30 Defectos de una Persona

Los defectos de una persona es algo de lo que nadie escapa y que, dependiendo de la actitud para combatirlos o convivir con ellos, pueden limitar o influir en muchos aspectos de la vida.

Envidia, codicia, cinismo, ira… Detallamos cada uno de ellos. ¿No soportas algunos de estos defectos? ¿Posees alguno?

1- Envidia

La envidia es querer lo que alguien tiene, debido al sentimiento de inferioridad hacia esa persona. La envidia es causada por una insatisfacción con la percepción o imagen que una persona tiene de sí misma. Esta insatisfacción también se llama baja autoestima.

La persona envidiosa cree que “si tuviera lo que no tiene, entonces sería feliz”. Hay que tener en cuenta que la envidia y el regodeo tienen estructuras paralelas. La envidia es cuando te sientes mal porque un rival lo hizo bien, y el regodeo es cuando te sientes bien porque un rival lo hizo mal.

Quizás te interese este artículo de “97 frases de envidia y celos para personas envidiosas“.

2- Ira

La ira es una emoción resultante de una percepción de pérdida, atribuida a un agente voluntario, y que se juzga como injusticia. La ira es un impulso inmediato de atacar y hacer daño cuyos resultados son a menudo destructivos y trágicos. Expresar la ira con la violencia genera más ira y definitivamente una escalada de más violencia y agresividad. Se han propuesto muchas definiciones de ira. Éstas incluyen:

  • Un insulto injusto, una injuria.
  • Una respuesta a objetivos frustrados.
  • Un pedido de justicia.
  • Una amenaza específica.
  • Una manera de culpar a otra persona por nuestras propias necesidades insatisfechas.
  • Una manera de juzgar a otra persona como incorrecta o porque se cree merece ser castigada.
  • Culpar a otra persona por nuestras propias necesidades insatisfechas.
  • Desagradado por la evaluación de un evento mientras desaprueba la acción de otro.
  • Un estado de excitación, a menudo acalorado y violento al combinar una sensación convincente de sentirse perjudicado o frustrado.
  • Es una respuesta a la violación.

La ira nos dice que algo tiene que cambiar y puede proporcionar la motivación para mejorar constructivamente lo que sea que causó la ira.

Puede también dinamizar la lucha por los derechos legítimos, por ejemplo, contribuyó a la eliminación de la esclavitud y del apartheid, y dio lugar al sufragio femenino y a los derechos civiles. La ira puede motivarnos a superar la opresión y derrocar a un tirano.

Una de las características más peligrosas de la ira es que expresarla aumenta la ira de los demás. Esto puede conducir a una escalada rápida y peligrosa. Podemos tratar de dañar al objetivo de nuestra ira. A menudo les deseamos daño. El impulso al daño es probablemente una parte central de la respuesta de la ira para la mayoría de la gente. La ira mal canalizada puede ser peligrosa y debe ser controlada con técnicas adecuadas.

 3- Ser vengativo

La pasión por la venganza es fuerte y a veces casi abrumadora. La lógica intuitiva sobre la venganza es a menudo retorcida, conflictiva y peligrosa. Es una respuesta primitiva, destructiva y violenta a la ira, lesión o humillación. 

  • Un intento de transformar la vergüenza en orgullo.
  • Buscar lesiones, daños o pérdidas simétricas.

La venganza se origina de la necesidad primordial de autodefensa. La mayoría de las estrategias de venganza fallan porque intentan cambiar el pasado.

Desafortunadamente, una vez que el daño está hecho y la lesión, el insulto, la humillación, o la pérdida ocurre, no hay retroceso y la pérdida es permanente. La venganza suele fallar porque el remordimiento no puede ser coaccionado, tiene que concientizarse y ser descubierto.

Descubre más en “93 frases de venganza“.

4- Arrogancia

Significa “engrandecerse a usted mismo”, ya sea públicamente o simplemente dentro de su propia mente. A menudo implica dañar a los demás personas.

Se define como: “el acto o el hábito de hacer demandas indebidas de una manera autoritaria”; “Esa especie de orgullo que consiste en demandas exorbitantes de rango, dignidad, estima o poder, o que exalta el valor o la importancia de la persona en un grado indebido”.

