Coulrofobia (Fobia a los Payasos): Síntomas, Causas y Tratamientos

La coulrofobia es la fobia a los payasos y los mimos. Se trata de un miedo irracional y exagerado que afecta principalmente a los niños, aunque también puede darse en adolescentes y adultos.

El término coulrofobia no aparece en la CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud ni en la categorización de los trastornos de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM V).

fobia a los payasos

Los disfraces de payaso tienden a exagerar las características faciales y algunas partes del cuerpo, como las manos y los pies y las narices. Esto se puede ver como algo monstruoso o deformado.

La pintura y nariz en la cara de un payaso pueden alterar la apariencia de una persona tanto que parece inquietante y poco realista como para ser agradable.

Según el profesor de psicología Joseph Durwin en la Universidad Estatal de California, Northridge, los niños pequeños son “muy reactivos un cuerpo familiar con un rostro desconocido”.

Esta relacionado con el fenómeno por el cual las cosas que parecen humanas, pero tienen cosas distintas son increíblemente inquietantes. Parece ser un reflejo desarrollado durante la evolución.

Causas de la coulrofobia o miedo a los payasos

Probablemente hay varios factores que influyen para que muchos niños y también algunos adultos sientan esta importante aversión hacia los payasos.

Los más importantes son los siguientes:

  • Malas experiencias en el pasado. Si le temes a los payasos tal vez uno te asustó cuando eras muy pequeña o miraste una película de terror donde había un payaso malvado, que te impresionó mucho.

  • Maquillaje extraño. A muchos niños les da miedo el maquillaje extravagante de los payasos, con sus grandes bocas y narices rojas, porque bajo tanta pintura las
    verdaderas facciones del rostro quedan escondidas. Los niños pequeños sienten miedo de las personas o personajes a los que no se les puede ver bien la cara.

  • Cuerpo deforme. En general, los payasos usan guantes y zapatos enormes, grandes gorros y otros accesorios que deforman las proporciones de su cuerpo. Esto atemoriza a algunos niños.

  • Películas de terror protagonizadas por payasos. Desde los años 80 hasta nuestros días, han surgido muchísimas películas donde los payasos son malvados asesinos de niños y adultos. Esto también ha contribuido a que haya más casos de coulrofobia.

El miedo a los payasos suele instalarse en la primera infancia, generalmente en torno a los dos años, pues en esta etapa los niños temen a las personas a las que no se les ve el rostro.

Esta idea tiene aún más sentido si se tiene en cuenta el concepto “valle inquietante”, descrito por Freud. Según este concepto, cuando una imagen está distorsionada pero aún es reconocible, se siente inquietud, miedo.

Esto sucede con el rostro del payaso: está distorsionada, aunque aún es posible reconocer un rostro bajo el maquillaje. De todos modos, la cara del payaso es lo suficientemente extraña o anormal como para asustar, especialmente a los niños.

Además, a estas edades tan tempranas, los niños tampoco diferencian bien la realidad de la fantasía, lo que favorece la aparición de miedos irracionales.

Si el miedo a los payasos no se resuelve con el tiempo y permanece en la edad adulta, éste puede transformarse en coulrofobia, una fobia que si bien no se encuentra en el Manual de Diagnóstico de Desórdenes Mentales, afecta a muchas personas.

El miedo de los niños a los payasos es común

A pesar de que el payaso supuestamente representa la alegría y el entretenimiento, varios estudios han mostrado que en realidad muchos niños, si no la mayoría, les temen a estos personajes.

Según un profesor de psicología en la Universidad de Northridge, los niños pequeños temen cuando ven un cuerpo familiar con una cara extraña, como es el caso de los payasos. Las investigaciones indican que ésta podría ser una de las principales causas de coulrofobia.

La Universidad de Sheffield llevó a cabo una encuesta por medio de la cual se preguntaba la opinión de los niños respecto de la decoración para un hospital. Muchos de esos niños dijeron que no le gustaba la decoración con payasos.

Los investigadores concluyeron que a la mayoría de los niños les desagradan los payasos. Sin embargo, también hay que decir que otros estudios realizados en niños hospitalizados por infecciones respiratorias, se encontró que la visita de los payasos reduce la ansiedad y mejora la eficacia de las terapias aplicadas.

