Desayuno continental: ¿Qué alimentos incluye y en qué consiste?

El desayuno continental se define como la primera comida del día, cuyo consumo se da en las horas de la mañana y que puede ser encontrado principalmente en hoteles. Se sirve generalmente en el continente europeo, Norte América y otros lugares del mundo como una alternativa opuesta al desayuno inglés y como una alternativa más saludable al desayuno americano (Goldfarb, 2017).

Se caracteriza por su simpleza; puede incluir rebanadas de pan con mantequilla, jamón, miel, queso, diferentes tipos de panes y rollos, frutas y diferentes clases de bebidas calientes y jugos. Es un desayuno conveniente para viajeros que no quieren perder tiempo con una comida elaborada y costosa.

Desayuno continental

Los hoteles prefieren el desayuno continental por su bajo costo y eficiencia en el servicio. Usualmente se sirve en un buffet del cual se puede tomar el alimento sin necesidad de un camarero y la cantidad de alimentos es limitada.

El término “desayuno continental” fue adjudicado por los ingleses para referirse a una pequeña comida que consumían los habitantes de Europa continental. De esta manera, el término desayuno continental se asocia con el desayuno servido fuera de las islas británicas, de las cuales proviene el desayuno inglés.

El desayuno inglés y el continental se consideran opuestos en abundancia y contenido. El desayuno continental es más ligero que el inglés y suele estar compuesto por alimentos fríos como frutas, quesos, carnes y panes. Entre tanto, el desayuno inglés se compone de alimentos menos ligeros como fríjoles, huevos y verduras y suele comerse caliente (Glendinning, 1999).

Historia

El término “desayuno continental” fue empleado por primera vez a finales del siglo XIX cuando algunos hoteles en Norte América implementaron este tipo de desayuno en sus restaurantes para atraer a más turistas estadounidenses de clase media emergente y turistas europeos. 

Estados Unidos en el sigo XIX

Gracias al rápido crecimiento del oeste de Estados Unidos a principios del siglo XIX y a su acelerada urbanización, aquellos pertenecientes a la clase media estadounidense cada vez se interesaban menos por trabajar como campesinos y jornaleros en el sector agrícola y cada vez más en trabajos de oficina en la ciudad.

El desayuno tradicional estadounidense -compuesto por huevos, carne, pescado, panes, cereales, fruta, mieles, jaleas, mantequilla y condimentos- dejó de ser necesario para la nueva clase media, que ya no necesitaba grandes cantidades de energía para trabajar en el campo y dio paso a una alternativa más ligera proveniente de Europa. 

Origen del desayuno continental

Durante la segunda mitad del siglo XIX y a principios del siglo XX muchas ciudades al Oeste de Estados Unidos pasaron a ser altamente urbanizadas. Entre 1870 y 1920 la población de Estados Unidos pasó de 10 millones a 54 millones de habitantes. Muchos de estos habitantes conformaban la clase media emergente y provenían de países europeos (Oliver, 2015).

La nueva clase media estadounidense se conformaba por dentistas, abogados y hombres de negocios, entre otros. Estos nuevos profesionales comenzaron a devengar salarios y honorarios que les fueron enriqueciendo, y como resultado, les convirtieron en viajeros más adinerados en busca de tarifas económicas para sus viajes.

Al mismo tiempo que la clase media estadounidense emergía y demandaba un desayuno más ligero, más turistas europeos llegaban a Norte América, y con ellos traían información sobre los alimentos típicos de sus desayunos (panes, fruta, café o té). Los hoteles rápidamente aprendieron cómo adaptar sus desayunos a las demandas de nuevas culturas y de esta forma nació el desayuno continental.

Antes del siglo XIX aquellos huéspedes que contrataban una habitación en un hotel daban por hecho que recibirían las tres comidas del día. Sin embargo, la nueva clase emergente estadounidense estaba habida de recibir mejores tarifas en sus viajes, razón por la cual los hoteles decidieron cobrar el servicio de restaurante de forma independiente al de habitación.

Esta tendencia con el tiempo llevó al modelo moderno de ofrecer una habitación con desayuno continental incluido y cobrar el servicio de restaurante en otra cuenta (STAFF, 2015).

Tipos de alimentos

La oferta de alimentos incluidos en el desayuno continental varía dependiendo del hotel o acomodación, esto quiere decir que pueden incluir o no todos los alimentos típicos de este tipo de desayuno. 

Alimentos horneados

El desayuno continental se compone de diferentes panes y productos horneados. Entre los alimentos más comunes se pueden encontrar tostadas, rosquillas, rollos de canela, croissants, bollos y pasteles hojaldrados. Los alimentos grasosos, fritos y los productos cárnicos generalmente no se incluyen en el desayuno continental. 