La literatura griega antigua se refiere a la “hubris” como una forma de arrogancia en la que una persona piensa que posee un status más alto que otros mortales ordinarios.

En otras palabras, es una persona que se endiosa a sí misma. La arrogancia es una forma de manipular las percepciones de los demás a fin de evitar que la autoestima sea dañada.

La estrategia básica del arrogante es hacer que los demás lo vean como especial, perfecto o sin defectos, desviando la atención de sus imperfecciones, debilidades y fallas ordinarias.

5- Apatía

La apatía es un estado emocional caracterizado por la falta de emoción o interés, ya sea hacia un sujeto particular o hacia todos los elementos de la vida.

Las características de la apatía incluyen la falta de pasión y motivación, la ausencia de entusiasmo o interés en cualquier aspecto particular de la vida y la falta de preocupación por el bienestar emocional y social.

Tal condición puede ser puramente de origen psicológico y puede originarse de una variedad de trastornos neurológicos. También puede ser causada por el abuso de drogas.

La gente experimenta apatía cuando pierde la esperanza de conseguir lo que quiere. La pérdida de esperanza y la apatía son en realidad dos caras de la misma moneda. Aquí están los tres casos más comunes donde la gente experimenta apatía:

  • Si usted cree que nunca alcanzará sus metas experimentará apatía.
  • Si cree que sus planes no funcionarán, experimentará apatía
  • Si usted pierde la fe en usted mismo, experimentará la apatía.

La apatía suele preceder a la depresión ya que la esta ocurre después de que la persona pierda la esperanza de satisfacer una de sus necesidades más importantes. Por lo tanto, la apatía debe tratarse como una señal de advertencia de que podemos experimentar depresión. Tan pronto como comienza la  indiferencia, debemos intentar tomar acciones para no caer en una depresión.

6- Fanatismo

El fanatismo es un comportamiento caracterizado especialmente por un entusiasmo excesivo, un fervor irracional que ocurre cuando alguien no está dispuesto o no puede aceptar un punto de vista diferente.

Aunque el fanatismo ha sido comúnmente asociado con la religión y la política, se puede encontrar en casi todas las esferas de la actividad humana, incluyendo el activismo social, el sector militar y en algunos deportes ( Ej: los hooligans).

Ciertos ambientes sociales pueden inducir comportamientos fanáticos (por ejemplo, algunas sectas religiosas, regímenes totalitarios, intensas situaciones de lucha durante la guerra, etc.), pero parece que el fanatismo se relaciona principalmente con ciertas personalidades, lo que significa que algunas personas están más predispuestas al fanatismo que otras.

Por supuesto, esto no implica que una persona con una naturaleza llamada “tranquila” no pueda terminar siendo fanática.

El fanatismo como un rasgo de comportamiento, siempre está presente en la sociedad humana. Es un rostro de muchas caras y siendo un fenómeno universal, el fanatismo no está limitado al mundo de la religión o la política, el fanatismo se puede encontrar en casi cualquier actividad humana.

Esto se debe a que los vehículos del fanatismo son los seres humanos, no las ideologías, incluso si éstas últimas pueden inducir a veces el fanatismo. Aunque no todos los tipos de fanatismo son peligrosos para la sociedad, debemos estar familiarizados con sus rasgos para reconocer aquellas tendencias que pueden conducir a la violencia y la brutalidad.

7- Crueldad

La crueldad radica en imposición intencional de sufrimiento físico o mental que causa dolor o sufrimiento. La crueldad es un defecto conductual que está muy extendido en las sociedades donde reina la ignorancia.

En estas sociedades, desde la niñez, se anima a las personas a ser “egoístas y a proteger sus propios intereses”.

Se trata de imponer la idea de que hay algunas “realidades de la vida” y que para sobrevivir a estas realidades, se debe ser cruel y despiadado. Como resultado de esto, las personas involuntariamente comienzan a vivir intensamente en la filosofía de la “crueldad secreta”.

