es necesario ir nadando o en barquita. Pero no preocuparos, el recorrido es cortito y las aguas son muy tranquilas.

El único pero son las bajas temperaturas a las que están las aguas en esa parte del Atlántico, detalle que sin duda os parecerá una tontería cuando lleguéis a vuestro maravilloso destino.

4- Sobrevuela Teotihuacán 

La ciudad prehispánica de México recoge una serie de monumentos arqueológicos que han sido catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Entonces, ¿qué mejor manera que verlos a vista de pájaro?

Los vuelos aerostáticos están viviendo un ‘boom’ desde hace unos años para acá y son muchas las parejas que lo toman como una buena opción para celebrar sus cumpleaños, aniversarios, pedidas de mano o simplemente para disfrutar de un día romántico.

Sentíos auténticos reyes del cielo y disfrutad de un paseo en globo mientras tenéis a vuestros pies la Pirámide de la Luna o la calzada de los Muertos.

5- Ver una película en el cine Doré

Seguro que ir al cine es de los planes más socorridos que has llevado a cabo con tu pareja, pero nunca lo vivirás de manera tan especial si visitas este cine de principios del siglo XX.

Situado en Madrid, se utiliza como sala de exhibiciones de la Filmoteca Española, además de otros eventos culturales y de divulgación. Construido en 1912, este precioso edificio todavía conserva la fachada original y la sala principal, denominado Salón Doré.

Las proyecciones son muy variadas (cine  español, cine extranjero, cine mudo, documentales…) y se caracteriza por mantener la versión original subtitulada. ¿Lo mejor? Su precio, el cual no supera los 2,50 euros.

6- Sentíos protagonistas de un cuento en Alsacia

Alsacia es una planicie que hace frontera entre Francia y Alemania. Rodeada por un valle montañoso junto a la Selva Negra, lo más característico de la región son los pequeños pueblecitos y aldeas que parecen la ubicación de un cuento de hadas.

Aunque cualquiera de ello son dignos de mención, destacaremos Colmar y su brisa medieval que se convierte en algo mágico cuando llega la Navidad.

Los miles de detalles decorativos, luces, mercadillos de dulces y sobre todo los edificios y monumentos nevados, son razón de peso para disfrutar de posiblemente el paseo más encantador que puedas llevar a cabo con tu pareja.

7- Saltar en bungee en Corinth

¿Cuál de los dos es más aventurero? Espero que ambos, porque este plan está pensado para gente muy valiente y con ganas de sentir correr la adrenalina por todo su cuerpo.

Conocida también como puenting, esta actividad consiste en tirarte desde una altura a cientos de metros con una cuerda elástica situada al cuerpo para mantenerte en el aire.

Existen muchos sitios en el mundo especializados en el puenting, pero pocos son tan increíbles como el que ofrece Corinth (Grecia), un bello canal de aguas de color azul turquesas separados por dos muros de tierra firme.

Con este deporte extremo conseguiréis sentiros más vivos, tanto en lo personal como en pareja, si lo hacéis juntos.

8- Visitar el Museo Erótico de Barcelona

Para los amantes del arte, encontrar una pareja que tenga la misma inquietud cultural supone todo un gozo por el vínculo de conexión que se establece.

Es fácil acceder a los mejores museos del mundo y valorar la obra de tus artistas favoritos pero, ¿y si le damos una vuelta a la tortilla y además le añadimos un poco de picante?

Para ello te recomiendo visitar el Museo Erótico de Barcelona, sitio muy divertido y que os ayudará a descubrir una nueva visión no solo del sexo y el erotismo, sino de otras culturas y sociedades.

Por solo 9 euros podrás disfrutar de preciosas estampas, esculturas, películas y un sinfín de obras muy peculiares e interesantes. ¿Quién aguantará más de los dos sin soltar una risita nerviosa?

9- Refrescaros con un helado junto al Panteón de Agripa

Suena muy tópico y lo es, pero es posiblemente una de las actividades más entretenidas que se pueden hacer en la città eterna.

Mi recomendación es dirigirte a Giolitti, una de las heladerías más famosas, pediros un helado o batido casero con vuestro sabor favorito y recorrer el pequeño trayecto que hay hasta el Panteón.

Una vez allí, sentaos en la plaza y dejad pasad las horas mientras miles de turistas, vendedores ambulantes,  carabineros y algún coche de caballo, pasen por delante vuestra y del bello templo romano.

10- Saltad y cantad en el festival de Coachella

Aunque existe el dicho de que a los festivales es mejor ir con amigos, lo cierto es que si ambos sabéis disfrutar de la buena música y tenéis un ritmo de juerga parecido, no solo no debe haber ningún tipo de problema, sino que os lo pasaréis hasta mejor.