Payasos desgraciados y payasos asesinos, otro posible origen de la coulrofobia

El primer payaso de estilo moderno fue un entretenedor británico que vivió al comienzo del siglo XIX, y se llamaba Joey Grimaldi.

Joseph Grimaldi

Maquillaba su cara de color blanco, en sus mejillas dos grandes manchas rojas y exageraba sus rasgos faciales mediante las pinturas.

Grimaldi era conocido por todos, una celebridad, y por eso la gente sabía de su triste historia de vida, disimulada tras sus graciosos shows.

La esposa de Grimaldi murió en el parto de su primer hijo, el cual fue alcohólico toda su vida y murió cuando tenía solo 30 años.

Los esfuerzos que Grimaldi realizaba en sus espectáculos pronto enfermaron sus articulaciones, las cuales de dolían mucho, y también tenía problemas respiratorios.

Este es un ejemplo de cómo una vida desgraciada puede ocultarse bajo la máscara graciosa y las pantomimas de un payaso.

Cuando no estaba actuando, Grimaldi era extremadamente melancólico, pues también tenía depresión.

Este primer payaso murió en la ruina, en el año 1837, y Charles Dickens se encargó de escribir sus memorias.

Pero la historia que Dickens escribió era mucho más terrorífica aún, y las personas comenzaron a relacionar la profesión de payaso con historias trágicas gracias a ese libro, que se llamó The Pickwick Papers (Los papeles póstumos del Club Pickwick).

Otro personaje con una oscura historia fue el mimo Jean-Gaspard Deburau, un hombre francés que cuando vestía de mimo se hacía llamar Pierrot.

Jean-Gaspard Deburau

La historia cuenta que Pierrot mató a un niño una vez, golpeándolo con su bastón. Deburau fue absuelto de responsabilidad, pero se cree que atacó al chico porque le gritaba insultos en público.

Pero la peor pesadilla para alguien con terror a los payasos, se volvió realidad con la historia de John Wayne Gacy, conocido como “Pogo”, el payaso asesino.

Gacy no era payaso por tiempo completo, pero representaba a Pogo en fiestas de niños y beneficios en Chicago. Al mismo tiempo Gacy también era violador y asesino serial, y mató al menos a 33 hombres jóvenes entre 1972 y 1978.

SANYO DIGITAL CAMERA

Es muy difícil concebir que alguien con estas características puede estar mañana animando el cumpleaños de tu hijo… a menos que tengas coulrofobia, la cual en este caso estaría más que justificada.

Payasos macabros en las películas

Otro factor que seguramente ha influido para que muchas personas adultas teman u odien a los payasos, son ciertas películas o series de televisión en las que han aparecido personajes tenebrosos, que se visten de payaso.

El payaso de Poltergeist

payaso poltergeist

En 1982, la película Poltergeist también contribuyó a la mala fama de los payasos con una escena en la que un payaso de juguete repentinamente cobra vida y empuja a un niño debajo de su cama.

Pennywise

it stephen king

Stephen King fue el creador de Pennywise, un espíritu maligno que toma la forma de payaso y atormenta la vida de varios chicos, en su novela terrorífica llamada “It”, (Eso), publicada en 1986.

Poco tiempo después, en 1990, se grabó una película basada en el libro y también se realizó una serie televisiva en la cual el actor Tim Curry representaba a Pennywise, quien se tornó un personaje bastante popular.

Payasos asesinos extraterrestres

Killer Klowns from Outer Space

Killer Klowns from Outer Space (payasos asesinos del espacio exterior) es una película caricaturesca dirigida por Stephen Chiodo, en la que unos payasos extraterrestres llegan a la Tierra para aterrorizar a los habitantes de un pequeño pueblo.

El payaso Stitches

Stitches payaso

Stitches es un payaso realmente muy malo, pero no malvado, sólo es malo entreteniendo a los niños. Éstos abusan de él, y por eso Stitches tiene un comportamiento grosero. En realidad, odia a los niños.