8- Crítica destructiva

La crítica destructiva es aquella que carece de la intención de ayudar a mejorar el rendimiento de otro y a menudo es una crítica basada en comentarios perjudiciales que pueden entenderse más como acusaciones contundentes que hacen que la persona se sienta herida y enojada.

En la mayoría de las situaciones, la crítica destructiva no pone de relieve los errores del individuo para que pueda mejorarse a sí mismo. La crítica destructiva no apunta a mejorar al individuo sino a afectar su autoestima.

9- Discriminación

La discriminación es tratar, o proponer tratar a alguien desfavorablemente debido a una característica personal. Esto incluye intimidar a alguien debido a una característica específica. Se puede ser discriminado directa o indirectamente.

La discriminación se basa en alguna exclusión o trato desfavorable basado en la edad, genero, raza, discapacidad, orientación sexual, características físicas y las creencias políticas o religiosas.

La discriminación ocurre a veces cuando un grupo en el poder quiere proteger su estatus. Los que están en el poder político en algunos países han utilizado la discriminación y la segregación para mantener sus posiciones de poder.

En algunos casos, las personas discriminan a otros basándose en la percepción de que sus estilos de vida o comportamientos son inmorales. Aunque no hay un amplio acuerdo en cuanto a la “causa” de la discriminación, hay un consenso de que constituyen un comportamiento aprendido.

La internalización de la discriminación comienza con los padres y, más tarde, con los maestros. Los medios de comunicación y las instituciones solidifican las actitudes discriminatorias, dándoles legitimidad social, ya que la discriminación se aprende.

La discriminación produce efectos inmensos en los ámbitos psicológico, social, político y económico. Ya sean intencionados o no, los efectos se agravan por la pérdida de autoestima, un sentimiento de alienación de la sociedad en general y las desigualdades económicas.

Los prejuicios y las hostilidades étnicas constituyen un grave peligro para la paz tanto dentro de una nación, como entre las naciones.

La discriminación va en contra de los valores más fundamentales de una sociedad moderna. De hecho, es una amenaza para la democracia, que se basa en la idea de una sociedad en la que se han eliminado jerarquías arbitrarias y preferencias basadas, por ejemplo, en el género, el origen étnico o la riqueza, con miras a lograr la igualdad.

10- Deshonestidad

La deshonestidad es una parte integral de nuestro mundo social que influye en los dominios que van desde las finanzas y la política a las relaciones personales. Los actos deshonestos son demasiado frecuentes en la vida cotidiana.

La causa para la deshonestidad son los mecanismos externos de recompensa y la influencia por los mecanismos internos de recompensa.

A la gente le gusta pensar en sí mismos como honestos. Sin embargo, la deshonestidad paga a menudo muy bien. ¿Cómo resuelve la gente este conflicto? Se comportan tratando de engañarse acerca de su propia integridad. La deshonestidad es una cualidad que se encuentra en conflicto permanente con la verdad.

En el mapa de la conciencia, la deshonestidad tiende a ser dominante en las personas de menor conciencia. Para tratar con personas deshonestas hay que arraigarse en un alto nivel de conciencia, olvidarse del “ojo por ojo”  y más bien responder con genuinidad y honestidad.

11- Egoísmo

La noción común de egoísmo es la de una persona que no tiene ninguna preocupación por los valores de los demás, alguien que no valora a los demás, no valora la equidad, la justicia, o no ve la necesidad de devolver un valor por un valor.

Es alguien que siempre quiere obtener “favores”, pero es incapaz de apoyar a los demás. Los egoístas explotan a otros en un abrir y cerrar de ojos y no pueden cuidar nada más que sus propios fines.

Las personas egoístas disfrutan con tener el control pero se alejan de los compromisos, les cuesta dar y compartir, sus necesidades van primero que las de los demás, consideran la crítica constructiva como un ataque y les cuesta mucho perdonar.

Te puede interesar “75 frases sobre egoismo“.