El pan es el alimento más popular en el desayuno continental. Se sirve en rebanadas o bollos, puede ser integral, blanco o preparado con cereales. El pan suele servirse con mantequilla, mermelada o jalea.

Bebidas

Las bebidas más populares en el desayuno continental incluyen café caliente, chocolate caliente, o té. En algunos bufets se pueden encontrar jugos de fruta frescos o enlatados y leche. El café es la bebida más común para tomar un desayuno continental. Existen varias alternativas de café disponibles, tales como espresso, latte, capucciono, mocha o americano. 

La mayoría de hoteles ofrece en su barra la alternativa de adicionar endulzantes artificiales, azúcar y cremas para personalizar las bebidas al gusto. Algunas veces solo se encuentran dos tipos de bebidas diferentes para consumir con el desayuno.

Cereales

Usualmente se ofrecen diferentes tipos de cereal en la barra del desayuno continental. Estos cereales pueden venir en una caja contenedora de una ración de cereal o en dispensadores para que cada cliente se sirva su cereal. 

Los cereales más comunes incluyen granolas y hojuelas de maíz con y sin azúcar adicionada. Usualmente se consumen fríos y mezclados con leche o yogur.

Frutas

El desayuno continental ofrece en su barra la fruta de temporada cortada en rebanadas o trozos. Esta fruta se puede servir con o sin yogur. En ocasiones, se acompaña la bandeja de fruta con quesos. 

Las frutas más comúnmente servidas en el desayuno continental son los plátanos, manzana, naranja, frutos rojos o toronja. Estas frutas, en ocasiones, se sirven en forma de coctel.

Proteína

Las proteínas raramente aparecen en el desayuno continental. Sin embargo, las proteínas más comunes incluyen yogur y huevo hervido. Algunos hoteles sirven jamones, salami y huevos fritos con el desayuno continental sin que estos alimentos sean típicos del mismo. 

Otros

Existen algunos alimentos que se pueden incluir en un desayuno continental, aunque no sean típicos del mismo. Estos pueden ser quesos, frutos secos o cereales calientes. 

Diferencias entre desayuno continental y desayuno inglés

En la actualidad existen básicamente dos tipos de desayunos servidos en los hoteles y restaurantes de Europa: el continental y el inglés. 

Se denomina desayuno continental al grupo de alimentos consumidos durante la primera comida del día en el territorio continental de Europa. Por otro lado, se define como desayuno inglés a la primera comida del día que se consume en las islas británicas. Existen amplias y marcadas diferencias entre los desayunos continental e inglés.

Alimentos

Un desayuno inglés completo se sirve caliente y cocido y usualmente contiene algún tipo de fritura. Esta fritura puede incluir champiñones, fríjoles, salchichas, jamones, huevos, pan o papas. A parte de las frituras, el desayuno inglés contiene tostadas de pan, tocino, tomates cocinados, mermelada de naranja, jugo de naranja y té.

Un desayuno continental, por otro lado, se sirve frío y contiene alimentos como cereales, panes, frutas, y té o café. Ocasionalmente el desayuno continental puede incluir un huevo hervido y en ningún momento incluye frituras en su barra.

Hora de consumo

El desayuno continental se consume principalmente en Europa y en considerado un plato ligero. El plato fuerte en la mayoría de países europeos se consume a mediodía. Por otro lado, en las islas británicas, el desayuno es la comida más abundantes del día y puede ser servido en seis o siete platos.

Presentación

El desayuno continental se originó como una alternativa económica para los viajeros de clase media provenientes principalmente de Europa. Es, en general, una alternativa de alimentación económica que funciona principalmente bajo la modalidad de bufet. La mayoría de hoteles le incluyen dentro del precio de la habitación.

Un desayuno inglés tradicional cuenta con salchichas, tocino, huevos, pan frito, tomates y fríjoles. Los alimentos del desayuno inglés se sirven en seis o siete platos y pueden incluir pudin, riñones, champiñones y papas fritas (Andrews, 1980).

Etiqueta de la mesa

Las normas de etiqueta indican que el desayuno continental se debe servir con un plato para pan, un cuchillo para mantequilla y un platito mantequillero. De igual forma, se incluye un pocillo para té o café, un platillo, una cucharilla, un recipiente para el azúcar, unas tenazas para el azúcar, una panera, servilletas, miel y mermelada. 