En una fiesta, mientras Stitches hace un acto de magia, los niños atan los cordones de sus zapatos entre sí, haciendo que el payaso caiga accidentalmente sobre un cuchillo y muera.

Años más tarde, cuando éstos chicos crecen, Stitches regresa de su tumba buscando la venganza. Toda esta historia es el argumento central de una película irlandesa de humor muy negro, lanzada en 2012.

Estas influencias culturales sin duda alguna favorecieron la aparición de casos de coulrofobia.

Míralo de esta manera:

Así como la película “Tiburón” causó miedo a nadar en el océano en muchas personas, el payaso Pennywise de la novela de King provocó mucho miedo a los payasos.

Los payasos profesionales opinan que estos payasos asesinos ficticios les han causado mucho daño a la imagen de la profesión. A mediados de la década pasada este tema era tratado en las convenciones de payasos, quienes se lamentaban de esta situación.

También hay quienes piensan que la mala fama de los payasos continúa hoy en día. Se cree que la imagen del payaso aterrador será dominante. En la actualidad continúan apareciendo payasos de mala fama en series y películas, como Krusty en Los Simpson o el Joker en Batman.

Al parecer será difícil que los artistas payasos puedan revertir esta situación que determinados personajes siniestros, reales y ficticios, han ayudado a crear.

Tratamiento para la coulrofobia

La fobia a los payasos puede tratarse al igual que otras fobias: con exposición gradual y terapia cognitiva conductual para eliminar los miedos irracionales y dominar la ansiedad.

Dentro de las terapias alternativas para la coulrofiba también se puede incluir la hipnosis, programación neuro-lingüística y la psicología energética.

Afortunadamente la coulrofobia no afecta a la vida cotidiana de las personas, en la mayoría de los casos. De todas maneras, si evitas ir al circo o temes las fiestas de cumpleaños infantiles debido a la probable presencia de payasos, estas son las terapias a las que puedes recurrir:

  • Desensibilización gradual. Con la ayuda de un terapeuta profesional, te expondrás gradualmente al objeto de tu fobia, en este caso, los payasos. De esta manera, poco a poco, lograrás controlar la ansiedad que te provoca su presencia.

  • Terapia cognitiva conductual. Esta terapia puede incluir la exposición gradual, pero además, el terapeuta también intentará desterrar los miedos irracionales y brindarte
    herramientas para que puedas cambiar tus pensamientos negativos y sin fundamento por pensamientos racionales positivos.

  • Hipnosis. Es una técnica que permite reprogramar tu subconsciente y de esta manera eliminar el miedo.

  • Programación Neuro-Lingüística (PNL). Básicamente, la programación neurolingüística es una técnica que permite reconstruir tu realidad para minimizar o eliminar la coulrofobia u otros miedos.

  • Psicoterapia energética. Se trata de una novedosa técnica que podría definirse como acupuntura sin agujas (se utilizan golpecitos) que restaura el fluir natural de la energía de tu cuerpo y de esta manera, te ayuda a sanar emocionalmente también.

Curiosidades sobre la coulrofobia

Bestival es un conocido festival de música que se lleva a cabo anualmente en la isla de Wight, Inglaterra. Por lo general, los organizadores proponen algún tipo de código de vestimenta para el festival, como si fuera una fiesta de disfraces.

Para el año 2006 se pensaba organizar una fiesta donde todos estuvieran vestidos de clowns, pero esta debió ser suspendida debido a la gran cantidad de llamadas que se recibieron por parte de personas con coulrofobia.

¿Sabías que hay una página de Facebook que se llama “I hate clowns” (odio a los payasos), que tiene más de 400 mil “me gusta”? Sin duda alguna, hay muchas más personas con fobia a los payasos de la que creemos.

Se cree que Stephen King, quien escribió la novela “It” que se menciona más arriba, se inspiró en su propia fobia a los payasos para dar vida a Pennywise, el espíritu maligno.

Como ves, la coulrofobia es un miedo muy común, que puede ser causado por diversos factores. Afecta a muchísimos niños y también puede estar presente en adultos.

Si quieres superar tu miedo a los payasos, consulta con un profesional que te ayude a seguir el mejor tratamiento para ti.

DEJA UNA RESPUESTA