12- Cinismo

Un cínico se define como “una persona que cree que solo el egoísmo motiva las acciones humanas y que no cree o minimiza los actos desinteresados o los puntos de vista desinteresados”. El cínico desconfía o menosprecia los motivos de los demás, muestra desprecio por las normas aceptadas de honestidad o moralidad y es amargamente o sospechosamente desconfiado, despectivo o pesimista.

El cínico desconfía de los demás, sospecha y siempre consigue causas negativas detrás de un bien aparente. En consecuencia, cuestiona los motivos, la competencia o la experiencia de otras personas.

A menudo, hacen comentarios negativos que tratan de esconder detrás del humor. El cínico nunca puede ser positivo sobre el futuro. Los cínicos “crónicos” rara vez pueden ser ayudados. Están comprometidos con su cinismo como forma de vida. Cualquier intento de ayudarlos sólo conduce a más cinismo. En resumen, disfrutan con esa condición.

13- Neuroticismo

Las personas neuróticas son volátiles, se estresan fácilmente, se preocupan en exceso, son extremadamente sensibles y tienden a ser depresivas.

El rasgo de la personalidad neurótica se refiere a tendencias para responder con emociones negativas a la amenaza, la frustración o la pérdida.

El neuroticismo es un rasgo psicológico de profunda importancia para la salud pública. El neuroticismo es un correlato robusto y predictor de muchos trastornos mentales y físicos diferentes, de hecho, el neuroticismo predice la calidad y longevidad de nuestras vidas.

El neuroticismo es definido por una predisposición genética a ser neurótico, también el ambiente donde se desenvuelven las personas pueden causar que una persona tenga rasgos neuróticos y estos rasgos definitivamente afectan directamente la salud física de las personas.

14- Pesimismo

El pesimismo significa pensar lo peor. Es lo opuesto al optimismo, que significa asumir lo mejor. La mayoría de la gente siente que demasiado pesimismo es paralizante.

El pesimismo surge cuando se siente que algo malo sucederá. El pesimismo es también la tendencia a esperar lo peor en todo. Los pesimistas a menudo no sienten ningún sentido de control sobre sus vidas, se basan en el pasado y no ven perspectivas positivas sobre su futuro.

Los pesimistas suelen tener baja autoestima y por lo general no creen en sí mismos. Los pesimistas interpretan los acontecimientos como personales.

15- Flojera

Existen muchas palabras para definir la flojera. Ya sea que lo llamemos letargo, pereza u ociosidad, todos los términos implican de manera similar una falta de voluntad para trabajar o usar energía, a pesar de tener la capacidad de hacerlo.

Los griegos incluso llegaron a llamar a este tipo de comportamiento “akrasia”, o debilidad de la voluntad. A su vez, en la tradición moral cristiana, la flojera o pereza es incluso uno de los siete pecados capitales. Para vencer la pereza o flojera hay que trabajar en la auto-disciplina, tratar de no tener expectativas irreales y definitivamente hay que buscar motivación.

16- Comportamiento defensivo

El comportamiento defensivo es la principal barrera para la comunicación efectiva porque cuando una persona está a la defensiva no escucha a las otras personas. Los comportamientos defensivos incluyen: peleas, gritos, discusiones y comportamiento agresivo.

Además, el comportamiento defensivo genera la evasión de los problemas y la incapacidad para darle cara a los mismos. Los comportamientos defensivos aparecen cuando una persona no se siente físicamente o emocionalmente segura.

Todos en algún momento mostramos comportamientos defensivos. Para evitarlos debemos de tratar alejarnos de la discusión y tomar nuestro tiempo para procesar la experiencia y afrontarla de manera diferente.

17- Vivir en negación

Aunque la negación radica en obviar que existen problemas, no siempre significa que no vemos que hay un problema. Podemos racionalizar, excusar o minimizar el significado del problema y  su efecto sobre nuestras vidas. 

Otros tipos de negación son el olvido, la mentira directa o la contradicción de los hechos debido a la auto-decepción. Más aún, al vivir en negación podemos reprimir cosas que son demasiado dolorosas para recordar o pensar.

La negación es adaptativa cuando nos ayuda a hacer frente a las emociones difíciles, como en las etapas iniciales de la tristeza después de la pérdida de un ser querido, sobre todo si fue por muerte es repentina. Como adultos, negamos la verdad cuando esta podría significar que tengamos que tomar medidas que no queremos tomar.