Son muchos los eventos musicales que se ofrecen alrededor del mundo, pero quizás el de Coachella Valley, celebrado a finales de Abril en California (Estados Unidos) sea el más especial para ir con tu chico o chica.

En él podréis disfrutar de música para todos los gustos (electrónica, hip hop, rock alternativo, etc.), diferentes espectáculos, escenarios increíbles y atracciones populares para hacer más completa la experiencia.

El ambiente es agradable, donde impera la filosofía hippie de los 70 sin ningún tipo de altercado y donde además puede que os encontréis con alguna que otra celebridad.

11- Alcanzad la mayor relajación en Córdoba

La ciudad andaluza, capital de califato durante el reinado de Abderramán I durante la época dorada de Al-Andalus, dejó un legado que se ve representado en la Mezquita, zocos y baños árabes que hay por la ciudad.

Precisamente estos últimos, conocidos también como hammam, son unos de mis sitios favoritos a la hora de ir con mi pareja.  En mi caso destacaría el Hamman Al Andalus, cuyas instalaciones son originarias de la época musulmana.

Dejarse llevar por las aguas a distinta temperatura, el silencio, el vapor, los masajes y las distintas técnicas de relajación, adquieren un matiz más especial si alcanzas la conexión con tu acompañante.

12- Picnic junto al lago Thun

La ciudad de Interlaken (Suiza) se encuentra situada entre dos lagos – de ahí su nombre – y un entorno natural de montañas que lo convierten en una de las joyas más desconocidas de Europa.

Para los amantes del senderismo, esta región es perfecta y permite una serie de rutas preciosas. En mi caso, os recomiendo acercaros al lago Thun para disfrutad de un paisaje inigualable mientras tomáis unos aperitivos o una rica merienda. Recordad que estáis en Suiza, maestros elaboradores del chocolate.

Si sois más atrevidos y el tiempo acompaña, no dudéis en introduciros en el agua del lago y romped con vuestros juegos o ahogaillas el reflejo de las montañas circundantes.

13- Ruta por la carretera del Atlántico

Para muchas personas, no existe mejor en plan en su vida que el de tomar un volante y hacer kilómetros y kilómetros con o sin rumbo fijo. Entre sus beneficios está el de poder viajar y descubrir hermosos paisajes o encuentros.

Si sois una pareja entregada al motor y vuestras expectativas solo se cumplen a bordo de un coche, moto, caravana o cualquier otro automóvil, no dejéis pasar la oportunidad de recorrer la Carretera del Atlántico.

Inaugurada en 1989, esta construcción que recorre Noruega ofrece tramos de carreteras con divertidos zigzags, vistas a fiordos y montañas, puentes que sobresalen por encima del mar o lagos y por supuesto miradores panorámicos hacia el Océano Atlántico.

14- Asistir a una sala de juegos de enigmas

Plan no recomendado para claustrofóbicos. El “Escape Room”, que es como es más conocido más popularmente este juego, consiste en intentar salir de una habitación o piso a través de una serie de pistas que requieren de mucha imaginación y concentración.

Aunque lo ideal es que se desarrolle en conjunto, con amplios grupos de personas, también existe la posibilidad de hacerlo en pareja. Su dificultad será mayor, pero si sacáis lo mejor de tu mente y la de tu acompañante y aprendéis a coordinaros, no solo obtendréis el premio de haber superado el juego, sino la sensación de haber conseguido conectar un poco más en vuestras vidas.

Si el inglés no os supone un problema, es muy recomendable el situado en Londres, denominado ‘1984’ y ambientado en la novela de George Orwell.

15- Ver el amanecer en cualquier lugar del mundo

Puede parecer un clásico e incluso ñoño, pero ver un nuevo día junto a tu pareja desde que salen los primeros rayos de sol es algo que todos debemos vivir con la persona que queremos pasar el mayor tiempo de nuestra vida.

Lo cierto es que si buscas en google ‘los amaneceres más bellos’, encontrarás miles de resultados con sitios tan increíbles como los que te descrito anteriormente. Sin embargo, los condicionantes para estar juntos y despiertos a primera hora de la mañana no deben ser forzados o planificados.

Mantenerte despierto toda la noche, con unas cervezas o unas copas y hablando, riendo o abriéndoos por completo, solo puede tener mejor final que un amanecer. Y te aseguro que la sensación será la misma, ya sea en la Riviera o en un banco de la plaza de tu barrio.

COMPARTIR

Graduado en Periodismo. No soy titulado en ortopedia pero se hacer una férula, no soy dietista pero se cuantas calorías tienen los dátiles, no soy psicólogo pero seguro que en Lifeder me curaré de esta locura por el periodismo sanitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here