Las normas establecidas para el desayuno inglés indican que a la mesa debe haber un plato para pan, un cuchillo para mantequilla, un platito mantequillero y un set de vinagreras. Se incluye un recipiente para el azúcar, unas tenazas para el azúcar, un pocillo para té, un platillo, una cucharilla, cubertería para pescado, cubertería para comida, jamón, mermelada y miel.

Implicaciones para la salud

Un desayuno continental puede ser saludable si se escogen cuidadosamente sus ingredientes. El desayuno continental europeo no se considera saludable puesto que es rica en hidratos de carbono un pobre en proteínas y lácteos. 

Algunos hoteles ofrecen la alternativa del desayuno continental rico en hidratos de carbono, mientras que otros hoteles han optado por ofrecer carnes grasas como alternativa a los cereales. De igual forma, existen hoteles que ofrecen productos bajos en calorías, grasas y azucares. Sin embargo, se recomienda consumir más granolas y frutas frescas en mayor cantidad que los demás productos ofrecidos en la barra de desayuno.

El desayuno continental generalmente se ve más saludable de lo que es. Algunos panes pueden llegar a contener hasta 400 calorías. Esta cantidad de calorías debe ser consumida entre todos los alimentos del desayuno y no en uno solo de ellos. Por otro lado, la alta ingesta de hidratos de carbono contenidos en el desayuno continental incentiva la producción de insulina en el cuerpo y la sensación de fatiga.

El consumo de pequeñas porciones de alimento puede evitar la aparición de riesgos asociados con la ingesta de los productos que usualmente componen un desayuno continental. Algunos hoteles ofrecen jugos sin azúcar o zumos de verduras que permiten minimizar el consumo de azucares durante el desayuno (Michael P. Zimring, 2005).

Desayuno continental en Europa

La comida más consumida en los hoteles de Europa es el desayuno ya que los viajeros usualmente consumen el desayuno en sus hoteles. El desayuno continental se ofrece en un plan que incluye la habitación y el desayuno y su consumo es limitado en la mayoría de acomodaciones de Europa. 

En Europa el desayuno continental básico ofrece la alternativa de beber café o chocolate caliente y un pan con queso. En países como Holanda y Noruega el desayuno continental puede incluir una carne fría o pescado. El desayuno en Europa está entrando en desuso mientras que en Norte América cada vez se vuelve más popular.

La mayoría de suites de hoteles en Europa han iniciado campañas para hacerse más populares ofreciendo desayunos gratuitos como parte de sus campañas de mercadeo.

De esta forma, se busca revivir la percepción que se tenía del desayuno continental en un formato ajeno al restaurante del hotel. Algunos hoteles han incluido baristas para preparar el café del desayuno en el lobby y bandejas con pequeños rollos dulces en las cocinas de las suites para el consumo de sus huéspedes. 

A pesar de la disminución en el consumo de la comida de la mañana en Europa, el desayuno continental aún sigue vigente y se puede encontrar tanto en planes continentales como en planes de alojamiento y desayuno en acomodaciones de menor tamaño.

No se debe confundir la botana de media mañana que se acompaña con café con el desayuno continental. La mayoría de hoteles en Europa hace esta distinción teniendo en cuenta la forma de pago (Vallen & Vallen, 2013).

Referencias

  1. Andrews, S. (1980). Lesso 12 Breakfast. En S. Andrews, Food and Beverage Service Training Manual (págs. 37 – 38). New Delhi: Tata McGraw-Hill Publishing Company Limited.
  2. Glendinning, S. (1999). Introduction: What is Continental Philosophy. En S. Glendinning, The Edinburgh Encyclopedia of Continental Philosophy (pág. 6). Edinburgh: General Editing Simon Glendinning.
  3. Goldfarb, A. (13 de 1 de 2017). Kitchn. Obtenido de What Is a Continental Breakfast, and What Makes It Continental?: thekitchn.com.
  4. Michael P. Zimring, L. I. (2005). Breakfast Does a Body Good. En L. I. Michael P. Zimring, Healthy Travel: Don’t Travel Without It (pág. 96). Laguna Beach, CA: Basic Health Publications Inc.
  5. Oliver, L. (18 de 3 de 2015). Food Timeline. Obtenido de Breakfast: foodtimeline.org.
  6. STAFF, H. (15 de 9 de 2015). Hipmunk. Obtenido de What Does “Continental Breakfast” Actually Mean?: hipmunk.com.
  7. Vallen, G. K., & Vallen, J. J. (2013). Chapter 1 The Traditional Hotel Industry. En G. K. Vallen, & J. J. Vallen, Check-in Check-Out: Managing Hotel Operations (pág. 23). Pearson.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here