Con frecuencia, las parejas o familia de adictos o personas abusivas y violentas suelen vivir en negación, creyendo que sus parejas o familia van a dejar de consumir drogas definitivamente o no volverán a ser violentas cuando la conducta de estos adictos o personas abusivas es recurrente.

18- Codicia

Una persona codiciosa es alguien cuyo objetivo principal en la vida es conseguir más y más de algo que quieren, y todo su enfoque está en conseguirlo.

Por lo general, pensamos en el dinero cuando pensamos en la codicia, pero una persona puede ser codiciosa en cuanto a la comida, la fama, las posesiones, el prestigio, etc. Una persona codiciosa se preocupa sólo de sí misma y pasa por alto las necesidades de los demás. La avaricia también puede conducir a otros defectos, como los celos y la envidia.

19- Mal humor

El mal humor es algo que nos caracteriza a todos en algún momento de nuestras vidas y puede surgir debido a una gran cantidad de eventos diferentes. Algunos psicólogos creen que un mal humor se origina debido al agotamiento del ego.

Esta idea, fundada por el investigador Roy Baumeister, sugiere que cuando la gente usa su fuerza de voluntad para evitar la tentación, drena los recursos cognitivos. El mal humor puede manifestarse como ira, irritabilidad o cinismo.

Todo esto, hace que su presión arterial fluctúe. También pueden aumentar su nivel de la hormona del estrés cortisol. Esto hace que usted se vuelva aún más irritable. En algunos casos, el mal humor es un reflejo de una reacción de estrés agudo. El mal humor cambia la forma de ver el mundo. Consejos a seguir si esta de mal humor:

  • Coma: esa puede ser la causa de su mal humor y se dice que comer mejora el humor de las personas.
  • Haga ejercicio: el ejercicio aumenta las endorfinas y naturalmente puede cambiar el estado de ánimo de malo a bueno en cuestión de unos pocos minutos. Usted puede obtener un impulso de endorfina mediante el ejercicio a un nivel moderado. Cuando su respiración comienza a ser un poco difícil, el cuerpo libera endorfinas que pueden asociarse con sentimientos de felicidad. La euforia no es duradera, pero debería ser suficiente para hacerle olvidar el hecho que ocasionó su mal humor.

20- Irresponsabilidad

Las personas irresponsables no cumplen con sus deberes. Son personas en las que no se puede confiar porque, aunque se comprometan con algo, suelen no cumplir.

Lidiar con la irresponsabilidad requiere paciencia, compostura y un conocimiento de los comportamientos comunes de la persona. Una persona puede actuar irresponsablemente porque está estresado, bajo mucha presión o poco claro acerca de sus expectativas.

Existen características identificables en las personas irresponsables, por lo general suelen asumir el rol de víctimas, dan mil excusas ante sus actitudes imprudentes, no suelen admitir sus errores y siempre culpan a los demás por sus actos.

Para lidiar con una persona irresponsable prepárese para confrontar y hablar con la persona, especialmente si la conoce bien.

Te puede interesar “87 frases de responsabilidad (para niños y adultos)“.

21- Superficialidad

Las personas superficiales prestan mucha atención a las apariencias. La superficialidad es una característica de los narcisistas. Los narcisistas pueden ser muy encantadores en sus interacciones sociales, pero al mismo tiempo son extremadamente superficiales.

Un narcisista fingirá sus emociones para atraer a su víctima: parecen ser cariñosos, atentos y encantadores y en poco tiempo el destinatario de su atención es engañado por lo que parece ser un individuo genuino y amoroso.

Pero debido a que el encanto de un narcisista es sólo superficial, no es mucho antes de que el encanto ofensivo disminuya y el amor y el afecto falsos se retiren, con un efecto devastador.

Los psicópatas también son extremadamente superficiales, son insinceros y sus emociones son falsas. Las personas superficiales pueden decir las palabras correctas, generando un encanto superficial, encanto que un psicópata tiene la habilidad de desarrollar porque son buenos engañando.

