¿Quiénes eran los criollos? Situación política, económica y social

Los criollos fueron, en la época colonial, aquellas personas descendientes de europeos nacidas y criadas en América. La clase criolla es conocida por haber liderado los movimientos independentistas de la América española en el siglo XIX.

Se diferenciaban de los blancos –o españoles- peninsulares en que éstos eran personas nacidas en España, mientras que ellos sólo contaban con ascendencia directa española.

familia de criollos
Una familia mexicana colonial de clase alta de ascendencia española (conocida como Criollos) en la Ciudad de México, Nueva España, 1730.

A lo largo de la época colonial, los criollos se identificaron más con los intereses americanos que con los de la hegemonía europea.

Esto fue así debido a que como grupo social experimentaron discriminaciones de parte de la Corona española y sus autoridades, y tuvieron una fuerte rivalidad con los peninsulares en las disputas por el poder político y económico de la colonia.

Todos estos factores unidos hicieron que los criollos pasaran a representar ideas y proyectos en favor de los intereses locales y americanistas, que terminarían configurándose como movimientos independentistas.

Ser criollo en la colonia constituyó izar una bandera según la cual se defendían intereses políticos, institucionales y económicos indianos frente a las medidas tomadas por la Corona que tendieran a favorecer a los peninsulares, lo cual terminó influyendo decisivamente en el desarrollo histórico independentista de las colonias españolas en el siglo XIX. 

Población criolla en las colonias

Posterior al período inicial de conquista y establecimiento de las primeras ciudades, se inició la migración de numerosos españoles a América.

Entre los siglos XVI y XVIII, alrededor de 800.000 españoles emigraron al Nuevo Mundo. Aun así, sus descendientes fueron un sector minoritario dentro de las colonias.

A principios del siglo XVII, los censos realizados muestran que los criollos y los peninsulares, considerados dentro de un solo grupo social, representaban apenas el 9,5% de la población.

La ascendencia de la mayor parte de los criollos fueron españoles del pueblo promedio -como campesinos, artesanos y comerciantes- que desde su llegada a América tuvieron que asumir, sin ayuda de la corona, todos los riesgos y gastos que implicó comenzar a labrar una vida desde el inicio.

Situación política y económica de la clase criolla

Los criollos se dedicaron a actividades económicas muy variadas. Abarcaron desde ocupaciones artesanales de baja y alta categoría, hasta ser propietarios de grandes territorios y comercios.

Por ello, en la colonia podían encontrarse casos de criollos pobres y de clase económica media, pero fueron mayormente conocidos los casos en los que alcanzaron posiciones económicas de importancia que les valieron poder de influencia dentro de las relaciones sociales de la época.

Por otra parte, los criollos también tuvieron acceso a la educación en todos sus niveles, razón por la cual eran una clase instruida que también estuvo conformada por profesionales de distintas áreas.

Hasta mediados del siglo XVIII, ocupaban cargos dentro de la administración pública local de los poblados a los que pertenecían, de manera que por esta vía también tenían influencia en las decisiones políticas, y a través de ella también defendían sus intereses.

Sin embargo, a partir de mediados del siglo XVIII esta situación cambiaría. La Corona española, específicamente a partir de las reformas borbónicas, aplicó una serie de cambios en las instituciones coloniales según los cuales los criollos quedaron completamente desplazados de los cargos políticos y religiosos más importantes. Dichos cargos pasaron a ser asignados únicamente a españoles peninsulares.

De igual modo, a partir de este momento, muchas decisiones políticas y económicas de las autoridades afectaron y menoscabaron sus intereses.

Algunas de estas decisiones fueron la aplicación de nuevos impuestos, limitaciones y regulaciones en el libre ejercicio del comercio, la agricultura, la industria, la explotación de recursos naturales y de esclavos, y la implantación de monopolios estatales.

Identidad “americanista” y “anti-española”

Un rasgo que definió a los criollos como clase social, y que al mismo tiempo los diferenció y antepuso a los peninsulares fue su interés por la defensa de los intereses del territorio americano ante España. Más que haber nacido en América, era su interés por lo local lo que los diferenciaba.

Para los criollos, que sus familias hubiesen trabajado y ayudado a construir las colonias americanas por su propia cuenta, sin ayuda de la corona, los hacía merecedores de ser incluidos en el gobierno y el manejo de los asuntos de América.

Por lo tanto, como consecuencia de los desencuentros con la corona española por las razones antes mencionadas, en los criollos se generó un fuerte sentimiento de descontento, pues estaban convencidos de que estas limitaciones impuestas eran injustas, y que la razón estaba de su lado.

Los españoles comenzaron a ser considerados como “intrusos” que se mantenían ajenos a la lógica de la vida en América, y que gobernando virtualmente desde miles de kilómetros de distancia, sólo se aprovechaban del trabajo de los americanos.

Surgió, de ese modo, un sentimiento más “americano” en la clase criolla, que europeo. La gestación de las ideas y movimientos independentistas en América, si bien respondió a la unión de numerosos factores que no son del interés de este artículo, sí estuvo influida por la situación de la clase criolla dentro de la colonia, y por la relación antagónica entre ellos y las autoridades.

Gracias a ese sentimiento, unido a la influencia de la Revolución Americana, la Revolución Francesa y a las ideas de la Ilustración, que se desarrolló una conciencia de clase que derivó en todo un movimiento de patriotismo que llevó a la conformación de proyectos independentistas en América, liderados principalmente por la clase criolla.

Conclusión

En conclusión, puede decirse que los criollos conformaron una de las clases dominantes de la América colonial gracias al poder económico y a la influencia política que alcanzaron.

Fueron americanos que contaron con gran cantidad de recursos económicos y un nivel alto de educación, lo cual los diferenció del resto de clases sociales.

Sin embargo, a pesar de ser descendientes directos de españoles, fueron paulatinamente excluidos del cuadro político colonial, y afectados por las constantes decisiones europeas, razón por la cual desarrollaron una identidad que se identificó en mayor medida con el pueblo americano que con el europeo.

Fue de este modo que terminaron conformándose en un grupo defensor de los intereses americanos, los cuales consideraban como propios.

Todo ello determinó que, su sentimiento patriota, conjugado a distintos factores políticos y culturales, tuviera un papel determinante en la independencia de los países latinoamericanos.

Fuentes

  1. GARAVAGLIA, J. & GROSSO, J. (1994). Criollos, mestizos e indios: etnias y clases sociales en México colonial a fines del siglo XVIII [en línea]. Consultado el 14 de julio de 2017 en la World Wide Web: secuencia.mora.edu.mx
  2. ACOSTA, A. (1984). Sobre criollos y criollismo [en línea]. Consultado el 15 de julio de 2017 en la World Wide Web: revistaandinacbc.com
  3. STRAKA, T. (2004). Sobre la conciencia de los criollos [en línea]. Consultado el 15 de julio de 2017 en la World Wide Web: servicio.bc.uc.edu.ve
  4. FRIEDE, J. (1960). Los gérmenes de la Independencia y el Origen del Criollismo [en línea]. Consultado el 16 de julio de 2017 en la World Wide Web: revistas.unal.edu.co
  5. Wikipedia The Free Encyclopedia. Consultado el 14 de julio de 2017 en la World Wide Web: wikipedia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here