Cultura Huarpa: Historia, Características y Declive

La cultura huarpa fue una civilización preincaica que habitó en algunas regiones de lo que conforma el Estado del Perú, específicamente zonas dentro del hoy denominado Departamento de Ayacucho, lugar en el que se ha encontrado la mayor cantidad de vestigios de esta cultura.

El nombre de esta civilización proviene del río Huarpa, cerca del cual desarrolló esta sociedad.

cultura huarpa manualidad

Se estima que la civilización huarpa habitó entre los años 200 y 550 d.C, cuando inicia su declive y eventual desaparición.

Las investigaciones alrededor de esta cultura es vinculada con una cultura posterior: la civilización Huari. La relación yace en los territorios comunes que ambas habitaron, y en las cualidades comunes de sus creaciones y vestigios.

Uno de los vestigios más importantes legados por la cultura huarpa para su investigación y análisis histórico han sido piezas de cerámicas decoradas y pintadas, las cuales han permitido reconocer los asentamientos como donde se encuentran como aldeas huarpa, y a partir de ahí profundizar en otros elementos característicos.

Uno de los mayores investigadores de la cultura huarpa ha sido el antropólogo y arqueólogo Luis Lumbreras, quien se ha encargado de vislumbrar muchos más detalles de la incógnita cultura Huarpa, así como de su relación con la posterior civilización Huari.

Características de la cultura huarpa

Es poco lo que se conoce de la cultura huarpa. Su legado, sumado a sus condiciones de vida, no ha podido ser tan visible o importante frente a otras civilizaciones peruanas como lo fue la nazca, por ejemplo.

Debido a las características geográficas de su entorno, tuvieron que enfrentar grandes dificultades naturales, permitiéndoles el desarrollo de sistemas que garantizaran su sustento.

Debido a que se asentaron en la sierra andina, la cultura huarpa debió ingeniárselas para desarrollar sistemas de riego que superaran la resistencia del suelo y las irregularidades de la superficie. Estos sistemas funcionaban mediante andenes que acumulaban el agua y la redistribuían.

Estos sistemas de ingeniería han sido considerados similares a los que otras culturas han implementado en otras regiones geográficamente accidentadas de la nación peruana.

A pesar de las dificultades, la civilización huarpa logró garantizar su existencia por al menos tres siglos, fundamentados en sus sistemas agrícolas y de riego.

La civilización huarpa no es considerada por los investigadores como una sociedad de carácter militar; sus relaciones con otras culturas se imitaban al intercambio comercial y cultural, y son pocos los registros que evidencien si llegaron a tener un comportamiento violento frente civilizaciones contemporáneas con ellos.

Ñawinpukyo, capital arqueológica huarpa

La colina de Ñawinpukyo es el sitio arqueológico que más vestigios ha arrojado acerca de la cultura huarpa, así como de las civilizaciones posteriores.

Ubicada en la cuenca del río Huarpa, Ñawinpukyo se mantiene hoy en día como una capital de restos aqrqueológicos que, aunque dañados y desplazados por fenómenos naturales a través de los años, sigue arrojando evidencias suficientes para continuar investigaciones.

Para la civilización huarpa, y para otras que habitaron el Valle de Ayacucho mucho antes de la aparición de los incas, un lugar como Ñawinpukyo sirvió como uno de los primeros ejemplos de veneración a deidades de las montañas, mediante ceremonias, rituales y ornamentos fabricados.

De aquí nace la importancia, no solo arqueológica en la actualidad, sino cosmológica y espiritual para aquel entonces.

A pesar de los daños que han recibido los vestigios de las culturas preincaicas en lugares como Ñawinpukyo, y de sus desplazamientos mediante corrientes y precipitaciones, su recolección ha podido evidenciar la influencia de la cultura huarpa en sociedades posteriores.

Cerámica huarpa

Los principales vestigios y manifestaciones de lo que fue la cultura huarpa se han encontrado principalmente en piezas de cerámica pigmentadas y ornamentadas, que han permitido dar pistas acerca de la cotidianidad de los asentamientos, sus tradiciones religiosas, y su relaciones y contactos con otras culturas.

Se dice que la presencia de ciertos pigmentos específicos en algunas piezas de cerámica huarpa son el resultado de la interacción y el intercambio con otras culturas pertenecientes a la región de Ica.

Se estima que tuvieron relaciones tan influyentes que terminarían por absorber mucho la cultura huarpa, siendo un factor de su desaparición.

El desarrollo de la cultura huarpa se evidencia de igual forma en la evolución de las técnicas de grabado sobre sus cerámicas.

El auge y presencia de la policromía en sus piezas permitió deducir su nivel de desarrollo hasta ese momento, en el cual las relaciones e intercambios comerciales eran más fructíferos, permitiendo el acceso a nuevos pigmentos.

Declive de la cultura huarpa

El final de la cultura huarpa se atribuye principalmente a intensos cambios climáticos que modificaron drásticamente los hábitos de vida y sustento que la civilización huarpa mantenía desde hacía años.

Aunque los procesos naturales son lentos, el aumento de su intensidad fue tal que la sociedad no pudo contrarrestarlos, llevando a deshabitar los asentamientos.

Los investigadores han encontrado otras razones, aparte de las meteorológicas, para aclarar la desaparición de la cultura huarpa:

  • El contacto cada vez más intenso con sociedades de mayor influencia en la costa Ica-Nasca, o con la cultura Tiahuanaco
  • El indetenible crecimiento poblacional, que en conjunto con los desplazamientos y cambios de ubicación, segmentaban la integridad.

Sumado a esto, la sobre explotación de la tierra, de por sí dificultosa, condujo al abandono de las actividades agrícolas propias de la sociedad huarpa.

La suma de todos estos factores no solo puso fin a la cultura huarpa, sino que también sirvió de gatillo para dar inicio a la cultura huari, la cual habitaría las mismas regiones por al menos tres siglos más.

La desaparición de la cultura huarpa se suma a la lista de civilizaciones que habitaron distintas regiones del Perú, y que comenzaron a sentar las bases culturales, militares, comerciales, religiosas y hasta de ingeniería para lo que sería el nacimiento de la civilización inca, una de las más representativas de la historia del Perú.

Al igual que la cultura huarpa, casi todas las sociedades indígenas debieron enfrentarse a grandes dificultades naturales en las sierras y valles del Perú.

Referencias

  1. Carré, J. E. (s.f.). EXPLORACIONES EN ÑAWINPUKIO, AYACUCHO. Arqueología y Sociedad, 47-67.
  2. Leoni, J. B. (2000). Reinvestigando Ñawinpukyo: Nuevos aportes al estudio de la cultura huarpa y del periodo intermedio temprano en el Valle de Ayacucho. Boletín de Arqueología, 631-640.
  3. Leoni, J. B. (2005). LA VENERACIÓN DE MONTAÑAS EN LOS ANDES PREINCAICOS: EL CASO DE ÑAWINPUKYO (AYACUCHO, PERÚ) EN EL PERÍODO INTERMEDIO TEMPRANO. Chungará, 151-164.
  4. Ossio, J. M. (1995). Los Indios del Perú. Quito: Ediciones MAPFRE.
  5. Valdez, L. M., & Vivanco, C. (1994). Arqueologia de la Cuenca del Qaracha, Ayacucho, Peru. Society for American Archaeology, 144-157.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here