Los psicópatas tienen emociones superficiales y no sienten las cosas de la misma manera que una persona normal. La superficialidad los hace incapaces de formar lazos emocionales reales y no pueden sentir el amor, pero son adeptos a fingir sentir tales emociones para parecer normales al mundo exterior.

22- Manipulación

La manipulación psicológica puede definirse como el ejercicio de una influencia indebida a través de la distorsión mental y la explotación emocional, con la intención de tomar el poder, el control, los beneficios y / o privilegios a expensas de la víctima.

Un individuo manipulador puede insistir en que usted se reúna e interactúe en un espacio físico donde él o ella puede ejercer más dominio y control. Al hacerte preguntas generales y de sondeo, los manipuladores establecen una línea de base sobre tu pensamiento y comportamiento a partir de la cual pueden evaluar sus fortalezas y debilidades.

Los manipuladores mienten, tienen mil excusas, se victimizan, deforman la verdad, exageran y recurren a la intimidación intelectual.

Quizás te interese saber más leyendo el artículo “Chantaje emocional: Cómo desarmar a un manipulador emocional“.

23- Inmadurez

Las personas inmaduras tienen las mismas actitudes que los niños. Podemos ver a una persona inmadura llorar para obtener lo que quiere y se molesta si no lo obtiene. Las personas inmaduras culpan a los demás por sus errores, mienten, son impulsivas y necesitan ser el centro de atención. En muchos casos recurren al bullying o acoso.

24- Indiscreción

Una persona indiscreta carece de moderación, revela la privacidad de familiares y amigos, suelen ser personas ruidosas, inapropiadas e irreflexivas. Si bien ser discreto implica prudencia, ser indiscreto implica impertinencia y falta de moderación. Las personas con trastornos de límite de personalidad suelen ser extremadamente indiscretas.

25- Indecisión

La indecisión radica en tener miedo de tomar ciertas medidas debido a la incertidumbre inherente asociada con la toma de decisiones. Aunque todas las personas pueden ser indecisas en algún momento de sus vidas, cuando la indecisión es una constante, por lo general está asociada a la depresión, trastorno de personalidad dependiente y trastorno obsesivo compulsivo.

A pesar de ser un fenómeno muy difundido, hay muy poca investigación sobre la indecisión. En pocas palabras, la indecisión es la incapacidad de tomar decisiones.

De acuerdo con Germeijs y DeBoeck (2002), existen once descriptores distintos de la indecisión que incluyen: tomar mucho tiempo para decidir, la percepción de la decisión como “difícil”, no saber cómo decidir, la incertidumbre al tomar decisiones, retrasar decisiones, evitar decisiones, dejando que otros decidan o cambiando constantemente de decisiones.

La gente puede ser indecisa por varias razones, pero cuando la incapacidad para tomar decisiones se vuelve persistente, puede conducir a experiencias de vida negativas o ser indicativo de un problema de salud mental subyacente. Afortunadamente se puede superar.

26- Celos

Los celos son una combinación compleja de emociones fuertes que abarca la ira, ansiedad, sospechas infundadas, sentimientos de inadecuación y posesividad.

Los celos no son específicos de un género y pueden afectar a hombres y mujeres igualmente cuando la persona siente que una relación está amenazada. Los celos también son comunes entre los hermanos que están compitiendo por la atención o aprobación de sus padres.

Pueden tener un impacto destructivo y corrosivo en las relaciones. Los celos, cuando no se controlan, pueden incluso llevar a la violencia en una relación.

Las características comunes de una persona celosa incluyen baja autoestima, cambios de humor e inestabilidad emocional, sentimientos de insuficiencia, apego ansioso o temor de que una persona puede dejarte. Las personas que están demasiado apegadas, son dependientes o inseguras y tienen más probabilidades de sentir celos por la pérdida anticipada de algo que valoran.

Sigue descubriendo más con “93 frases sobre celos” y “Cómo controlar los celos rapidamente“.

27- Personalidad maquiavélica

Las personas con personalidad maquiavélica manipulan y controlan a otros para ganar o beneficiarse ellos mismos.

