Cronofobia: Síntomas, Causas y Tratamiento

La cronofobia es un tipo de fobia específica en la que el elemento temido es el paso del tiempo. Las personas con esta alteración presentan un temor irracional, excesivo e incontrolable hacia el paso del tiempo.

Constituye un trastorno de ansiedad ya que el temor fóbico que experimentan las personas les origina elevadas respuestas de ansiedad.

cronofobia

Así mismo, la cronofobia puede resulta una alteración muy grave e incapacitante para la persona, ya que a diferencia de otro tipo de fobia, en la cronofobia la persona está en constante contacto con su elemento temido.

El tiempo pasa de forma permanente, por lo que el paso del tiempo es un concepto abstracto que la persona con cronofobia puede desarrollar en cualquier momento, independientemente de las características de la situación.

No obstante, suele ser habitual que las respuestas ansiosas y fóbicas de la cronofobia se acentúen en momentos específicos en los que el paso del tiempo se hace más notorio.

Por ejemplo, realizar comentarios como “qué rápido que pasa el tiempo” a una persona con cronofobia puede desembocar de forma inminente una respuesta de ansiedad.

Características

La cronofobia constituye un trastorno de ansiedad. Concretamente, hace referencia a un tipo poco común de fobia específica.

A diferencia de otros tipos de fobia específica donde el elemento temido resulta un objeto o una situación claramente identificable (por ejemplo la fobia a las arañas o la fobia a las alturas) el estímulo fóbico de la cronofobia resulta más ambiguo.

De hecho, las personas con cronofobia temen un concepto abstracto como es el paso del tiempo. El hecho de que los minutos, las horas, los días, los meses y los años pasen causa un elevado temor a las personas con cronofobia.

Como consecuencia del temor fóbico, la persona con cronofobia suele desarrollar un estado ansioso que se mantiene de forma más o menos permanente durante su día a día.

La persona con cronofobia no disfruta del paso del tiempo, sino que este le causa malestar. Por este motivo, los pensamientos acerca de este fenómeno suelen aparecer con frecuencia en los sujetos con cronofobia.

Así mismo, suele ser habitual que ciertos elementos o situaciones que ponen de manifiesto de forma más o menos explícita el paso del tiempo, desencadenen respuestas de ansiedad más intensas en los sujetos con cronofobia.

Estos elementos pueden variar en cada caso y de forma general se sustenta que cualquier estímulo que haga referencia al paso del tiempo puede desencadenar una sintomatología ansiosa intensa en la persona con cronofobia.

Síntomas

La sintomatología de la cronofobia se caracteriza por ser principalmente ansiosa. Esta aparece como consecuencia del temor fóbico del sujeto y resulta altamente desagradable.

Las respuestas de ansiedad de la cronofobia pueden darse en distintas situaciones. Debido a la ambigüedad del concepto “paso del tiempo” se sustenta que las manifestaciones ansiosas pueden aparecer en cualquier momento.

De hecho, cualquier estímulo que dispare la idea de “paso del tiempo” en la mente del sujeto tiene capacidad para producir las sensaciones de ansiedad típicas del trastorno.

Las manifestaciones más habituales suelen ser los síntomas físicos. El temor fóbico origina un incremento del sistema nervioso autónomo del cerebro que se traduce en una serie de modificaciones en el funcionamiento del organismo.

En este sentido, suele ser habitual que la persona con cronofobia experimente síntomas como:

  1. Incremento de la tasa cardíaca.
  2. Incremento de la tasa respiratoria.
  3. Sensaciones de ahogo.
  4. Tensión muscular.
  5. Sudoración corporal.
  6. Dilatación pupilar.
  7. Boca seca.
  8. Temblores corporales.
  9. Mareos, náuseas o vómitos.

Así mismo, los síntomas de la cronofobia se caracterizan por generar una serie de pensamientos irracionales y negativos acerca del paso del tiempo. Estos pensamientos se retroalimentan con los síntomas físicos para generar e incrementar el estado de ansiedad de la persona.

Diagnóstico

En la actualidad, la cronofobia cuenta con criterios diagnósticos bien establecidos que permiten determinar la presencia o la ausencia del trastorno. Los criterios que definen las cronofobia son:

  1. Miedo o ansiedad intensa provocados por la idea de “paso del tiempo” (elemento fóbico).
  1. El elemento fóbico casi siempre provoca miedo o ansiedad inmediata.
  1. El elemento fóbico se evita o resiste activamente con miedo o ansiedad intensa.
  1. El miedo o la ansiedad es desproporcionado al peligro real que plantea el elemento fóbico y al contexto sociocultural.
  1. El miedo, la ansiedad o la evitación es persistente, y dura típicamente seis o más meses.
  1. El miedo, la ansiedad o la evitación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  1. La alteración no se explica mejor por los síntomas de otro trastorno mental.

Causas

En la actualidad no existen datos específicos acerca de la etiología de la cronofobia. No obstante, se sustenta que sus causas podrían resultar semejantes a las del resto de fobias específicas.

En este sentido, las fobias pueden desarrollarse en respuesta a una situación o estímulos externos. La causa específica puede resultar difícil de identificar, pero de forma general, la vivencia de sucesos negativos relacionados con el paso del tiempo resulta el factor más potente para el desarrollo de cronofobia.

Por otro lado, ciertos autores apuntan a que en el caso de la cronofobia los factores genéticos y ciertos rasgos de personalidad ansiosa también podrían jugar un papel importante en el desarrollo de la alteración mental.

Tratamiento

Al ser un miedo específico asociado a un trastorno de ansiedad, la cronofobia se suele tratar de la misma manera que cualquier otro tipo de fobia específica. En este sentido, el tratamiento puede incluir tanto medicación (en los casos más graves) como psicoterapia (en la mayoría de casos).

Por lo que respecta a psicoterapia, la herramienta más utilizada en el caso de la cronofobia suele ser la terapia cognitiva. Corregir los pensamientos y las ideas acerca del paso del tiempo resulta fundamental para superar el temor fóbico de la patología.

Referencias

  1. Becker E, Rinck M, Tu¨ rke V, et al. Epidemiology of specific phobia types: findings from the Dresden Mental Health Study. Eur Psychiatry 2007;22:69–74.
  1. Craske MG, Barlow DH, Clark DM, et al. Specific (Simple) phobia. In: Widiger TA, Frances AJ, Pincus HA, Ross R, First MB, Davis WW, editors. DSM-IV Sourcebook, Vol 2. Washington, DC: American Psychiatric Press; 1996:473–506.
  1. DSM-IV-TR Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (2002). Barcelona: Masson.
  1. Obiols, J. (Ed.) (2008). Manual de Psicopatología General. Madrid: Biblioteca Nueva.
  1. Sadock, B. (2010) Kaplan & Sadock manual de bolsillo de psiquiatría clínica. (5ª Ed.) Barcelona: Wolters Kluwer.
COMPARTIR
Graduado en Psicología y Máster en Psicopatología Clínica del Adulto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here