La Asociación Europea de Psicología y Leyes describe a un maquiavélico como “aquel que piensa que el fin justifica los medios, independientemente del sufrimiento humano”.

El maquiavelismo es una de las tres personalidades que se consideran parte de la tríada oscura de las personalidades, siendo las otras el narcisismo y la psicosis.

Además, La Asociación Europea de Psicología y Derecho explica que los maquiavélicos utilizan a otros y aprovechan su confianza en un impulso despiadado para asegurar el progreso por sí mismos.

El maquiavelismo en un individuo se puede medir usando una prueba de personalidad conocida como el Mach IV. La prueba es un cuestionario de 20 preguntas que mide la disposición de un individuo a manipular a otras personas.

28- Inflexible

Las personas inflexibles son aquellas que no quieren cambiar o nunca ceden ante una situación. Una persona excesivamente rígida o inflexible se caracteriza porque no tiene la capacidad de abrirse y compartir sus emociones.

Carecen de empatía, son sarcásticas, suelen ser manipuladoras y tener un comportamiento obsesivo-compulsivo, con problemas de adaptación social y de comunicación.

29- Cobardía

Una persona cobarde o pusilánime, tiende a mostrar falta de valor. Las personas cobardes son débiles y fracasan en la lucha por sus principios. La cobardía infiere derrotismo, traición y por lo general optan por lo conveniente y no por las convicciones. Un cobarde siempre tiene excusas para no levantarse o salir adelante y rara vez tienen acciones proactivas.

30- Desconsiderado

Una persona desconsiderada no toma en cuenta los derechos o los sentimientos de los demás. Por lo general son personas egoístas, aunque a veces la gente es desconsiderada porque están distraídas con todas las cosas que suceden a su alrededor.

De cualquier manera, actuar de manera desconsiderada afecta las relaciones con los demás. Las personas desconsideradas actúan sin el mínimo respeto por los derechos o sentimientos de los demás y suelen ser personas irreflexivas. Las personas desconsideradas suelen no tener tacto, son insensibles, descorteses e irrespetuosos.

Referencias

  1. Burgemeester, A. (2016). What does Superficial Mean?. 10-1-2017, de What is Psychology.
  2. Ni, P. (2015). 14 Signs of Psychological and Emotional Manipulation. 10-1-2017, de Psychology Today.
  3. Mindscape, S. (2011). Rigid personality. 10-1-2017, de Blogger.
  4. Beaumont, L. (2009). Anger. 10-1-2017, de Emotional competency.
  5. McGuinness, B. (2011). Arrogance. 10-1-2017, de Micheal Group.
  6. Beaumont, L. (2009). Revenge. 10-1-2017, de Emotional competency.
  7. Radwan, F. (2015). What causes apathy. 10-1-2017, de 2KnowMySelf.
  8. Kalmer, M. (2009). The many faces of fanatism. 10-1-2017, de 2KnowMySelf.
  9. Dawson, O. (2015). Difference Between Constructive and Destructive Criticism. 10-1-2017, de Difference Between.
  10. Essays, UK. (November 2013). What Are The Effects Of Discrimination On Society Philosophy Essay. 
  11. Moschetta, E. (2012). Are You Selfish?. 10-1-2017, de yourtango.com.
  12. Hyatt, M. (2016). 3 Ways to Treat the Scourge of Cynicism. 10-1-2017, de Michael Hyatt.
  13. Lahey, B. (2009). Public Health Significance of Neuroticism. 10-1-2017, de US National Library of Medicine National Institutes of Health.
  14. Jachimowicz, J. (2015). Laziness Is More Complex Than You Think. 10-1-2017, de Huffington Post.
  15. Lancer, D. (2014). Are you in denial. 10-1-2017, de Psych Central.
  16. Klosowski, T. (2012). The Science Behind a Bad Mood and What You Can Do About It. 10-1-2017, de Life Hacker.
  17. Heitler, S. (2016). Can You Spot 10 Signs of a Childish Adult? In Candidates?. 10-1-2017, de Psychology Today.

DEJA UNA RESPUESTA